El rincón de Zurita…

Jesús Zurita, excelente profesional y amigo, mejor persona, nos hace el honor de permitirnos añadir sus realistas, sensibles y técnicamente impecables escritos, en formas de cartas que a veces escribía en un periódico de nuestra desorientada Venezuela, espero los sepan disfrutar tanto como yo, en un espacio que creo, pone los pies sobre la tierra, y necesita esta inyección de realidad…

Historia desgraciada:

La historia se escribe a diario, se interpreta a conveniencia y dando saltos. En el pueblo donde nací, hace un poco más de cincuenta años, Calabozo, un pueblo llanero con sus 300 años de historia, con memoria adolescente, breve y barata. En aquel pueblo con la honrosa tradición de sus cuatro batallas en la larga guerra por la independencia de esta patria de gracias, sucedió ahora un hecho insólito, trágico diría yo, se sustituirá en una plaza pública, epónima, el busto del ilustre prócer Gral. Rafael Urdaneta y será develada la estatua ridícula del payaso de Sabanetas, aprendiz de fracasado y héroe a la fuerza de lo efímero, sin dudas, un golpe bajo y antidemocrático, un ejemplo desagradable, desgraciado, miserable, que premia los antivalores y sienta un mal precedente histórico en un país en donde se pretende sustituir a la fuerza una historia honorable por falsedad y el melodrama.

Pero claro, quien recuerda en ese pueblo a Rafael Urdaneta? Militar, político, hombre íntegro, combatiente General, último presidente de La Gran Colombia, si una de nuestras características más significativas, a decir de Uslar, es la brevedad e inmediatez de nuestra memoria. Solo un pueblo ignorante sustituye la figura de uno de sus maximos héroes, forjador de la libertad de pueblos americanos, por la de un tartufo uniformado, con vestuario de utilería y arropado de fracaso, cuyo mérito fue su presencia mediática, sus luchas divisionistas y peleas abstractas, su esforzada voluntad de ofrecer ilusiones sin dar realidades a cambio de tanta palabra. Es la sustitución del esfuerzo práctico y sus resultados, por la oferta teórica desgraciada y deslenguada.

Solo los pueblos ignorantes premian la mediocridad y dan una patada a sus héroes de siempre para ofrecer espacio y colocar a sus nuevos valores ilustrados. Siento pena por una patria que se me escapa a diario, que prefiere honrar a sus dudosos y poco curtidos nuevos paladines olvidando la integridad moral de hombres como Urdaneta que en su testamento reconocía dejar en la miseria una viuda y once hijos tras su largo trabajo en favor de una nación; mientras el legado económico y pecuniario que ganó la familia del difunto eterno es ahora mismo incalculable en bienes, con prebendas de dudoso mérito y rara procedencia, que quizá se entregan a cambio de algún silencio cómplice y premian ostentosidad profana.

El epilogo podría ser, adiós Urdaneta, último presidente honesto a cabalidad, representante del esfuerzo de integración americano, y bienvenido sea el héroe del odio, la miseria colectiva, la mediocridad, la insurrección militarista nefasta,  las desgracias a nombre de unos pocos y en detrimento de bastantes.

Confió que la historia corrija pronto las desventuras, restituya los valores y corrija los desvíos y desgracias de la nueva versión contada a dos neuronas y escrita con una sola mano.

El culto impuesto a la ridícula figura de un solo hombre, desproporcionada e inmerecida, podría ser la desgracia o el golpe que falta para decir ya basta. Es preferible morir de pie que vivir arrodillados a la adulancia posmorten y la sumisión continuada al absurdo, la vida de rodillas ante figuras de hojalata es tan dañina como perjudicial resulta sustituir héroes comprobados por imágenes sobredimensionadas. Es preferible admirar de pie nuestro pasado que humillarse ante la historia mal narrada y peor aún, tolerarla e ignorarla, ser indiferentes o no indignarnos.

Nota: el Gral. Rafael Urdaneta falleció al llegar a Paris en 1845, tras padecer complicaciones graves por dolencias sucedidas en su último viaje, y por su terquedad a posponer una intervención quirúrgica propuesta en Londres para curar sus males y diferida voluntariamente mientras cumplía su misión para la patria, el de por aquí recibió cuidados isleños costosos y desproporcionados, enfermó y murió rodeado de misterios y farsas, historias melodramáticas contadas entre risas y lágrimas, incalculables gastos hechos por un Estado que no garantiza hospitales dignos para sus habitantes comunes, gastos que jamás serán revelados, que permitieron a unos cuantos hacer sus movimientos y aprovechar la agonía para acomodarse. Hay distancias insalvables entre Urdaneta y el recién llagado, que me disculpen los fanáticos y me defiendan los honorables.

Jesús Zurita Peralta. CI: V- 6.625.245

Porto Alegre, RS, 11 de septiembre de 2014.

Barriozuela verbo y sustantivo:

 

image

Hablar de Barriozuela es redundar, que decir que no despierte asombro,  vergüenzay demuestre insensatez. Ya no solo es el “chabacanismo” del Presidente de la AN pidiendo mudarse de país a quienes señalan que la inseguridad es un problemanacional, ya no es solo el VP encargado en funciones extendidas o elnombramiento irrito del Canciller de la Republica con la firma del Presidente virtual, firmando en Caracas cuando todos le saben enfermo, sin certeza de qué le afecta pero enfermo y convaleciente de algo, recluido bajo el hermetismo y el secretismo que proporciona la Habana y los cubiches. Ahora pretenden hacernos creer que este canciller se traslada a Cuba a entrevistarse con Chávez, ausente desde el 8 de diciembre, para recibir instrucciones en materia de política exterior cuando en realidad se reúne con el Canciller cubano para conocer las directrices que convienen al régimen de los Castro en un acto más de violación flagrante de soberanía e independencia. A cada instante ocurren hechos de arrebato,bravuconadas e inconstitucionalidad de una Chavismo sin Chávez que no está preparado para soportarse mucho tiempo con algo más de incoherencia e insensatez sin la figura del líder que todo lo puede (podía) con sus explicacionesabsurdas o sus actos de soberbia que solo a él le quedan, el chavismo no funciona con clones, no basta con gritar y decir que Chávez somos todos, Barriozuela tiene un régimen presidencialista y sin presidente camina acéfala y trasteando en una patria involutiva e inoperante que solo espera y espera que algo pase.

Barriozuela es una cadena histórica de desaciertos, errores no aceptados. Desde la famosa frase de Miranda “bochinche, bochinche y más bochinche” hasta el bendito y pavoso “por ahora” que despertó esperanzas y se hizo eterno no ha existido un periodo de calma y prosperidad. Los barriozolanos se creyeron el cuento de vivir en el paraíso y la tierra de gracia que todo lo provee, se creyeron el cuento de ser ricos, se quedaron repitiendo las conductas de sus arquetipos preferidos, el pueraeternus y el trickster y ahora llegamos a la etapa de la VI Republica, la fantasía y el sueño de Juan Bimba hecho realidad. Lo trágico es que también nos la vamos a calar. En lo sucesivo seremos literalmente conducidos en nuestros destinos por un chofer de autobús que según refiere, solo sabe conducir y obedecer. Y no se trata de que un obrero no tenga derecho de aspirar a la presidencia, pero nosotros tenemos derecho a ser conducidos por alguien más capacitado que un simple chofer.

En escritos previos he señalado como la genética y el ambiente se mezclaron para crear este mestizo raro llamado barriozolano, de cómo mirar esta barriozolanidad con asombro por la cantidad de abusos y absurdos que comete bajo el amparo de su autoestima sobredimensionado en la que nada es su culpa y las circunstancias adversas siempre dependen de otro y nunca de él. En lo político 200 años de historia republicana perdida en el tiempo buscando constantemente una definición, errores que van desde Páez hasta Chávez recorriendo una pendiente de involución aun no aceptada, porque el barriozolano no tienen autocritica. Hugo Chávez no es una casualidad histórica, es el reflejo de una circunstancia histórica y una sociedad que requería algo como el, cansado de lo mismo para volver a más de lo mismo (o peor) pero con mucha fe y esperanza.

Aquí estamos pues con un presidente virtual, con un gobierno de facto, ilegitimo y al margen de la constitución, porque el 7 de octubre elegimos un presidente y no un gobierno y ese presidente está ausente de manera absoluta y fuera del suelo patrio. Aquí estamos porque el barriozolano no respeta leyes ni jerarquías, tenemos una circunstancia de gobierno antidemocrático amprado y protegido por leyes e instituciones subordinadas, sin autonomía y abultadas de poder desmedido que el pueblo, según ellos, les pidió ejercer así, el pueblo por cierto se trata de adeptos, porque los adversarios son enemigos de la patria y no son parte del pueblo. Aquí estamos porque existe una sociedad acostumbrada a la complicidad y temerosa de quien ejerce poder, un pueblo inmoral, “malandrizado”, de pelo en pecho y mangas recogidas, pero incapaz de defender con nobleza sus derechos vulnerados, aquí estamos porque Juan Bimba cuando se mira al espejo no reconoce defectos y se cree chévere, aquí estamos impulsados por la fuerza cinética de creernos ricos y afortunados, por pensar siempre que nada pasa.

Estamos muy pero muy mal, al decir de muchos y con la contundencia de los indicadores disponibles, y aun no lo sabemos, atravesamos, desde el caracazo, por una grave crisis social con consecuencias en lo político y lo económico, aquí estamos por culpa de una oposición frívola, débil, sin impacto social de relevancia aun en la ciega circunstancia de unos 7 millones de votos que se mueven de un lado a otro en busca de polaridad y en actitud maniquea. Aquí estamos porque el oficialismo controla al Estado y las mentes de un pueblo adolescente.

Hablar de  Barriozuela es hablar de todo lo que no se debe hacer, el Chavismo es una religión, perdurara un tiempo más bajo el manto protector del líder omnipresente y todo poderoso hasta despertar del encantamiento y asumir sus culpas y quizá tener tiempo para rectificar.

Muchos solo tendremos tiempo de ver más descomposición, pocos tendrán la dicha de mirar porvenir, al menos en mi generación no habrá cambios positivossignificativos, seguiremos en la irrealidad de dos mundos paralelos disimiles, una Barriozuela de unos pocos que parece prospera y viviendo en revolución, y una Barriozuela improductiva, dependiente e involutiva viviendo en espejismo y falsedad, una de propaganda y otra de destrucción. Una Barriozuela que quiere gasolina regalada y espera todo del estado y una Barriozuela minoritaria de gente dispuesta a hacer el bien por ella, esforzarse, trabajar y prosperar en lo colectivo. Hay una contradicción y una paradoja constante de país dando tumbos entre la miseria, la imperfección y los anhelos, al final de cuentas la misma Barriozuela vista desde diferentes ángulos.

El chavismo es una religión, Chávez el líder espiritual de un pueblo de pobrezas máximas, Barriozuela el templo para el culto, Juan Bimba el elegido para la sucesión. La ignorancia y la desgracia el común denominador de un pobre pueblo grande.

Xen Ten Xiao. (JZP) 22 de enero de 2013, a un día de conmemorar un aniversario más de aquel 23 de enero del 58 en el que para unos hubo un dictador que decidió marcharse con las alforjas llenas tras perder el apoyo de las FF AA NN y ver el desmantelamiento de su aparato represivo y para otros la fecha de un derrocamiento. A un día de la toma de posesión y juramentación en presencia de 80 mil personas de Obama, de escuchar su discurso esperanzador para incluir minorías, respetar derechos civiles y comprometerse por la protección del medioambiente, de su juramentación ante el pueblo de ese imperio decadente también como lo son los EE UU AA y en donde sería imposible pensar en un presidente o un gobierno que no se juramente en persona, en ocasiones pienso que nos vendría bien un enroque, Obama por aquí y un Chávez por allá, a ver qué tal resultaría el experimento, pero recuerdo que los pueblo tienen el presidente que merecen y ellos tienen el pueblo que les corresponde.

 

 

 

Nada pasará, todo sigue igual:

Hoy se instalará la JD de la AN, no habrá sorpresas, Maldado Cabello será reelegido Presidente para un nuevo periodo, y todo está montado para dar continuidad al permiso que la AN anterior otorgó a HChF, el 10 no pasará nada, Chávez sigue de permiso y se juramentará cuando pueda ante el TSJ, el tren de Gobierno se ratifica, todo queda igual, seguirá la agonía de Ch y la del país de espejismo hasta que ocurra el milagro, de curación o muerte. La oposición seguirá su discurso hipócrita de que les duele y se preocupan por la salud-enfermedad presidencial mientras desean de espaldas la muerte próxima, el oficialismo estira la cuerda y espera por los ajustes que el destino ofrezca o exija, la constitución es clara, hay continuidad o quizá para los primeros 4 años de gobierno se encarga el presidente de la AN y para los dos últimos el VP, Ch sirve vivo, agónico o muerto, hay Ch para rato! Que viva Barriozuela y su superávit petrolero que extiende el sentimiento de riqueza y la fábula del socialismo a la criolla!

Juan Bimba Pintón (Maduro) busca como clonarse de Ch desde su infinita mediocridad inflada de improvisación y oportunismo, y en los próximos días anunciará cadenas, la reanudación del Aló Presidente, programas y misiones, invocando a Ch a cada rato y jurando amor y lealtad, al país se le irá olvidando casi todo, Ch nunca más volverá (vivo), si acaso se habilitará un parapeto para que lea su testamento político y volver horizontal, si no es que deciden dejarlo otro tiempo en La Habana en capilla ardiente! Pa’ que los cubiches sigan facturando por los servicios prestados!

Solo en un país de utilería como este se acumula desperdicio en las playas visitadas en navidad y en el alma de los que dirigen una patria enferma de cáncer pero estable!,

Que viva Barriozuela!

Xen Ten Xiao, (JZP), 5 de enero de 2013.

Venezolanidad:

La impronta genética, la huella, en “Viajeros de Indias” de Herrera Luque, el impacto de la vida republicana en “de 1830 a nuestros días” de Arriaz Lucca, en “El Bolívar de carne y hueso” del mismo Herrera, en “Simón vida de Bolívar” de García Hamilton o en Pino Iturrieta la paradoja del héroe que algunas veces estorba en su grandeza. En “tiros en la cara” de Alejandro Moreno la realidad social de un país que involuciona y se malandreriza. En Miguel Martínez el paradigma emergente del cambio. En Uslar la definición del mestizo venezolano y sus cualidades o rasgos, la advertencia constante del precio a pagar por no sembrar el petróleo, por desviar el rumbo, la incapacidad en atender las prioridades de lo social, educativo, combatir la pobreza y colocar El Estado por encima del gobierno, lo demás son muchos etc, que llegan hasta “El Venezolano Feo” de Adriana Pedroza o “Las fantasías de Juan Bimba” de Axel Capriles. La venezolanidad es un concepto perenne, los arquetipos jungnianos del puer aueternus y el trickster, la venezolanidad es una constante de fe y esperanza en un mañana que no aparece, destellos ocasionales, brillos artísticos diversos y creativos que producen admiración, pero que se ven desde lejos mientras se presta atención o lo banal y lo superfluo, estorba reconocerse y redefinirse, mirarse es tarea difícil.

Jesús Zurita Peralta. CI: 6.625.245

Oración.

IMG_0467

Mi oración va por la pronta recuperación del país y no de sus líderes, Barriozuela tiene un sistema democrático de jure y acaba de implementar de facto un sistema monárquico socialista sucesoral a conveniencia del Rey. Una frase de Jung dice que los pueblos están condenados a repetir historias si no atienden y aprenden las lecciones de sus calamidades. Estamos próximos a presenciar la tragedia latinoamericana que favorece al advenedizo incapaz, que premia la oportunidad y no el estudio, estamos próximos a presenciar el sueño de Juan Bimba hecho realidad, el surgimiento de la nada. Estamos cercanos al hueco más profundo del caos de una sociedad ciega, egoísta, individualista y conformista que todo lo tolera y todo lo premia, que tendrá encendida en los días siguientes su alarma más nítida señalando la descomposición. La salida es responsabilidad de El Estado, quien debe encargarse de una educación universal y de excelencia, no de clases sino de inclusión, un pueblo educado es la mejor alternativa al abuso y ansias de poder desmedido de aquellos que enarbolan banderas en nombre de igualdad social y se comportan con autoritarismo y segregación. Mi oración va por la pronta mejoría de la patria y no de sus líderes, la enfermedad también es parte del drama de vivir, quien padece puede entender el sufrimiento en realidad.

Jesús Zurita Peralta. CI: 6.625.245

¿A qué suena venezolano?

A frivolidad, superficialidad, tolerancia, complicidad, entusiasmo breve, memoria limitada y fugaz, suena a Canache el gordo cervecero, barrigón y bullanguero de Polar, suena a disfraces, posturas, poses, casting y pasarela, suena a excesos de accesorios, silicona y peeling facial, suena a agite, ansiedad y nombradas de madre, a risa fácil, a  chiste constante, burla permanente que solapa su conducta irresponsable, venezolano suena a individual y no colectivo, suena a puro yo y nada de ellos, suena a resuelve, rumba y caña derramada sobre calamidades, vialidad inservible, hospitales precarios y ruinosos, suena a campaña electoral y promesas incumplidas, suena a salir del malo y elegir el menos malo que parece bueno…venezolano suena a improvisado, autoritario, prepotencia, arrebatos, al poder para abusar, a sociedad mal educada y gritona, venezolano suena a caos! Suena a pasado mejor y nunca provenir, venezolano suena a engaños, a creerse los mejores, a intolerancia y soberbia, venezolano suena a desesperanza, a bochinche, bochinche y más bochinche! A epopeyas, militarismo, inseguridad, venezolano suena a desplante…venezolano debería ser una realidad y no una valla publicitaria o un fraude!

Venezolano suena a basura regada, mal olor y playas contaminadas, suena a vacío de mundo interior, critica, referente externo, ansiedad, temor, miedo y critica aguda, venezolano suena a oficio de ocuparse de lo ajeno

Suena a miradas que escanean y se ocupan del otro

Venezolano es una oferta vitalicia de cambio

Venezolano es mal humor, gente que no mira a la cara, desatenta, que tira las cosas y nunca las devuelve en las manos, venezolano es olor a perfume de marca y no a sudor o trabajo, venezolano es un juego Caracas-Magallanes, rivalidad efímera o breve.

Venezolano es un recurrente sentimiento de rencor, odio, maltrato, segregación, es un resentimiento por todo, un deseo por todo lo que el otro posee y no le pertenece porque debe o tiene que ser suyo, es envidia e hipocresía.

Venezolano suena a gentilicio pisoteado por años, inversión de valores por culpa de los pocos que fueron muchos y cambiaron todo! Venezolano puede sonar a vergüenza y rabia! O Quizá una palabra que encierre esperanzas!

Venezolano también suena a Bello, Vargas, Gerbasi, letras, música  y artes plásticas, a Soto, a Andrés Eloy y Nazoa, a Uslar y reflexión petrolera, Venezuela suena a destellos y espasmos, pero en Venezuela siempre se impone lo malo, por eso Venezuela suena a algo que nunca arranca.

Xen Ten Xiao (Jesús Zurita Peralta, entre Septiembre y Octubre)

Tiempos de cambio.

Qué tal si el ciclo cierra con otra ocasión para reconocer la derrota? Qué tal si a nuestros oídos vuelve un “por ahora” que suene más definitivo que aquel escuchado hace unos cuantos años?, que tal si reconocemos nuevas  oportunidades y logramos entender que no es salir de alguien o cambiar a alguien, sino que es el momento de hacernos ciudadanos sin dilación ni excusas ni adolescentes justificaciones e irresponsables actitudes de retaliación, odio y venganza?, que tal si bajamos el nivel de violencia, si bajan los decibeles del discurso, si le entramos a la vida con menos palabras y más actos? Qué tal si hacemos que todo cambie? (desde nosotros mismos primero). Qué tal si aprovechamos?. Parece el momento justo para rectificar, para sustituir los modelos de intolerancia, autocráticos, de rigidez mental y autoritarismo, por modelos de verdadera democracia, para tener líderes que no hablen tanto, que nos impacten con la coherencia de sus actos, que acepten la disidencia y la crítica como aspectos positivos para no enfermar de poder ni sufrir su ceguera abstracta. Parece el momento propicio para sustituir la filosofía autoritaria de “quien no está conmigo, esta contra mí”, por una filosofía de pluralidad, diversidad, que acabe con la exclusión, el etnocentrismo y nos motive a reconocernos, acercarnos, para fabricar un modelo de país al margen de los gobiernos y exigirle a estos que cumplan y fortalezcan a El Estado. Parecen tiempos de cambio.

Jesús Zurita Peralta. CI: 6.625.245

Post electoral…

Genera sorpresa el resultado electoral del 7/0? La verdad no, Chávez lleva 14 años gobernando, eso no es algo casual, son 15 procesos electorales en los que ha vencido en casi todos. Hay una realidad y es que existe Chávez y chavismo para otros años más. Los medios actuando como factores políticos, de manera casi irresponsable, fabrican una sensación de triunfalismo que luego se traduce en decepción y derrota, esgrimen argumentos infantiles para no perder esperanzas, patalear y seguir aspirando al margen de la realidad. Esta sociedad está pagando las consecuencias de su adolescencia prolongada, su obstinación y terquedad por no reconocerse en colectivo, por odiar y guardar rencor, esta sociedad no es capaz de despertar o analizar aun los caóticos fenómenos del 27-F o del 4-F. Hay una realidad social de involución, que es responsabilidad de todos y todos evaden. Hay una sociedad de valores invertidos que apuesta al malandraje, al delito en todas sus modalidades, al facilismo, presa del mesianismo y el culto presidencialista, a la que poco importa la funcionalidad de los servicios si hay una esperanza de conseguir una ayudita. Una sociedad que tolera el abuso si a cambio la dejan abusar también, una sociedad víctima de sus males: el legado histórico de pillaje, la frivolidad de sentirse ricos y los arquetipos distorsionados. El pueblo tiene el presidente que merece y el presidente tiene el pueblo que le corresponde.

Jesús Zurita Peralta. CI: V-6.625.245

Momento decisivo:

La suerte está echada, este domingo será un momento decisivo, un encuentro con la historia, una frase trillada que representa una realidad de las muchas que hemos tenido. Una campaña electoral diferente que mantuvo por un lado el discurso agresivo, violento, divisionista, populista, cargado de argumentos absurdos y excusas y por el otro un llamando a la unidad y la tolerancia, con dosis elevadas de optimismo y vestigios de populismo innecesario. Llegamos a un punto de inflexión, radicalización o rectificación, oscurantismo o democracia, o demostramos que aprendimos la lección o damos más oportunidad al modelo de socialismo decadente remanufacturado a punta de petrodólares, dadivas, corrupción y falsa inclusión social que genera más pobreza, socialismo bailado a ritmo de son cubiche por la  nueva casta burguesa. La proximidad del proceso y su resultado está cargado de incertidumbre, lo que ocurra dependerá en buena medida de los nuevos votantes, la motivación de los indecisos por acudir a la cita, el  rol institucional que desempeñe el CNE y la actitud que asuman los militares. Necesitaremos prudente control de emociones y ánimos y respeto a los resultados, amanecerá el 8 de octubre y ya veremos qué pasa por estas calles donde todo es posible y nada asombra.

Jesús Zurita Peralta, CI: 6.625.245

Conjeturas ó sueños?

iimagen tomada de talcualdigital.com

Hagamos un ejercicio de suposiciones, un juego de divagancias ó conjeturas y dejemos que la mente se vaya sola y se atreva a suponer algo que en realidad nadie sabe con certeza absoluta, vamos a soñar un rato.

Supongamos que en el terreno del absurdo, en el terreno de la mentira y la propaganda, a alguien se le ocurre transformar una enfermedad en otra muy diferente, supongamos que alguien hace esto solo con fines políticos, con la intención de convertir la adversidad en otra bandera más que impulse y revitalice el desgaste, en ese sentido supongamos que alguien con “buena” intención transforma una enfermedad diverticular de colon, una diverticulitis abscedada, en algo más dramático y así lo que comenzó siendo una laparotomía para el drenaje de un absceso pélvico consecuencia de una diverticulitis, lo que comenzó siendo una resección de colon con anastomosis termino-terminal con fuga casi inmediata de la anastomosis, es transformado en un cáncer de colon avanzado y se monta el aparataje, se echa a rodar la bola de las suposiciones y rumores para dar sustento al andamiaje preelectoral que convierte la adversidad en nuevos motivos, que convierte al desgastado en victima y la victima en renacimiento y el renacimiento en triunfo, solo supongamos, y entonces como ya rodó todo que siga el circo andando en su función tragicómica. Que tal si todo estas conjeturas resultaran  ciertas? Que tal si lo que sigue es el cierre de la colostomía y convertir eso en la batalla ganada al cáncer, la batalla que el proceso no tiene y le urge, y la necesita, y de ahí la idea de triunfalismo, de supervivencia divina y sobrenatural, el espejismo, el mito de lo invencible y eterno? Que tal si todo es simplemente así?

Si algo bueno tiene este enfermo es su capacidad histriónica, si de algo se le acusa es de ser un encantador, un actor, un orador carismático, un especialista para colocarse en el lugar justo que las circunstancias reclaman, si es de pobrecito yo, se pone de pobrecito yo, si es de payaso de payaso va, si es de camorrero y altanero, pues camorrero y altanero es, si es de cobardón y arrepentido, asume su cobardía temporal, se arrepiente y hasta puede aceptar que le manden a callar, si hay que rasparse el coco, se lo raspa, si hay que representar la obra, se representa, cuando la intención es buena, sirve Jesucristo ó el mismo Diablo, siempre los medios van justificando los fines. Entonces las condiciones están dadas para dejarse asesorar, permitir que le calienten la oreja con ideas brillantes y él las ejecute, total se trata de aprovechar todas las oportunidades y usar todos los recursos, así, hasta la enfermedad viene bien, sirviendo de contrapeso al desgaste, y sirviendo para enfrentar la derrota y sirviendo de pretexto para la mejor de las propagandas electorales, yo!, soy como tú, yo si soy arrecho!, que tal?.

Al país de los rumores le encanta ocuparse de las bolas que corren, el país de los habladores de oficio se nutre de la suposición y la conjetura, para muestra un botón, basta mirar las pajuatadas que escribo ocasionalmente, pero si todo esto resultara aproximarse con timidez a la más cercana verdad que todos ignoran?, pues nadie conoce con seguridad la enfermedad del supremo, que dirían? Que estaríamos ante la mas perversa de las maniobras políticas jamás ejecutada en nuestra mancillada patria que todo lo tolera, no tendríamos referencia similar para tal en nuestra “honrosa” vida republicana de 200 años, celebrada recientemente a ritmo de danzón cubano con aviones chinos y tanques rusos, anuncio de cédula electrónica y censo cubiche, cuentos de cantaridina y sospechas de asesinato porque me huele así, no es este el país que se ocupa de las causas de la muerte de Bolívar y gasta millones en montar el CSI panteón, mientras es incapaz de averiguar o revelar los detalles de la muerte de Danilo Anderson ó acabar con la impunidad?, olvidan que aquí en donde vivimos del pasado las muertes recientes aun son muertes vivas.

Sin embargo, no piense usted que hablo de algo conocido, no crea usted que este disparate se parece a la realidad, simplemente estoy contando en voz alta un sueño perverso que injustamente tuve y del cual desperté convencido que se trataba de otro absurdo y sin sentido del imaginario venezolano que todo lo tergiversa.

Aquí todos sabemos que todo es cierto hasta no demostrar lo contrario, y todos sabemos que los ejercicios de suposiciones y conjeturas nada bueno traen, mejor seguir creyendo que nadie sabe y nadie cree, mejor esperar los acontecimientos próximos por venir ó soñar otro rato más que la mentira no existe.

Patria, socialismo ó muerte! Zape!, el orden de los factores como que si altera el producto!

Xen Ten Xiao (Jesús Zurita Peralta), 2 de agosto de 2011, año XII D. Ch.

Epa candidato:

Epa Henrique, no te pongas muy optimista, ni se te ocurra pensar que esta advertencia es por chavista, nada que ver, zape, además la política no es mi fuerte, pero te digo que tus posibilidades de triunfo son ciertas, entonces administra el optimismo con humildad, la tarea de transición no será fácil, porque si lo logras, y no es que no puedas, pero tengo dudas que quieran entregarte el poder, te tocará el mismo país, la misma gente, la misma sociedad enferma, y es hora que señales que ellos han sido los culpables, funcionan mal, y tú solo no podrás hacer milagros, hay que iniciar una cruzada para eliminar los valores de “el venezolano feo”, facilismo, corrupción, falsa solidaridad, oportunismo, ventajismo, sectarismo, viveza mal entendida y nefasta, rochela, bochinche, anarquía, caos, frivolidad, soberbia, arrogancia, individualismo, entre muchas cosas que nos tienen con rumbo desviado, es necesario erradicar estas cosas de inmediato, es hora de enseriarnos, el asunto no es salir de Chávez, es hora de salir de nuestros propios males. El asunto es no volver a equivocarse o  andar alegres por culpa de una memoria frágil. Hay que ponerle corazón, trabajo (colectivo) y bastantes ganas, contamos contigo, y no me refiero a ti HCR, sino contigo barriozolano*, deja de serlo y hazte ciudadano.

Jesús Zurita Peralta. CI: 6.625.245

*barriozolano: término que se refiere al venezolano con un rancho en la cabeza, con la cultura del barrio en la cabeza común en cualquier estrato y votante.

Rasgos comunes:

Si existe un lugar para el análisis del venezolano de hoy, ese  es el miedo, la ansiedad, el temor y la violencia, desde ahí realizan todas sus actividades y generan sus reacciones cotidianas. Si analizamos el comportamiento del venezolano urbano en el tráfico, la manera descortés de sus relaciones con semejantes, la desconfianza exagerada, el abuso de verbo y palabra  y hasta esa alegría alborotada en la embriaguez constante y el consumo consecuente, reconocemos sus elementos más comunes. No hay  momento en que estos rasgos, algunas veces negados o ignorados, no afloren. Debemos suponer que los venezolanos somos infelices, en su mayoría, si aceptamos como cierto el enunciado de Eduardo Punset, quien define la felicidad como la ausencia de miedo y el sentirse libre. Quien podría no sentir miedo, viviendo en un estado que no garantiza casi nada, donde la inseguridad no es una cuestión creada por los medios o una cuestión de sensación, sino que es una realidad, temen por su vida,  miedo a un futuro que se hace incierto y optan por no pensarlo, vivir la inmediatez, casi sobrevivir con lo que hay (caos) o creen que existe (felicidad). Es necesario ocuparse de la salud mental del venezolano, terriblemente deteriorada, es necesario un plan de recuperación de la razón, que empieza obviamente por la salud mental de los más pequeños, muchos solo han crecido en un país de crónicas rojas y relatos trágicos en todas sus modalidades, se hace perentorio un plan nacional de rescate de valores. Y no me refiero a los materiales sino a aquellos morales que la sociedad del abuso y la tolerancia imponen.

Jesús Zurita Peralta, CI: 6.625.245

La mujer:

Imagen tomada de vivirconcristo.wordpress.com

Voy a atreverme a comentar un tema diferente al que trato aquí, un tema del que quizá carezco de bases ó méritos para hablar, voy a hablar de mujeres, no desde la perspectiva de la conversación sobre mujeres que se daría en la barra de algún bar ó en la contertulia varonil, voy a hablar de mujeres desde otra posición, lo cual me convertirá inmediatamente en osado ó atrevido, y ya explicaré el por qué.

Se puede pensar que por el hecho de ser ginecólogos sabemos mucho de mujeres, y desde ahí comienzan los obstáculos del análisis que pretendo. Pocos ginecólogos, hombres ó mujeres saben con formalidad hablar ó tratar de mujeres, la mayoría piensa que saben hacerlo, pero cuando les interrogas sobre su formación académica, cuando indagas si recibieron algún tipo de instrucción para hablar de ellas, descubres que hombres y mujeres ginecólogos, no han recibido enseñanzas para abordar a la mujer.

Los hombres ginecólogos piensan que por trabajar con ellas ó para ellas ya saben de ellas, que por haber tratado a una madre, a una hermana, a una tía, a sus novias ó tener esposa(s) ya saben de ellas y de nuevo están equivocados, todo lo que saben de mujeres es en realidad un concepto orgánico, saben de sus padecimientos, saben del cuido de sus afecciones orgánicas, pero eso no significa saber de ellas, saben poco inclusive del fomento de su salud y de lo que necesitan trasmitirles, porque las ven más como entes consultantes enfermos, pacientes, y no como mujeres, el trato que brindan a las mujeres es muy instintivo, de relación humana y no de trato ó abordaje psíquico; las mujeres ginecólogos, por el hecho de ser igualmente mujeres, piensan erróneamente que saben tratar con mujeres y que lo hacen mejor que los hombres, y estás también están equivocadas, ó parcialmente equivocadas. Así que los ginecólogos en su mayoría carecen del entrenamiento formal para tratar, comprender, abordar ó analizar a la mujer, y lo malo es que quizá intenten hacerlo todo (tratar, comprender, abordar y analizar) y lo hagan todo mal, ó evadan hacer todo (tratar, comprender, abordar y analizar) y hagan todo peor aún.

La pegunta inicial podría ser esta, quien sabe que es una mujer?, la respuesta sin mucho análisis es que quizá nadie sabe definir de manera adecuada lo que es “una mujer”, quizá sepan definir a una madre, a una esposa, a una amiga, que se yo, pero para definir a una mujer estarán lejos de ofrecer algo acertado.

La mayoría de notables psiquiatras y psicoanalistas se rompieron el cerebro tratando de responder la pregunta, qué es una mujer? Que quiere una mujer?, para eso no consiguieron respuestas ni Freud, ni Jung, ni Lacan, por citar tres pilares importantes, y particularmente el primero y el último fueron acusados por los movimientos feministas de manejar el psicoanálisis desde un sentido falocéntrico ó atrevido al afirmar que La mujer no existía, supongo que lo decían desde el punto del placer-deseo y goce, cosas complejas, de lo cual no se nada, desconozco y en lo que no ofrezco opinión.

Pero el ejercicio de pensamiento atrae, digo el de definir a la mujer, a mi por ginecólogo y por hombre. En el caso de El Hombre, es decir en el asunto de hablar de hombre todo se hace más fácil, porque su objeto de goce, deseo-placer, está en un sitio fácilmente identificable y bastaría con introducir en un buscador como Google la frase cerebro masculino para saber con mucha sátira y gracia que tiene un hombre en el cerebro y de que se trata su goce, placer-deseo. Si usted hace el mismo procedimiento e introduce en el buscador la frase “cerebro femenino” verá que el mismo contiene mayor información ó fuentes de atención y eso también hace todo más interesante.

La mente humana es compleja, complicada, desconocida, apasionante, la mente humana es sorprendente, el comportamiento humano es sorprendente, somos una especie joven, evolucionada, prefrontal, pero no por eso dejamos de tener algún comportamiento más animal ó menos racional, aun nos guiamos por instintos, aunque la cultura occidental lo intente obviar y al decir de Eduardo Punset y después de recibir una cantidad importante de personalidades, sabios pensadores calificados, la mayoría de nuestros actos son instintivos, inconscientes, poco racionales, guiados por empatía, por primera impresión, actos guiados por recuerdos, memoria y evocados, hechos fundamentalmente de puro pasado, propio ó ajeno.

Comencemos por señalar que la mente humana, para mi que nada se y soy atrevido, es una mente femenina, que los hombres intentaron anular este concepto desde siempre, pero la mente por su estructura de complejidad y fascinación es una mente femenina. Se me antoja decir que lo femenino lo es casi todo en la naturaleza, y así ha sido siempre, hasta podría afirmar, sin ánimos de generar polémica, pero será inevitable, que Dios es mujer, no podría ser de otra manera, y esta postura no es filosófica, puesto que no soy filosofo, es una afirmación de pura fe, porque me encantaría pensar que Dios es mujer y así sería más fácil explicar y entenderlo todo, y estoy hablando de un Dios energía, así que estoy intentando decir que esa energía es femenina, es creativa, procreadora, expansiva, universal, debe ser mujer, si es que la energía tiene sexo definido.

Si la frase de Lacan, La mujer no existe, con el la subrayado, es cierta, entonces mi atrevimiento al señalar que Dios es mujer se caería de inmediato, seguramente Lacan  sabía más de todo esto de la mente y la mujer que yo. Ó sería por eso que Nietzsche señaló, Dios ha muerto, aceptando que Dios era mujer y que la mujer no existe. Entonces murió lo femenino quizá, lo femenino culturalmente y no creo ni que Dios esté muerto y ni que la mujer no exista. Pero una vez más pisé los bordes de un límite difícil, el de la filosofía y me niego a entrar ahí sin las herramientas necesarias, además yo sólo hice estas citas con la intención de afirmar que tampoco yo se contestar la interrogante de, que es una mujer? Y mucho menos logro responder, que quiere una mujer? Pero quizá sólo se persigue decir que el hombre existe porque sabemos donde está, la mujer no existe porque no sabemos donde está. Por qué será que constantemente la mente humana, femenina y compleja, desea saber sonde están las “cosas” ú objetos y comprobar su existencia ó vivir cuestionándolo, ó esa actitud será masculina?.

Me aventuro al afirmar que el arquetipo mental ó estructura masculina por excelencia es la obsesión y que el femenino sea la histeria (alguien que si conoce de eso me lo hizo saber así), y cómo deseo saber que es una mujer, tendría que entender que es en realidad la histeria y la feminidad, porque van muy juntas, sin ser exactamente lo mismo, pero histeria es más que gritar y expresar emociones, histeria es tenerlo todo afuera, todo en el cuerpo de otra, a través de un deseo muy masculino del recuerdo evocado en la figura masculina del padre (hipótesis), histeria es múltiples sitios de placer y goce, y sería importante para el ginecólogo (hombre ó mujer), saber sobre la histeria, conocer el abordaje apropiado hacía lo femenino, porque somos médicos de mujeres sin saber mucho de ellas, peor aún, somos médicos, y nos involucramos en el acto médico de curar y tratar sin atender la mente (masculina, femenina, única), y lo hacemos desde un concepto biológico que desconoce como participa la mente y como participa el entorno social ó cultural en el proceso complejísimo de salud-enfermedad.

Una Gran cantidad de entidades nosológicas tienen un origen psíquico, que no abordamos, y vienen desde el entorno, que negamos, sólo atendemos de ellas lo puramente biológico. Gran parte de los procesos son psicosomáticos, limitados y autocurativos, dicho de otra manera, gran parte de “las enfermedades” de hombres y mujeres, se curan solas. Estas cosas no son agradables para médicos, ni para el vulgo, todos niegan la importancia y el rol de la mente en todos eso, y es lógico, si desconocemos donde está ubicada la mente y que cosa es la mente, es imposible aceptar que ella nos enferma ó nos sana, sin embrago cada vez cobra un sitial más importante ó relevante el papel que juega la mente en todos estos procesos. Con creciente interés la medicina “tradicional” presta mas atención en como involucrar a la mente en todo este proceso.

El ginecólogo sabe por experiencia, y si aún no lo sabe pues ya es hora de irlo aceptarlo, que las mujeres acuden a consulta con la intención de ser escuchadas. La relación médico-paciente es a su vez compleja, transferencial, y es difícil si no se está abierto de mente a entender y escuchar la queja estructurada en síntomas ó signos en la esfera genital, que viene con la intención de ser “escuchada”. Es difícil saber que busca en consulta esa mujer indefinida ó negada en la frase de Lacan, en su inexistencia ó en su histeria, es difícil saber que vio ella en nosotros y que espera encontrar, y será más difícil aún si no sabemos escuchar ó no estamos adiestrados ó entrenados para escuchar. Quizá escuchar la queja ya genere confort y permita ó facilite la desaparición del síntoma, desaparición que será atribuida desde un concepto biológico a algún efecto de “tratamiento”, desconociendo que escuchar, oír, ver, hablar y tocar son actos eminentemente curativos también. La medicina “tradicional” da poca importancia al poder curativo de la palabra, porque detrás de la palabra no se mueve ninguna industria farmacéutica y porque no se puede ir a la farmacia en busca de palabras sanadoras contenidas en blister ó jarabes ó grageas, y por eso vamos por vitaminas innecesarias ó psicofármacos. Negar la mente tiene su industria en movimiento también, es arduo y traumático ir a la mente, es más fácil ir a la farmacia, criticar ó hablar de otros ó pensar que todo es orgánico (distractores). Pero estos conceptos cambiarán e iremos invariablemente hacía una terapia sinérgica, integral, holística, en donde cada cosa contribuya a un fin común, preservar ó restaurar la salud desde lo bio-psico-social.

Pero existe una mujer que no es paciente, que no es la enferma de la consulta, es la mujer de la vida cotidiana, la del goce, el deseo-placer, en donde están mis argumentos de confusión, la mujer que no puedo entender, como tampoco entendieron otros, es la mujer que busca el sufrimiento, que acepta la relación de maltrato, la que se vacía en otro, la que endosa sus frustraciones y fantasías a otro-otra, otro que no logrará satisfacerla pues su histeria es una insatisfacción de existencia de la mujer. Existe una mujer que tienen un lenguaje gesticular, que es hormonal, cíclica, de humores y cambios, de etapas, y que igualmente es compleja para ubicar y saber donde está. Un refrán popular, no tan agradable, afirma que a las mujeres solo se les debe querer sin entender, y quizá exista en ese mensaje simplista algún buen consejo para mi, para mi que he pasado un buen tiempo tratando de entenderlas y que a estas alturas ya doy la  tarea por casi perdida.

La mujer paciente es con el paso del tiempo más fácil de abordar para mi, pero la mujer cotidiana, la que quiere y se esmera en sufrir, la que vive en los apegos, la del goce y las pulsiones, la que añora el hombre maltratador y patán y castiga al hombre complaciente y delicado, es una mujer de confusiones para mi. Hay allí una cantidad de elementos que desconozco para hacer juicios, pero se me antoja que la cultura ejerce influencia en esa mujer llena de complejidad, y quizá hasta la genética tenga que ver, esta sociedad por ejemplo que fomenta y promueve el machismo desde la mujer, es paradójica para mi, la mujer que se deja castigar por la pareja y que genera el odio en el hijo varón para que ejerza la venganza por ella, la mujer que castra, la que esclaviza, la que tolera todo y permite más. La mujer que quiere dudar de la pareja, que le supone infiel ó lo promueve para vivir desde esa duda y esa insatisfacción, la mujer que se vacía en el otro y ya luego no sabe que hacer ni con el otro ni con su vacío ni con ella misma. La mujer que sueña con el mito del príncipe azul, lo ve pero lo transforma en el ogro que si era y no vio y que ahora sirve para sufrir, al que le será casi imposible perdonar ú olvidar para hacerse la mujer atrapada. Un buen amigo se refiere a estos casos particulares de aceptación-negación como el síndrome de la Gata Angora, lo define así, si se lo meten chilla, y si se lo sacan llora, algo procaz pero muy ilustrativo, en conclusión siempre la gata estará inconforme de algo. Y para las que viven añorando lo que no tienen ó no está, dice que se trata de las mujeres que viven para el fantasma de sus sueños, y ambos ejemplos resultan apropiados para mi y así los transmito, porque él sin ser médico, ni psicólogo, ni saber de la complejidad femenina, me ofrece alternativas interesantes para solucionar mis incertidumbres y fundamentar  mis reflexiones.

De manera frecuente veo y sé de situaciones en donde hay un juego perverso, propiciado desde la feminidad (la mujer protagónica), de parejas que llamo disfuncionales funcionando, un juego interesante para comentar ó analizar, pero no para vivirlo, donde desde la mujer y desde la mente estrictamente femenina, hay un constante ir y venir de mensajes que favorecen el sufrimiento y alimentan el dolor, una mujer que incita el maltrato, que genera la duda, para jugar y prolongar el sufrimiento, que procura ser ignorada y lo logra, que quizá busca y consigue el goce que persigue. Hay excepciones, hay parejas funcionales, hay mujeres que no llevan este juego, y que ya no desean ó persiguen el sufrimiento, pero no es la regla, y sí la excepción. Dejo al hombre fuera porque si suponemos que el hombre existe y que su goce esta claro entonces el hombre deja de ser interesante porque está definido.

Las relaciones humanas son intuitivas, la sociedad occidental acabo culturalmente con lo intuitivo, entre otras porque no pudo explicar en que consistía la intuición, ahora y en el marco de los proyectos de inteligencia artificial la intuición cobra nueva importancia y valor en las relaciones humanas y en la búsqueda de explicación a los fenómenos de funcionamiento de la mente humana ó artificial. Las relaciones que hacemos médicos con pacientes irían mejor con el uso de la intuición, lo hacemos quizá de manera innata, nos preocupamos genuinamente por el otro y eso se transmite ó se transfiere y ese otro ve en nosotros el depositario de su ideal, ve en nosotros a la persona que le escuchará y atenderá, ve quien “lo curará” porque así se llama ese proceso culturalmente curación.

La sociedad venezolana actual tiene como factor común la ansiedad, el miedo, el temor, la infelicidad, a nada de esto escapa la mujer, así que es frecuente ver consultas y farmacias llenas de pacientes (en su gran mayoría mujeres) y médicos dedicados a atender la somatización del estrés en sus manifestaciones biológicas, sin atender mente y entorno, es más, negando su existencia. No son culpables de nada de eso, así como un médico ginecólogo especialista en mujeres no sabe nada de mujeres, ellos no recibieron capacitación al respecto de los vínculos entre mente y cuerpo, les negaron el conocimiento ampliado y les bloquearon los instintos que eran tan necesarios, el resto de los médicos entonces tampoco sabe de niños, ni de ancianos, ni de hombres, y aún así van a tientas con su formación académica y dejándose llevar por sus precarios instintos.

Pero ningún paciente más interesante que la mujer, nadie más interesante que la mujer,  aunque para los clásicos del psicoanálisis La mujer no existe, nosotros las tratamos a diario sin preguntarnos ni reflexionar tan solo, que es una mujer? Ó que quiere una mujer?

Xen Ten Xiao (JZP-Epiclaro), cambiando la tónica, parcialmente.

Caracas 20 de mayo de 2012, día de eclipse circular, Luna, Sol, Pléyades, Mayas y fenómenos astrológicos.

 Comentario:  (Julián López P.)

Creo  que es más sencillo de lo que parece,  que  tal vez Lacan se refiere  a etiquetas, como Nietzsche, se refería al daño que a la imagen de dios que causa la corrupción en la iglesia.  pienso que  desde una perspectiva holística no se debe tratar de  entender el todo diseccionándolo en sus partes, esto tal vez funcione en el método científico,  para obtener la verdad en relación  a una variable específica,  tal vez si pretendiéramos entender el instinto maternal o los sofocos de la menopausia podríamos utilizar éste enfoque,  pero para  entender a la mujer , pienso yo que debe utilizarse un enfoque más integral, no se puede entender la mujer sin entender al hombre, es más sin entender a la humanidad, y yo diría más, saliéndome del enfoque cientificista, sin entender el amor.  Y aqueo ya se monta la gata en la batea.  Y aunque parezca cursi,  esta suerte de energía, viva,  que aún en los peores  momentos  aparece,  podría ser la explicación de ese  “sufrimiento ”  que se menciona en el análisis con un transfondo de incomprensión.

Creo más bien en la complementaridad, tal vez por  allí esté  la respuesta,  mas en  la filosofía  oriental  que en la occidental, que ya por evolución  de ambas existe una tendencia a llegar a las mismas conclusiones, siento que  el enfoque es brillante, pero lo encuentro falto de algo,  tal vez sea que no vea adecuado  clasificar a la mujer como “mujer  paciente” y “mujer no paciente”, ambas  son la misma mujer, más cuando en nuestra consulta  muchas  son mujeres  sanas.

Tampoco y esto puede ser mal interpretado,  veo  claro el separar la humanidad entre mujeres y hombres, tal vez   este sea otro fallo del enfoque,  si que existen diferencias biológicas y psíquicas importantes y creo que  biológicamente estamos  diseñados  para roles diferentes,   (Aquí las feministas  pondrán el grito en el cielo), pero no creo que ello reste potencialidad   en el desarrollo como personas,   creo que las mujeres si algo portan en ventajas en eso del desarrollo personal,  pero no quiere decir  que alguno tenga menos  capacidades de realización  que el otro, sólo que estamos diseñados para lograrlo por caminos diferentes.

La formación académica  es importante,  más para los profesionales,  y aveces  he sentido que la formación académica  da por sentado  otras habilidades, como el sentido  común, que no se estudia, ni se clasifica, ni se protocoliza,  es una herramienta de convivencia social, que  se da por sentada pero que tal vez “sea el menos común de los sentidos”,  la educación en el trato, la empatía,  algo de eso vemos cuando  en semiología de 4 to año de medicina nos hablan de la relación médico paciente,  algo vemos  cuando estudiamos, la psique en las clases de psiquiatría de pregrado, o al menos  yo recuerdo a una profesora  que nos hablaba con ejemplos prácticos en mis pasantías de pregrado de la  manipulación y de los mecanismos psicológicos que se desarrollan en el proceso de salud y enfermedad.  Luego hemos aprendido y desarrollado conocimientos  de programación neurolinguistica  en lecturas recomendadas,  y algún cursillo,   lectura  literatura en relación al lenguaje corporal, que pienso son herramientas  útiles para desarrollar lo intuitivo de la  relación médico paciente y   saber un poco  más. Recuerdo clases de semiología  donde se nos  explicaba  el lenguaje corporal  del enfermo , y haber estudiado al Surós algunos  capítulos de la relación médico paciente.  Recuerdo clases de medicina Humanística donde se nos  explicaba la  ciencia y el arte de ser médico.

No creo que no se de formación académica en entender los  signos y síntomas de  nuestras pacientes, ni que en la carrera no recibamos formación en entender de manera  integral, el proceso salud enfermedad,   lo que pasa  es que tal vez  los olvidamos un poco cuando nos sumergimos en la  vida real del volumen de pacientes  a atender y  de las exigencias  físicas,  psicológicas y emocionales,   del día a día de nuestra profesión. He vistos médicos  desesperados  de mal humor y de trato agresivo aún con los mismos colegas,  quemados  por un sistema  que no agradece sus esfuerzos.

Agradecer, esperar agradecimiento, ése es tal vez uno de los errores del amar,   nuestra sociedad hedonista  nos enseña que  la búsqueda  del placer es importante,  sin embargo éste tipo de felicidad es efímera,  tal vez  si  amasemos sin desear,  e hiciéramos  nuestra labor sin esperar más satisfacción que el deber cumplido,  y entender que aún poniendo todo nuestro empeño,  es posible que las cosas  vayan mal,  que el control no existe y que lo único  que controlamos es las decisiones que tomamos en un momento dado, sin controlar los resultados  finales, entonces tal vez   perdamos la necesidad de tratar  de entender  porciones de un todo,  sin mirar  ése todo,  dejar de ver los árboles para ver el bosque.

No se,  pienso, tal vez esté errado  que  el problema  planteado es menos problema de lo que creemos.

Son ideas  sueltas, inspiradas  en  este interesante tema de discusión, gracias  hermano y un abrazo !

Julián

El culto al Abuso ó apología al desastre:

Imagen tomada de uninfiernocongelado.blogspot.com

Hablar aquí de la actitud abusiva de los barriozolanos es tan fácil, en cada sitio usted se encuentra con las manifestaciones más variadas del absurdo, la contradicción y la ausencia casi total de sentido común, son tan pintorescos los barriozolanos que los hace  ser únicos, como tanto cacarean que son. La lista de actos abusivos que son realizados s diario desde la ansiedad y la violencia barriozolana son muchísimos, algunos ya los hemos enumerado aquí como el comportamiento en el tráfico, el atropello, la forma como cambian de canal abruptamente, la desobediencia de semáforos y señales de tránsito, el irrespeto al peatón, por citar algunos que recuerdo de forma rápida. Los demás ejemplos serían la manera barriozolana de mirar al semejante, el escaneo con desconfianza, el culto al NO como respuesta para todo, la actitud de flojera ó desanimo con la que realiza sus oficios, el uso constante del celular mientras se trabaja y la distracción que produce, la manera como “arrojan” las cosas ó las manipulan. Ya dejaron de entregar ó devolver algo a la mano, aún cuando reciben dinero en la mano al devolverlo lo lanzan, pero casi nunca lo entregan cortésmente. Es común ver cajeros de banco que al mirar la larga fila de espera cuelgan el cartelito de cerrado. El no querer ayudar sin recibir algún beneficio a cambio, es una sociedad que a diario rinde culto y practica el individualismo en actos personalísimos y como agota mirarla.

Un ejemplo más de todo esto se ve en las carreteras barriozolanas, llenas como están de policías acostados ó reductores de velocidad sin advertencias, en esos puntos se apuestan vendedores, aquí todo el mundo vende algo y todos compran algo, vendedores que ofrecen bebidas y alimentos principalmente, los conductores se detienen en plena vía, no se echan a un lado como correspondería, no!, se detienen en plena vía a comprar el cafecito, por ejemplo, y el de atrás que espere, que se la cale, que no se impaciente porque se tarda más, porque “él” en acto personalísimo decidió tomar café en plena carretera y los demás deben esperar, si es que sabe que existen los demás. Que puede comentarse de ciudadanos así, que se comportan en total anarquía y viven al margen de normas y sentido común, es la actitud del venezolano feo que señala con innumerables ejemplos la  periodista Adriana Pedroza en su libro de igual nombre, es el venezolano feo que desde este ú otros pocos espacios criticamos nosotros si éxito.

Pero hay entonces un venezolano de actitud ejemplar?, seguramente sí, pero es una rareza en proceso de extinción, algo en franca desaparición, hay un venezolano sensible, comprometido, haciendo bien lo que le corresponde hacer como ciudadano, seguramente sí, pero no hace bulto, no se ve en medio de tanto desastre social, hay un venezolano indignado, pero está opacado por el nuevo barriozolano que va multiplicándose en todos los estamentos y escalas sociales, ese que se cuida de no llamar a los delincuentes alzados de La Planta, presos, sino privados de libertad, y es obvio, en un país de delincuentes e impunidad todos cuidan el lenguaje a la hora de hablar de delincuentes. Aquí reina el absurdo y se cuentan como logros gubernamentales y revolucionaros el atajar el desorden y la anarquía carcelaria ó al menos negociar llevársela ó mudarla a otro lado, mudarla con sus granadas, arsenal bélico, dinero, tráfico y mafias, y los hacen con el descaro de llamar a eso un logro revolucionario del comandante presidente (sar-com-anadante al decir de Ibsen Martínez). Qué vergüenza me da La Planta, y que no me oigan los cultores de los chistes tipo Alicia Machado, para no ser objeto de alguno tipo “que hombre tan atrasado que no quiere las plantas ni cuida la naturaleza” porque hablé de la tragedia de La Planta y sus pranes, que no son jardineros precisamente, que tragedia de país y sociedad que vive sometida y a los pies del delito. Las imágenes de TV muestra una cantidad importante de mujeres apostadas a las afueras de ese penal, madres, esposas, amantes, compañeras y cómplices, apostadas en actitud desafiante, pidiendo respeto para la mayoría de los malandros que dentro del recinto se negaban a negociar el desalojo y arremetían con plomo pesado, más pesado que el fuego con el que eran combatidos ó sometidos, que tristeza de país en donde hay una ministra para asuntos carcelarios ó penitenciarios, cosa que es competencia del MIJ, que habla con la misma violencia de los reclusos y justifica ó minimiza los graves hechos que acontecen en su cara, y los llama privados de libertad, que tragedia como aquí se vive en la apología al delito y al desorden.

Este país no se indigna nunca, tolera todo, porque sigue pensando de forma individual y jamás piensa ó actúa en colectivo, mucho menos en la sensatez del bien común.

Xen Ten Xiao (JZP), 20 de mayo de 2012, crónicas del absurdo.

Diálogo:

imagen tomada de album.enfemenino.com

El lenguaje resulta muy complicado y limitante, suele ser una secuencia de malos entendidos, algo que se expresa mal para complicarlo todo aún más. El lenguaje es el ropaje con el que vestimos las emociones, pero hay otras formas de comunicación que hemos olvidado ó dejamos de usar.

Pensar que piensan de mi? Que complicación, supongo que mucho, claro! Que hablen, que digan todo cuanto quieran, pero que lastima que los otros desconocen lo que yo voy aprendiendo de mi mismo, un balance racional de cosas buenas y malas, algo que lleva tiempo y requiere esfuerzo ó al menos férrea voluntad para intentarlo, seguro tengo todo cuanto me señalan, porque soy transparente, no juego a las emociones, soy sincero, no me edito, y no aparento nada de lo que no soy, y ahí, solo ahí, está parte de las diferencias entre unos y otros…yo supongo que Wittgenstein diría que el lenguaje es una mierda, ó al menos yo le atribuyo esa frase, ó a veces pienso que Lacan diría que el lenguaje es el intento de dar coherencia estructura a los malos entendidos, y que por eso eran mejores los números ó las matemáticas, quien sabe?…

Contar quien soy? Para qué? Sería defenderme y eso ya no lo hago, si quieres saber quien soy ó quien te parezco no dejes que te lo cuente nadie, déjate llevar por tus instintos y descúbrelo tú, al menos trata, porque lo que soy ó parezco que soy lo construirás tú, a través de tu propio pasado y de tu incierto futuro, no lo harás del mío, será a través de lo que en verdad quieres ver de mi, y recuerda que cada vez que miras a alguien, lo bueno y lo malo, verás parte de ti mismo y lo que en definitiva quieres ver de ti ú ocultar de ti mismo estará en mi…yo soy esta piedra que aquí está (diría Montejo) y que seguirá estando para quien quiera mirarla…

Cada vez me voy alejando más de algunos seres humanos, sin apartarme de otros que amo, me alejo por distintas razones, para alejarme definitivo sólo me hace falta callar y saber acompañarme, cosas que no hice antes porque no me enseñaron ni lo había necesitado…que bueno que tienes a tu alrededor gente que te ama y aconseja, yo dejé de escucharlos, porque me hacían equivocar y justificarme, yo aún me equivoco, pero ya es mi responsabilidad, de nadie más, ya soy el dueño de mis decisiones, soy el único responsable de todo cuanto me pasa…

Quizá estoy orando a diario, pero sin tanta fe como debería.

Atrapado? De uno mismo nadie se escapa.

Reflexiono? Siempre pero mira que no llego a ningún lado ó ya voy llegando..

Pensado? Lo hago con temor para no enjuiciarme a mi mismo ni hacerme más daño.

Temor? Voy temeroso de los seres humanos.

Revelándome? Contra mi mismo que ya es bastante.

Huyendo? A cada rato. Siempre voy huyendo de algo.

Con hambre? Pues de ocasión, aunque me encanta comer, mal comer diría ahora cuando recuerdo mis comidas de hoy, pero no debe ser malo porque no estoy tan flaco y lo que perdí fue horarios.

Escondido? Pronto, en realidad poco me falta.

Llorando? A cada instante, pero trato de no ser visto y administro mis lágrimas.

También he aprendido a contentarme y lo hago rápido.

Lo único mío, ahora, es un cuarto pequeño, de tenue luz, el cuartito de los hombres lo llama Juan Andrés y mira que no somos machistas, pero hay que tener un espacio propio donde apartarse, rodeado de libros, muchos de los cuales aún no leo, siempre tengo música que oigo con audífonos para no incomodar a nadie.

Y preguntas por mi corazón; que si está alborotado?, mi corazón se alborota todas las mañanas cuando a mi ventana (que son varias) llegan unos pajaritos cantando, el reloj despertador de la naturaleza, ese que al decir de Mario Quintana le dan cuerda los amantes, desde ahí me alboroto, y después y si con suerte el día es gris, me despierto con férrea voluntad de tristeza, ser y aparentarlo. Emprendedor como soy para el trabajo, pero para media jornada, que es la que ahora aguanto y ya luego me dedico con firmeza a perder el resto del día haciendo poco, ilusionado. Y si hay algún libro, cualquiera, con el cual tropezarse, lo leo, pero no muy concentrado, hoy por ejemplo leí de cocina japonesa y vi uno sobre diseños de casas, porque quiero tener una, para mí y para quien quiera acompañarme hasta que se canse. Otra actividad que hago bien es quejarme, hablar con un amigo y desahogarme, él lleva años escuchando y yo llevo años proponiéndome no hacerlo más “mi” terapista ad honorem, pero él extraña mis sesiones y relatos y admiro su sabiduría de saber escucharme y más aún, tolerarme que es bastante.

Hoy tengo puesta un pijama, corta, que si me gusta y aguanta la dejo varios días en uso ó casi la semana, no falta una franela vieja, de algodón, para taparme, y es costumbre para mí ya andar descalzo y así me alboroto ó calmo según las circunstancias. Frente a mi hay un computador, una laptop, la misma que uso desde hace 6 años, no he visto por que cambarla.

Me importa poco si piensan si mi estado natural es locura ó cordura, total es algo que limita la consciencia, esa que casi nadie sabe encontrar. Y hoy que leo? a quien? a Epicteto, me gusta eso de que  nunca escribió nada, que fue filósofo y esclavo, y que fue desterrado, me gusta eso de Eudaimonía, una vida acorde a la razón, me gusta jugar, para mi mismo, que soy un erudito, aunque jamás me lo creería. Me habría gustado ser inteligente, reflexivo y sabio, pero ahora nada de eso me tocó, y quizá solo me toca aprender a ser atinado ó resignarme a ser desquiciado.

Y para que decir tanto?, porque tengo la obsesión entre muchas otras, de ser escuchado y hasta más allá, ser entendido, quien sabe para qué, quizá eso no sirva para nada, sin entenderse a uno mismo no hay nada asegurado.

Y perseguir la felicidad también me había interesado, por un tiempo nada más, pero no es necesario, en realidad son solo momentos los que necesitamos…!

Jesús Zurita Peralta (Epiclaro)

Caracas 10 de mayo de 2012, madrugada.

Final de cuento:

Imagen tomada de: fromthelittlevenice.com

“…y aprovechó sus días finales para suplicar por la reconciliación nacional y reinterpretar la frase cesar los partidos y consolidar la unión, llamó a tolerarse y reconocerse en un nacionalismo más sentido y amplio. Activó los mecanismos para desmantelar el narco-gobierno y el narco-militarismo, activó los mecanismo para generar la autonomía e independencia de poderes, la no reelección, la lucha contra la corrupción, la auditoría de los bienes de empleados públicos, formuló las leyes orgánicas para desmantelar el burocratismo y hacer más eficiente al Estado…y lo más importante, pidió perdón para él y para todos, por desaprovechar las oportunidades, por despilfarrar, por no administrar con justicia (para todos) y favorecer a unos pocos que no fueron precisamente los más necesitados, pidió perdón por dividir y segregar, aceptó culpas, señaló errores y aciertos y suplicó para que después de su muerte no se hicieran banderas de más división y odio…pidió unión, se reconcilió con la vida y dejo de existir…” es el párrafo final de un cuento inconcluso que habla de un líder en un país lejano e inexistente.

Jesús Zurita Peralta, CI: 6.625.245

Caracas, 5 de mayo de 2012

De nacionalidad:

Imagen tomada de contenidosfreelance.com

Con frecuencia señalo las características mas desfavorables de esta sociedad, de la sociedad a la cual me cuesta mucho pertenecer, aun cuando convivo, a distancia, en ella, constantemente me refiero a sus rasgos más negativos (ansiedad, miedo y violencia) lo cual podría hacerme ver como sumamente crítico ó negativo, me podría mostrar como incapaz de ver algunas cosas buenas, que de seguro posee, es cierto, parece que estoy más atento a lo negativo, y sí, porque en definitiva eso es lo que mas destaca y lo que me separa de ellos. Pero apenas salgo del marco geográfico ya puedo mirar a otros con objetividad, lo cual significa que soy un observador equilibrado, que no he perdido la capacidad de apreciar cosas buenas y lo que ocurre es que por aquí eso moralmente bueno no es muy común y esta posición crítica que asumo es mi manera de denuncia. Soy un cronista de las desgracias socio-culturales ó del mundo de relación de una manada de rumbo extraviado, pero sigo caminando con ellos, pues me corresponde un espacio compartido de circunstancias que no elegí precisamente yo.

Sólo con observar el comportamiento de la tribu en el tráfico ó en sus relaciones personales cotidianas, como el trato al semejante, sé que no soy aunque estoy ahí. Desde ahí es fácil entender cuando definitivamente dejo de sentir orgullo por nacionalidad ó gentilicio para el cual tengo una postura que sonará apátrida en la mirada cerrada, sectorizada, focalizada, de quien no tolera disidencias ó puntos contrarios. Sin embargo así como pretendo renunciar a la mía, acepto al que se aferra, con apegos, a ella y la defiende incluso de aquello indefendible.

Siempre tengo que recordar a Borges en esa entrevista que está disponible en youtube, con Joaquín Soler, afirmando que en relación a política sabía poco y confesándose anarquista y admirador de gobiernos locales, palabras más, palabras menos iba por ahí la cosa, o recordar al filósofo exaltando la ciudadanía del mundo y para nada algo regional. En definitiva eso somos, eso sí somos con seguridad, habitantes de un mundo de todos, una nacionalidad amplia y extensa, como corresponde. Los gobiernos ó los estados, en mi forma de ver, son invención del mundo que aspiraba regular normas y capitales, trabajo y jerarquías, bajo el auspicio de lemas, banderas e himnos, y empeñados en defenderlas incluso con la vida, la vida de otros generalmente y pocas veces ó casi nunca la suya.

En distintos foros he intentado, vanamente, renunciar a esta nacionalidad inservible y he sido, la más de las veces, tratado con desprecio y hasta cierto punto, merecedor de comentarios duros y severos, acusaciones sin sentido, tan solo por decir aquello que pienso y por manifestar desacuerdo con ese nacionalismo ramplón y perjudicial. He manifestado que la ciudadanía del mundo va acorde con un mundo global, y que los deberes ciudadanos, regidos por sentido común, son casi universales. Amar al prójimo, tratar bien a los semejantes, no robar, no matar, respetar, son cualidades que se entienden en casi todos los lugares del mundo como cosas moralmente buenas, no necesitamos una ley para no tomar lo ajeno, pero parece que si los homínidos no tienen normas y leyes se dejan llevar por el caos y el desorden caótico. Esto parece complejo, tanto más de lo que alcanzo a comprender yo, ciudadano tan básico y precario, que ni entiende el porque de las fronteras y la necesidad de banderas, himnos, nacionalismo, patriotismo, gentilicio y otras cosas más de ese tipo.

Soy habitante circunstancial de un espacio geográfico compartido con gentes con las que guardo más diferencias que similitudes, toda vez que no soy hampón, ni pillo, ni frívolo, ni vanidoso, ni estridente, ni altanero, ni abusador, ni individualista, ni falsamente colaborador ó de falsa sensibilidad social. No creo además que este sea, como afirman muchos, el país más bonito del planeta, y me parece que tal afirmación es la negación total de la belleza del otro ó de los otros, esta posición de extravagancia afirmativa ó extrema exaltación, no es más que un comentario venido de las ínfulas y el ego inflamado de quien desconoce y no tolera a nadie más que a si mismo. A mi no me importa si Simón Bolívar es el héroe más importante del siglo IXX y además nació en Caracas, pues a la fecha quizá admiro tanto a más a Mandela, Marley ó la madre Teresa y no tengo penas ó temores en confesarlo, esperando simplemente que el otro me acepte y no que esté de acuerdo conmigo.

En ocasiones he confesado con vergüenza, que siento vergüenza de esta nacionalidad limitante y opresiva, he confesado sin desmedros que no siento orgullo alguno por los 200 años de vida republicana, la mayor parte bajo el mando de militares corruptos y sectarios, que han ido saqueándolo todo desde que se emanciparon de los españoles y su imperio precisamente por condenar el saqueo, vergüenza de unos colores que identifican el abuso, y ha sido la bandera de los maleantes, vergüenza de nacionalidad por gentes que ensucian y ensucian sin medición alguna, que arrojan la basura y ensucian el orgullo que ya no tengo, de gentes que hacen chistes y se burlan de ellos mismos ó dejan que otros lo hagan y de esa forma olvidan la obligación que tienen de rectificar su propio rumbo, gente que tolera todo pues así suponen también se tolerarán sus abusos, un país de calles con basura, carreteras con basura, almas llenas de basura, con un suelo lleno de minerales que financian la basura que siguen siendo.

No albergo rabia, nada que ver, quizá estoy molesto con mis circunstancias, pero entiendo que algo aprendo conviviendo aquí, en el país del delito, el hampa, el país de los contrasentidos y la eterna indiferencia.

Ahora poco importa lo que se haga desde el gobierno en contra del estado, y los mecanismos que se activan para la transición que parece inevitable ya con la etapa de post-chavismo que pronto vendrá, los intereses que ahora se tejen bajo la mesa para perpetuarse en el poder, y ejercerlo, que ha sido lo único que han perseguido unos y otros en nombre de la bendita patria que adoran y que yo dejé de saber adónde está.

Que vivan las patrias chicas y los gentilicios forjados a punta de dignidad y no de falsedades.

Xen Te Xiao, 04 de mayo de 2012. Crónicas de lo absurdo.

1ro de Mayo:

Un día de celebración ó conmemoran algo?, el día del trabajo?, en un país donde casi nadie trabaja! El día del trabajador? En un país donde casi todos son informales?, lo cierto es que hoy en Caracaos (capital de Barriozuela) las calles estaban teñidas de rojo, no se si por obligación ó por propia motivación, pero estaban rojas, es el día en que el jefe sube los sueldos para los informales y para los formales mínimos también, digo los que viven al mínimo y con lo mínimo de dinero como base para pasar “el trabajo” diario, quizá acuden por razones que desconozco, porque vale la pena aclarar que desconozco casi todo lo que para otros parecen conocimientos básicos, cuando hago preguntas y genero comentarios se pone en evidencia lo limitado y marginal de mi repertorio ó menú de información retenida y experiencias acumuladas (conocimientos).

Lo cierto es que en Caracaos la avenida Francisco de Miranda (por donde pasó la horda) lucía el sucio más asqueroso y anárquico, casi todo era papel y plástico, que tristeza que estos homínidos celebren ó festejen así, en la inmundicia de su propia basura que no se si la arrojaron en la calle ó aún la llevan puesta para llevarla mañana al trabajo. Las calles estaban teñidas de rojo, desbordadas de rojo, como antaño eran blancas, verdes ó llenas de chiripas al decir del Dr. Caldera, lo recuerdan? Aquel copeyano eterno que fue dos veces presidente de Barriozuela. Las calles estaban violentas porque esa cualidad aglutina a propios y extraños por esta latitud, iban a pie, en motos ó en carros, del mismo color todos, cómo si necesitaran de un color para que uno sepa quienes son, se les reconoce a la distancia, llevaban banderas, rojas, con estrellas, con la cara de El Ché, de su comandante, banderas que blandían con la brisa que genera la violencia del desplazamiento intimidatorio de quienes las llevaban, intimidan y a ratos avergüenzan.

Esa es Barriozuela, la patria de unos cuantos que son muchos y el suelo de unos pocos desplazados que aún la ocupan. No se si hubo discursos, los supongo, no sé si hubo más anuncios, ya no los oigo, entre otras cosas porque me desmotivé y porque ya no me sorprende nada, no me sorprende nada en un país con un sistema sanitario y hospitalario paupérrimo y un macho alfa enfermo que se asoma al balcón a pedir permiso para ir a Cuba a atender sus males, males desconocidos para casi todos. Qué puede uno, gente común y escasa, escasa de casi todo, sorprenderse cuando el macho alfa hace eso con descaro, obteniendo para él beneficios que son negados para la mayoría, mayoría que ahora es revolucionaria y socialista, de que se sorprende uno si aquí la salud presidencial es asunto de estado, de estado de incertidumbre digo, y a estas alturas bien puede ser acertado el pronóstico sobre la salud presidencial que emite el destacado adivinador “Water Marcado” ó el infalible juicio oncológico del Dr. Navarrete, quien se extraña? Si en Barriozuela todo pasa y nada pasa.

Pero hay que reflexionar con seriedad, Barriozuela es un desastre, y no precisamente por quien ahora y desde hace 13 años la conduce, luego de intentar subvertir el orden desobedeciendo la constitución con las armas que la patria le había otorgado para el resguardo, ahora somete al soberano por quien irrumpió y llama golpista a otros semejantes que pretendan darle el mismo trato. Barriozuela es un desastre por quienes forman parte del rebaño ó la manada, que todo lo toleran y todo lo pasan.

La Barriozuela de hoy, con escasez de gasolina, que jamás nadie se atreve a subir de precio y acabar con el subsidio a los ricos y el regalo a los pobres, la Barriozuela de hoy es una reflexión para antes de Octubre y no para después, cuando la horda someterá al pugilato a sus dos contrincantes, el alfa establecido (moribundo?) y el alfa retador, pero quien venza seguirá  con la misma manada.

Xen Ten Xiao (JZP), corresponsal de guerra destacado en Barriozuela, ubicado en las trincheras de la cobardía diaria, en Caracaos el 1ro de mayo de 2012.

Crónica de un viaje reciente:

En un mundo globalizado, en una sociedad casi universal e interconectada, parece que los gentilicios estorbaran, ese ser de alguna parte y andar de pasaporte suena raro ó está pareciendo extraño, quizá la transición se de por llamarnos primeramente continentales, y decir, soy americano (ojo que no es gringo), como corresponde a todo el continente, ó sur, norte ó centroamericano, soy europeo (comunitario, que parece venir de común en circunstancias), soy euroasiático (que suena a pertenecer a dos mundos), asiático, africano (aunque africanos somos todos), etcétera, un gentilicio en correspondencia con un mundo global, donde las barreras las derriban los nuevos modelos de comunicación ó redes y las fronteras y aduanas parecen innecesarias si la convivencia estuviera signada por la paz y no por la primitiva rivalidad, así que las particularidades limitadas de regionalismos, “localismos”, nacionalismos, pierden vigencia en un mundo global, un mundo global en donde la inconformidad de los indignados es similar en Portland ó en Madrid, un mundo que cambia más rápido de lo que percibimos, y cambian planeta y sociedad casi a la par.

A medida que viajas ó tienes la oportunidad de conocer mas, se van acabando los mitos de las bellezas regionales, playas todas son atractivas, montañas todas tienen elementos propios de belleza ó interés, y ciudades grandes ó pequeñas son en resumen lo que sus habitantes quieren que sean, así resulta atractiva Mumbai con su bullicio, su tráfico estridente y caótico ó Delhi y la inmundicia de un río sagrado que sirve para todo, desde cloaca gigantesca hasta lugar de purificación, en donde flotan por igual cadáveres y esperanzas. Atractiva resulta Londres con su elegancia ó el pequeño pueblo de Tagliacozzo en la región de Abruzo en Italia, todas resultan a fin de cuentas lugares hermosos de un mismo planeta que es hermoso también, un planeta mal llamado Tierra, puesto que debería llamarse Aqua ya que dos tercios de el están cubiertos de ella.

Y todo esto porque al viajar me tropiezo con el recuerdo del regionalismo fastidioso y limitado de los barriozolanos, a quienes aun oigo hablar de su país como el mejor, bendecido por la naturaleza dicen, por la providencia, cosa que no pongo en dudas, pero a mi manera de ver las cosas, las bendiciones se regaron por todos lados por igual, y resultan igual de bellos el lago de los Glaciares en la Patagonia ó la Laguna de Canaima en la Gran Sabana, bellos y diferentes. Aun puede oírse a los barriozolanos más atravesados magnificar la belleza de un paisaje que lo es, aunque nos traga la basura y la inmundicia, y me pregunto si de verdad conocerán otras regiones como para afirmar las cosas que dicen de manera tan tajante. Yo visité ahora Corea, Seúl su capital, a la que considero una ciudad moderna, organizada, limpia, tranquila, a pesar de concentrar la población que concentra, y ni por lo mas remoto sentí nostalgia de Caracas por ejemplo, que es una ciudad caótica al margen de una bella montaña y un estrecho valle en donde todo, casi todo, es anarquía. Para que iba a extrañar yo a Caracas y su gente con su caos diario en el tráfico?, modo por donde se escudriña el comportamiento de una ciudad, extrañar Caracas estando en Seúl? en donde los pasos peatonales son respetadísimos, al igual que semáforos y señales de transito, por cierto que en Seúl al igual que en otras grandes ciudades del mundo, está permitido girar en U, dar vueltas en U legalmente, pero organizaditas, reglamentadas, en Barriozuela está penalizada la vuelta en U, se hace a diario, pero es ilegal, en un país en donde la norma es el abuso está paradójicamente penalizada el giro en U pero se hace más que en Seúl, que tristeza da Barriozuela vale, que tristeza dan sus paradojas, y no porque el país sea feo, es que su gente es fea, es fea la mayoría de su gente, y la mayoría hace un país.

Y yo no estoy hablando de bellezas ornamentales ó arquitectónicas puesto que de eso no se nada, estoy hablando de orden, limpieza, respeto (humano y a la naturaleza), cosas básicas que dan belleza a los lugares, sin meterme a analizar gustos que son tan variados como variado es el panorama del planeta, así que me gustó Seúl, cómo me gustan otras ciudades grandes ó pequeñas, que resultan funcionales y habitadas por ciudadanos con sentido común.

Allá presencie un hecho cotidiano aquí y creo que inusual para ellos, el choque de un conductor, en un vehículo nuevísimo, no vi carros viejos, que impactó la parte trasera de un autobús, nuevísimo, no vi autobuses viejos por allá, ni expulsando chorros de monóxido por el escape ó con los dibujos en el cristal trasero con algún eslogan, por ejemplo “la envidia mata” ó la foto de un santo, que al parecer lograr redimir los insultos y abusos constantes del chofer, era un choque entre un vehículo nuevo con un conductor distraído, los hay en todas partes, distraído con el celular en la mano y un bus nuevo. El golpe fue seco, el chofer del carro ni freno, así que se oyó fuerte el golpe, impactando al bus que estaba estacionado correctamente en su parada, de inmediato ambos conductores se bajaron, el del bus hablo por la radio primero, no se si a los pasajeros ó a alguna central, no sé porque obviamente habló en coreano, ambos conductores se bajaron de sus vehículos, se hicieron reverencias, se preguntaron cosas en voz baja, miraron daños, luego vino un policía, un solo policía a hacerse cargo del accidente, autorizó el desplazamiento del bus, supongo que para cumplir el horario y aparto de la vía al vehículo, mas golpeado, para no estorbar y hacer el papeleo y esperar la grúa. Usted se imagina ese incidente en Barriozuela?, gritos, mentadas de madre, culpas, el gentío, los curiosos, los insultos de los chofes y la audiencia en espera de sangre, los policías matraqueros, todo un espectáculo, pero en Seúl, un incidente que se resuelve de forma civilizada, que diferencia, a esa belleza me estoy refiriendo, a la belleza de la funcionalidad y el sentido común.

Que me importa a mi si la cueva del Guácharo es la más importante del mundo y llega hasta una alcantarilla de Buenos Aires de lo larga que es, si tengo temor de ir, ente otras cosas porque tenemos temor todo el día, y la noche de que nos hagan algo los malandros, hampones, secuestradores, asesinos y violadores que se apoderaron de Barriozuela hace tiempo, mantienen un estado de sitio ó versión urbana de guerra civil y actúan con la impunidad de un sistema judicial que no castiga a nadie y gobiernos que fueron permitiendo el caos a favor de votos, poder y gobierno. Que me importa la exuberancia de la Gran Sabana si no puedo ir solo, si voy asustado, que importa Margarita si no habrá agua ó luz en los feriados y los barriozolanos borrachines andarán ebrios y a toda velocidad exponiendo inocentes con su irresponsabilidad, amparados otra vez, por el gobierno-estado ineficaz. Que importan las bellezas de Barriozuela, que son muchas, si todo es basura y caos, y si no hay caos ni basura hay que pagar bastante en hospedaje. Que hacer con la magia y la energía de Margarita con sus atardeceres de esplendor y belleza si tengo que andar pendiente de la hora, que no me agarre la noche ahí porque me dijeron que es peligroso y no responden y si me atracan fue mi culpa por andar de estúpido y come flor viendo atardeceres.

Yo estoy convencido que los barriozolanos que defienden a ultranzas la belleza de este territorio, que repito es mucha, seguro no han logrado contemplar las bellezas de otros lugares y no han podido hacerlo por andar comparando Mochima con Bali ó Seúl con Barquisimeto, el puente sobre el Lago con el Golden Gate, el pico el Águila con alguna montaña en Nepal y las empanadas del mosquero en Puerto La Cruz con el mercado de Marruecos o el de las Ramblas en Barcelona, lo cual les impide traer las empanadas a las Ramblas ó disfrutar de lo que ahí existe para experimentar.

El asunto es que el regionalismo y el fanatismo geográfico nacionalista son perjudiciales y hasta chocantes, los contrastes de Barriozuela con el mundo son muchos, no comparando la Bombilla de Petare con un ghetto en Soweto, sino comparando Barriozuela toda con el mundo funcional, porque ese nacionalismo mal entendido  impiden ver, contemplar y aspirar. Y si el tema es político, usted no consigue nada parecido a sucomandante en el mundo, casi integro, es un fenómeno muy propio, aún buscando entre los gorlitas sanguinarios de algunos países africanos con quienes no hay comparación, ó algún fanático árabe, que van desapareciendo, nada comparable a el. Y estando en Seúl, de nuevo Seúl por lo reciente, pude apreciar por la TV, (no entendía nada, pero apreciaba), los candidatos a la campaña presidencial próxima es ese país, identificados con colores, amarillo, azul y violeta creo, en tonos de voz que sonaban pacíficos y amigables, sin el verbo encendido y el odio que es un lenguaje común en cualquier idioma, el odio se expresa en lenguaje universal y una cara de rabia y arrechera es una cara de rabia y arrechera en cualquier lugar del mundo. Y esa cara de odio es típicamente barriozolana y es expresión propia de quien fue elegido por la manada para que representara su momento histórico, social y hasta cultural, puesto que el es quien ha representado mejor nuestro momento de vida, nuestro mundo de relación actual, marcada por la violencia en todos sus matices, tanto se parece, que enfermó, como enfermó esta sociedad barriozolana que bien representa.

Pero los momentos políticos acaban, lo social busca el orden, busca el bien del colectivo y generalmente guiados de unos pocos, y lo logran, algún día habrá un Seúl en Venezuela, algún día nos mereceremos uno.

Xen Ten Xiao, (JZP), en crónicas de viajes. Caracas 09 de abril de 2012.

PD: En Corea me enteré de la partida de papá, el murió el martes 27 de marzo, pero cuando el murió, allá era día miércoles 28 y en el limbo de la ausencia física y el cambio de horario, prefiero pensar que aun no vuelvo y el aún no muere, y no se trata de una actitud egoísta ó un apego a no dejarlo ir, ya sus últimos años fueron muy de muchas limitaciones y la muerte siempre resuelve lo que los humanos no podemos resolver, digo que aún no muere porque estoy por creer que de verdad morir es una forma de nacimiento y nacer es en realidad el momento de muerte, y entonces el no ha partido a ninguna parte, sino que seguramente está viviendo ahora en otro momento muy distinto a este nuestro de husos horarios. Últimamente no asisto a funerales, ni al de mi papá pude ir. Paz a sus restos, vivió como quiso, fiel a si mismo y a sus convicciones, vivió auténticamente, apegado a las cosas corporales, fiel a el mismo y sus ideas, casi tercamente, sin dejar de servir a su prójimo, quizá tendrá tiempo de enriquecer el espíritu ahora.

Otra muestra más: (abuso)

Imagen tomada de “misvendimias.blogspot.com”

En esta sociedad hay abuso constante y excesivo de la palabra, tanto que se pierden efecto y vigencia, cosa generada del propio abuso, no es un asunto muy nuevo esto de abusar, siempre hemos abusado en todo incluso en la palabra, sólo que antes no se había hecho algo de tanta costumbre y soltura como se hace ahora. Y es que abusar de la palabra persigue desgastar el idioma, desgastar la propia comunicación hasta desatender  su significado, humillarlo todo ó someterlo todo, incluidas las palabras, pues la estrategia es sencilla, en un estado personalista, totalitario, en esas condiciones, el caudillo dice “la palabra soy yo”. El abuso forma parte de la glorificación de la violencia como elemento que capitaliza la desesperanza y profundiza un estado abusivo y nocivo de vida cuyo objetivo es la destrucción del adversario a través del lenguaje y la legalización de la propia violencia. Que lastima que una sociedad en decadencia no detecte este rasgo y peor aún que no lo combata. Abusar de la palabra es la estrategia para que todo parezca normal y nadie se asombre (fenómeno de habituación).

En fechas recientes y tras los resultados de las elecciones primarias de la oposición organizada en un objetivo común, hemos visto otro ejemplo de abuso, el caudillo los enfrenta, desestimándolos, y los llama “majunches” y “cochinos” porque ya no causan el mismo efecto los insultos con epítetos de “escuálidos”  ó “pitiyanquis”. Una sociedad así, que vive en la inmediatez, tolera por igual eso ó que la frase procaz “hijo de puta” sea considerada tierna o amigable. Una sociedad así se ofende a discreción y humilla por igual a discreción, porque allí también prevalece lo que el caudillo considere adecuado o no, y esto ha sido así desde los tiempos de Gómez, por nombrar algún caudillo abusador del siglo pasado en plena dictadura, también podemos recordar en democracia a Lusinchi ofendido con la periodista que lo incomodó de comentario a la que respondió con agresión, cita que hago para reforzar la acepción de que somos abusadores crónicos desde el mas bajo nivel hasta el más alto de los estamentos del poder o del estado, y somos capaces de ofender de manera proporcional al cargo. Así que no hay que sorprenderse del abuso de la palabra y la voracidad del insulto constante, solo preguntarse por qué razón esta sociedad tolera esa conducta, sorprenderse de que ahora es mucho más evidente, directo y mediático que antes, nunca  antes se abusó tanto como ahora, es el camino hacía atrás de las sociedades decadentes.

Se puede leer en el libro de Felícitas Kort, Manual de Emociones, una frase de Abraham Maslow (Eupsiquis: la sociedad bondadosa), cito: “…hágase saber a la sociedad que cada vez que alguien humilla, lesiona o se impone a otro ser humano, se instalan fuerzas para la creación de condiciones psicopatológicas, que nos afectan a todos. Hágase saber a la sociedad que cada vez que se reconoce a un ser humano como amable, útil, digno, democrático, afectuoso y cálido, se instalan fuerzas psicoterapéuticas, que nos vinculan a todos…”

Nada más elocuente para entender la fuerza de la palabra, ahí está el significado y la responsabilidad del lenguaje y el buen o mal uso que le demos, este caudillo en particular con su abuso constante ha contribuido, como nadie, para reforzar o agravar un comportamiento psicopatológico crónico, colectivo, que nos afecta a todos y que contribuye a empeorar el estado de ansiedad y violencia en el que vivimos y que nos impide ser felices.

Capriles tendrá que colaborar para generar un ambiente psicoterapéutico que obviamente no será su única responsabilidad. Es tarea de todos comenzar a entender que si alguien abusa de la palabra hay alguien que permite, fomenta y es cómplice del abuso, será necesario erradicar al abusador genético que llevamos dentro, entender las maneras en que se expresa la ansiedad a través del lenguaje y como los estados de comportamiento individual (emociones) alteran o condicionan al colectivo, entonces abusar y permitir van teniendo sentido en todos nosotros. No es posible combatir el abuso con más abuso, es necesario combatir el abuso con su contraparte, que es el respeto y el uso apropiado de la palabra. Es más fácil responder al insulto que contenerse, que contener las palabras. A Capriles le corresponde (a todos), me atrevo a señalarlo, no responder a la agresión con más agresión, hacer de psicoterapeuta y no de ente psicopático, le corresponderá atender los consejos de Ramón Guillermo Aveledo, constructor y artífice de la unidad de los factores más disímiles en causa común, a Capriles le corresponderá demostrar que construir es más efectivo que destruir y que el estado y el gobierno deben ser poderes independientes de una buena vez y para siempre.

Xen Ten Xiao (JZP), 22 de febrero de 2012, cronista destacado en Barriozuela.

PD: hablando de abuso recordé este episodio de diciembre pasado, cuando a los celulares de miles o millones de venezolanos llegó un mensaje de texto presidencial, un costosísimo mensaje navideño de HChF, una muestra más de abuso disfrazada de buenas intenciones, transcribo el mensaje y mi respuesta que no fue recibida, pues se trataba de un mensaje unidireccional, decía: de Hugo Chávez para los venezolanos, “…cada diciembre, durante todo este tiempo, hemos celebrado victoriosos nuestra marcha indetenible hacía nuestra patria buena y bonita…plena de alegría, justicia, y de igualdad social, feliz navidad, compañeros y compañeras. Hugo Chávez…”

Respondí así: “…tú patria no es la misma mía, tu has dividido y separado a un país con tu violencia y mensaje de verbo encendido y tu conducta de líder autocrático. Tu navidad no es la misma mía, tu lucha no es mi lucha, yo no deseo luchar con nadie vale, yo deseo integrar a un país tal como lo soñaron libertadores y prohombres genuinos, tu igualdad no es real porque estás empeñado en segregar políticamente a una sociedad y tal como lo señalas tu mismo tu patria es de amigos y enemigos, contigo o sin ti, puesto que no aceptas disidencias, tu estructura de pensamiento no acepta la disidencia, ni tolera la diversidad, tu justicia no es la misma mía, tu patria buena y bonita no es precisamente mi concepto de patria buena y bonita, sin embargo te deseo también una feliz navidad en unión de tu familia y te respeto por ser el presidente electo de la mayoría de los venezolanos en democracia, por estar investido de la dignidad del cargo público, mismo que debes honrar para todos, ¡feliz navidad hijo de puta, de puro cariño vale!, ¿Cuánto habrás gastado en mensajes de texto navideños en un país de tantas necesidades? ¿Lo hiciste porque estás en pre-campaña electoral? ¿Te traicionó tu inconciente adeco y nos llamaste “compañeros y compañeras” al mejor estilo de Rómulo Betancourt?  que absurdo y que abuso lo que nos haces vivir.

Crónica post-electoral inmediata:

Entonces tuve la mala ocurrencia ó la imprudencia de preguntar a una señora con la que tropecé en una panadería valenciana por qué había votado, una señora encopetada, opositora a todas luces, además orgullosa de serlo, me responde de inmediato, qué por qué votar? Mijo!, pa´salir del tirano, ah! claro respondo, pero de inmediato recuerdo que quizá el tirano cohabita con ella sin saberlo y entonces además de “votar” con orgullo también debería “botar” a su tirano interno, pa´ cuando lo va a dejar?

El proceso de hoy es sin duda alguna algo inédito, trascendental, un ejercicio democrático más, un intento más de contravenir con los votos a un desgobierno totalitario que ha abusado de las elecciones para legitimarse y generó del hábito esta salida “primaria”, un hecho trascendental para intentar consolidar la alianza de los factores políticos variados y dispersos, para cohesionarlos en un único objetivo común. Seguramente traerá consecuencias buenas ese ejercicio electoral primario, pero insisto que la salida no es política sino de transformación social.

A mi manera poco objetiva, casi predispuesta de ver mal todo lo que tiene que ver con Barriozuela y sus particulares habitantes, reconozco distintos electores. Hoy reconocí a los consecuentes y educados electores, los de tradición y convicción, esos no son muchos, hay otros reeducados en el voto, que han ido aprendiendo la importancia de elegir, algunos de ellos desde la culpa que les genera el haber elegido mal antes, en el pasado reciente, cuando con sus votos se encaramó al que hoy quieren sacar, y piensan que deben hacerlo por la misma vía, electoral, estos casi ejercen el voto en la búsqueda del perdón, la culpa o redimidos, casi arrepentidos y culpables, tampoco son muchos. Hay votantes irresponsables, no cuentan mucho, votan sin razón ó de puro entusiasmo y finalmente están los votantes rocheleros, que en Barriozuela son bastante, muchos, son mayoría, esos son votantes pantalleros, votan para que otros sepan que votaron, son los que se embadurnan el dedo meñique de bastante tinta, para que les dure muchos días, sobre todo si votaron por la opción ganadora (ó a veces no), son votantes “cuadraos”, los que dicen “voté por Barriozuela”, y lo divulgan en mensajes de textos, por pin, por whatsapp, en Factbook, en el Twister, votan para delegar, consciente ó inconscientemente, la responsabilidad en otros, votan en un acto simbólico y trascendente también, para pasar la responsabilidad otro, otro que es el que eligen para que arregle lo que creen descompuesto, lo que está mal lo arregla el que “yo” elegí, el mío pues, porque así llaman a “su” candidato, el de ellos, mío con sentido de pertenencia, no con sentido colectivo sino muy individual, pero cuando ese ponga la torta, más temprano que tarde, porque ese elegido por las mayoría siempre se equivoca, ya no será más “su” candidato, y pasará, como marido venido a menos, a llamarse de la peor manera, adjudicándose los epítetos más variados ó escatológicos, y así de repente, deja de ser el que “yo” elegí y será “el bicho ese que eligieron los demás”. En ese grupo hay electores responsables y otros no tan responsables, pero son mayorías y eligen, hoy también eligieron a su gallo, al mío, a su candidato, al hombre que arreglará esta vaina y sacara primeramente a Chávez y luego arreglará todo lo que está mal, que no saben son ellos mismos, y así como la encopetada a quien pregunte por qué votar, volverán a votar más adelante para sacar otro tirano mientras no boten al tirano interno, al que llevan dentro, al que abusa, arroja basura a la calle, es infractor del tránsito, alzado, pantalleros, abusador, altanero, embustero, cuentero, comprador de artículos robados, cómplice, al que cree siempre que los demás son culpables, a ese al que la palabra prójimo le suena solo a familia cercana, al otrora venezolano feo que hoy es barriozolano común.

Así han ido eligiendo a cada personaje nefasto, así eligieron un analfabeta funcional dos veces (QEPD), y a un viejo oportunista (QEPD), dos veces también, y eligieron un borrachito, y a un llanerote buena gente con sus manada de compinches, y dejaron que un militar golpista, insurrecto y bocón llegara electo con sus votos, porque ese si era “cuatriboleao” y aquí sí hacía falta cachucha y mano dura y ahora ese bicho (otrora salvador) tiene 12 años haciendo lo que le da la gana, que fue lo que les dijo y no lo quisieron escuchar y no encuentran que hacer ni como sacárselo de encima con su manada de cuatrofebreristas corruptos, anti-civiles, militaristas, altaneros y alzaos, como ellos? Digo como los electores?, caramba!, suerte al elegido hoy, al seleccionado por la manada para endosarle la responsabilidad de erradicar las malas cualidades que ellos mismos llevan dentro, pero que es más fácil aceptar defectos en otro que en ellos mismos, suerte al elegido hoy, seguramente al que llamarán “el mío” y si fracasa, llamarán “el bicho ese” , suerte al elegido, que obviamente se parece a ellos ó tiene sus rasgos y cualidades, porque será su reflejo, al que eligen, siempre es la circunstancia, y siempre se parece a ellos, unos más y otros menos, pero no deja de parecerse a “su gente” a su pueblo, porque así los llamará él a ellos de ahora en adelante, y cuidado si no eligen uno bien parecido al espíritu del pueblo, otro de chaqueta tricolor, casado únicamente que con el pueblo y el compromiso (el poder), cuidado si ya olvidaron que las consignas tienen años pero la realidad no muestra los hechos, ni antes ni ahora, olvidan que hace falta más que buenas intenciones y promesas con manos alzadas, hace falta más que compromiso, hace falta realidad.

Suerte primaria para todos y a prepararse que el gallo ya tiene contrincante y ahora si comienza la campaña “sabrosa”.

Xen Ten Xiao (JZP), cronista destacado en Barriozuela, Caracas 12 de febrero de 2012, día de la juventud, día del ejercicio electoral primario, día del inicio, de la continuidad, de las posibilidades ó el día de la misma vaina de los bochincheros barriozolanos.

PD: a ver si aprenden a ser ciudadanos y no electores, que los prefiero de ciudadanos correctos a electores entusiasmados, por qué hacer demostraciones cívicas masivas electorales?, Por qué no demostrar civilismo con el cumplimiento diario de sus deberes?, respetando a los demás (derechos), sin atropellar, siendo amables, sin tocar cornetas, respetando señales de tránsito, sin llevarse por delante con las luces encendidas y cambios de luz a todos por el canal rápido de la ARC a más de 160 k/h en un acto violento? Por qué no demostrar respeto a los semejantes? Por qué hacemos fiestas democráticas electorales y no hacemos fiestas diarias de cumplimiento del deber y respeto a los derechos? Por qué? Porque son barriozolanos bochincheros, eufóricos, optimistas de la brevedad por desmemoriados. Por qué no aprenden a ser ciudadanos y a elegir después? Por qué no “botan” a su tirano interno que les gobierna desde hace bastante tiempo y les domina sus actos primitivos, digo primarios, y emocionales?

Crónica pre-electoral Barriozolana:

Imagen tomda de 3,blogspot.com

El asunto aquí no es si en pleno paseo de Los Próceres el caudillo grita y vocifera, si sus gritos contravienen el mandato taxativo de la constitución sobre el papel apolítico de la FA, el asunto es por qué la sociedad lo tolera. Quizá porque está sociedad rinde culto al personalismo, al caudillismo, porque es una sociedad de cómplices que tradicionalmente han rendido culto ciego al gritón de turno. Quizá porque no existen instituciones democráticas independientes.

El asunto no es si la arenga diaria bolivariana es violenta, el asunto es por qué esta sociedad tiene tanto tiempo permitiendo el discurso violento.

Estamos en pleno proceso electoral primario, yo diría que no es un proceso primario sino primitivo, retrogrado, de jingles y slogan, de cornetas y estruendo, de candidatos de manos agitadas cuando la cosa debería ser más seria. Veo entusiasmo desmedido y esperanzado en que este ó el otro son la alternativa de cambio, pero no veo a este ó a el otro señalando que aquí el asunto no es político sino social, no veo a nadie diciendo que la sociedad está muy enferma, ó que la rectificación debe comenzar por cada uno de nosotros, ó que la transformación debe generarse en cada uno de nosotros. Veo una sociedad que no piensa en lo colectivo sino en lo individual, una sociedad que exige derechos pero que no cumple deberes, individualistas que le exigen al vecino respetar normas y a la vez aceptar sus abusos. Así no sale adelante ninguna sociedad, sin educación no vamos adelante, y aquí nos gustan más los fusiles que los libros y vamos más a celebrar fracasados golpes de estado que a las bibliotecas. Un país rochelero y bochinchero que sigue con cancioncitas pegajosas al estilo adequito y cursi de Chelique Sarabia, una sociedad que se impresiona con la chatarra voladora rusa, que quiere seguir con misiones que fomentan la regalía, la dadiva, la dependencia y limiten el valor del trabajo, una sociedad que tolera celebraciones absurdas como el 4F, tragedia pseudo-epopéyica que ahora se pretende convertir en las simientes eternas de la nueva patria socialista, intentona disfrazada en el susto camuflado y madrugador de un grupo de alzados que contravinieron la constitución, que ensuciaron los uniformes esos con sus emuntorios, cobardes que luego fueron premiados con la figuración política, la oportunidad burocrática del poder desmedido y el robo abundante y grosero. Aquí todos aspiran al poder y a la posibilidad de abusar amparados por el. Que tal un 4F en donde en vez del abuso con las armas, se hubiera dado el abuso con la palabra?, que tal si todos hubieran solicitado la baja de las FFAA y se hubieran lanzado a al vida política pública sin abuso y sin uniformes? Quien le dice a los militares que deben alzarse cada vez que les parezca que este ó aquel lo hace mal? Ahora hay más condiciones adversas que en las oportunidades del carachazo ó el nefasto 4F, pero ahora el chavismo condenaría cualquier intento de sublevación, es la filosofía de mi golpe si pero el tuyo no.

Este país está en guerra civil y nadie lo señala con propiedad, menos en época electoral, una guerra civil de modalidad distinta ó inédita, que no es tan importante mientras se matan barriozolanos contra barriozolanos, la mayoría de las veces por ajustes de cuentas, droga ó control de territorio, pero que de vez en cuando se asombra cuando la violencia desborda el límite del barrio y afecta otros estratos donde habitan otros barriozolanos que se creen diferentes, es entonces cuando los muertos cuentan y son notorios, una guerra civil mantenida por el delito en todas sus modalidades, bajo la complicidad del estado, que lo niega, con la anuencia de los organismos policiales, que se benefician y participan y en el marco de un sistema judicial débil, ineficiente, que auspicia la impunidad. Una guerra civil que no existe ni es culpa de nadie, aquí cabe con propiedad decir; carajo! que ceguera!, que sociedad tan enferma y que sociedad tan enfermiza.

Hoy vi un país que camina en retroceso, una comparsita amarilla en Los Palos Grandes me llevo a un país de hace tiempo, de camionetas con cornetones estruendosos que dejan oír consignas electorales y propaganda vergonzosa, un país en donde uno de los candidatos primarios (ó primitivos) a la alcaldía de Chacao, camina de vedette, saluda, cuando al fondo se oye hablar a otro candidato presidencial primitivo, digo primario, sobre la nueva Venezuela, todo precedido de una samba juvenil (brasilera) agitadora, de ruidosa melodía en medio de aquella bulla sin sentido. De cual nueva Venezuela estarán hablando? De la que repite sus errores a cada rato?.

Para mi esa es Barriozuela, una mezcla absurda de locura con ansiedad y violencia desatada, siempre culpa de otros y nunca culpa propia, una comparsa de mesianismo, un derroche de esperanza olvidadiza a conveniencia para generar más bochinche. Barriozuela es un chiste mal contado, que le da risa a los bobos y a los pendejos, risa nerviosa, con miedo, saboreado a labios cerrados en medio de pólvora y mucha locura social, Barriozuela es siempre un proyecto, un continuo intento de ahora si, un pujo de algo atravesado que parece mejor afuera que adentro, Barriozuela es una calamidad tropical, con el alma negra de crudo petróleo y la miseria expuesta en el pesebre de sus ranchos.

Barriozuela es una improvisación, una elección constante, un grito altanero en el paseo de los Próceres que pisotea la constitución, es un debate estéril en la AN, en una plaza pública, en la barra de un botiquín, en el rancho ó en la cómoda vivienda de clase alta, Barriozuela es un absurdo de pague primero antes de comer en una panadería, de primero compre el ticket, de deje la cartera al entrar, de papito y mamita, de pillos y cómplices, de pague comisión para comprar carro nuevo, de competencia material, de buenos intentos y malos resultados, Barriozuela es un proceso electoral itinerante, una comparsita y un slogan de Chelique Sarabia que nunca pasa de moda. Barriozuela en un país enfermo, negado a tratarse y obstinado en reconocer la gravedad de su enfermedad. Barriozuela es un país que vive de la esperanza negado a los hechos, es casi una ilusión y una desilusión constante, Barriozuela es una neurosis ó una psicosis, Barriozuela es un bochinche andante.

Xen Ten Xiao (JZP), Caracas 09 de enero de 2012

PD: Barriozuela es un asombro, un contraste donde cabe señalar que obtuve pasaporte, sin palancas, en menos de dos semanas, entre la solicitud de cita telefónica y el envío al domicilio del documento de identidad.

PD2: Y el día 12 no votaré, cómo de costumbre, porque ninguna de las alternativas me representa y estoy cansado de elegir al menos malo, ahora en unas primitivas, digo primarias, elecciones menos lo haré. Ya veré si en Octubre me entusiasmo hacerlo, la salida no es electoral, es educativa, diría mejor de reeducación, de desaprender y reaprender, para que con educación suficiente seamos capaces de rechazar golpes, militares gritones y altaneros, ó civiles corruptos y bandidos, ineficientes todos.

2012: año nuevo y vida vieja:

Imagen todmada de centro de capitalismofiles

Cantidad de luces y fuegos artificiales en el cielo, de variadas formas y colores que son expresión de una alegría inusual y enfermiza, ó quizá de una alegría natural al despedir un año viejo ó recibir uno nuevo que para mi nada tienen de especiales ni representan algo que celebrar, seguro estoy que el anormal soy yo. Estaría bien un cohetito al aire y un sonido seco, suficiente, que alcance, pero un despliegue pirotécnico majestoso no!,que va! Eso no va conmigo.

Tiempo sin escribir nada, solo borradores, distraído como estoy, tratando de no perturbar mis inusuales calmas que solo emanan de un par de ojos y una fresca sonrisa que nada teme, que todo olvida, rápidamente, que quizá sea breve ó perdure según sus ganas sin ir pensando tanto en mañana. Tiempo sin escribir porque de alguna forma estoy aprendiendo a ser algo egoísta y quedarme con lo que pienso un tiempo más antes de soltarlo, egoísta porque no quiero aceptar la partida de nadie y retengo el destino en el silencio de mis palabras que están guardadas en el pecho, que es el lugar donde se comparten las emociones del alma, egoísta porque me resisto a entender la partida de los que jamás deberían marcharse. Tiempo sin escribir porque así pasa en ocasiones, hay ciclos, hay momentos y hay instantes, hasta para callar, cosa en la que él insistía y yo obviaba, así cómo también me decía tantas cosas en una enseñanza peculiar, esporádica, ocasional, productiva y útil, con las palabras administradas y con cuentos, relatos, ejemplos y parábolas. Una vez me dijo que no fuera esclavo de nada de lo que escribiera, que ignorara mis propias letras, que no memorizara nada si no me daba la gana, que no era necesario y que cuando algo de lo escrito me perturbara, lo soltara, lo regalara, lo enviara a algún concurso aunque sin aspirar premios, solo soltando las letras para que no pesaran. Que bien que hacen y enseñan los consejos de los sabios y de los seres elevados, yo conocí uno, estuve cerca de él sin ser su mejor discípulo, porque no merecía yo tal distinción, ahora estoy resistido a su partida y escribiré de él otro día más allá de las tristezas de hoy, cuando finalmente acepte que se ha ido.

En una ocasión me sugirió no quedarme en un mismo tema, si evocarlo generaba ansiedad ó rabia, ¨…No te quedes analizando tanto a la sociedad, la transformación de ella, en su totalidad comienza por ti, cambia tú y será suficiente…no les señales tantas cosas que ellos no quieren escuchar, la verdad puede ser tormentosa para quien no desea oírla y un castigo para quien cree tenerla..” por ahí iba algún consejo del maestro Inaudy, pero algunas cosas son inevitables, por ejemplo, cómo no hablar de esta sociedad de inicios de año, que transitará por la esperanza del año nuevo con las mismas calamidades de la vida vieja.

Una sociedad que permanece en estado inconsciente de ansiedad colectiva que genera violencia de formas variadas, de verbo, gestos y palabras, que genera actitud descortés, agresiva y predispuesta para pensar mal del semejante, una sociedad de pillos y cómplices, que duda del otro y siempre piensa que lo roban ó estafa, una sociedad de individualistas en donde la palabra prójimo y colectivo no van más allá del entorno familiar y cercano, una sociedad que ya no acepta cheques porque cualquiera comete un delito al emitir uno que luego será bloqueado por el titular ó no será pagado en el banco, mientras otras sociedades reciben un cheque con enmiendas y a ojos cerrados, una sociedad de justos por pecadores ó pecadores por encima de los justos y así al entrar a una tienda lo primero que escucharás, antes de los buenos días, será “deje la cartera ó la bolsa” pues piensan que entras a robarles, una sociedad que dejó de ser amable y es obsesiva del miedo al robo, al hurto ó al atraco, una sociedad en donde atenderte ó recibirte bien no es el objetivo, porque atenderte mal es la consecuencia de su ansiedad colectiva e inconsciente, una sociedad que genera y consume violencia en todas sus clases, donde malandros y hampones son considerados buenas personas sino te agreden ni te arrebatan la vida, donde criminales y policías trabajan para el mismo bando, una sociedad que en este 2012 espera que llegue un Mesías y los salve, pero no de ellos mismos, sino del otro que es el que está descompuesto y necesita salvarse, una sociedad de frivolidad, pancartas y consignas desgastadas, una sociedad de promesas y no de realidades, una sociedad decadente que anda de elecciones y proselitismo político abusando de la palabra y regalando esperanzas, una sociedad desastrosa que se ahoga en licor y disfruta del estallido de los fuegos artificiales, una sociedad que se confronta y lo disfruta a diario, un Caracas-Magallanes prolongado, de más de 9 inning con muchísima caña, una sociedad de infelices que se creen el cuento de su propia felicidad (la creen de ellos solos) porque el “yo” va primero que el “nosotros”, una sociedad de falsa solidaridad, de chismosos y cuenteros, de burlistas, de enfermos, que está gobernada por un hipócrita, chismoso, cuentero, burlista y enfermo como ellos, una sociedad que no acepta sus errores, que no tolera disidencias, que no tolera casi nada que no sea bochinche y róchela, una sociedad que no se indigna y no reconoce la creciente indignación de otras sociedades que protestan por la desigualdad y la injustita y el fracaso de los sistemas que las rigen, una sociedad que voltea a un lado, se hace la loca y fija la vista en sus símbolos materiales a los que se aferran con apego genuino porque sin ellos no son nada, seres vacíos y viciados, una sociedad de fanáticos, ciegos y alocados.

Una sociedad que desconoce sus faltas.

Xen Tn Xiao (JZP) caracas 15 de enero de 2012.

PD: que diferente sería esta sociedad si hubiera escuchado las enseñanzas del Girasol y hubiera atendido a la rectitud y nobleza de sus valores expuestos en ejemplos de vida y torrentes de letras sabias, una sociedad que desatiende a todos los que como él han intentado trasnformarla.

Discurso del Dr. Alberto Sosa  Olavarría in Memoriam a Efraín Inaudy Bolívar.

EFRAIN INAUDY BOLIVAR

Foto tomada del Carabobeño

Dr. Alberto Sosa Olavarría

Invocando a Dios Todopoderoso, la Santísima Virgen y al espíritu del Alma Mater que hoy nos convocan para despedir con honores a uno de sus más excelsos hijos:  Efrain Inaudy Bolívar.

Quisiera comenzar la semblanza del maestro y padre académico con una paráfrasis de lo expresado por el Dr. Ricardo Rojas, escritor y periodista argentino, Rector de la UBA (1926-30) en su Oración Fúnebre en el sepelio de Hipólito Yrigoyen: “Yo habría preferido no hablar ahora y perderme como uno más entre la muchedumbre, cuyo silencio de abismo y cuyo rumor de océano es superior, a todo empeño de elocuencia; pero traigo mandatos irrenunciables del corazón y del alma de todos los que aquí hoy se congregan y he de saber cumplirlos con el laconismo forzoso de quien debe ceder la tribuna a tantos otros intérpretes de la emoción y de los nobles sentimientos compartidos por tan dolorosa pérdida”.

Upata el pueblo que lo vió nacer un 24 de enero de 1930, hijo de Luis Inaudy Cazzetti y Ventura Bolívar de Inaudy, nieto de una india Pemón, Sulpiciana Bolívar, era el menor de cinco hermanos y quedó huérfano de padre a los seis años y a los 12 años perdió a su querida madre. A partir de ese momento quedo bajo la tutela del hijo mayor de los Inaudy Bolívar, su hermano Salomón. El gran afecto que la comunidad le profesaba a los Inaudy Bolívar, les ayudó a continuar adelante en pos del destino deparador de alegrías y tristezas, en sus agradecidos recuerdos de infancia surgía el nombre de Gustavo Sieguert.

El era un hombre del sur, nació cerca del majestuoso Orinoco y del impetuoso Caroní, en la ruta de la Gran Sabana y del Cañón de Necuima, donde según decir del Dr. López Gómez los “Okonos escribieron los libros de las invocaciones mágicas y curativas, los mitos y las leyendas de su fantasmagórico mundo”.

Su corazón se hizo con la sencillez imponente de los Tepuyes de la Gran Sabana, y su mente soñadora en las tonadas del becerrero

En 1952 ingresó  a la Universidad Central de Venezuela recibiendo el 22 de agosto de 1958 el título de Médico Cirujano como integrante de la “Promoción de la Libertad” apadrinada por “Leopoldo Briceño Iragorri”. Durante su formación como médico, recibió clases de obstetricia de los Dres. Oscar Agüero Tovar “Padre de la Obstetricia Moderna en Venezuela”, Cruz Lepage y Luis Capechi.

Apenas graduado se trasladó a Valencia e ingresó como Interno rotatorio, al Hospital Central, durante dicho internado hizo pasantía por el Servicio de Medicina Interna con el Dr. Fabián de Jesús Díaz y los Servicios de Emergencia y Obstetricia. En 1960 obtuvo el cargo de Médico residente de Maternidad, siendo sus compañeros de trabajo Francisco Montoya Travieso, Jesús Mendoza Romero, José Luis Ceballos.

Estos residentes fueron de inmediato incorporados al programa de entrenamiento y formación de especialistas implantado por el Dr. José Luis Fachín y sus colaboradores. En 1964 obtuvo el título de Doctor en Ciencias Médicas, y en 1969 logró una beca de la OPS y se trasladó a Montevideo donde realizó el curso de Perinatología con los Dres. Roberto Caldeiro-Barcia, Hermógenes Alvarez y Serafín Pose. Difíciles días, lejos de la familia, la nostalgia convertida en desasosiego y la sed infinita de estar cerca de ellos, casi lo aleja del objetivo trazado. Sus maestros uruguayos y el maestro José Luis Fachin De Boni,  le reconfortaron el espíritu y lo hicieron desistir del prematuro retorno a sus querencias.

En Valencia encontraría a la mujer de sus sueños Luisa Omaira Caballero, hoy junto a él  y con los ancestros pemones. Con ella construyó su idolatrada familia “pedestal de su obra y alas inagotables para el vuelo de sus sueños”, sus hijas Piedad y Luisa Fernanda, son las depositarias de un amor paterno transformado en poesía, sus nietos la consolidación de su más prístino afecto. .

Aparece en la nómina de fundadores de la Cátedra de Obstetricia de la Universidad de Carabobo, habiendo alcanzado, en estricta prosecución dentro de la institución, el escalafón de Profesor Titular. Desde su regreso al país en 1970, el Dr. Efraín Inaudy Bolívar, reanudó su actividad docente, y comienzó a realizar una intensa e incesante labor investigativa en el campo de la Perinatología y de la obstetricia, traduciéndose en más de 80 trabajos científicos publicados en revistas médicas nacionales e internacionales. Su acción pionera en este campo hizo de Carabobo el estado primigenio de la Perinatología en Venezuela y a él lo ha transformado en el padre de esta especialidad médica en el país, existiendo más de un centenar de especialistas formados bajo su tutela directa o sucesoral, pues sus herederos han perseverado en el empeño del maestro: ¡formar las generaciones de perinatólogos que habrán de relevarlo!

A todos sus alumnos nos inculcó el sano propósito de alcanzar metas científicas invocando siempre a la Universidad de Carabobo, y quienes compartimos con él la soledad del laboratorio, horas en la mesa de trabajo, años entre el dolor y la alegría que ofrece el mundo maternal hospitalario, insomnios, frustraciones y a veces el éxito, …largos días recibiendo sus doradas espigas de conocimiento y humano mensaje en las aulas universitarias, hemos visto acrecentar sin pausa, la visión que de este docente nos formamos: gigante, dispuesto a ofrecer siempre sus hombros a aquellos que quisiesen mirar más allá de lo que él podía ver.

Son inolvidables sus didácticas y estimulantes clases magistrales, donde la sencillez del elegante vocabulario no transgredía el nivel científico, en cada una de ellas se conjugaba lo estimulante del novedoso y actualizado conocimiento, con el mensaje humanístico orientado al cuidado del mundo maternal. Durante su exposición, en el aula existía una atmósfera especial de respeto y admiración, sólo sus palabras rasgaban el silencio que guardábamos sus alumnos.

Certera la afirmación que le hiciera el Dr. Bernardino Marvez, cuando al final de una conferencia dictada por el maestro Inaudy, le dijo: “Estoy convencido, que si Diógenes el cínico, lo hubiese alumbrado a usted en Atenas, habría detenido la luz de su farol, porque al fin había encontrado al hombre de su exigente búsqueda”.

Efraín Inaudy Bolívar pertenece a la Universidad de Carabobo, es parte de su gentilicio académico, y él porta el estandarte de la academia excelsa.

Cabe destacar que la Unidad de Perinatología de la Universidad de Carabobo, fue fundada por Inaudy Bolívar en el año de 1972 y que la misma constituyó, hasta que en aciago 31 de marzo del 2000 desapareciera bajo la implacable e injusta acción de las llamas, una estructura pionera y modelo para el país donde se prestaron cuidados de máxima complejidad a las gestantes de alto riesgo.

En esta unidad quedó  patentizada la preocupación de este ilustre médico por las pacientes y sus hijos, binomio madre-hijo, como él solía denominarlo, que contribuyen de manera significativa a que las cifras de morbimortalidad perinatal permanezcan elevadas, fuesen atendidas de la mejor manera para así garantizarle a la sociedad una madre y un recién nacido sanos. ¡Las cenizas de esa unidad y de la maternidad del Hospital Central de Valencia no parecen dolerle a nadie!, once años después no han sido recuperadas.

De la primera cohorte de especialistas forjados bajo su tutela me encuentro, junto a Raimundo Fernández Torres, Hugo Díaz Núñez, Jorge Sucheni Aure, Alicia Rodríguez de González, Antonio Scaramella, Humberto Ríos y Ramiro González Silva .

Su especial personalidad siempre lo mantuvo cerca “a la tristeza de los puertos que al amanecer están huérfanos de navíos”, pero ésta, lejos de disolver el afán creador de poesía, lo acicateó hasta “entregar en las manos, esas palabras que nos dicen lo que se esconde adentro, dando su alma, ese silencio que lo llena todo y ese vino añejado en el odre de sus sentimientos”.

Su pasión por el mundo intrauterino y su inclinación a la poesía podrían conjugarse a esta paráfrasis que de unos versos nacidos del alma de Neruda me atrevo, sin intención profana, a trastocar:

Dadme para mi vida

Todas las vidas de los que no han nacido

Dadme todo el dolor, de todas las madres del mundo

Yo voy a transformarlo en esperanza…

“Diálogo con las luciérnagas”, “Un grito en la Tormenta”, “Poesía Breve” y “Tarjetas de Navidad”, “La Aldea Sonora”, Los Pájaros de Majay”, “Panoja de los deseos”, “Los Calimbas”, “Guriana” y “Cocorocó”, entre otros, son el fruto del alma del poeta, manjar para el espíritu, compartir una vida “hecha de todas las vidas, de todos a quienes les canta: mujer, hombre, animal o cosa, de los lugares a donde ha ido y de los que no ha podido desterrar sus recuerdos”.

Hablar de Efraín  Inaudy Bolívar, es disparar en andanada, el multicolor afecto, es el rendir culto a la amistad, a la sola mención de la palabra, surgen en tropel, los nombres de su entorno académico, José Luis Fachín De Boni, Francisco Montoya Travieso, Luis Enrique Torres Agudo, Armando Arcay Solá, Fidelia Guerrero, Simón Infante González, Aldo Giugni Maselli, Pastor Peña Ortiz y Andrés Orellana Chacín, a quienes reservó un especial recuadro en el policromo de la galería de sus vivencias, y en un lienzo llamado “Una fecunda hermandad”.

El mundo del poeta, el de los sueños rasgados por añoranzas compartidas, trae a su memoria a Jesús Soto, Eugenio Montejo, Ramón Ordaz, Luis Alberto Angulo, Carlos Villaverde, José Joaquín Burgos, Gustavo Pereira, Alejandro Oliveros, José Rafael Urbáez, Faver Páez, Montiel Alvarado, Carlos Ochoa, José Napoleón Oropeza, Braulio Salazar, Wladimir Zavaleta, Antonio Rojas Bueno, Fritz Küper, Adeliz Rivero, Tomasa Ochoa, Pedro Tellez, Toledo Tovar, La Rosa, Búgalo, Policarpo Contreras, Federico Núñez Corona y tantos otros, cuya mención, el tiempo y el espacio antoja breve, todos ellos habitan con los Calimbas de San Esteban, en una “Aldea Sonora”, en la que a la nocturnal sombra, y “Al Pié de un Roble” han pasado más de “Una Noche dentro de una Guitarra”.

No he encontrado mejor alegoría que describa el sentir del Dr. Inaudy, la presencia del afecto de quienes le conocieron y aprendieron a quererle, que aquella plasmada en uno de los versos de Pablo Neruda:

“Amigo, llévate lo que tú quieras,

penetra tu mirada en los rincones,

y si así lo deseas, yo te doy mi alma entera,

con sus blancas avenidas y sus canciones.”

En él se conjugaron la maravillosa presencia del sembrador, que abriendo surco desgrana la mazorca, abonada con el conocimiento sobre una tierra sedienta del saber, y poder ver, colocándose al mismo nivel del fruto cosechado, para regodearse en el esplendor de su reflejo, reconociendo en su profunda sencillez, lo deseado: un arco iris con más colores que aquél que le acompañó al sembrar las esperanzas.

Desgranar el número de auríferas preseas, destinadas a reconocer sus méritos y que seguro amontonadas con sus libros de poesías, sus cuentos y sus novelas reposan en el cofre de dónde sacó el pergamino con la leyenda de los Calimbas, resultaría algo que no cuadra al alma del poeta a quien podríamos escuchar diciéndonos: “dadme vuestros sentimientos, los de hombre girasol, y los prenderé a mi pecho como invencibles bastiones, con las cuales desafiaré y derrotaré a los hombres obsidiana”.

Con su permiso, debo mencionar, los que a mí entender, son los más relevantes: Padrino de la XIII Promoción de Médicos Cirujanos de la UC, Premio Pastor Oropeza, Premio Dr. José Tomás Jiménez Arráiz, Premio Dr. Luis Pérez Carreño, Premio Nacional de Literatura de la FMV, Maestro de la Ginecología y Obstetricia Latinoamericana, Miembro Fundador de la Asociación Venezolana de Ultrasonido en Medicina, Miembro Fundador y Presidente vitalicio de la Sociedad Venezolana de Ultrasonidos en Obstetricia y Ginecología, Miembro Fundador de la Federación de Asociaciones de Escritores de Venezuela, Miembro de Número del Centro de Historia del Estado Carabobo, Miembro Correspondiente de la Academia Nacional de la Historia, Miembro de la Academia Nacional de Medicina, Hijo Ilustre de Upata, Hijo Adoptivo de Valencia, Padre de la Perinatología en Venezuela, y su querida universidad, en justo reconocimiento a su larga y fructífera trayectoria, el Doctorado Honoris Causa.

La mejor semblanza que de Efraín, he leído con el regocijo del homenaje propio, en el discurso que el Dr. Bernardino Marvez, un cultivador de letras y palabras que en preciado fruto de exquisita oratoria, pronunciara con motivo del bautizo del auditórium del Centro Policlínico Valencia, y en el que calificó al Dr. Efraín Inaudy Bolívar como: “ Hijo ilustre, de los más ilustres de la hermosa Upata; hijo adoptivo, de los más esclarecidos de su amada Valencia, cuyo nombre flamea en el espacio azul, escrito en aurífera leyenda, sobre el fondo estrellado del lábaro blanco, de los elegidos, de esos símbolos designados por Dios y la Naturaleza, para ser benefactores de la humanidad, autor genuino y consumado del trabajo creador para la ciencia y la belleza, siempre dentro de las más estrictas normas de la moral y la dignidad humana”.

Un aprendiz de poeta, aún bajo el manto protector del maestro, el Dr. Jesús Zurita Peralta escribió anoche bajo una hermosa luna llena: “…hubo una vez un alma que el universo le prestó a la humanidad para un espacio temporal e imaginario, esa  alma se hizo cuerpo, un roble fuerte del cual nacieron muchas ramas, hubo una vez un alma hecha pájaro que deleitó con su trinar y entusiasmó a muchos pajaros!, y hubo una vez una cualidad hecha presencia, hecha bondad! Hubo un hombre hecho escritura en prosa, todo poesía, todo humildad, que se fue perpetuando en todas esas ramas, haciendo tanta sombra que abarcó más allá de donde quiso y más allá de donde llegaba  su mirada, que jamás fue limitada. Hubo una vez un hombre hecho cuentos de Calimbas, de Guriana y breves poesías que venían del alma…pero el universo se cansó de vivir sin él y lo reclamó de vuelta una mañana, un domingo temprano, que es el día en que se van los sabios, se quedan dormidos y se marchan sin molestar…simplemente se van..y entonces el brillo de la luna se hace inmenso, para recibirlo y llevarlo de vuelta al universo de donde emanaba su fuerza hecha Girasol!

Nadie debería llorar a los genios ni a los sabios, sino despedirlos simplemente con afecto y con aplausos…las lágrimas sería el aderezo del alma dolorida, significan el recuerdo de aquello que es y será eterno en nuestra memoria.

“Tus admiradores hoy te despiden y te honran en tu más pura esencia, el Alma Mater de tus sueños te acompaña. Descansa en paz y vuelve al universo hecho luz, luna, estrellas, constelaciones, galaxias y poesía, que aquí nos queda todo tu legado y la certeza de haber compartido vida con un espíritu que trascendió las dimensiones de lo humano para convertirse desde hoy en un ser divino, místico y celestial del que nos sentimos agradecidos por haber conocido y amado”

Se nos fue muy temprano y un día Domingo que es el día que se van los sabios y hacen más brillante a la luna…nos deja la responsabilidad de honrarle siempre! Ayer se nos fue Efraín Inaudy!, no hay lágrimas sino cánticos poéticos para un alma pura, única que trascendió lo humano…Adiós, niño becerrero, adiós viajero incansable, adiós poeta, adiós maestro, adiós, amigo, padre y hermano, esposo y abuelo, adiós hombre Girasol!

Tu nos enseñaste a andar para dejar nuestras huellas, pero aún y por mucho tiempo son tus huellas las que dejaremos al andar, así Efraín has entrado en la muerte, que para tí es la inmortalidad, realizaste tu destino plenamente, y ahora, con más razón que antes, no podrás ser olvidado por la ciudad que te vio nacer, la que te hizo su hijo adoptivo y por la universidad que amaste y te amará por siempre.

Valencia 9 de enero de 2012 a 15 días de tu cumpleaños 82.

¡ Epa pana!:

La muerte es inevitable para todos, llega con más ó menos prisa según sea el balance entre los tormentos y las alegrías, pero lo cierto es que llega la estemos esperando ó no, repentina ó anunciada, pero llega y es definitiva. En tu caso y permíteme el tuteo porque es una costumbre tuya y mía, la enfermedad es un camino que te pondrá más cercano, en teoría, con las reflexiones que generan el hecho próximo a dejar de existir físicamente, los que mueren por accidente no gozan de ese privilegio y pierden muchos de forma abrupta, sentirán seguramente un arrebatón de vida y no un final de vida. Así que unos transitaran un camino de reflexiones previas y los otros quizá deban hacerlo en otro lugar.

Tu enfermedad ha sido enigmática, como casi todas tus cosas, tú eres secreto de estado y tu estado da para hacer conjeturas, ojalá mejores, ojalá te cures, pero por lo que he oído, en tu caso, la expectativa se llama sobrevida. Yo también sobrevivo, pero como muchos de los que aquí viven, sobrevivo en mis carencias y las cosas que no alcanzan y me roban la felicidad, que es un bien social colectivo, la felicidad como la entiendo, va más allá de lo individual y depende del entorno, de la manada, manada que siempre tiene un líder. Sé muy pocas cosas de la vida, por eso tampoco podría decirte casi nada de la muerte, podría citarte a dos ó tres pensadores que he leído por ahí distraído y decirte que opinan ellos de la muerte, pero lo real es que el valor a cuidar es la vida, la de ahora, no la del más allá, si es que lo hay, seguro estoy que desde allá, si hay chance, nos harás saber algo. Decía que para algún pensador la muere no existe vale, porque mientras estemos vivos ella no está, y cuando llegue ya no estaremos vivos, quizá leí eso en algún libro de consejos filosóficos para dummies, pero me gusta y lo comparto contigo.

Te decía que sé muy pocas cosas, y he escuchado opiniones venidas del mundo científico, diciendo que el cáncer entre muchos factores involucrados, algunos hasta desconocidos, tiene que ver con los estados emocionales, tu sabes, el cuerpo y sus mecanismos de enfermar y sanar, el cáncer dicen está relacionado con sufrimiento, odio, rencor, y es bueno buscar sanar eso para ayudar a sanar el espíritu también, que es quizá quien enferma y lo expresa en el cuerpo físico, entonces si esto que te cuento es cierto, la convalecencia con sus mejorías y recaídas es la oportunidad de reflexionar, sacar cuentas, ser tu propio juez, y soltar la cargar ó aligerarla antes de partir.

Tú en particular has tenido muchas oportunidades de reflexión, así lo sé, has pasado por momentos difíciles, por momentos de decisiones importantes, porque has sido por unos años el líder de la manada, así que me permito invitarte a que hagas algunas cosas buenas antes de partir, quizá debas devolverle el rojo sangre a la bandera nacional, el rojo que robaste de ella, y hacernos de nuevo seres tricolores, quizá la vida te está otorgando en una prolongación con la posibilidad de dejarnos nuestra propia subsistencia como manada, así que quizá sea bueno que vayas por ahí y nos aproximes, que nos unas, que nos enseñes a tolerarnos y nos dejes ese mensaje, quizá sea bueno que vayas por ahí analizando tus 12 años de liderazgo, sacando conclusiones sinceras de éxitos y fracasos y nos legues algo que dure más allá de ti, que nos enseñes a dejar de ver hacía atrás, a olvidar el pasado y pensar así adelante, quizá nos puedas dejar una consigna de patria nueva y unida, como la consigna “orden y progreso” que el gigante amazónico tiene en su bandera, que tal algo así “venezolanos todos”, ¿que te parece?.

Te escribí como hice otras veces, escribiéndole a alguien conocido, porque te conozco y estás en todas partes, pero sabiendo que ni te llegan mis palabras, ni seré tomado en cuenta. Mi recomendación, aprovecha vida y has que la manada también aproveche algo de ella.

Xen Ten Xiao, (alias Jesús Zurita Peralta)

Caracas 27 de octubre de 2011

La sociedad adolescente:

Quizá este sociedad no esté enferma en realidad, quizá su comportamiento colectivo corresponde al de una sociedad adolescente, pre-adulta, como le he oído decir a muchos pero especialmente a Rafael Osío Cabrices. Un país joven, que se mueve en los extremos pues no teme a los peligros, que aún se anda buscando un fundamento y una doctrina para entrarle de lleno a la vida adulta. Así que por ser adolescente y transicional, es típico que se comporte con irresponsabilidad, poca memoria, que consuma y se intoxique, que discuta acaloradamente a los ímpetus de la juventud, que vocifere y gesticule, que insulte, que rete, que manotee, que vaya a gran velocidad por caminos estrechos sin presentir peligros ó pensar en daños, que celebre, que se divierta en exceso, que bochinche, que aún estudie, que estudie poco y con flojera e irresponsabilidad, porque es hija de un padre rico, adinerado, que se ocupa de otras cosas y tapa sus ausencias con dinero, apostando a que más adelante el destino endereza  lo torcido. Es una sociedad colectivamente inmadura, endémica, que vive al margen de la ley, que aprecia poco la vida, que se detiene muy poco a mirar detalles y busca las imágenes de bultos, y que tiene dos caminos para elegir, dejar que la adultez llegue sola, sin pesarlo y ya luego muestre el saldo de sus experiencias ó seguir de adolescente por siempre, eternamente joven e inmadura.

El ejemplo de la adolescencia es razonable para aceptar entonces que esta sociedad se fije tanto en lo superficial, en la apariencia, es como si quisiera cambiar constantemente de ropa, aún cuando esté en buen estado, que carezca de mundo interior, un vacío afectivo de padre, madre y referentes familiares, porque va sola, casi a la deriva, buscando el apoyo de los amigos, sin mucha guía y con algo de suerte, tratando de innovar cuando quizá está copiando estilos, pero al hacerlos propios los cree originales, es una sociedad que gusta de los uniformes y las ideas de igualdad, iguales de él para abajo, porque en el fondo es egoísta, ególatra, egocéntrica, parlanchina e imprudente. Es una sociedad buscando definirse, mientras sigue viendo a los demás de arriba abajo.

No creo en lo particular en sociedades totalmente perdidas, todas tienen reservas morales (genéticas) para hacer un colectivo favorable, aunque la tendencia, dejada sin regulación ó límites es ir al caos Todas son rescatables, pero las sociedades jóvenes se comportan imitando, necesitando siempre el líder que las dirija, un guía ó jefe de la manada ó la pandilla que va señalando y el resto va obedeciendo, así, sí hay que robar, roba, si ha violencia se comporta violentamente, si hay arrogancia, es arrogante, si hay soberbia y rebeldía, pues es soberbia y rebelde. Esa sociedad joven, adolescente e inmadura busca quien represente su juventud, adolescencia e inmadurez, sin hablar o analizar el pasado, sus líderes querían ser jóvenes ó parecerse a ella (a la sociedad), salvo contados casos, es una sociedad joven que desestima el consejo del anciano y mucho menos tolera que le señalen caminos por donde debe seguir, no se deja aconsejar, porque su hoy y su futuro es de ella y lo traza ella. Una sociedad políticamente inmadura y juvenil, administrando riquezas incalculables, reservas y riquezas que parecen entusiasmarle para elegir la vía de seguir eternamente joven.

Es una sociedad adolescente que se reproduce y multiplica irresponsablemente, casi 30% de embarazos en adolescente, menores de 19 años y la mayoría son embarazos en menores de 15 años. Que pasó de 15 millones a casi 30 millones en poco tiempo, con una estructura de país y de familiar en crisis, con mala educación, me refiero a un sistema educativo (de instrucción) malo y una familia que poco educa y estamos hablando obviamente de las mayoría que definen un colectivo, porque los adolescentes son susceptibles y alguien se podría molestar.

Una sociedad adolescente es aquella que responde que todo está bien cuando le hacen  una encuesta sobre la felicidad, que todo está bien, confundiendo al encuestador, adulto, que conoce sus fallas y carencias, que queda desconcertado, una sociedad que cuando le preguntan por el sistema educativo, la salud, la previsión social, la vivienda, etc., contesta pensando en ella individualmente y no en el colectivo. El adulto piensa en un “todos”, el adolescente en él, porque en esencia es egoísta y tiene un mundo centrado, limitado a su entorno ó que gira en torno a él, es la razón por la cual esta sociedad adolescente, carente de muchas cosas, ocupó brevemente el TOP 10 mundial de la felicidad hasta que fue analizada con los parámetros de las sociedades viejas y recibió un asterisco ó fue simplemente excluida por mentirosa. (adolescente)

La sociedad adolescente es impredecible y contradictoria, así que no hay muchas formas de adivinarla a largo plazo, quizá sea más fácil analizar sus tendencias recientes, pero no sabemos que va a ser de ella para un futuro más allá del ahora. La sociedad adolescente tiene tendencias electorales pasionales y emotivas, puede engancharse en una imagen ó militar la política con fe religiosa y devoción que cambiará tan rápido como le muestren otro nuevo Dios, es como seguir con fanatismo a un grupo de rock y luego dejar la pasión en un nuevo grupo que traiga innovación y marketing. La sociedad adolescente no quiere trabajar, ni estudiar, ni responsabilizarse, así que si le dan todo y le facilitan todo ahí se queda, pues le ponen en bandeja la posibilidad de no elegir y quedarse eternamente adolescente.

El asunto es que está sociedad tiene una adolescencia extendida, de 200 años, caprichosa, cíclica, de repeticiones, que no presta atención a las lecciones, que sigue irritable y reactiva, hiperreactiva. Es una sociedad que podemos definir parafraseando a Uslar, cuando definió al venezolano por allá por 1948, más ó menos así: “…La sociedad adolescente venezolana representa la confluencia y suerte conductual de tres elementos raciales, negro africano, español (europeo) y originario ó nativo, heredando de ellos sus cualidades menos favorables, llegando a la adolescencia después de transitar una infancia problemática y carencial. Es de sensibilidad delicada, irritable, volátil, de rápida adaptación, de inteligencia viva y ligera, muy intuitivo, ambicioso, igualitario y dado a reunirse en sectas, devoto de lo mágico y de lo novedoso, es violento, sobre todo bajo influencia de tóxicos ó cuando está en grupos, es excesivamente confianzudo, creativo, con tendencia a olvidar rápido y convertir sus desgracias y calamidades en chistes y ocasión para hacer humor ó reírse de él ó sus semejantes, es generoso pero con falsa solidaridad, chismoso, cuentero y fabulador, imprevisor, pobre de conocimientos y cultura, aficionado a la música y de buena chispa musical, peleado con el orden (desordenado), la sistematización, las leyes y la jerarquía, a las que constantemente reta…”.

El tiempo que dure esta adolescencia y lo que de ella resulte ó sirva para formarse psicológicamente será la suerte de la nación (adultez) futura, atormentada como siempre está entre el mesianismo, los líderes, la improvisación y la confianza en su suerte casi providencial. Este adolescente se construye a sí mismo sin los referentes parentales, pues es casi una sociedad huérfana funcional, con un megapadre hipertrófico que se llama Simón Bolívar, un joven anciano que aún vive y una madre que trabaja y está ausente, unida afectivamente a una pareja nueva que se llama Petróleo Ricachón, lo que en definitiva confunde pues parece tener dos padres, dos figuras masculinas y una madre geográfica que todo lo permite y todo lo da sin pedir ó exigir nada, que se llama Venezuela. Por cierto este adolescente coquetea actualmente con dos parejas, seduce y se deja seducir por oposición y oficialismo, una rica, de sociedad y una pobre y urbana,  con ellas asiste al culto religioso del chavismo, aunque comienza a sentir que su fe no está por esa vía, esperando por otra manifestación ó revelación.

Así va esta sociedad adolescente, particular ó singular.

Xen Ten Xiao, JZP, 12 de septiembre de 2011, año XII D.Ch.

PD: los dirigentes de la sociedad adolescente pueden descubrir después de 12 años de gobierno que el sistema sanitario y los hospitales son deficientes y no sirven, señalar como culpables a los gobiernos anteriores, como si se trataran de la comisión de enlace de algún gobierno recién elegido.

El consejo nacional electoral de la sociedad adolescente puede retardar peligrosamente el fijar la fecha de las próximas elecciones presidenciales del 2012, esperando instrucciones ó el parte médico sobre la enfermedad del líder adolescente que enfermó prematuramente.

Todo porque no tiene temor ni siente la proximidad del peligro.

Crónica de un viernes cualquiera:

Un viernes similar a otros, “la frase del día” llega con retardo, ya no puedo contestar a la primera, es común que así ocurra cuando la recibo en la tarde, cuando estoy ya más cansado de no hacer nada. Un día de lluvia, truenos y relámpagos, suficientes avisos para que todos los caraqueños con el privilegio de vivir a orillas del Guaire saquen sus canoas y Kayak y se alisten para hacer rafting. La crecida fue súbita, el Guaire, aun con las obras de saneamiento ya por concluir, es impredecible, y las crecidas son fantásticas y ofrecen a los habitantes de esta aburrida ciudad la ocasión para la diversión. Aquellos tiempos en que las crecidas traían escombros y peligros, pasaron ya, aquellos tiempos en el que el río se desbordaba, es pasado, ahora es un río limpio, sano, navegable, que se transforma y facilita la practica de los deportes extremos, tan solo en épocas de mucha lluvia, así lo dispuso la revolución y así fue.

El nivel subió tan rápido que algunos olvidaron ocupar sus kayak y la primera corriente fuerte los arrastró sin aviso, esos son por así decirlo los aventajados, los imprevisivos, que serán rescatados, kilómetros abajo, por las cuadrillas de (des)protección civil y del cuerpo (desmembrado) de bomberos que también se alistaron para el trabajo al saber  las primeras señales de tempestad. Que espectáculo tan maravilloso, los que pudieron, se colocaron al margen del río citadino para mirar la fuerza de la corriente, nivel 5. En ella flotaban y se deslizaban con la fuerte corriente algunos objetos que a manera de obstáculos lanzaron los empleados del Ministerio del Poder Popular para Los Deportes Extremos (MinPoPuDEx) y algunos de la Alcaldía Bolivariana de Libertador, que también estaban atentos a las voces celestiales para dar inicio a la jornada náutica del viernes, de repente, montones de bolsas negras de basura, escombros, latones, carros viejos, pedazos de neveras, lavadoras, basura, palos y una que otra cosa difícil de precisar se vieron flotando en el río a gran velocidad, que eficiencia dije yo, hoy se les hará difícil la jornada a los deportistas al ver la cantidad de cosas arrojadas al río para la ocasión por los efectivos funcionarios de la revolución bonita, que eficiencia!, la crecida prometía dificultad y entretenimiento.

Los espectadores encendieron cámaras de celulares, para captar en imágenes y videos el impresionante espectáculo. Los primeros que disfrutan de estas crecidas fluviales-citadinas son los pocos habitantes que quedan viviendo en las áreas inseguras, otrora llamadas marginales, ahora todos viven en lo que hoy se conoce como las barriadas socialistas de los incluidos, ellos son los primeros en tomar la crecida por sorpresa y esta tarde les tocó aprovechar el río muy temprano, les siguen el resto de los habitantes que como pueden dejan lo que estaban haciendo para disfrutar de la crecida del río, y por último los que viven al este de la ciudad, ahora los excluidos, apartados del río, son los últimos en aprovechar los beneficios de la crecida, para ellos el recorrido ya es para hacer un rafting categoría 3 ó 4, aún así, todos disfrutan. Ordenadamente siguieron las rutas trazadas, y unos pocos y desafortunados, que no atendieron las señalizaciones, fueron victimas trágicas de un día de lluvia y deporte extremo en la gran ciudad Chávez, antes Caracas, Las autopistas y avenidas se convierten en quebradas y por ellas también se hace algo de rafting, pero de menor riesgo, el tráfico se detiene y todos aprovechan, son los efectos del socialismo para todos.

Al final de la tarde todos regresan en los autobuses rojos del Ministerio del Poder Popular para el Transporte Público y Tránsito Urbano (MinPoPuTPTU) que dan servicio gratuito y forman parte del operativo de repatriación de los deportistas extremos, estos son recibidos con pancartas dispuestas en las entradas a Ciudad Chávez, que dicen textualmente: “Vienbenidos Depoltistas”, lo cual refleja que nada estaba preparado y es un acto espontáneo y solidario de los co-habitantes de esta gran metrópoli moderna y socialista que dispone de unos gobernantes que piensan en todo.

La ministra Farias busca en su directorio del RedBerry, por la “Ch” de Chávez el número del presidente, al final lo consiguió por la “J”, no entiende por qué, ya se ocupará de saber quien hizo la broma, llamó y cae la contestadota, el mensaje dice: “…usted se ha comunicado con el teléfono del Comandante-presidente, en este momento estoy en Cuba haciéndome la quimio, por favor, después del tono, deje su mensaje que en breve le contestaré ó envíe un mensaje por mi “tuit” @chavezconcancer, larga vida para mi!…”, así termina el mensaje, la Ministra le deja un saludo, le suena un besote y le da primicia del exitazo de la primera jornada de rafting por el Guaire de esta temporada, llamada “de ciudad Chávez pa´Guatire de un solo jalón”. Se entregaron medallas a todos los participantes y un cupón de 500 bsf, valido para un gran mercado familiar de cesta básica, para canjear el domingo 31 de febrero de 2012 en “cualesquiera” de los “Mercales, Éxitos ó Pdvales”, más cercanos.

Es un viernes cualquiera, las noticias en la prensa opositora que aún leo, destacan en primera página la noticia que el imperio yankee, por cierto los Yankees van de primeros en la americana, incluyó a otros cuatro distinguidos funcionarios revolucionarios en la lista negra del departamento del tesoro norteamericano, acusándolos de terroristas y con orden de confiscar bienes y congelar cuentas, que ridiculez! Razón tiene el canciller,  quien declaró de inmediato y salió en defensa de estos patriotas, desestimando las acusaciones imperiales, mientras atendía asuntos desde lo que queda del hospital J,M. de los Ríos, destruido por culpa de los gobiernos anteriores. Me decía yo, ¿que plata pueden tener en el exterior? ¿En Estados Unidos? ¿En el Imperio? Unos honestos funcionarios, un diputado socialista como Freddy Bernal de donde va a acumular bienes ó como van a tener depósitos ó dinero afuera honorables miembros de la fuerza armada nacional bolivariana, si según el presidente-comandante-convaleciente el sueldo de un general son 7.500 bsf y con eso no viven y por eso anunció en cadena nacional, como hace todo, de cara al país y de forma transparente, que como ellos no están sindicalizados, él velaría por ellos, por sus hermanos de armas, yo no sabía que el presidente tenía hermanos de  armas, pero ya entiendo porque no se mete con los malandros, y entonces en época pre-electoral les subirá el sueldo a todos sus hermanos, ¿no se si incluye a los malandros?, ¿cuanto puede ganar Bernal para tener dinero afuera?, si solo ha sido Alcalde, Diputado asambleísta, superministro, vicepresidente, y que yo sepa con esos sueldos de funcionario público ó militar nadie se enriquece, que aburrida la prensa opositora, siguiendo el guión que mandan las cucarachas del imperio, por eso ya casi no leo prensa, siempre lo mismo, sino propaganda, frivolidad, asuntos de mises ó temas sociales.

Así que me fui a un centro comercial cercano, uno que promocionan como fashion mall, que ridículos! Que oligarcas!, me fui caminando, los semáforos estaban apagados, seguro los apagan para ahorra energía eléctrica, los pocos policías de tránsito que quedaban no sabían como dirigir el tráfico, nadie les paraba, que bien!, las calles aún estaban llenas de charcos, para que los niños disfruten ó para que los chóferes que no disfrutaron del rafting empapen transeúntes descuidados, que chévere!. Como no tenía apetito, me metí primero en tecni-ciencia libros, ahí me recibieron como de costumbre, sin saludarme y con tono grosero y descortés, como hablan los barriozolanos de hoy, me pidieron dejar la cartera en la entrada, esta gente no se acostumbra que aquí quedamos unos pocos carajos que aún no robamos, no por miedo a la justicia, que no existe y hay impunidad, sino por vergüenza, y bueno! tuve que dejar la cartera, antes le hice un chistecito malo al muchacho de la entrada, al vigilante, que esta ahí solo para pedirte  las bolsas y/ó la cartea, le dije, ¿epa chamo que día es hoy?, viernes me dijo él sin verme a la cara, ah! que bueno, porque yo solo robo de lunes a jueves, se salvaron pero igual les dejo la cartera, no se rió, yo no esperaba que lo hiciera. Luego una señorita se puso a mi lado y me dijo, chico! ¿que buscas?, yo le dije, compañía, se volteó y se fue, que tiempos aquellos en que los barriozolanos tenían buen humor. Me fui, no compré nada, no había nada nuevo. Me fui a comer en una de esas franquicias en donde te reciben siguiendo un mal libreto, y en donde está garantizada la desatención, es que a los precios que tienen la comida seguro piensan que dan un subsidio, una de esas franquicias en donde la comida de la carta, de las fotos de los platos en la carta, en nada se parece a lo que luego te traen, digo, lo que luego te tiran en la mesa. Aquí también me decían chico pa´acá y chico pa´allá, que lindo se oye eso de chico dijera “el chico Carrasquel”. Bueno comí, pagué arrecho, y me vine a la casa a escribir pendejadas para distraerme y aburrir a otros.

Otro viernes similar a otros más, que agradable es vivir prisionero y recluido en una ciudad tan desagradable y en un país que funciona tan bien y yo de inconforme y pesimista jamás entiendo.

Xen Ten Xiao (JZP) viernes 09 de septiembre de 2011, año XII D.Ch.

PD: me voy a ver los programas que recuerdan, conmemoran, analizan ó atienden el 11 de septiembre, estoy impaciente por ver uno que muestran todos los años en donde el humo que sale de las torres hace la figura de un diablo, y los que muestran por secuencia, los aviones chocando contra las torres y el gentío corriendo, después de ese siempre pasan uno de Nostradamus, ¿recuerdan a Nostradamus? Un tipo que viajaba en le tiempo, que hacía profecías, pero que no le echó un vistazo a este lado al norte del sur como dice la canción de Franco De Vita, quizá por que aquí nada pasa ó todo está muy bien!.

El episodio Silva-Otero Castillo:

Imagen tomada de vtv.gob. hacer click en la imagen para ir al sitio del original

Días observando cómo el país se distrae y como dedica excesivo tiempo a la polémica Silva-Otero Castillo (La Hojilla-El Nacional), polémica generada posterior a los calificativos públicos que a manera de insultos lanzó el “animador” del programa La Hojilla, insultos que de manera indirecta involucran a la Sra. María Teresa Castillo, destacada mujer venezolana vinculada al medio cultural, con más de 100 años de vida, quien fuera esposa de Miguel Otero Silva y es madre de quien hoy conduce los destinos “inciertos” del diario El Nacional. Contra él dirigió Mario Silva efectivamente sus baterías, fue en realidad a este último a quien Silva con su acostumbrado lenguaje vulgar envió su ya celebre “hijo e´putada” que de manera indirecta se consideró un insulto a la progenitora y madre de Otero Castillo, y por la que el país desató su algarabía de voces a favor ó en contra del polémico suceso.

Varios detalles son dignos de análisis en este episodio “Silva-Otero Castillo”, de entrada el ya comentado tiempo que dedicamos a la polémica absurda. En el marco de un Estado que funciona, serían las instituciones las encargadas de averiguar, discutir y sancionar el hecho tras la denuncia de rigor, acontecida en transmisión televisiva y que podría constituir alguna falta ó delito (¿difamación, injuria ó calumnia?). Por otra parte sabemos que en Venezuela este insulto va dirigido a título personal, es decir, es un insulto contra la persona, que involucra el nombre de la madre y pretende ofender en la intención de atribuir a la progenitora un oficio denigrante (ancestral y quizá necesario, un oficio ó una explotación según se le vea). ¿Un país acostumbrado a la violencia de verbo puede indignarse, mantener ó extender la polémica para un hecho tan cotidiano como llamar a alguien notorio ó no, hijo de puta?, ¿y ocupar todos los espacios en la discusión desde la conversación de esquina, pasando por las reseñas en los medios y llegar a la Asamblea Nacional?, creo que este hecho insólito es sólo venezolano, por el dramatismo que imponen a la banalidad. (Bochinche, bochinche y más bochinche! La frase es de Francisco de Miranda)

Representa un episodio mas de asombro e indignación insólita, en un país, en una sociedad, muy dada a la vulgaridad y el insulto en sí, solo basta presenciar cualquier espectáculo humorístico en vivo, (excluyamos al Conde del Guacharo), por ejemplo los de Laureano, Emilio ó Claudio, en ellos se hace evidente que de sus intervenciones son las vulgaridades y obscenidades las que despiertan más risas y carcajadas, ¿de que se ríen? ¿Del humor ó de la mala palabra?, excluí al Conde del Guacharo porque simplemente sin groserías su presentación es aburrida, aquí los espectáculos de humor sin groserías serían tan aburrido como un Caracas-Magallanes sin caña (licor). Una sociedad indignada por las vulgaridades cuando en realidad estas son su forma diaria de hablar y relacionarse, oiga usted a las mujeres tratarse de marica pa´abajo y marica pa´arriba, excluyo a los hombres pues no hay diálogo entre panas sin groserías, ¿una sociedad de hipócritas indignados por la violencia de palabra?, si la violencia es nuestro rasgo cultural más actual y más común, analice por un rato las actividades que se dan en el tráfico, excluya a los motorizados que son entes violentos por naturaleza ó por actitud, ahí verá usted violencia de la “buena” sin distinción de clase, genero, culto, posición social, color de piel, etcétera.

En el diario El Nacional hay violencia y en La Hojilla hay violencia, ¿de que nos indignamos entonces?, ¿Qué se hizo muy notoria? ¿Que involucra actores sociales importantes? ¿Que Miguel Enrique Otero no quiere que le digan hijo e´puta y a Mario Silva le sale del forro llamarlo así, a la macha!? Pero si eso es lo de todos los días, ¿Por qué asombrarse?, con el asombro no se resuelve nada, se resuelve volviendo todo a un estado de equilibrio perdido, se resuelve deteniendo el caos y organizando la sociedad.  Los “barriozolanos” son vulgares y violentos, debemos aceptarlo, lo demás es cuestión de orden, ponderación, respeto, rescate de valores, ética en los medios audiovisuales, y otra vez etcétera.

El insulto en cuestión sirvió para muchas cosas, para que cada quien sacara los beneficios mas diversos y las posturas a favor ó en contra dan fe de ello, se ha tomado como una ofensa del “animador” contra la mujer, un individuo que de hecho dedica horas de transmisión desde el canal del Estado para insultar abierta e impunemente a todos los que él, ó quien le dirige, consideran enemigos del proceso, insultos que pasaron por malas palabras ocasionales a malas palabras frecuentes, sin freno, ni censura alguna, pues el lenguaje utilizado es en esencia una estrategia de comunicación, se trata de hablar en los medios como hablan los venezolanos y defender posturas atacando. Este animador nos tiene acostumbrado a un estilo muy particular en un programa televisivo que será seguramente, en el futuro, objeto de estudio en escuelas de comunicación social como ejemplo vivo del uso (abuso) del poder político a través de los medios. Silva ya ocupa un sitial en el lugar de los paradigmas de este tiempo, por el uso indebido de la palabra, el uso incorrecto de los medios, abuso de los espacios pertenecientes al Estado, por la arrogancia, la prepotencia y la ofensa que utiliza como estilo comunicacional y norma de comportamiento, al amparo de la impunidad. El programa es referencia obligada para quienes hacen vida aquí, estén ó no a favor, como puede serlo su contraparte “Buenas Noches”, puesto que más que programas son un contrasentido ó una irracionalidad. Silva utilizaba inicialmente el monólogo, hablaba especialmente para “su comandante-presidente” en busca de la aceptación y la complacencia, sus palabras iban dirigidas para el agrado del jefe, siempre con fines políticos, para luego virar al diálogo con el recurso y la incorporación de otros convidados, constituyendo círculos de conversación trasnochada-televisada en torno al mismo tema y sin abandonar la perspectiva de la adulancia. Silva amenaza siempre, injuria, calumnia y ofende sin límites, sin moral ni ética, desenfrenado en su afán de lograr protagonismo ó notoriedad en la escena, actitud que podría señalarse en muchos otros que como él se montaron en el “camión” de la revolución y requieren ser tomados en cuenta. Silva anima su programa con posturas novedosas pero que muestran el anverso ó una parte del mismo síndrome que padecemos.

Los programas de opinión son necesarios, puesto que es menester que expongan la pluralidad de pensamiento en los medios, para que impere un ambiente de equilibrio pero con ciertas normas y lenguaje de respeto, los programas como el de Silva y muchos otros, de lado y lado, solo reflejan la crisis por la que atraviesan las instituciones en este país y especialmente la crisis de los medios de comunicación, prestados a la intención política y en francas trincheras de parcialidad para abandonar la objetividad necesaria en esos ambientes

Por otra parte pienso que Otero Castillo está ya bien grandecito y bien definido para ocultar sus intenciones en el cuento de la ofensa a la madre y el juego útil del ofendido, su madre no es nada de lo mencionado por Silva, no hay dudas de la honorabilidad de la Sra. Castillo, la ofensa iba dirigida directamente a él. El debe darle trato serio a la denuncia, sabiendo que la misma no prosperará en un país y unas instituciones conculcadas por la ignominia y al servicio de una particularidad. La lucha para restituir el Estado de derecho no van por ahí precisamente, me refiero a que no van por la vía del lloriqueo, sino de la acción seria, no se responde al absurdo con más absurdo.

Lo lógico es que tras ocurrir el hecho, se produzca la denuncia, las instituciones actúen, se origine una investigación y se produzca una decisión, un resultado, ó una sentencia con las consideraciones ó sanciones a las que hubiera lugar, así funciona, eso es todo, eso debe ocurrir en una sociedad moderna, eficaz, digna, con instituciones independientes, autónomas, que hagan cumplir las leyes, en un país regido ó ceñido al sentido común, lo demás es el resultado de un estado precaótico ó inoperante, poco efectivo, parcializado, inútil, desastroso y en donde lo banal sirve para distraernos de lo necesario, y entonces el tema es para la esquina, los medios de comunicación en posturas disímiles, hasta llegar a la AN en donde nuevamente se exprese la disidencia con más ofensas, con más absurdos que el propio hecho original y se pierda más tiempo en el juego de las diferencias que forman parte de nuestro absurdo de vida.

Es el reality show de la Venezuela en vivo y directo! Un país que no sirve para habitar, sino para sobrevivir.

Xen Ten Xiao, (Jesús Zurita Peralta) 23 de agosto de 2011, año XII D. Ch.

Comentario marginal: mientras hay un país sucumbe al absurdo, otro muy distinto busca sus salidas naturales, sin percibirlo, en la música, las letras, las artes plásticas, el teatro y se va mostrando una nación diferente, aún de minorías, que intenta espontáneamente vías alternativas, sensatas, de corrección como mecanismo normal de escape a la crisis.

Ayer un rato más de TV nacional con las mismas conclusiones: por un lado Mario Silva (La Hojilla, VTV) hablándole directamente al presidente, en algún momento dice: “comandante-presidente preste usted atención”, hace pausas, modismos, intenta parecer cínico, se burla, ser ríe pero habla en serio, su acompañante hace de apuntador. Por el otro lado Carla Angóla (Globovisión), con posturas ensayadas, diciendo algunas barbaridades (gallegadas) mientras habla con unos artistas de alguna frivolidad y todos ríen. Ambos personajes son una deformidad de los medios, de una sociedad,  juegan a lo que no son, y se lo creen. Y yo también viendo más de lo mismo, pues aquí vivo y esto es parte del referente del que dispongo para el análisis, mientras escapo en canales por cable con programas de ciencia, turismo, alguna película que veo a ratos y algo de deportes, sin mirar nada concreto. La TV nacional es desde hace algún tiempo novelas y noticieros, tragedia y chisme.

Independencia y patria socialista!, con que se come ese pescao? (19 y 20 de agosto)

Nos tienen acostumbrados al “slogan”, a la propaganda, a la consigna, esa que suena bien de la boca para afuera, aunque por dentro lleven otra consigna, así que ayer me enteré que ya los militares subordinados, obedientes, revolucionarios y antiimperialista ya no tienen que decir “patria, socialismo ó muerte, venceremos”, ahora la consiga es: “independencia y patria socialista”, que para los efectos suena casi igual, pero sin la palabra muerte que finalmente les sonó mal ó pavosa, el que esta picado de culebra le agarra miedo al bejuco, dice un refrán criollo.

Sin embargo el asombro para mi es el mismo, puesto que ayer se entregaba con orgullo y puntualidad el prometido arsenal de armas “rusas” con los cuales la revolución bolivariana sigue sustituyendo y “actualizando” el parque militar, lo de parque va en sentido estrictamente literal, es asombro lo que siento porque mientras estas entregas son a tiempo, en lo demás, en lo que corresponde a entregas para nosotros los civiles, vulgares, desobedientes, para quienes la muerte no es una consigna sino una realidad, sigue la deuda de actualizarnos las entregas de casas, hospitales, carreteras, abastecimiento de productos de primera necesidad, destruirnos la inflación que es nuestro enemigo, junto con el hambre, la miseria y la inseguridad, que es el verdadero imperio que nos subyuga, asfixia y al que debemos combatir con las mejores armas.

Yo me preguntaba ayer si no sería mejor que a los militares les entregaran tanques en maquetas, promesas de tanques como a nosotros nos entregan casas imaginarias, que pasaría?, tu sabes, les podrían dar un título de propiedad de un tanque de guerra ultra moderno ó una flota completa de esos bichos inútiles, digo los tanques, que a los fines y usos se verían mejor en papel que en lo físico, podrían colocar una foto gigante, una gigantografía, una gigantomentira en fuerte Tiuna que diga bienvenidos al “parque” del batallón de artilleros General vaya usted a saber quien, que tal se vería eso? Una pancarta inmensa que dijera algo así como: aquí está la sede del batallón blindado fulano de tal, y la foto de los tanques, ó misiles aire-aire, aire-tierra, tierra-tierra, tierra-charco, etcétera, que lucieran bien bonitos, verdecitos, relucientes, no habría que formar ni entrenar personal para su operación y mantenimiento y para los efectos mediáticos sería lo mismo, mientras que a nosotros, el pueblo soberano, sin armas, nos dieran con puntualidad militar y nos saldaran la deuda pendiente, con las viviendas dignas, en perfecto estado, utilizables en lo inmediato, para nuestra defensa diaria y lucha contra las calamidades de siempre, ó transporte público digno para calles y carreteras que sirvan, ó salarios antitanques que alcancen para combatir a nuestros enemigos reales, que tal sería eso?. No sería mejor así? Total! los civiles siempre seremos más, numéricamente hablando, que los de uniforme, por más que este ó cualquier gobiernito itinerante intente uniformizarnos.

Me agradaría más un país lleno de servicios públicos eficientes y me importaría un carajo si hay ó no tanques de guerra, prefiero un país lleno de bibliotecas, escuelas, hospitales, plataformas tecnológicas de información y educación al alcance de todos, que tanques, armas y consignas de independencia y patria socialista que a los efectos prácticos ni nos viste, ni nos alimenta, ni nos cura ó previene enfermedades, por solo nombrar algo.

El discurso de ayer además fue propicio para la arenga anti-oligárquica, anti-escuálida, anti-oposición, así que las armas que recibieron y reciben con la promesa de no ser empleadas para la agresión, sino para la defensa, parece que son para uso interno, contra los señalados por el comandante-presidente-convaleciente como verdaderos enemigos, los enemigos imaginarios externos solo han servido para actualizar el parque militar, la arenga telefónica de ayer era para que los militares conozcan de quienes deben defender a la revolución, de los anti-revolucionarios, que en términos numéricos, son la mitad de los habitantes de este triste país de utilería, y son llamados de diferentes maneras por la primera voz de la patria militar, la arenga era clarísima, “…a ellos todo lo militar les da asco…”, decía él ayer, yo sentía que hablaba de mí ó los que piensan como yo, sin que nos den asco, solo hastío, aunque ni somos escuálidos, ni opositores, ni oligarcas, pero sentimos que lo civil debe estar primero que lo militar, y que la fuerza armada de una nación, cuando existe, solo debería responder a la autoridad del pueblo representada en sus instituciones como estado y no como gobiernito camorrero y peleón. Una fuerza al servicio de los civiles y no una fuerza para amedrentar ó atacar compatriotas civiles, pero desgraciadamente la historia, nuestra historia contemporánea, está llena de eventos en donde las armas del estado en resguardo de los militares, para la defensa, se han empleado contra sus compatriotas, con las más oscuras e injustificadas razones, por mi, que las armas del estado se oxiden, a cual imperio combatirán? Cual es la consigna de antiimperialismo con los soldados rusos ó chinos a los lados? Ó es que Rusia y China no son imperiales?, para mi son estados tan imperiales como los propios Yankees, el enemigo interno, el imperio interno que debemos combatir con las armas, con vehemencia, es el hampa, la delincuencia, el delito, la impunidad, el robo, la extorsión, y combatir la pobreza con la fuerza de la justicia y el poder de las divisas del petróleo.

La arenga de ayer, telefónica, no era la de un enfermo de cáncer, ni de un convaleciente por enfermedad grave, quienes hemos tenido esta clase de enfermo cercano, bien por tratarse de pacientes a nuestro cuido ó de familiares, hemos visto en ellos una actitud casi universal de recogimiento, perdón, reflexión, conciliación con la vida, arrepentimiento, y nuestro enfermo, comandante-presidente-convaleciente, no ha mostrado nada de eso. Al no tener exactitud del estatus real de la enfermedad presidencial se puede hacer cualquier tipo de especulación, ya me atreví a proponer una en entrega previa como un ejercicio de conjeturas, que clase de enfermedad es esta que en él provoca todo lo contrario a los paciente comunes? Que clase de paciente tan atípico es este que no se ajusta a los comportamientos tradicionales?

No soy dado a las supersticiones, no soy dado a creer en maleficios raros, pero hay fatalidades que son consecuencia del abuso indiscriminado del poder y la palabra, ese que lleva a perturbar a los muertos, jugar con lo divino y lo diabólico. Le hemos escuchado tantas veces decir que se encontrará con tal ó con cual en las pailas del infierno, que creo que ni los tan poderosos espíritus de la sabana podrán salvarle de verle ahí con quienes ha pedido encontrarse, cuidado si ahí, adonde ofrece ir tantas veces, se encuentre que estará solo y sin el resto de los convocados.

Creo que existe el mal y el bien, no como un desiderátum filosófico sino como una verdad dual universal, energética, cuántica, desconocida, creo que el universo conspira para cumplir el plan de los justos y equilibrados, y guarda un mal final para los “tentadores” de oficio como Hitler, Mussolini, Ceaucescu, Husein, por citar algunos bárbaros nacionalistas y pegadores, que contrastan con otros cuyas vidas fueron muy distintas, como Teresa de Calcuta, Gandhi, Juan Pablo II, Mandela y los héroes anónimos de todos los días, como tantos otros reconocidos por la humanidad, por su mensaje conciliador y pacifista aún en las condiciones más adversas, para ellos enmarcados en la humildad, la solidaridad cierta, la entrega sincera por el otro, por sus semejantes y el ejemplo vivo en la bondad en la que vivieron, sin soberbia y señalando el mensaje del bien, sin divisionismo, ni sectarismo, ni segregación.

Hay arengas que matan!

Xen Ten Xiao (JZP) 18 de agosto de 2011, año XII D. Ch.

Nota marginal:

Hay un buen amigo que suele despertarme cada mañana, de lunes a lunes, desde junio de este año, con frases tempraneras para la reflexión, “la frase del día” enviada por correo electrónico, frases cargadas de sensibilidad social y sentido humano, es alguien a quien admiro pues desde que le conocí le reconozco como ser auténtico, se que sus entregas no son para la polémica, pero no dejo de comentar que en días recientes me sorprendió una cita que hacía de Manuel Caballero, un verdadero pensador, un intelectual, decía este amigo que para Caballero el siglo XX nos había traído paz y democracia, casi me indigné ante esas palabras de Caballero, que yo desconocía, confieso que yo desconozco casi todo, para mi la cacareada Paz y Democracia del siglo XX venezolano, son simplemente más absurdos, es ganancia pírrica, acostumbrados como estamos a malos gobiernos, malos administradores, gobiernos que sembraron las semillas de la corrupción, el populismo y la impunidad, intentamos ahora por conformidad pretender que esos gobiernos anteriores ya fueron mejores que este régimen oprobioso y eso es inconcebible, aún cuando así pensara Caballero, la paz y la democracia del siglo XX venezolano fueron chucutas, imperfectas, fueron paz y democracia para unos pocos y es deuda que arrastramos desde el siglo IXX como consigna post independentista y que aún no nos entregan, los malos gobiernos del siglo XX nos llevaron a su decadencia y esta actualidad nuestra no deja de ser consecuencia de ellos, es necesario asumir las faltas, juzgar a los gobiernos civiles de siglo XX con sentido critico, muy crítico, para no dejar que el pasado se repita, para no dejar que este presente se repita, debemos ser implacables con la historia política venezolana si pretendemos algún día aspirar a tener buenos gobiernos y no comparar gobiernos mediocres, que solo sirven para la retórica de comparar malos con peores. Soy inconforme con el pasado político, estoy inconforme aún más de este presente, aspiro un futuro totalmente distinto, aspiro a un país distinto y una sociedad distinta, creo que me será difícil verlo, puesto que el cambio social requiere de mucho tiempo, hago lo posible por transformar este país desde mis propios actos, sin esperar que otros cambien para cambiar yo, pero cada vez estoy más aislado, inxiliado, carente de patria y país, solo comparto un territorio con habitantes a los que en poco me parezco y en cierta forma voy sintiendo vergüenza de ser venezolano (generalizando), ya quisiera no tener nacionalidad y adoptar la nacionalidad de ciudadano del mundo, consciente de mis deberes y derechos universales en cualquier lugar adonde viva.

Otra nota: comentario del día 20 de agosto a otra entrega de la frase del día en la que estoy en desacuerdo y mirando la historia con otra perspectiva:

A Gómez no lo derrocó nadie, se lo llevo la muerte, cansada de esperar que los “venezolanos” hicieran algo y dejaran la indiferencia, unos pocos ofrecieron resistencia, los muchos se acomodaron y arrimaron a su poder…a Pérez-Jiménez se lo llevó la vaca sagrada, el desgaste y el oprobio militar, unos pocos le hicieron resistencia, unos muchos se acomodaron y arrimaron a su poder,…los “venezolanos” han construido pocas cosas y han destruido muchas más, (valores civiles entre otras cosas), los de antes y los de ahora! Hace falta deshacer al venezolano, ese que nunca ha servido para nada y volver a armarlo lleno de valores que sean duraderos y con la capacidad de autocrítica necesaria para acabar con su propio mito y afrontar el presente sin vivir el cuento del pasado mejor! Dejar de añorar y comenzar a tomar con responsabilidad las riendas del presente, al venezolano hay que construirlo, armarlo pacíficamente antes que otra confrontación nos ponga de frente la tarea que no atendemos nunca, la transformación ciudadana.

El “venezolano” de antes y el de ahora, el común, el que es mayoría y define los rasgos de una nación-país, esta lleno de malas cualidades, que no acepta con terquedad, es flojo, oportunista, holgazán, majadero, rochelero, poco dado al trabajo y a enfrentar la vida con seriedad, es vanidoso, prepotente y arrogante, es egoísta (practicando la falsa solidaridad), es dramático, trágico, facilista, es un desastre genético-ambiental, al que no le agradan sus verdades, prefiere hablar de otros, sus referentes son externos y carece de mundo interior, en su forma de mirar a otros delata sus verdades (escaneo), con excepciones claro! que no hacen peso para ser considerados mayoría…el “venezolano” es la raíz de su propio problema, no entenderlo es seguir cometiendo los mismos errores…la opción es decir ya basta! Ya estuvo bueno de ser así e iniciar una cruzada nacional de transformación que minimice o reduzca al menor espacio al venezolano feo, una cruzada educativa que nos transforme, tarea de unos 25 años, cuando lograremos comenzar a sentir verdaderos cambios sociales, a partir de ahí la sociedad misma buscará su perfección y se irá corrigiendo!

(Necesitamos leernos desde Miranda y la frase “bochinche, bochinche y mas bochinche” dicha cuando fue entregado a los españoles por los “patriotas” con Bolívar a la cabeza a cambio de un salvoconducto y huida para ellos)

El venezolano es un desastre, por ende su sociedad es desastrosa también!

Xen Ten Xiao.

Sobre Marx y marxismo:

En el libro “La Aventura del Pensamiento” de Fernando Savater (editorial Sudamericana, 2008), se presentan los aspectos más relevantes de algunos filósofos trascendentales desde Platón hasta Foucault, el capítulo 14 está dedicado a Karl Marx. Confieso que he estado leyendo este magnifico libro sin orden alguno, pero fue parada casi obligatoria, al ver el índice de capítulos, conocer que dice Savater en relación a Marx, así que comparto con ustedes esta información, apropiadísima para nosotros los habitantes comunes de esta polis tan acostumbrada a detenerse en la dialéctica y la retórica, principalmente en los últimos 12 años.

Dice Savater que el pensamiento de Marx podría exaltarse citando una frase de sus tesis sobre Feuerbach, según esto Marx pensaba que los filósofos no habían hecho más que interpretar de diversos modos el mundo y para Marx era hora de transformarlo y vaya que lo hizo. Para Savater el manifiesto comunista es uno de los textos más célebres de la filosofía y uno de los más extraordinarios elementos subversivos de todos los tiempos.

Su obra se debate desde la perspectiva socio-económica y la influencia histórica que ha tenido ella en los países que siguieron su doctrina, llevándolos a la perdida de las libertades y al atraso. Marx pensó que los cambios debían darse por la vía de las revoluciones, guerras civiles del proletariado para imponerse sobre la burguesía y para transformar la sociedad y las relaciones en torno al capital, la paradoja es que Marx pensó que estos cambios debían darse en países desarrollados, principalmente Inglaterra, en donde vivió un buen tiempo, donde escribió gran parte de su obra y donde murió en 1883, países para quienes vislumbró las mejores condiciones para su implementación. Siendo la Rusia campesina quien lo aplicara de inicio, el resultado no pudo ser peor ni menos evidente, al paso de los años Rusia se transformo en un estado hipertrófico, controlador y capitalista, de los más tiranos e ineficaz, en donde se perdieron entre muchas cosas las libertades civiles que las revoluciones burguesas del siglo XVIII habían logrado, se perdieron en la desigualdad que impuso el poder político y no el económico, convirtiéndose en una modalidad inédita de sometimiento, el ejercicio abyecto de poder, agregaría yo tomando la frase de Punset, al final esto, junto con el caos y la evolutiva ineficiencia aniquilarían el sistema llevándolo hasta la caída del muro y el derrumbe del marxismo ortodoxo impráctico, utópico e impensable, renaciente para otros y en otras latitudes, en actitud ciega, terca y en franco desconocimiento a las lecciones que deja la propia historia.

La nueva clase dirigente ó nueva burguesía política comunista, surgida del propio sistema, gozaba de todos los privilegios en países empobrecidos, uniformizados y sometidos al adoctrinamiento ideológico constante. Para Savater, algunas veces el marxismo se convirtió en coartada perfecta para movimientos totalitarios, autocráticos ó modalidades de nuevas tiranías de estados ubicados al margen de la utopía de igualdad social, libertad y justicia.

La paradoja final del marxismo es que desde su propia doctrina filosófica, desde su teoría, se perfeccionó y se favoreció la transformación del sistema capitalista, la “humanización” del modelo capitalista en beneficio del trabajador y el mejoramiento del sistema de mercado, hoy también agotado, decadente, vencido en sus propias injusticias e imperfecciones prácticas, puesto que la raíz del problema radica en la desigualdad social que se genera entre poseedores y desposeídos, entre quienes se benefician ó aprovechan y los que no tienen otra opción. La paradoja persiste desde el seno de la propia sociedad que aun no llega a su sistema de organización optimo, pero quedando el comunismo bien relegado por impráctico e ineficaz. El valor agregado que el comunismo y la teoría de Marx dieron como beneficios colaterales fue la abolición del trabajo infantil, el pleno empleo, la reducción de las jornadas laborales, la incorporación de la mujer a la fuerza laboral, la capacitación educativa universal y la organización sindical, por citar algunas cosas.

No pretendo demostrar con este escrito que conozco del tema político y mucho menos que tengo algún nivel de conocimiento sobre filosofía, nada más alejado de mi real intención, que no es otra que aprovechar a Savater, hombre objetivo y de lenguaje muy sencillo, para meternos en el análisis de nuestro acontecer político, en donde las citas constantes al comunismo y sus derivados son comunes, lejos estoy yo de saber ó aproximarme al conocimiento del mejor sistema político, social y económico para nosotros, pero seguro estoy que ese debe ser un sistema que tenga al hombre como objetivo y prioridad, que tenga a lo social presente y que ofrezca las herramientas necesarias para promover y cultivar valores, generando la cultura y fidelidad al trabajo. Seguro estoy que será un sistema que busque el beneficio del colectivo por encima de lo individual y que erradique la burocracia en cualquiera de sus modalidades, que minimice la corrupción, e imponga leyes dirigidas al beneficio de la masa, de la polis, del ciudadano, penalizando con rigor el incumpliendo de las normas y eliminando la impunidad, quizá así se logre una paz y libertad más autentica, sistema y libertad que serán también capaces de perfeccionarse al rigor de los cambios sociales, políticos y económicos, un estado que resguarde derechos y exija deberes ciudadanos.

No es común que aborde estos temas tan complejos, ajenos a mi, pues solo soy un aficionado, confieso que fue una aventura, una motivación surgida de la lectura del ejemplar de Savater, La Aventura del Pensamiento, que el consecuente amigo Fernando Vega puso en mis manos, y por el impacto que sentí al leer lo que piensa Savater de la obra de Marx, fue un deseo de compartirlo con ustedes y nada más. Los referentes que tenemos de Marx son diarios, y muy variados ó polémicos, desde su manifiesto comunista hasta el controversial libro El Bolívar de Marx que tanto disgusto produjo en los fanáticos y fieles seguidores de ambos personajes, hay que recordar que de algo tenía que vivir Marx y se algo fue el periodismo, que iba a saber Marx cuando escribió sobre Bolívar para cubrir la pauta de un periódico, que el destino los tendría ahora tan próximos y en  boca del mismo personaje.

Jesús Zurita Peralta, 10 de agosto de 2011.

Nota al margen y para no desaprovechar ocasión, señalar el desacierto reiterado en el que incurre este desgobierno al nombrar a la diputada Iris Varela como ministro de presos, prisiones ó prisioneros, no se en realidad, sin duda un hecho evidente de involución, decadencia y circunscrito en la apología al delito que practican. Sus  declaraciones iniciales son elocuentes, no más presos! No más arrestos! No se envían más presos a las cárceles, que queden libres e impunes los delincuentes!, atención jueces! Atención policías! No más de tres arrestos por semana, que se jodan los ciudadanos!, la malandranización de la sociedad, sálvese quien pueda!, que viva la violencia y sus ministros!

Xen Ten Xiao (JZP)

Conjeturas ó sueños?

Hagamos un ejercicio de suposiciones, un juego de divagancias ó conjeturas y dejemos que la mente se vaya sola y se atreva a suponer algo que en realidad nadie sabe con certeza absoluta, vamos a soñar un rato.

Supongamos que en el terreno del absurdo, en el terreno de la mentira y la propaganda, a alguien se le ocurre transformar una enfermedad en otra muy diferente, supongamos que alguien hace esto solo con fines políticos, con la intención de convertir la adversidad en otra bandera más que impulse y revitalice el desgaste, en ese sentido supongamos que alguien con “buena” intención transforma una enfermedad diverticular de colon, una diverticulitis abscedada, en algo más dramático y así lo que comenzó siendo una laparotomía para el drenaje de un absceso pélvico consecuencia de una diverticulitis, lo que comenzó siendo una resección de colon con anastomosis termino-terminal con fuga casi inmediata de la anastomosis, es transformado en un cáncer de colon avanzado y se monta el aparataje, se echa a rodar la bola de las suposiciones y rumores para dar sustento al andamiaje preelectoral que convierte la adversidad en nuevos motivos, que convierte al desgastado en victima y la victima en renacimiento y el renacimiento en triunfo, solo supongamos, y entonces como ya rodó todo que siga el circo andando en su función tragicómica. Que tal si todo estas conjeturas resultaran  ciertas? Que tal si lo que sigue es el cierre de la colostomía y convertir eso en la batalla ganada al cáncer, la batalla que el proceso no tiene y le urge, y la necesita, y de ahí la idea de triunfalismo, de supervivencia divina y sobrenatural, el espejismo, el mito de lo invencible y eterno? Que tal si todo es simplemente así?

Si algo bueno tiene este enfermo es su capacidad histriónica, si de algo se le acusa es de ser un encantador, un actor, un orador carismático, un especialista para colocarse en el lugar justo que las circunstancias reclaman, si es de pobrecito yo, se pone de pobrecito yo, si es de payaso de payaso va, si es de camorrero y altanero, pues camorrero y altanero es, si es de cobardón y arrepentido, asume su cobardía temporal, se arrepiente y hasta puede aceptar que le manden a callar, si hay que rasparse el coco, se lo raspa, si hay que representar la obra, se representa, cuando la intención es buena, sirve Jesucristo ó el mismo Diablo, siempre los medios van justificando los fines. Entonces las condiciones están dadas para dejarse asesorar, permitir que le calienten la oreja con ideas brillantes y él las ejecute, total se trata de aprovechar todas las oportunidades y usar todos los recursos, así, hasta la enfermedad viene bien, sirviendo de contrapeso al desgaste, y sirviendo para enfrentar la derrota y sirviendo de pretexto para la mejor de las propagandas electorales, yo!, soy como tú, yo si soy arrecho!, que tal?.

Al país de los rumores le encanta ocuparse de las bolas que corren, el país de los habladores de oficio se nutre de la suposición y la conjetura, para muestra un botón, basta mirar las pajuatadas que escribo ocasionalmente, pero si todo esto resultara aproximarse con timidez a la más cercana verdad que todos ignoran?, pues nadie conoce con seguridad la enfermedad del supremo, que dirían? Que estaríamos ante la mas perversa de las maniobras políticas jamás ejecutada en nuestra mancillada patria que todo lo tolera, no tendríamos referencia similar para tal en nuestra “honrosa” vida republicana de 200 años, celebrada recientemente a ritmo de danzón cubano con aviones chinos y tanques rusos, anuncio de cédula electrónica y censo cubiche, cuentos de cantaridina y sospechas de asesinato porque me huele así, no es este el país que se ocupa de las causas de la muerte de Bolívar y gasta millones en montar el CSI panteón, mientras es incapaz de averiguar o revelar los detalles de la muerte de Danilo Anderson ó acabar con la impunidad?, olvidan que aquí en donde vivimos del pasado las muertes recientes aun son muertes vivas.

Sin embargo, no piense usted que hablo de algo conocido, no crea usted que este disparate se parece a la realidad, simplemente estoy contando en voz alta un sueño perverso que injustamente tuve y del cual desperté convencido que se trataba de otro absurdo y sin sentido del imaginario venezolano que todo lo tergiversa.

Aquí todos sabemos que todo es cierto hasta no demostrar lo contrario, y todos sabemos que los ejercicios de suposiciones y conjeturas nada bueno traen, mejor seguir creyendo que nadie sabe y nadie cree, mejor esperar los acontecimientos próximos por venir ó soñar otro rato más que la mentira no existe.

Patria, socialismo ó muerte! Zape!, el orden de los factores como que si altera el producto!

Xen Ten Xiao (Jesús Zurita Peralta), 2 de agosto de 2011, año XII D. Ch.

Indignación, asombro, o más de lo mismo:

Foto tomada de “Jaspe Helado”, hacer click para ir al sitio original

La sociedad involutiva que tanto indigna sigue mostrando todos sus elementos de descomposición, tolerancia, complicidad, frivolidad mundana, retaliación, incomprensibles y absurdos, nada asombra, todo asombra, un dilema constante, calamidades acumuladas que desbordan la razón.

Varios episodios recientes que reseñar en esta crónica continuada desde la orilla del exilio voluntario, del destierro impuesto con el castigo de seguir aquí y seguir reseñando, porque se hace imposible no mirar.

Concluyó el episodio en El Rodeo, tragedia de proporciones, reseña de la locura colectiva, de la malandranización de la sociedad (suciedad), finaliza el conflicto pero seguramente seguirá el problema de las cárceles venezolanas y la ineficiencia del sistema judicial y penitenciario, entre la impunidad, la ineptitud y el colmo. Apareció Cabello confesando que en su mediación del conflicto había aprendido mucho, lo cual demuestra que el mediador no conocía del tema e improvisaba, semanas pasaron con la GNB (el honor es su divisa) sitiando el lugar sin posibilidades de entrar pues recibían fuego y plomo desde dentro del recinto, pero resulta insólito que lograda la tregua, al entrar, sólo consiguieron una granada, una granada? y entonces? dónde están las armas con la que les disparaban?, este hecho es tan asombroso como el del General de la GNB mostrando, días atrás, el material bélico requisado, nadie se asombra? nadie pregunta nada?, para colmos se fugaron los “pranes” con sus compinches, como vulneraron las salidas de un lugar sitiado por la GNB?, en este episodio quedan más incógnitas por contestarle al país, pero nadie pregunta, la oposición y los medios perdieron interés en el asunto, están ocupados en la enfermedad del supremo y se distraen de la noticia, la convivencia con la violencia hace que se pierda interés y asombro por lo insólito.

Mientras tanto el canal de noticias (GB-oposición) en pico de zamuro, transmite para complacer anunciantes y compromisos los programas buenas noches (“bochornas noches” diría yo!), sábado en la noche (sábado en derroche, espacio dedicado a la frivolidad) y en privado, con la entrevista dominical de ayer a Titina Penzni, diseñadora de modas y DJ, contando su frívola vida de sociedad y de pareja, que vergüenza!, es que el país está en realidad para eso y soy yo el equivocado creyendo que estamos para momentos más serios y de mayor compromiso. Mientras tanto VTV trasmite zurda konducta, espacio alternativo para dedicarse a lo mismo de toda la semana, ofensas, improperios y burla. Parece que no hay alternativas entre estos dos polos (canales) que representan parte del mismo espectro de descomposición.

El presidente, el primer funcionario público, el primer empleado público, se va a Cuba, otra vez a Cuba, a completar su tratamiento y aún no sabemos exactamente que tipo de cáncer padece, aun desconocemos quienes integran su estado mayor de atención médica como el lo llama, (los militares y los nombrecitos), el hombre debe sufrir horrores entre quienes le desean pronta recuperación y los que ruegan por lo contrario, energías divididas difíciles de soportar en el alma mortal de cualquier común, en el vaivén de vigilias, rezos, rituales y variadas manifestaciones espirituales pujando en pro y en contra, ah! junto con las intenciones de las ánimas de los espíritus de la sabana, caramba!. El trato dado a su enfermedad es en sí una burla al ciudadano de a pie, al ciudadano de pueblo que padece las calamidades diarias, dentro de su propio pías, para conseguir atención médica pública gratuita medianamente eficaz para sus dolencias, el presidente viaja con el dinero de la nación a curar sus males en Cuba, sin rendir cuentas, mientras cantidad de niños con cáncer esperan ser atendidos, el presidente viaja a curar su cáncer afuera, mientras mujeres y niños venezolanas mueren adentro en accidentes propios a la maternidad, el presidente viaja a Cuba mientras la oposición en la AN da votos por su pronta recuperación, el presidente enfermo y el país no descubre su propia enfermedad, la del país, no la del presidente.

El país también festejó sus 200 años de independencia, le quedó grande el festejo, pues de ese tiempo se perdieron 100 años en guerras civiles, revueltas, revoluciones, conflictos, asonadas, montoneras, alzamientos, etc, y otros 40 en dictaduras, aún no entiendo que pasó ni que festejan, el país festeja sus 200 años de independencia desfilando con tanques y armas rusas, fusiles kalafnikoff, aviones y helicópteros que no se producen aquí, que festejan? Que tenemos real para comprar chatarra militar foránea para montar el circo bicentenario?, festejan que dependemos como nunca de todo lo que se produce afuera para lograr nuestra precaria sobrevivencia a punta de dinero venido de nuestro única y más tangible desgracia, el petróleo, ah! festejan el regreso del caudillo y el pa´lante comandante!.

El país también se ocupa de lo absurdo al considerar un agravio el que un animador del canal de gobierno (VTV), insulte como es su costumbre, a un ciudadano que considera adverso ó contrario, lo califique de forma soez, procaz y vulgar en su espacio diario del monologo sonámbulo deslenguado. No es necesario reaccionar con tanto asombro, también hay que analizar de donde vienen las ofensas, se indignan y publican sendas notas a página completa como muestra de solidaridad innecesaria para quienes no ven manchada su trayectoria pública por los comentarios de este personaje del ridículo gobiernero, solo porque un venezolano como el, común y hasta desvergonzado, como casi todos, sintiéndose poderoso, guapo y apoyao, insulte al primero que se le atraviesa en su postura genuflexa de adoración al Rey no hay necesidad de salir corriendo a responder y darle notoriedad a quien no la merece y me refiero al animador de VTV y no a la centenaria y su ofendido hijo ya grandecito.

Pasa de todo aquí, pasa a diario además, y mientras todo pasa nos dedicamos a celebrar la oportuna y meritoria incursión futbolística de la vinotinto en la copa América, con suerte ó con buen fútbol ó con una mezcla de ambas cosas, hubo espacio para algo de alegría y festejo momentáneo, hubo motivo para el bochinche que tanto les agrada, sin embargo la selección vinotinto y su técnico nos dan señales de humildad al celebrar con mesura sus éxitos y ponderar cada palabra ofreciendo una postura distinta a la ya tan habitual sobredimensión de la realidad y el exagerado triunfalismo del venezolano guapetón y sobrado.

Así que hay de todo por aquí para reseñar, asombrarse ó simplemente reflexionar.

Xen Ten Xiao (Jesús Zurita Peralta), año XII D, Ch. 18 de julio de 2011.

El paciente cubano:

Presté especial atención a la alocución presidencial del día de ayer, de la noche de ayer, todos de alguna forma esperábamos ya al Chávez que no puede vivir sin los medios, al Chávez presente que es incompatible con el Chávez anónimo. Esta participación no es inédita, tiene mucho parecido a otras en las que momentos adversos le transforman y lo ponen cerca de la derrota, no es el Chávez valentón del poder abyecto, es tal como lo mencionó el mismo, un Chávez desprotegido, casi vencido, pero ansioso de volver. Hay muchos elementos que analizar en su breve intervención de ocho minutos, pues nos tiene acostumbrados a largas alocuciones con mensajes muy limitados, cuando habla poco definitivamente dice más, apenas apareció Chávez en escena se activó la oposición y los mensajes de toda índole a través de las redes sociales, se activó “su” gabinete (no el del país) a manifestar solidaridad y mostrar caras públicas de consigna, figuración y algo de desesperanza pues saben y están conscientes que sin Chávez no hay nada y con Chávez hay muy poco tangible pero hay esperanza.

Chávez nos sorprende, eso sí, reconociendo una vez más sus errores y desaciertos, en eso es mucho más franco y sincero que el común, reconoce una vez más que es irresponsable e incapaz, hasta de su cuido personal, no solo ha confesado públicamente que era descuidado e irresponsable en todo, en su vida personal, con su carro destartalado sin piso ni luces, en sus finanzas (confiesa no tener nada), sino que es poco atento al cuido de la salud, aquí no se parece al común, pues los venezolanos todos, según cifras oficiales, viven en las consultas de barrio adentro, en las clínicas y en la de los curiosos, mitigando enfermedades, males ó distrayendo sus ansiedades notables y perennes ya.

Este Chávez de ayer se parece al Chávez post 4 de febrero, post 11 de abril, al que hace “pucheros”, al que crucifijo en mano promete rectificar, abrir espacios y aceptar a todos, ahora pretende aceptar su enfermedad, pero la considera vencida, en tiempo muy breve, que afortunado, nos habla a medias de su enfermedad, nos confiesa que tiene cáncer, pero no específica en que lugar está ubicado, en que órgano, ni la variedad histológica ó el estadio de la enfermedad, sin embargo su semblanza de ayer, se presta a conjeturas de todo tipo, pues se le nota cansado, enfermo y deteriorado, y en tiempo breve, si tomamos en cuanta que llegó a Cuba a principios de mes gordo y “saludable”, quizá el rigor de dos intervenciones seguidas pasaron factura al cuerpo descuidado, yo casi lo imaginaba de repente saltando, subiendo la voz y jurando vencer a la enfermedad para que los de la oposición se la “calen” hasta el 2021, como siempre ha prometido, sin embargo, no está aún para eso, quizá está adelantando que para las celebraciones del 5 de julio no estará aquí y se las pierde, “su” gabinete también presiente la ausencia, y ya adelantan itinerario sin contar con el comandante-presidente-convaleciente. Que triste pues hacían retoques apresurados a la ciudad al estilo “cuartorepublicano” y los sitios por donde pasaría “La Reina”.

Yo no le compro la cara a Chávez, ni esta ni otras, tampoco siento pena ni compasión por quien sembró odios y rencores en todos, combato como ser humano el dolor y el sufrimiento de otros semejantes, pero entiendo el proceso salud-enfermedad e intento comprender esos principios orientales sobre el karma y los sancaras que acumula el alma, el cuerpo, y que producen nuestros sufrimientos, entiendo que la enfermedad no es una maldición, pero la forma como la enfrentamos y se presenta lleva implícito un mensaje, el sufrimiento será como aceptamos ó combatimos la realidad del proceso de enfermedad, Chávez cosechará lo que ha sembrado, ambigüedad, sentimientos encontrados, odio y resentimiento, todo con matices de “amor” a su forma y manera, cosas que en definitiva socavan el alma y destruyen el cuerpo.

El agradecimiento de ayer a los médicos cubanos, al pueblo cubano, muestra el desprecio tácito a los médicos criollos y de alguna manera al propio país que dice amar profundamente, y para el cual debe recuperarse, para seguir hasta el 2021, en su soberbia, aun en la convalecencia, no reconoce sustitutos ni entiende de alternabilidad, ni los ya está bueno ó simplemente ya basta!.

El chavismo y la revolución se desgastan, si no es que solo están en reposo, pero parecen estar en su peor encrucijada, esta vez no es de golpes, contrarrevoluciones y sabotajes, esta vez el desgaste vino desde la piedra filosofal de su propia esencia, el desgaste, el contragolpe y el sabotaje, vino desde dentro del cuerpo, desde el chacra pélvico, esta vez la consigna patria, socialismo y muerte fue pronunciada con asombro y escepticismo, tanto nombrar a la muerte que en definitiva se hace común y trágica, más cuando se siente su cercanía, se siente su proximidad y se siente temor.

Volvió el Chávez de la adversidad, hay un designio de fatalidad para esta gente que se impone arbitrariamente, hemos ido varias veces del Chávez del vocerío altanero al Chávez del “jipeo”. El país parece ir al caos con ó sin presidente, muestra evidente que parte del problema, sino todo, somos nosotros mismos, el país festeja, se va de rumba, porque Jagua decretó lunes 4 de julio no laboral para darle más fiesta y jubilo al circo patrio. Un país anárquico e ingobernable, viva la revolución de la flojera, la consigna, la fatalidad y los enfermos, viva la revolución del absurdo, que vayan todos a celebrar los 200 años de patria libre, yo nada tengo que celebrar, mi patria es otra, y cada vez depende más y es más ineficiente, mi patria si está enferma y nadie le atiende!

El tiempo va señalando los caminos, va dando lecciones y será necesario prestar atención a ella.

Xen Ten Xiao, (JZP), en el año XII D.Ch. en otra crónica de lo absurdo.

Reseña de lo común:

Aquí, al norte del hemisferio sur, pasa de todo, es tan variado, absurdo, disímil e incomprensible todo cuanto nos acontece que solo es posible hacer la reseña, describir la crónica y esperar para seguir viendo, para no asombrarse, Caracas que ya era un caos, por estos días anda peor, porque el “gobierno”, no sabemos con certeza cual, hace reparaciones y refacciones de última hora, al mejor estilo adeco de la improvisación, pues los actos del 5 de julio y la celebración bicentenaria los agarró de improvisto, el tráfico por los lados de Los Chaguaramos y Santa Mónica es infernal, pues ahí están centrada las obras bicentenarias ó es el lugar de las de mayor atraso ó mayor urgencia, quien puede saberlo? Nada parece planificado con tiempo suficiente, y ya parece que al venezolano le encanta la carrerita de último momento.

Llevamos unas semanitas sin presidente, me refiero físicamente presente, la parte buena es que ya no hay cadenas ó interrupciones a la programación televisa, pero que se preparen porque al regreso, la venganza televisiva y mediática será contundente, de prolongarse la convalecencia presidencial en Cuba se tendrá que preparar en la isla una especie de simulador, para que el presidente no pierda el training que traía y vaya recuperando la forma, lo cual se hará con la mayor diligencia del régimen castrista pero con factura neoliberal. La otra parte que refleja la ausencia presidencial es que este país funciona sin presidente, ó quizá valga la pena afirmar que definitivamente este país como no funciona bien tampoco necesita de un presidente en buen estado ó como no hay estado tampoco sería necesario un presidente de estado, en fin, se hizo un trabalenguas. Así como hubo un Guzmán Blanco en Paris ahora hay un Chávez en la Habana, esto si es revolución.

El país se mueve a un ritmo raro y difícil, de paradojas y contrasentidos, de contradicciones, se observa un movimiento cultural, se siente el surgimiento de escritores jóvenes y talentosos, se siente el resurgir del teatro, hay intentos por irrumpir de un cine nacional vigoroso y creativo, hay música, hay talentos, hay nuevos artistas, hay novedad, hay vanguardia y hay caos carcelario, hay desmoronamiento de toda la plataforma del estado, no hay gobierno y nada ocurre, no hay instituciones y todo avanza en forzosa marcha retrograda (para atrás), hay una sensación de alianza entre el mal y el bien, entre policías y ladrones, entre guardias y narcos, hay descontrol en el asunto penitenciario, hay abusos, hay presos y familiares reclamando derechos y hay un gobierno que no los llama presos sino privados de libertad, que los ignora, mientras hay victimas del hampa y familiares de victimas apostando a que de una vez por todas se exterminen, hay diputados de oposición aprovechando ó pescando en río revuelto, pescando oportunidades y hay un gobierno desaprovechando oportunidades y favoreciendo la represión y la censura mientras entonan el himno de la libertad, carajo!, Hay un poder judicial ineficiente que antes de mirar sus fallas va y se ensaña contra los médicos, la medicina privada y todo lo que distraiga, lo que les permita no observar la realidad evidente de sus errores.

Hay un presidente haciendo tenue calistenia participativa en Twister sin hablar de su salud ni convalecencia, agradeciendo el trabajo de “sus” ministros, agradeciendo la visita de nietos e hijos, de la presencia de la familia tan necesaria en la recuperación, cuyo traslado hacía cuba, con el tren de gastos a los que ya están acostumbrados luego de 12 años del reinado, es financiado por este estado bolsa y alcahueta con su renta petrolera que todo lo puede. Hay un presidente digital, fotográfico, con ó sin los Castro-Ruz a su lado, de chaqueta tricolor, que parece más convaleciente de algo más mental que físico, que parece recuperarse más de los nervios que de un mal orgánico, que parece más residente de una casa de recuperación emocional que paciente de una cirugía grande, y hay un estado que calla, y consciente la ausencia, que casi lo victimiza, que apuesta que su recuperación será la suya, que apuesta a sanar en lo individual y no en lo colectivo, hay un estado que también parece más enfermo de la mente que del cuerpo y que también desearía unos diítas de recuperación caribeña, hay un estado que desea salir de vacaciones.

Hay catástrofe y caos cohabitando juntos, existiendo como vecinos muy próximos, y casi conviviendo en armonía, hay tantas cosas que reseñar en esta Venezuela que tanto aguanta y resiste, casi de manera tan inexplicable como las cosas que le ocurren a diario.

Xen Ten Xiao (JZP), Caracas 27 de junio de 2011, año XXII D. Ch.

Al volver:

Sería lógico pensar que volver al país, a la patria, es motivo de alegría, regocijo, disfrutar el placer del retorno, sin embargo estoy convencido que en cada regreso soy persona más triste, estoy más triste de volver y como justificarme? cómo excusar esta actitud que parece ilógica? es sencillo para mi considerar esta actitud mía como normal, yo qué me voy quedando sin patria poco a poco, porque me la robaron ó arrebataron unos muchos que le sienten y sueñas distinta a la mía, es justificado para mi sentir que en cada vuelta tengo menos voluntad de retorno y que volver es un acto de sacrificio impuesto por el destino, mí destino, es más resignación que otra cosa, es sencillo para mi sentir que el regreso es pesado, porque en definitiva la patria ya está pesada para mi y se convirtió en carga.

El llegar ofrece un inevitable golpe de realidad, otra vez la mirada de escaneo tan venezolana, un de arriba abajo que pesa energéticamente hablando, la descortesía, la arrogancia, el atropello, las franelitas y chaquetitas rojas de los funcionarios, la propaganda, las consignas, el verde oliva de la corrupta GNB, la frivolidad, la desconfianza, el corneteo, el absurdo y el caos. Esta vez el país se ocupa en el debate asambleísta, unos para criticar la ausencia presidencial y otros para justificar el permiso indefinido del que goza el comandante-presidente-convaleciente para que se quede donde le venga en gana, por el tiempo que decida, sin delegar funciones (los caudillos no delegan), y siga en ejercicio pleno de sus poderes, esta vez parece que Chávez le hace falta a la oposición para funcionar y lo extrañan, y el oficialismo ni lo extraña y sigue sin funcionar, para ellos es normal que esté en Cuba, en un lugar que nadie sabe, post-operado (supuestamente) por una enfermedad que pocos conocen y que despache desde el lugar de los anhelos de esta revolución, al cuido de los Castro Ruz, porque aquí vamos a pasos de vencedores directo a la debacle con ó sin el.

El debate está centrado en la irracionalidad de unos y otros, la ausencia plena del respeto a las instituciones y al sentido común, aquí debemos enterarnos de todo lo que el presidente considere que debemos saber, todo, desde lo cotidiano de sus inoportunos  cólicos intestinales, sus ganas de evacuar ofrecidas a micrófono abierto, sus dolores de espalda, sus gripes, sus alegrías, rabias y regaños, todo a través del reallity-show venezolano de alocuciones, programas e intervenciones, pero cuando él decide que tiene vida propia y personal, deja a todos sin la novela diaria de la vida y todos quedan desconectados de una realidad que en “realidad” ya no existe, sin embargo me adelanto y ya imagino el “aló presidente” del regreso, mostrando la cicatriz a camisa quitada y la cantidad de anécdotas que tendrá de su melodrama vivencial epopéyico, así que mejor esperamos, sin desesperar, que todo vuelva a la “desnormalidad” diaria. Así que mientras nos informan ó nos enteramos que ocurrió, todos a reírse, a hacer chistes, a pasar textos, mail, twittear y hacer la róchela que tanto nos caracteriza, esa que para algunos sociólogos, psicólogos y entendidos, es la razón que nos mantiene viviendo esto ó viviendo para esto.

Por otro lado el acontecer nacional tan variado y caótico siempre ofrece distractores de opinión pública ó cortinas de humo que también distraen, y como si fuera poco las cosas que vivimos en medio de la escasez, penurias lumínicas, lluvias y la realidad de un país que se desmorona. Nos ofrecen en exclusiva los acontecimientos del penal de El Rodeo, el motín de los reclusos, su ingobernabilidad y el poder escondido en esas paredes donde el delito y los delincuentes hacen maestría. La realidad carcelaria en Venezuela es dramática, como todo lo nuestro, excepto el sistema de orquestas juveniles, enfrentamiento sangriento, este último entre reclusos, sus jerarcas y efectivos de la GNB, con saldo de muertos y heridos de lado y lado, un General de la GNB, orgullosísimo,  muestra el material incautado (requisado, señala él) a los reclusos del penal, armas de guerra, ametralladoras, escopetas, fusiles de asalto, granadas, drogas y uno que otro anecdótico chucito de los de antes, para no perder algo de costumbre y revela el trágico saldo de “caídos”. La pregunta inmediata es: por donde ingresó ese material al penal? Quienes son los responsables de esta situación que se torno incontrolable? Quien está a cargo? MPPIJ? GNB?. Las cárceles muestran hacinamiento, entre otras desgracias, por retrasos procesales y un sistema judicial ineficiente que propicia la impunidad y la injusticia, las cárceles son el vivo ejemplo de la anarquía que impera en la mayor parte de los estamentos del estado. En año electoral todos se sensibilizan con está tragedia, todos aprovechan, y hasta la convalecencia presidencial logró beneficios, solo en un país caótico es posible ver al comandante de la GNB ofrecer una rueda de prensa para mostrar el material bélico requisado en una prisión que la fuerza que él dirige debe custodiar, “a confesión de partes, relevo de pruebas”, creo que más ó menos así es el dicho. Que trágico todo cuanto nos sucede, que calamidad de país, que sociedad tan descompuesta, que país tan iluso, que aún apuesta a elecciones como salida democrática y blablabla! Aquí las salidas deben construirse en la opción de un país totalmente distinto, hecho de ciudadanos distintos y que mire hechos distintos, un país que se enserie con determinación y se largue los pantalones para definitivamente comprometerse en el desarrollo y el bien colectivo con la bandera de los principios más elevados, un país que se pueda asombrar de tanto desastre y reaccione.

No tengo problemas en confesar que cada vez que vuelvo siento un poco más de pena y tristeza, cada vez quiero mirar menos de lo que este país muestra a quien vuelve, intento hacer mi trabajo lo mejor posible, cumplir mis compromisos ciudadanos, intento cambiar mi país haciendo yo lo correcto primero, pero que poco logro haciéndolo.

Reconozco que soy exiliado en mi propio país, reconozco que me voy quedando sin patria y me hago ciudadano de ninguna parte.

Xen Ten Xiao, (JZP), Caracas 21 de junio de 2011, año XII D. Ch.

Sobre esperanzas:

Imagen tomada de “el crisol de la cordura”

En ocasiones creo que Chávez es solo el centro, el punto de equilibrio entre dos polos que no se encuentran, y cada vez se distancian más, que se estiran, que no se toleran y cada vez se alejan más demostrando su intolerancia, polos que solo consiguen aproximación en la violencia, el único lugar común entre ambos en posiciones tan distanciadas.

En ocasiones creo que Chávez es una energía, sin juzgarla como buena ó mala. Que es hasta un maestro, sin juzgarlo como malo ó bueno, que solo nos muestra algo, nos muestra el aquello de los rasgos que nos caracterizan y nos separan, por eso en ocasiones pienso también que es un pobre atormentado, insomne, errante en las fantasías de la utopía de un cuento que le vendieron y en el que ya nadie confía.

Lo cierto es que están bien definidas las diferencias que alejan a los extremos de ese núcleo central que le toca ocupar, ambos quisieran que el otro simplemente no existiera, los unos no toleran la pobreza, la rechazan, la aborrecen, y los otros no aceptan la suntuosidad de la riqueza, el lujo y la opulencia que les molesta, pero les molesta cuando la ejerce el otro.

Para que surja alguien diferente, un líder que unifique y que no separe, será necesario reconocer mas que desacuerdos, será necesario ir a los puntos de contacto y aproximación sincera, desde las injusticias que tienen ambos lados, será necesario un líder democrático, no autoritario ni prepotente, sino un líder que reparta responsabilidades, que las comparta, que delegue, que señale el lugar donde iran a encontrarse, los que están en los polos y los que quieren estar centrados. Ese líder tendrá que aceptar que en un extremo está la mayoría, en un extremo de calamidades y deficiencias, de necesidades, se ubica la mayoría, y en el otro extremo está la abundancia de unos pocos que siempre alcanza para más, y esos pocos, junto con los centrados, serán los llamados a dar el paso para aproximarse genuinamente y llevar la iniciativa del primer contacto, llevando modelos de desarrollo, educación, salud, llevando alternativas, esos tendrán que sacrificar parte de lo que ahora tienen y trabajar en modelos que representen compartir y sentir al otro y hacer que los sientan, esos otros, que son mayoría, tendrán la tarea de abandonar su propio sistema de injusticias y aceptar la mano extendida, eso solo será posible en el marco de un liderazgo asertivo, que entienda cómo, aun con dos polos desbalanceados, alguien mantenía el equilibrio.

De Chávez sale el solo, el chavismo entendido como una religión y un acto de fe, no se enfrenta, no es necesario combatirlo pues lo sustituirá la fuerza de las desigualdades, la evidencia del cansancio y el propio movimiento social, acabará cuando se descubra la cortina, cuando pase la sensación de esperanza y se pierda la fe, lo hará esa sociedad que injusta ó desigual busca equilibrarse por encima del líder, esa sociedad se equilibra cuando sus polos se reconozcan, acepten y se aproximen honestamente, ó se romperá y buscará su renacer desde la nada, habrá que entender cómo logró Chávez ser necesario y logró representar un momento histórico de involución, cuando contuvo la fuerza de unos y destapo la falsedad de otros, hay que apostar por un Chávez que no nos destruya más, es decir, habrá que apostar porque no sigamos destruyendo todo.

Estoy convencido que por estos lados se darán los primeros pasos para la consolidación de un sistema político distinto, justo y social, que intente ser más justo y que trate de ser más interesado por el equilibrio social, sin utopías de igualdad pero si con algo más real, algo más sólido, más auténtico, con algo más de sensatez, algo más que las consignas de igualdad social. Por aquí quizá se estén dando las bases para algo nuevo que nace de pueblos nuevos que están en los tiempos de apostar a prosperar.

Así que es necesario tener esperanzas, esperanzas en nosotros mismos y confiar en las iniciativas de unos cuantos valientes históricos que se empeñan en cambiar las cosas y a veces y al final, finalmente lo logran.

Xen Ten Ciao (JZP), 13 de mayo, año XII D.Ch.


Venezolanidad:

Foto tomada de “escribir para que” hacer click en la imagen para ir al sitio original

La venezolanidad será una mezcla de genes, ambiente, evolución, situaciones, condiciones, cultura, pasado y actualidad, aderezados con algo de futuro. Son rasgos que nos identifican en lo colectivo, rasgos que hacen de todos un común, un habitante que ocupa un espacio, un habitante que en ocasiones quiere ser un ciudadano. Para entender esa venezolanidad podemos hacer un paseo de lectura por algunas obras importantes, para mi, viajeros de indias de Francisco Herrera Luque, cualquier libro que sobre el tema de nuestra historia tiene disponible Arraíz Luca, y en lo más actual, los temas que trata el sacerdote Alejandro Moreno en el contexto de la psicología social, por ejemplo, tiros en la cara. Con ellos atravesamos por algo de historia y genética, ambiente y realidad, y llegamos al lugar más actual para entender, para aproximarnos a la complejidad de ser venezolano, para llegar a la venezolanidad.

En cuanto a nuestra constitución genética, quizá exista una mezcla desfavorable entre el indígena (originario) caribe, de los menos aventajados de estos lados, si los comparamos con sus vecinos, el conquistador europeo que cambió la horca por la aventura del descubrimiento, pasando de Reo a Don en un solo salto marítimo, y el color de las culpas definitivas dispuestas con los negros de tercera, luego solo hay quinientos años de mezclas, guerras, injusticias y conflictos, evangelización y el legado de una lengua común, luego hay doscientos años de vida republica de caudillo en caudillo y de conflicto en conflicto enarbolando las banderas de la emancipación, la libertad, la utopía de la igualdad, todos a favor y por el bien de una patria que jamás se termina de construir. Luego existe la influencia migratoria, unas pocas veces para bien, otras pocas menos para mal y otras muchas para peor, migraciones europeas de postguerra y otras sureñas de sufrimiento y esperanza, de mano de obra y miseria, de domesticas y ladrones, y de más mezcla.

Así se forjan los genes testarudos en los caldos de cultivo que la historia prepara para la lección de vida y la preservación de aquellos, si pensamos que los homos solo somos la transición de unos genes que se niegan a morir, nosotros sobrevivimos, ellos se perpetúan, y se adaptan en distintas pruebas a las leyes que Darwin resumen en la adaptación del más apto, y que poco cambian en nosotros, los adaptados y sobrevivientes, de ahí que el gentilicio es una circunstancia adaptativa también, es una circunstancia evolutiva.

Si volteamos un poco para mirar atrás lo que somos ó de donde somos, es casi el mismo cuento, los valores más recientes, los de hace apenas cincuenta ó sesenta años, muestran que estamos adorando desde hace un tiempo a reinas de bellezas, peloteros, cantantes ó músicos, que antes eran Susana Dujim, Sadel, Carrasquelito y Girón y ahora son la última Miss Venezuela (Miss Silicona), Vizquel, Dudamel, Maite, Osmel y Joaquín Riviera. Nos quedamos en el tiempo con los mismos íconos, admirando a los viejos próceres sin posibilidad de reconocer virtudes civiles, ilusionados siempre por un nuevo caudillo, paladín de todos, que nos hará la vida fácil y ordenará lo que nosotros mismos no queremos ordenar, nuestra patria. En el continuo va la variable del consumo y la falsa sensación de riqueza que nos dio el petróleo, recurso que motiva nuestro inconsciente a obtener todo con el menor esfuerzo, en el continuo hay mucho licor, bochinche, disparates, inmediatez, y quizá algo de lógica locura genética.

Ahora mismo nos caracterizamos mas por la violencia, a todo nivel, la arrogancia, la frivolidad, la falta de humildad, el irrespeto, el atropello, la impunidad, el pillaje, y algunas otras cosas que casi siempre atribuimos a otros antes de aceptarla en nosotros mismos. Ahora mismo nos parecemos mucho a nuestro pasado, peor aun, ahora mismo no tenemos como diferenciarnos de nuestro pasado.

Ahora mismo estamos llenos de ansiedad, somos intranquilos, somos seres carentes de mundo interior con todos los referentes afuera (vacío interior), casi no sabemos estar con nosotros mismos, ó solos, somos egocéntricos, narcisos, egoístas, con necesidad de ostentar poder, presumir con el, mostrarlo y abusar de el, aunque la función y ámbito de ese poder sea pequeña y limitada, nosotros sabemos como engrandecer el poder, ahora mismo podemos decir que vivimos en la historia (reseñas) pero no la conocemos, citamos un pasado del que sabemos un casi todo por transmisión oral del conocimiento, pues leemos poco e interpretamos la historia como un cuento muy particular, para no decir peculiar, una historia que vivimos y contamos en sentido fabulado (cultura oral) que necesita la oratoria para sobrevivir. La cultura actual que se impone es la del barrio como alguna vez se impuso la cultura caribe, y ese modo se impone a todos los niveles y define el rasgo común de todos, creemos que el barrio es la marginalidad, los límites y es ahora cuando la venezolanidad es más barrio y más caribe, y más negro y más conquistador, somos una venezolanidad llena de ansiedad que proyectamos con canibalismo selectivo hacía los más débiles y vulnerables, al mejor estilo caribe.

La cuestión es si estamos conformes con lo que somos ó no, ya sabemos que no estamos contentos con cómo es el otro, pero, ¿estamos conformes con nosotros mismos?, si la respuesta es no, entonces es hora de iniciar los cambios propios, sin esperar por los cambios del otro, para fabricar una venezolanidad nueva, de la sumatoria de buenas acciones, cuando ya no sea necesario colocar un aviso en la puerta del garaje para que el otro no se estacione en donde el simple sentido común señala no hacerlo, cando se acabe la impunidad y no sea necesario apalear a tantas leyes para regular el caos, cuando la sociedad se auto-organice en lógica y sensata armonía, cuando existan pocas leyes que intenten regular el caótico comportamiento barrio-caribe, cuando impere el sentido común, cuando el robo disminuya porque se acabo el mercado consumidor, cuando hagamos más por nosotros mismo sin esperar a los mesías que lo componen todo, cuando respetemos simples y elementales señales de tránsito, cuando prestemos menos atención a la propaganda y demos más valor a los hechos, cuando no prestemos más nuestros oídos al ruido que genera la violencia, cuando ocurran tantas cosas buenas necesarias, porque nos cansamos de ser ese barriozolanos para transformarnos desde lo individual en otro venezolano de cosas mejores, voy a creer en otra venezolanidad y en un verdadero cisma revolucionario transformador.

Jesús Zurita Peralta. CI: 6.625.245

2 de febrero de 2011, año XII de la revolución. (a XII D.Ch.)

Violencia barriozolana:

Foto tomada de “Desde el asilo”, Hacer click en la imagen para ir al sitio original

Si hay un rasgo que nos identifica a todos en la actualidad, ese rasgo es la violencia, misma que ejercemos por igual a todos los niveles y estratos de la sociedad, es algo similar en nosotros sin importar condición, igual son violentas ricos, pobres e indefinidos, igual los de arriba y los de abajo, los incluidos y los marginados, igual los alfabetizados y los que no, los empresarios y los informales, igual para los que dicen “mamita y papito” cuando llaman la atención de alguien, la violencia va igual para todos los “barriozolanos” que habitamos este territorio singular. Así podemos usar el tráfico como un buen ejemplo de lo que afirmo, los conductores todos, usan los cambios de luz como una forma de lenguaje violento no audible, visual, y los cambios de luces pueden ser un: quítate!, apártate!, voy yo, ponte a un lado, e inclusive pueden ser una nueva mala palabra barriozolana que un ciudadano de otra latitud simplemente no entendería, las luces de cruce no significan un permíteme el paso, cuando me corresponda, ó una señal que voy a cruzar, no!, aquí es apártate y quítate que voy yo, igual la corneta, misma que usamos tanto como manipulamos el celular mientras conducimos, somos expertos en ese difícil arte dual; la corneta, decía, es continuidad de nuestra voz, esa que sabemos el otro está imposibilitado de escuchar pero puede intuir su significado cuando la accionamos, que casi siempre es para una buena, muy buena y merecida mentada de madre, que sabroso somos los barriozolanos!.

De esa manera aquí en Barriozuela los motociclista ricos y pobres son en realidad motorizados todos, que viajan a gran velocidad entre los carros en las colas de la autopista, tocando corneta, gesticulando y rompiendo retrovisores, la vía es una pertenencia de uso discrecional y personal, son tan iguales los motorizados estos que los barriozolanos en moto son “malandros” y hampones hasta demostrar lo contrario, generando tanto temor en nosotros aun si son ellos policías, aquí somos tan violentos que quienes defienden a los ciudadanos de los hampones terminan aterrorizándonos por igual  a todos y con más violencia.

Aquí la señora encopetada, de anteojos DG, camioneta cara y vestida de última moda, te suelta una mentada de madre tan igual a la que te suelta la que ella misma llama tierrua parrillera del motorizado barriozolano que presume hampón. Y si dejas a un lado el tráfico, en los otros quehaceres cotidianos somos también violentos, cuando atendemos a otros somos violentos, en la antipatía de nuestros “buenos días” que soltamos ocasional, somos violentos, en la forma como gesticulamos al hablar hay violencia, en los discursos asambleístas hay violencia, en las universidades, en los ministerios, en McDonald´s y en las “areperas” (arepería) hay violencia, hay violencia en la forma en que se “entregan” piropos callejeros a las mujeres (“culitos”), palabras que terminan pareciendo más la letra de un hip-hop ó reegetom que un verdadero piropo, hay violencia en nuestras miradas (escaneo) y en nuestro proceder ansioso, hay violencia en casi todo lo que hacemos, despiertos y dormidos, conscientes e inconscientes, voluntaria ó involuntariamente, hay violencia en casi todo.

Pero así van los barriozolanos conviviendo con la violencia, haciendo de ella un bien común que los identifica culturalmente y con el que ya sobresalen ó destacan, ahí vamos esperando que tú dejes de ser violento, no yo!

Nota adicional: la violencia es obviamente un tema complejo con múltiples causas y condicionantes, podríamos señalar que en Barriozuela las causas de la violencia pasa varios aspectos, predisposición ó condición genética, la pobreza y sus consecuencias, maltrato infantil, principalmente en los primeros 5 años de vida y las consecuencias de daño cerebral irreversible, podemos atribuirla al consumo de alcohol, drogas, a la malnutrición, ambiente familiar y entorno hostil o desfavorable, conducta psicológica (psicopática) colectiva, algo así como contagio conductual, estas razones podrían aplicarse a cualquier sector social pero principalmente en los sectores al margen ó excluidos, pero como explicar la violencia de los incluidos, de los grupos sociales A y B?, que en Venezuela también muestran violencia, eso hace que pensemos en la necesidad de ocuparnos seriamente del tema, la violencia es un asunto de salud pública, y no es casual que la principal fuente de violencia actual se genere en el alto gobierno, ellos son en consecuencia reflejo de lo que nos ocurre como sociedad. Es necesario que nos ocupemos seriamente de la violencia, posibles causas e inmediatas estrategias para minimizarla ó combatirla.

Xen Ten Xiao, Ccs 23 de febrero de 2011, año XII D.Ch. (a propósito de una buena mentada de madre que recibí esta mañana, de una encopetada señora de sociedad, precedida de un cambio de luces peculiar e intenso y otra mentadita a la carrera que me soltó un motorizado por no permitirle que se atravesara).

Los exrectores de Barriozuela:

Imagen tomada de: “Juventud de Venezuela” hacer click en la imagen para ir al sitio original

Los barriozolanos tenemos en estos días bastante morbo disponible, bastante dosis de morbosa vida de referencia que nos rodea, ya no es tan útil la crónica criminal semanal de robos, secuestros, atracos y homicidios, ya tenemos nuevos personajes que captan nuestra atención y reflejan la podredumbre de una sociedad involutiva, que poco se asombra de lo común y que requiere de nuevos sucesos para alarmarse, ahora tenemos dos crónicas policiales con los hechos que involucran a dos exrectores de la “casa que vence las sombras”, exrectores de nuestra máxima casa de estudios como suelen llamarle los románticos que aún creen en instituciones que no van involucionando con el país.

Así tenemos como plato principal en el menú, la historia de Edmundo Chirinos, médico, psiquiatra y loco, parafraseando a Andrés Eloy Blanco con aquello de que los venezolanos tenemos un poco de médico, poeta y loco, tenemos la historia de su crueldad criminal condensada en el best seller de la audaz y preparada periodista Ybellice Pacheco. El libro “sangre en el diván” ya es éxito literario y solicitado en librerías con auténtico desespero, se encuentre usted en un ascensor, una sala de espera, la esquina de una calle de esas en la que aun se puede uno detener un rato ó en un restaurante, cafetín, fiesta, tasca ó reunión que de seguro encontrará personas comentando el libro, reseñando algo más de lo que nadie sabe sobre este personaje que llegó al rectorado de la ilustre UCV, fue candidato presidencial y actor en la vida política y social de la nación por mucho tiempo. Chirinos para mi siempre pareció un individuo cínico y alocado en apariencia y personalidad, pero es personaje popular en el país del por estas calles del canta-autor y filósofo urbano, que sin proponérselo es Yordano, con su canción vigente aún después de tanto tiempo, el libro de Pacheco revela hoy la locura criminal de quien mereció algo de mi insignificante desprecio.

El segundo caso, casi de seguida al anterior, tiene que ver con otro exrector de la UCV, esta vez, Fuenmayor Toro, a quien se le lleva juicio por abuso de menores, nada más cruel aún y que lo coloca desde ya en el peldaño del “top ten” del “hit parade” de las psicopatías nacionales, que junto con su colega Chirinos mantienen a la nación morbosa ocupada de algo más novedoso que las crónicas semanales de sucesos trágicos a los que ya estamos acostumbrados.

Para mi estos sucesos son vivo ejemplo y revelan la debacle y descomposición social por la que atravesamos, con estos dos acontecimientos cargados de crueldad evidenciamos parte de ello, hechos crueles cuyos protagonistas son figuras públicas vinculadas a la universidad, ambos médicos y ambos actores políticos de renombre, ¿que más nos faltará por saber?, ¿que otra cosa estará tapada bajo la tenue transparencia de la calamidad diaria de Barriozuela?

¿Quien pone en duda que el fenómeno del barrio como hecho social se desbordo en esta triste patria mancillada por todos?, es necesario una cruzada nacional para rescatar la dignidad y los valores invertidos, es necesario hacer frente con crudeza a los representantes del antivalor nacional, hace falta mucho para combatir al barriozolano común y devolverle la patria al venezolano que la merece.

Maestro Xen Ten Xiao. Caracas 21 de marzo de 2011 (año XII D.Ch.)

Memoria y cuento:

Imagen tomada de “Empresate ya” hacer click en la imagen para ir al sitio original

Poco más de siete horas para un discurso extendido, excedido, para el desperdicio del tiempo, por el desperdicio e irrespeto al tiempo del “otro” que somos todos, evidente desconsideración por la simple falta de contexto, discurso carente de sindéresis, carente de sintaxis, carente de realidad. Casi un discurso dirigido a la burla, a la ceguera y la sordera que produce el poder, y el poder mal ejercido, el poder abyecto como dice Punset, ese que tanto descontento e impotencia produce. Un discurso que es pieza de oratoria para el aprendiz de demagogo y populista, porque el político curtido siempre es breve, tanto el bueno, si es que los hay, como para el viejo ó malo, todos, porque el político curtido sabe que las palabras comprometen, enredan, y se convierten en armas en su contra, palabras hechas armas que esclavizan.

Una vez más me quedo esperanzado creyendo que finalmente oiré una rendición de cuentas digna para la nación y no para los necios y adulantes de todos los días, que los hay de sobras, una vez más oigo y oigo para quedarme con las ganas de escuchar algo serio y coherente y no otros disparatados relatos que en ocasiones parecen intentarlo sin poder y otras intentan poder sin siquiera lograrlo. Definitivamente aquí reina e impera el absurdo, por eso el discurso va dirigido al absurdo, a las referencias a personas y personajes, perdido en los saludos, en las anécdotas, la épica, la antología y al bendito pasado, al imaginario pasado glorioso que nos impide ir al futuro con voluntad, será que hay tan poco presente que siempre apelan al pasado cautivador. Si quitamos el adorno al intento, a la obligación que significa rendirle cuentas a la nación y no cuentos, todo se pudo haber dicho, dicho a medias, en quizá, media hora.

Por un lado los nuevos diputados de oposición, que son viejas caras, en posición rígida, inmutables, desaprovechando momentos puntuales como aplaudir cuando el presidente nombró a Caldera, ó mofó a Caldea, como para ponerse de pie, ó atreverse a levantar la mano cuando el “encantador” pidió que lo hiciera aquel que le creía responsable por la astronómica cifra de compatriotas muertos a manos del hampa y la inseguridad, la oposición jugando al serio se creyeron el papel ó el libreto, del otro lado los aplausos desmedidos para rendirse ante la retórica del comandante-presidente, dualidad nefasta y peligrosa tipo Dr. Jekyll y Mr. Hyde, es la nueva iglesia, el nuevo culto, la nueva religión de la fe política, en la que todos los feligreses saben cuanto agrado produce al nuevo Dios los aplausos desde la ceguera del fanatismo, hay que reírse de todo y aplaudirlo todo, así todos olvidan para que están allí.

Pero el asombro va hasta sus límites aquí en el país del absurdo, mientras todas las cifras señalan que fuimos, junto con la golpeada Haití, los únicos países sin crecimiento económico, con otro año de alto riesgo país, con la mayor inflación en medio del torrente de recursos que entraron por la vía del petróleo, que atravesamos por crisis en 2010 que son el claro ejemplo de la ineficiencia del estado-gobierno que no se ocupa de nada más que no sea la propaganda y que se hunde en la arena movediza ó el chiquero de la corrupción, endeudamiento, y otros muchos males que nos toca soportar.

Chávez termina siendo un buen tipo, pero un mal presidente, un muy mal estadista, un mal administrador. Siento lastima porque en él solo deben concentrase todas nuestras más terribles cualidades y es solo él quien debe mostrarnos lo que ya no debemos ser, así como Pérez (CAP) fue el arquetipo de nuevoriquismo y el facilismo dañino, Chávez es ahora el arquetipo del venezolano y la venezolanidad dañina, que enferma a la sociedad y que es necesario abandonar, dejar atrás, para poder avanzar, avanzar en lo colectivo, si es que queremos salir de esta crisis y tener la fortaleza para enfrentar otras por venir.

Pero decía que el asombro en el país de lo absurdo es tentador, es inagotable, está en todas partes paras ser admirado y entonces ayer, en un juego noctámbulo televisivo de absurdos de media noche entre Globovisión y sus Buenas Noches y VTV y la hojilla, sorpresas! está el inefable Mario Silva justificando el discurso y los mensajes presidenciales, sobreinterpretándolos, y a su manera y por el otro lado está Carla Angóla, juega con el gobernador Pablo Pérez a si tu fueras presidente, en la ocasión de las festividades de la divina Pastora, ya un ritual político y menos religioso para algunos, Carla y Pérez coqueteando con ese sentir el poder tan sabroso y tan venezolano, como decía Uslar, en una róchela tan vulgar como inadecuada para un ejercicio que requiere algo más de seriedad y que obviamente ni ella, ni Kiko y mucho menos Roland logran, siguen todos mostrándonos lo que ya no debemos ser y seguimos sin mirarlo seguimos sin aprender la lección de hay que ponerse serios.

Siete de horas de absurdas memorias para 365 días de nuevos cuentos y mismas realidades sin entender.

Jesús Zurita Peralta. CI: 6.625.245 (19 de enero de 2011)


Adiós CAP: “el hombre que camina”

Imagen tomada del blog de paula Giiraud, hacer click en la imagen para ir a la fuente

Casi un año exacto de diferencia entre la muerte de Caldera y la de CAP, ambos acontecimientos ocurridos en diciembre, el primero el 24 de 2009 y el segundo el 25 de 2010, coincidencialmente ambos líderes de los partidos, otrora, más importantes de la época llamada IV república, ambos con dos períodos presidenciales, siendo sus segundos mandatos peores a los primeros, ambos vinculados a los aconteceres políticos actuales, actores en ambos casos. La historia dando su recorrido circular, porque CAP entregó en su primer gobierno el sable al sbtte Chávez, luego este estaría involucrado en la intentona nefasta del 92 que los COMACATES dieron en su segundo e inconcluso mandato, como consecuencia de éste episodio Caldera resurgió, volvió a la presidencia y le correspondió entregar la banda presidencial a quien juraría sobre la “moribunda” respetar las leyes y cumplir el mandato presidencial otorgado por el pueblo soberano, ambos actores desaparecen en la era Chávez.

En su momento escribí algunas líneas tras la muerte de Caldera, en enero de 2009 y ahora me atrevo a escribir algo en ocasión de la muerte de CAP, también en enero. Jamás sentí simpatía alguna por Carlos Andrés Pérez, me parecía un político populista, demagogo, corrupto, me parecía un irresponsable narcisista, aunque reconocí siempre en él un personaje de gran carisma, era la figura del político de las promesas electorales que tradicionalmente se olvidarían al llegar al poder, el político del eslogan y la propaganda, me parecía el político que se interesaba en los pobres de manera circunstancial y acomodaticia, me parecía todo menos alguien capaz de representarme. Le precedía un oscuro pasado y tenía gran cantidad de adversarios en la izquierda venezolana, era de esos políticos que separaban los sentimientos, a favor ó en contra, nada en el medio. Me pareció el máximo responsable de nuestras adversidades, pues desaprovecho las oportunidades que teníamos de crecimiento y desarrollo, al amparo de su gran popularidad y los inmensos recursos económicos disponibles en su primer gobierno, cuando él prometía administrar la riqueza con criterio de escasez, quizá se refería a escasez gerencial, y aunque se le atribuyen algunos logros como la nacionalización del petróleo y los hidrocarburos, siempre me pareció que mantenía una deuda inmensa con la patria por las promesas incumplidas.

La actual situación política venezolana nos pone en la paradoja de añorar a los menos capaces, es tan ineficiente el gobierno y la gestión de Chávez que permite hacer de Pérez un héroe ó peor aun, un mártir, un demócrata ó un venezolano ejemplar. Con espanto leí a Carrera Damas, que claro está sabe más de cualquier cosa que yo, justificar y recordar a Pérez como un gran demócrata tan solo por el hecho de haberse sometido al rigor de la justicia que le enjuicio por los manejos dolosos de la partida secreta, obligándole a renunciar a la presidencia antes de culminar su segundo período, para mi, que nada se al respecto, me parece que eso es lo normal, es lo normal que debe ocurrir en cualquier país en donde funcionan las instituciones, me refiero al juicio de los funcionarios corruptos, pero en un país de pillos impunes como el nuestro, en donde nadie es responsable de nada, igual nos asombramos y convertimos en virtuoso a un Pérez enjuiciado como a un Chávez reconociendo el fracaso de un golpe de estado con su recordado por ahora, apología del fracaso, aquí dejamos pasar como si nada que Chávez reconozca en la misma AN que el gobierno que preside, como si no fuera responsable, no sirve ni cumple nada, así que nada me impresiona ahora cuando se intenta hacer de CAP un paladín de la democracia venezolana, razón tengo entonces de perder la fe en el país y su gente, por fuerza de sus actos.

Lo cierto es que en la era Chávez registramos la partida física de tres importantes presidentes de la era democrática venezolana, los lideres de la guanábana y la alternabilidad en democracia, ya se marcharon Herrera Campins, Caldera y Pérez, quizá nos toque despedir a otros más, que se van sin más, y que las circunstancias actuales y el proceso de involución que recorremos como nación y sociedad permite hacer de ellos ó convertirlos en mártires de una país carente de valores y figuras de notoriedad plena.

Seguramente Pérez tuvo sus aciertos, no los niego, seguro hizo cosas buenas en sus gobiernos, pero en mi cuenta, quedó mucho por hacer de lo tanto que se prometió, de lo tanto que se dijo que haría, sus gobiernos, sus malos gobiernos, dieron el paso a la debacle y las calamidades actuales, para usar una frase, quizá lo que ocurra con estos políticos de vieja guardia es que en el país de los ciegos el tuerto es Rey. También vería con igual preocupación que con el pasar del tiempo se hiciera del cruel tirano actual, del tirano tropical, del militar ramplón, un nuevo mártir de la inexistente democracia venezolana, no se puede permitir una memoria tan frágil y débil, tan blandengue y benévola con quien no lo merece, los políticos deben ser juzgados en el contexto de sus oportunidades, en el contexto de sus logros y no con en el fanatismo ciego de la añoranza, no se puede juzgar en la comparación con otros malos gobernantes, perdonarlos ó martirizarlos por ser menos malos, pues así nos aproximamos al abismo del conformismo y la resignación.

Sigo diciendo que merecemos cosas mejores que aquellos destinos que nuestros políticos incapaces, de antes y ahora, nos han ofrecido y debemos seguir inconformes con nuestro pasado para reaccionar al presente cruel y creer en otro futuro cierto y merecido.

Jesús Zurita Peralta, Ccs 01 de enero de 2011.

Algunas reflexiones:

Definitivamente vivimos en una sociedad injusta, profundamente injusta, pero contrario a lo que piensa ó cree la mayoría, para mi es una sociedad de iguales, es una paradoja que señalando yo de inicio la injusticia como característica pueda también decir que somos iguales, siendo la igualdad entre semejantes la máxima de un sistema social, peor aún que señale que esas igualdades sean los rasgos de las mayoría, cosa que nos define, y que me atreva a generalizar en un país ó en una sociedad tan susceptible y poco dada a la autocrítica, que menos acepta que sea otro quien critique, pero es así, somos “iguales” y tenemos el reflejo de nuestro proceder igualitario en todas las instituciones que forman el Estado, somos iguales, como rasgo común, en la mayor parte de nuestro mundo de vida, en la convivencia, en las actitudes, en las calamidades y quizá hasta en la manera de pensar, voy a intentar explicarme.

Una vez más señalo que nuestra verdadera tragedia es un asunto netamente cultural y social, los acontecimientos nos arrastraron hasta el momento actual con un objetivo más que claro, mirarnos, observarnos, vernos, darnos cuenta de lo que somos y cómo funcionamos, el asunto nuestro no es político, eso es meramente una consecuencia más de un nosotros mismos, lo político aquí no es el problema, aunque lo tengamos como prioridad, cosa que por cierto nos distrae de lo verdaderamente necesario, de criticarnos y mirarnos que tanto esfuerzo requiere, que tanto daño produce, mirarnos críticamente, observarnos realmente, es un proceso que en lo personal es sumamente traumático y en lo colectivo es algo mucho más elevado y de mayor esfuerzo.

Tenemos un buen tiempo funcionando de manera disfuncional, como esos matrimonios que van mal pero siguen bien, bien juntos ó bien separados, como se quiera mirar, y que van constantemente consiguiendo una justificación que explique ó permita tolerar la disfuncionalidad, tanto que al final convenzan de la conveniencia de seguir así. Tenemos casi 200 años haciéndolo mal, ó no tan bien, y es doloroso aceptarlo ó concluir que es cierto, esa primera aceptación sería un buen inicio, sería bastante ya, vivimos aferrados a un pasado doloroso, difícil, convulso, inquieto, que si bien nos hizo nacer como nación ó República, aún nos impide evolucionar como país, aquí no hay gente mas valiosa que la de nuestro pasado militar y epopéyico, y eso se explica en parte porque la mayoría de nuestros gobernantes, presidentes ó caudillos han venido del mundo militar, otra tragedia que debemos reconocer, aquí ha prelado lo militar sobre lo civil, quizá porque no tenemos confianza en nada que provenga de la paz y de la fuerza del intelecto y no de la fuerza de la pólvora, los estandartes, las trompetas y las huestes militares. Ese pasado “glorioso” nos amarra a vivir en él y no vivir el presente ó fabricarnos un futuro responsablemente, para ejemplificar lo que señalo, basta ver a Bolívar pasivamente cómplice en retratos de cuanto absurdo se comete en su nombre, para ejemplificar más aún, no hay un presidente de esta patria que no se considere de alguna manera un Bolívar reencarnado, cuando el hombre solo pidió el cese de los partidos y la consolidación de la unión, unión como nación.

Después de la guerra de independencia, el siglo XIX es un compendio de desaciertos sociales de consecuencias políticas que se resumen en guerras civiles, alzamientos y revueltas militares que nos llevaron a los albores del siglo XX en un retraso total, al margen del desarrollo, desiguales, endeudados y divididos, llegamos ahí por cierto aferrados al cruel puño militar y depositamos la esperanza, entrado en siglo XX, en otros caudillos, agradeciéndoles la pasificación de un país dividido, dividido por ellos mismos por cierto, la primera mitad de ese siglo se perdió en dictadura y opresión, en el desgaste de la férrea lucha de los excluidos, de los pocos, de las minorías, pues si bien no todos estaban de acuerdo con la dictadura, todos podían vivir en ella y con ella al costo que fuera. Luego sobrevino la oportunidad de entrar tarde al siglo XX en manos de los representantes “del pueblo”, por vez primera los que venían de él tenían el chance de gobernar, los casi 50 años de oportunidad se desgastaron por culpa de nuestras  cualidades comunes, el oportunismo, el conformismo, la corrupción personal mas que de Estado, la improvisación, la inmediatez, el egoísmo y el personalismo, lo particular por sobre lo colectivo, prevalecieron los proyectos personales por encima de los proyectos de patria. Esa oportunidad de crecimiento, de separación del pasado opresor fue despreciada e involucionamos socialmente. Al margen tuvimos parte de los beneficios de un siglo dorado y rico en conocimientos, gracias al petróleo y nuestra riqueza mineral, que recibimos de alguna manera como una bendición y para otros fue ó es nuestra desgracia, allí nació otra realidad, creernos ricos, adinerados, favorecidos, sobrados, usar todo para el despilfarro, pasando de la dependencia gloriosa del pasado militar a la bonanza desenfrenada de la riqueza petrolera que todo lo toleraba y permite.

La involución dejó como siempre una gran deuda social, y esa sociedad consiguió como ajustarse en sus teóricas desigualdades, hasta qué, como el matrimonio disfuncional, consiguió como funcionar más ó menos bien ó más ó menos mal, como queramos verlo. La tan nombrada riqueza no nos benefició en nada cierto, y la oportunidad política de los civiles, pocos años, no fue suficiente, y nuevamente los excluidos conspiraron, las minorías se imponen, con su carga de injusticia y resentimiento, consiguiendo justificación para sus actos, y la sociedad apostó otra vez a lo militar como solución puesto que vivían añorándola, otra vez se impone un sistema que no queremos pero que podemos tolerar, una gran paradoja social, puesto que aspiramos algo que en la práctica despreciamos.

Así en este panorama otra vez entramos a un nuevo siglo aferrados al puño militar, autoritario, agradeciéndole, creyendo nuevamente que nos unificaba. Entramos de espaldas, resistidos a vivir como queremos y merecemos, así opinamos los pocos, puesto que ya los muchos piensan y se comportan igual, ya se igualaron injustamente, sus cualidades son concretas y evidentes, son irresponsables, autoritarios, desobedientes, altaneros, prepotentes, deslenguados, poco solidarios, imprudentes, egoístas, personalistas, narcisistas, son improvisados, corruptos, eufóricos para las emociones y las tragedias, desmemoriados a conveniencia, son fiesteros, rocheleros, bochincheros como decía sabiamente Miranda, son, y digo son, tratando peligrosamente de diferenciarme de mis semejantes a quienes seguro me parezco, son un desastre social de injusticias que se refleja en todas partes y en el proceder cotidiano de todos sus estamentos, igual para ricos y pobres, igual para incluidos ó excluidos, desde las juntas de vecinos hasta el alto gobierno, desde las comunas a la AN, desde el juez de paz hasta el TSJ, igual para ignorantes y doctores, igual para prohombres eminentes y gusanos, desde la bodega hasta el hipermercado, un país de iguales en las cualidades más trágicas, con un arraigo inmenso y convencidos, desde el inconciente, que lo hacen bien, un país de iguales para infringir la ley, matar, robar (todas las variantes, desde el común ladrón al de cuello blanco), iguales para abusar, ofender, atropellar e imponerse arbitrariamente sobre el semejante, un país compuesto de habitantes, no de ciudadanos, un país de “vivos y pillos” como decía Uslar, uno de esos tantos a quien nadie escuchó.

Nunca el país estuvo tan bien representado en sus calamidades colectivas como lo está ahora, el presidente de todos los venezolanos reúne las cualidades más destacadas de todos nosotros, acumula sus odios personales y su rencor, y lo expresa en su comportamiento personal, lo colectiviza y lo expresa en su lenguaje visceral como cualidad arraigada, conglomera sus penas personales, sus resentimientos, sus tragedias, y es arrogante, prepotente, autoritario, imprudente, cree saber de todo y casi no sabe nada, cree ciegamente que es original y lo hace muy bien, dispone de lo propio y ajeno, atropella, abusa, es egoísta, narcisista, es militar más que civil, es el de las mayorías, no el de todos, es omnipresente, omnipotente, es irresponsable, es inmediato, es injusto como la sociedad a la cual representa, pero es igual a todos, es igual al resto, ó los restos de nosotros mismos.

Nunca, nunca jamás saldremos de este ú otro demonio, hasta tanto no nos sentemos a mirar las lecciones que nuestros propios demonios nos tienen reservadas, jamás venceremos al oprobioso régimen de miserables que tenemos enfrente hasta tanto no saquemos al gigantesco miserable que llevamos dentro, jamás seremos patria hasta tanto nos propongamos con firmeza y prioridad ser verdaderos ciudadanos.

Navidad de cohetes, fuegos artificiales y parranda mientras nos quedamos sin la patria que merecemos, sin instituciones, jamás tendremos patria mientras ignoremos nuestra tragedia personal y su reflejo colectivo, siempre tendremos este y muchos otros caudillos hasta tanto logremos aprender la lección pendiente por dos siglos, unión de semejantes en otras cualidades distintas, más justas. Es tiempo de abandonar la cobardía y el conformismo, emprender el viaje de transformación personal, cada uno de nosotros, para hacer de este país la patria merecida.

Ya es el tiempo de nosotros mismos! Vayamos por él.

Jesús Zurita Peralta. 26 de diciembre de 2010.

Ley habilitante y emergencia nacional:

Suele citarse el refrán, “más peligroso que mono con hojilla” ó “más peligroso que cirujano con hipo”, cuando queremos referirnos a alguien muy desquiciado a quien le entregamos un instrumento potencialmente dañino, así lo comparamos con esas dos situaciones hipotéticas y ejemplificantes. Ahora cuando Chávez solicita con urgencia, la suya, poderes habilitantes para responder a la emergencia nacional, para responder al caos nacional, del cual es responsable, recordé estos dos refranes que expresan lo que siento.

Es potencialmente revelador y hasta predecible que alguien, acostumbrado al desespero,  que desee como él permanecer y perpetuarse en el poder a toda costa, alguien que no tolera la disidencia y la pluralidad de ideas, alguien negado a la critica, acostumbrado a dar e impartir ordenes, alguien que sienta como próxima la llegada de una AN compuesta con algunos opositores y de cuya estable proporción duda, aprovechara la coyuntura para solicitar a la carrera, otra vez, poderes especiales para legislar por vía de habilitante. Esta vez la excusa resulta la emergencia nacional por las lluvias y sus consecuencias, más de 150 mil damnificados en todo el país, calamidades que develan un estado ineficiente al máximo, ineficaz como ninguno, terco, corrupto e improvisado para todo, incapaz de planificar y aprender algo de las experiencia de la calamidades previas, ya vividas. Así que otorgar poderes especiales al mono es además darle una hojilla para hacerlo un ente mucho más peligroso, tal como lo dice el refrán.

Cuando  estado y  gobierno, aquí fusionados, lo que requieren es supervisión y control, el ejecutivo pide ahora una confianza que no merece. La proximidad de otro proceso electoral, esta vez para presidencia de la república, la posibilidad cierta de no contar con mayoría, ó al menos estar en iguales condiciones con un oponente al cargo, desata más locura y obligan a templar más la cuerda y radicalizar el discurso, para contar quien es quien y sacar la cuenta ó planificar la estrategia. La excusa de emergencia ya no es valida, estamos en emergencia desde hace tempo, emergencia que por cierto solo se atiende de manera espasmódica y ocasional, que se atiende con promesas y propaganda y no con hechos ó resultados prácticos. La emergencia no es más que la resultante de un gobierno (ó sumatoria de desgobiernos) que como otros no planifica para futuro, no mantiene, no construye, no prevé nada, que solo se ocupa de reaccionar a todo cuanto interpreta como criticas, que solo atiende las necesidades electorales de un personaje interesado en perpetuarse en el poder desde la fe ciega de sus seguidores, demandada como en las religiones y los cultos y no para la esperanza de los hombres.

Estos episodios recientes de tragedia nacional nos muestran un gobierno demagógico y populista, que aun en las tragedias es sectario, resentido, intolerante y que utiliza las tragedias para acrecentar la brecha entre la sociedad de desigualdades e incentivar al odio de “clases”, aprovechando cualquier ocasión para arengar y fomentar división, que gracias a Dios y en medio de nuestra propia locura, no atendemos del todo, es que hasta pelearnos parece que nos da flojera!.

Es triste ver al hombrecito, trajeadito de militar y rodeado de acólitos, recorrer los estados más afectados por el estrago de las lluvias y pelearse con los pocos gobernadores de oposición, culparlos y ofrecer al pueblo como solución que se cobijen con la rabia que hay que tenerle a los pocos ricos y proponer que invadan la propiedad privada como solución a la desatención gubernamental, da tristeza verle públicamente reconocer errores y que nada ocurra, es un país desvergonzado, viviendo en la locura e incapaz de reconocerla en otros. Es un país impredecible y sorprendente. Es una sociedad caótica en decadencia. Más tristeza da la madre embarazada damnificada con un día sin comer que justifica aún la ineficiencia de estado y repite el disparate que el hombre es bueno pero que está rodeado de ineptos, tristeza verla que a estas alturas, 11 años y dos períodos, justifique sus propias calamidades con absurdos y la esperanza de la “casita” que pronto me dará.

A mi manera de ver las cosas el caos seguirá, se acrecentarán las desigualdades, se radicalizará el discurso y se continuará polarizando la sociedad hasta el proceso del 2012 cuando en definitiva ocurrirá el punto de quiebre y se soltará el demonio, para usar otro refrán, “que Dios nos agarre confesados”, pero ese parece el porvenir y ahí vendrá la lección que necesariamente y definitivamente habrá que aprender.

Jesús Zurita Peralta. CI 6.625.245 (13 de diciembre de 2010, madrugada)

Última gira vs último giro:

El último y más reciente paseo (viaje) de Chávez, la visita que dispenso a sus “amigos”  íntimos, es un compendio, un resumen del disparate que significa gobernar (ó creer hacerlo) de espaldas a la realidad, un signo más de su desquiciada psique ó dislate mental por el que le hace transitar la acausal historia con los enfermizos agobios del poder que engrandecen el ego y sepultan pueblos nobles.

Proponer que Venezuela, en la situación actual, resuelva su terrible problema de insuficiencia eléctrica con la consolidación de reactores atómicos, existiendo otras alternativas menos “peligrosas”, es un grave disparate, es tan disparatada idea que cualquiera que visite el país, que transite un rato por sus calles, avenidas y carreteras, se aloje en algún hotel de INATUR ó simplemente intente disfrutar de algún servicio público básico, solicite  atención en hospitales, visite escuelas, ó acuda de compras a los mercados bolivarianos y revolucionarios, sentirá pánico de solo pensar que un país con servicios e instituciones que funcionen de manera tan precaria e ineficiente intente con absoluta irresponsabilidad incursionar en el manejo de reactores nucleares. El mismo día que el presidente anunciaba su intención, quien sabe con cual fin, de construir reactores en el país, me alojaba en el Gran Hotel de Puerto La Cruz (antiguo Melia), estandarte del deterioro rojo de Anzoátegui, ninguno de los tres ascensores principales funcionaba, el deteriorado ascensor de carga suplía el servicio a medias, todo el hotel reflejaba el desgaste de la falta de mantenimiento, la desidia y el abandono, igual a lo observado en la carretera de oriente, con múltiples huecos, fallas de borde, puentes provisionales que se hacen definitivos y más calamidades que son reflejo de un estado ausente, ciego, viajero, soñador e ilusionista.

Da vergüenza oír a Chávez hablar así, en nombre de todos, en la propia Rusia de lo “vivita” que está para él la URSS mientras Rusia da pasos firmes, uno de los más importantes, para consolidar su economía de mercado al margen del burocratismo de estado. Da vergüenza oírle las promesas de “tirar” oleoductos de aquí para allá como si trazarlos sobre un mapa con una elemental “raya” fuera suficiente. Que disparate! Que escena! Verlo recibir doctorados honoris causa!, que aún lo reciban para comprar chatarra militar siendo él un militar instintivo y básico, se entiende, pero que le premien con reconocimientos inmerecidos, es bastante ya. Los venezolanos que aun nos indignamos con estas conductas solo seguimos acumulando tristezas, que por cierto van más allá del triunfalismo de la oposición cómplice y tolerante de cuanto disparate nos golpea a la cara, salta a la vista y salta la lógica también. ¿En que país estamos viviendo y con cuales dirigentes?, ¿más de 11 años no son suficiente para doblegar tanta ineptitud?, ¿un país con necesidades ciertas en temas puntuales como educación, salud, seguridad y vivienda debe soportar tanto disparate sin reaccionar?

Todo, como decía Uslar, consecuencia de la bendita renta petrolera, insana bendición natural que nos tiene viviendo espejismos desde que el zumaque echó fluido negro a los aires. Toda una tragedia que nos brindó un arquetipo de facilismo e irresponsabilidad de mínimo esfuerzo para máximo derroche. La paradoja: un gobernante así, reflejado en su país así, ó un país así con el gobernante que es su reflejo.

Jesús Zurita Peralta. 24 de octubre de 2010

Lectura inmediata al 26S:

Los primeros resultados ofrecidos por el CNE demuestran que hay analistas bien acertados a la hora de interpretar el asunto político y las tendencias electorales en Venezuela, Miguel Salazar por citar uno de ellos, los resultados estaban cantados, la oposición representada finalmente en unidad coherente, obtiene algo así como la mitad de los votos y estos representan, por culpa de una patraña previa llamada circulitos electorales, un tercio de los diputados en la AN, de inmediato cada bando hace su propia interpretación y saca sus propias conclusiones poniendo los resultados en un desequilibrio inexistente, toda vez que en realidad estos muestran, trágicamente, un país partido en dos toletes casi iguales, aun después de 11 años. Serán necesarias reflexiones desde los resultados en macro, estado por estado, casos Zulia, Carabobo, DC, Anzoátegui, y en lo particular, como el caso de Iris Varela en Táchira, y el de la curtida Cilia Flores vs el párvulo Sánchez. La oposición regresará a hacer vida política en la AN, espero que no decidan retirarse nuevamente y con soberbia como en época anterior, puesto que las condiciones en el legislativo de sectarismo, segregación e incondicionalidad al jefe, de espaldas al país, son quizá peores. Chávez no desperdicia oportunidad, tiene en mente en realidad la contienda del 2012, cosa que en verdad le interesa, transforma, en plena madrugada, los resultados en victoria y ofrece radicalizar el socialismo del siglo XXI, que es como ofrecer que nos seguirá llevándonos hacía el caos sin contratiempos. Ya iremos asimilando cada cosa con paciencia, asimilando cada lección con moderación, ojalá observemos que cada cosa que nos ocurre, en realidad ya nos pasó antes.

Jesús Zurita Peralta.

CI: 6.625.245 (27 de septiembre de 2010)


¿Por qué no voto? ó la justificación deslengua de de mi propio disparate.

Quizá sea un ejercicio de retórica barata intentar justificar mi decisión, ya razonada y consecuente, de negarme a votar, quizá quedé motivado con el artículo de ayer de Barrera Tyszka sobre los “Ni-Ni” y quiero defenderme ó separarme del adjetivo, lo cierto es que ya decidí, hace bastante tiempo, no votar más hasta tanto estén dadas otras condiciones, a mi manera de ver las cosas, y no soy especialista en este ni otros oficios, votar legitima a este régimen nefasto que se ha cansado de jugar con todos nosotros, los unos, los otros y los Ni-Ni, que para mi significamos y es igual a decir todos.

Las opciones electorales nunca me motivan pues siempre debemos escoger entre los menos malos ó los menos capaces, y a mi se me están pareciendo todos a lo mismo, basura electoral, promesas insinceras, hipocresía, mediocridad, y más de lo mismo. Las consignas, la propaganda, las ofertas pasan por pensar que el universo electoral está vacío ó carente de juicio, basta ver una caravana de primero justicia ó del PSUV siempre es lo mismo, es la política entendida desde una camioneta con parlantes y reguetón estridente, una cancioncita ridícula al mejor estilo adeco pidiendo tu voto a ritmo de absurdo, y yo, indefinido en ese universo electoral, sin referentes ó identificación, me indigno siempre igual, es como reconocer entre la programación de VTV ó Globovisión casi la misma cosa, sin ir más lejos y en lo concreto, ver que La Hojilla  y Buenas Noches son una dossier de algo casi igual, muy poco diferenciado, la misma tragedia y el rostro de sus dos actores.

La oposición ocupó un lugar en el extinto congreso nacional y en la chavista asamblea nacional, eran efectivamente minoría, eran la presencia y la garantía de unos pocos, pero había una representación y una función que cuidar, que ellos abandonaron con indignación y algo de arrogancia, argumentando que se hacía imposible estar ahí e intentar legislar. Hoy en condiciones quizá peores a las que existían cuando se retiraron, desean regresar, son los mismos actores, que no reconocen el error previo, son ellos sin humildad, creyendo que regresarán siendo mayoría, y desconociendo que muchos les habían aconsejado no retirarse, desean volver, volver cuando el chsvismo tiene un plan B para todo, plan que activarán en el hipotético caso de que la oposición colocara una cantidad de diputados suficientes, para estorbar, como estorba la disidencia a los regimenes totalitarios y militaristas como este, intolerante e hipersensible, rodeado de aduladores y en una nación carente de instituciones, ese plan pasa por ignorar al “enemigo” y buscarle la vuelta a todo al mejor estilo chavista, las opciones serán legislar por ley habilitante, por decretos, que se yo, por cualquier vía que pase por la exclusión.

Diariamente un buen amigo, de los pocos que me toleran, intenta convencerme que hago mal al no votar, diariamente me da argumentos cada vez más sustentados de mi error y cargados de razón para convencerme, si no fuera yo tan terco, de mi inconsistencia con el momento. Sigo negándome a votar, convencido que no lo haré porque hacerlo legitima un régimen absurdo. Tampoco vote en el año 98 cuando había que elegir entre un militar golpista, resentido, de ideología ambigua, una exmiss frívola, falso arquetipo de la belleza venezolana, belleza externa por cierto, un vejo analfabeta funcional y decadente y un arrogante derechista soberbio, sin contar al negro Claudio que carecía de opción, tampoco vote cuando gano Pérez, Lusinchi ó Herrera-Campins. En realidad he perdido mi voto las veces que decidí ejercer ese derecho, dos con Caldera y unas que perdí con Teodoro y Álvarez Paz, de ahí en adelante he ido de fracaso en fracaso, de frustración en frustración viendo que no estoy representado y tan solo acepte la convocatoria coyuntural para alguno de los referendos que ya no recuerdo, pero confieso que me agoté, y me cansé de que con mi voto se le de carácter legal a esta tragedia que nos acontece como nación ó país, el gobierno de los incapaces con un adversario incapaz también y hasta parecido en su esencia.

Para mi la situación del país no es un asunto meramente político, no es algo para definir con el voto, es algo más complejo, desde lo social y es una consecuencia más de la involución de una sociedad que en definitiva no aprende la lección, a mi juicio, si aún lo tengo, es que si funcionáramos medianamente bien como sociedad no tendríamos este gobierno ni tendríamos que elegir constantemente entre los menos malos ó el menos mediocre.

La era chavista está ofreciendo una lección a la que no damos lectura ni cabal interpretación, nos está mostrando esta era lo peor de nuestra esencia, nos esta ofreciendo una posibilidad cierta de vernos como funcionamos de mal y rectificar, simplemente comenzando por hacer todo lo contrario a lo que se nos muestra, comenzando por negarnos a la exclusión y segregación, por negarnos a vivir en el odio y el resentimiento, comenzando por rechazar el lenguaje vulgar y grosero del autoritarismo militar ó cívico-militar, nos ofrece una opción para negarnos ya a seguir siendo una sociedad de saqueadores y pillos que se apoderan de lo ajeno, hoy llamada expropiación, disfrazada de socialismo y ayer llamada botín de guerra, disfrazada de federación, libertad, ó hasta democracia. La era chavista nos ofrece la oportunidad real de mirarnos con sentido de crítica, ver nuestras fallas y rectificar, no desde la fuerza de un voto sino desde la esencia de un país donde caben todos, hasta los que no se parezcan a nadie, los unos, los otros y los Ni-Ni, que para mi significamos y es igual a decir todos.

Claro que hay otras opciones para no quedarse en la retórica, está la vía de la desobediencia civil, que a nadie gusta porque en definitiva mostraría los polos y sus desigualdades, mostraría dos sociedades que cohabitan en disfunción y hasta se parecen, mostrarían que la Hojilla y Bunas Noches son las dos caras de la misma realidad. Por supuesto que hay salidas con la desobediencia, no pagar impuestos, no pagar servicios, permanecer en lucha pacífica y civil contra el régimen, detener la dinámica social para la verdadera reflexión al margen del gobierno que adversamos, mientras, también podríamos construir algunos modelos pequeños y locales de país que sirvieran, por ejemplo, comunidades justas y respetuosas, colegios que eduquen a todos y se abran a recibirnos también a todos por igual, sin competencia materialista chocante que asigna méritos por el cuanto tienes, podríamos hacer muchas cosas, cosas más efectivas que la ilusión del voto y el triunfalismo que tanto daño hace, con la expectativa de la inmediatez de salir de Chávez como si ese fuera nuestro único problema, votar sin entender que nos ocurre, sin analizarnos, es hasta peor que no votar.

No soy un Ni-Ni en los términos que define Barrera Tyszka y de los cuales discrepo, por primera vez no estoy totalmente de acuerdo con lo que él expresa semanalmente en su columna, no soy un indefinido en el limbo, no soy un no votante casual, oportuno y acomodaticio, soy un no votante consiente y minoritario, para nada cómodo, soy un no votante militante, soy un no votante porque soy extranjero en mi propio país, soy un desplazado en mi patria y un ignorado político de los polos.

Que se exprese todo aquel que desee hacerlo, con ó sin el voto, que viva la tolerancia a la diversidad de pensamiento y el libre albedrío, abajo la politiquería y arriba la sociedad de los justos, esas son las consignas que mueven mi causa.

Jesús Zurita Peralta

CI: 6.625.245

20 de septiembre de 2010.

YO SI VOTO (Francisco Montoya)

Realmente, no sè por donde comenzar. Ya comencé señalando que YO SI VOTO y espero poder explicar mi postura.

1)    Eso de decidí, hace bastante tiempo, no votar más hasta tanto estén dadas otras condiciones” no lo comparto. Las condiciones ideales para el ejercicio electoral y democrático no se logran de la noche a la mañana. Son cuestión de tiempo , mucho tiempo y una educación  política que para la mayoría no existe. Para la mayoría, lo que existe son problemas y necesidades insatisfechas que las llevan a ser terreno fácil para los demagogos, los resentidos y para  los que cultivan y siembran el odio social. Esa incultura política, esa oclocracia, tiene causas sociales enraizadas en la pobreza, que encabezan el hambre, el desempleo, la mala remuneración del trabajo, la injusticia y el desequilibrio social expresado en las muy diferentes condiciones de vidas y posibilidades de desarrollo personal que caracterizan nuestra sociedad en sus diferentes estratos. Y esas causales no se resuelven de la noche a la mañana. Y una vía para contribuir a resolverlas es precisamente la participación política que no solamente es el voto sino la toma de conciencia de la necesidad de participación activa de los que, como nosotros, hemos alcanzado un grado de formación ideológica que nos permite ir más allá de las apariencias inaceptables.

2)      Me das la razón cuando señalas “Para mi la situación del país no es un asunto meramente político, no es algo para definir con el voto, es algo más complejo, desde lo social y es una consecuencia más de la involución de una sociedad que en definitiva no aprende la lección, a mi juicio, si aún lo tengo, es que si funcionáramos medianamente bien como sociedad no tendríamos este gobierno ni tendríamos que elegir constantemente entre los menos malos ó el menos mediocre. Y ese funcionamiento “medianamente bien de la sociedad”,  digo yo,  no se logra con la entrega, con el escepticismo, con el abandono de posturas de lucha, con la critica a “los políticos” eludiendo la autocritica y olvidando la falta de participacion, el pecado de omision que muchos de nosotros cometemos olvidando nuestras responsabilidades, nuestra condición de líderes naturales del desarrollo. Y eso de “comenzando por negarnos a la exclusión y segregación, por negarnos a vivir en el odio y el resentimiento, comenzando por rechazar el lenguaje vulgar y grosero del autoritarismo militar ó cívico-militar, nos ofrece una opción para negarnos ya a seguir siendo una sociedad de saqueadores y pillos que se apoderan de lo ajeno, hoy llamada expropiación, disfrazada de socialismo y ayer llamada botín de guerra, disfrazada de federación, libertad, ó hasta democracia. La era chavista nos ofrece la oportunidad real de mirarnos con sentido de crítica, ver nuestras fallas y rectificar, no desde la fuerza de un voto sino desde la esencia de un país donde caben todos, hasta los que no se parezcan a nadie, los unos, los otros y los Ni-Ni, que para mi significamos y es igual a decir todos” Crees tu que eso lo lograremos negando nuestro apoyo a un proceso que con sus fallas representa una esperanza de superación, de poder salir de este derrumbe institucional en que hemos caído. Sostengo, como tu,  la idea de que los errores deben ser aprovechados para corregir nuestras actuaciones, para rectificar, para ser distintos y darnos cuenta de esa esencia de país que nos reclama una actuación diferente, menos de “cerveceria o magallanes” y mas de elaboración intelectual de esas actuaciones personales.. Esto es abundar en lo que tu señalas.

3)      Estamos de acuerdo parcial cuando señalas todas las fallas de nuestro sistema social y politico.. Y digo parcial, porque no creo lógico decir que “es como reconocer entre la programación de VTV ó Globovisión casi la misma cosa, sin ir más lejos y en lo concreto, ver que La Hojilla  y Buenas Noches son una dossier de algo casi igual, muy poco diferenciado, la misma tragedia y el rostro de sus dos actores” Y yo subrayo el “casi” porque da pie a pensar que no son la misma cosa. Y no lo son. El extremo chabacano , insultante e irrespetuoso de la hegemonia chavista en VTV difícilmente se alcanza en los medios de informcion y comunicación democráticos. Ese acuerdo es parcial, porque no comparto la idea de excluirnos de la rectificación de nuestras actitudes marginandonos de la participación ciudadana. Eso es como si a un diabético le indicaramos dosis elevadas de glucosa porque su enfermedad ya no tiene remedio. Yo creo en todo lo contrario : Pensando en mis hijos y en toda mi descendencia, cultivo la esperanza de algo mucho mejor que esto. Abrigo la idea, y la estoy practicando,  de participar activamente en los problemas de mi comunidad, de mi ciudad, de mi país, en la medida de lo posible. Y una de esas formas de participación es la promoción de la conciencia civil, es despertar la conciencia ciudadana, es estimular a los indiferentes a tomar conciencia de sus responsabilidades históricas, es promover la parcicipacion activa en la constitución de formas de asociación vecinal que le den la cara a los problemas comunes, llegando  hasta promover la formación de un Consejo Comunal que sirva de soporte para defender los intereses del colectivo, con el pañuelo en la nariz y con los sentidos muy abiertos para defender nuestra condición democrática.

Y vuelvo a lo del acuerdo que nos une. Cuando dices que “podríamos hacer muchas cosas, cosas más efectivas que la ilusión del voto y el triunfalismo que tanto daño hace, con la expectativa de la inmediatez de salir de Chávez como si ese fuera nuestro único problema, votar sin entender que nos ocurre, sin analizarnos, es hasta peor que no votar”, estoy de acuerdo contigo. Y algunas de esas muchas cosas que señalas son las que te he mencionado como formas de participación. Y mi desacuerdo se hace muy claro en eso de NO VOTAR. :  YO SI VOTO, porque es una oportunidad democrática de lucha, a pesar de los pesares antidemocráticos que nos acosan por todos lados. Es una alternativa de abrir el juego, de aclarar el futuro, de evitar la prepotencia militarista y roja que nos amenaza y agrede. NO SOMOS CUBA ! NO SOMOS UN PAIS DE ESCLAVOS. SOMOS VENEZOLANOS LIBRES….Y SEGUIREMOS SIENDOLO.

Francisco Montoya.

De Echeverria en Buenos Aires:

En Buenos Aires, en uno de los extremos de la transitada calle Florida y frente a Plaza San Martín se encuentra el monumento a Echeverría, en la base dos pensamientos que hacen reflexionar profundamente a cualquier venezolano distraído que caminando por ahí pretenda olvidarse un rato de su trágica realidad, uno de ellos dice: “miserable de aquellos que vacilan cuando la tiranía se ceba en las entrañas de la patria”, el otro dice: “hacer obrar a un pueblo en contra de las condiciones particulares de su ser como pueblo libre, es malgastar su actividad, es desviarlo del progreso, es encaminarlo al retroceso”, nada más mirarlos, leerlos, asimilarlos, digerirlos, te embarga un sentimiento de pena, decepción, de incapacidad, de frustración, te embarga un sentimiento de profunda culpa, aun cuando poco tengas que ver directamente con el asunto social y político de la nación. De igual manera sientes que debes actuar, que debes hacer algo, pero ¿Qué?, quizá como dice Liberman, quizá solo hablar sea suficiente ya para estar haciendo algo, es otra vez época electoral, se debaten las consignas, vota por estos pa´que el pueblo mande, vota por estos pa´que no te los cales, y me pregunto, ¿por qué no votamos para algún proyecto de todos?, común, sin utopías, de sentido, valores y bien común, ¿por que no votamos por algo más lógico que nombres y colores?, que lejos estas Venezuela de dejar de ser un barrio y convertirte en país.

Jesús Zurita Peralta. Caracas 31 de agosto de 2010.

Breve nota bicentenaria:

200 años de vida republicana que mañana serán celebrados en una patria que aún no se detiene a evaluar con objetividad lo que esté tiempo transcurrido significa realmente, en términos de oportunidades, una patria que prefiere siempre celebrar antes que reflexionar, que reflexionen los países viejos, lo de los jóvenes es festejar, parecen querer decir como su héroe infantil Buzz Lightyear: “al infinito y más allá”, por ahí va la cosa. Los días previos al festejo son de evidente trascendencia, un resumen de calamidades prebicentenarias en la ocasión de un régimen que las ignora, justifica, las omite, y sigue al “infinito” y seguro nos llevará al “más allá”, porque después del acto protocolar y conmemorativo, vendrá un más allá.

El año del bicentenario nos pegó de frente con agudas revelaciones que pasan por el racionamiento eléctrico, los continuos y acentuados cortes de luz en la provincia, (Caracas no se toca, es la consigna chavista),  racionamiento de agua, desabastecimiento en productos básicos, inseguridad y hampa desbordada, ocultas tras la cortina de la respuesta simplona gobiernera de sensación mediática de falsa inseguridad (sic) y su apología al delito, con la impunidad judicial e ineficiencia y corrupción de los órganos de seguridad del estado, deterioro sostenido del sistema de salud e infraestructura hospitalaria, deterioro del sistema de vías y carreteras, inflación como consecuencia de la justificada y disfrazada devaluación que mantiene control cambiario, que pasó en el año bicentenario como regalo honroso el cambio oficial con el dólar de 2,15 a 4,30 como si nada y puso ya el paralelo, que ahora se puede nombrar sin ser delito, por arriba de los 7,0 bs. ¿Que independencia celebraremos mañana?, ¿somos independientes?, será para hacer lo que nos da la gana, patente de Corso extendida 200 años más.

El gobierno chavista, los nuevos guerrilleros burgueses bolivarianos, responden a esta debacle con pan y circo, todo el día previo recibiendo “mandatarios” y jefes de Estado que vienen a celebrar con nosotros, ó vienen para garantizar que las dádivas del Kaiser no cesen. Ya compraron y agotaron las guayaberas rojas de estreno para mañana. Los días previos juramentan comandos de guerrilleros mediáticos para defender la revolución, juramentan milicianos al son de danzón cubano, guarapita para recibir fusiles viejos y deteriorados. Montan un desfile militar para conmemorar un acto eminentemente cívico de cuestionable valor independentista, toda vez que la proclama de aquel 19 de abril de 1810 era apoyar a Fernando VII, Monarca español derrocado por el imperio francés, celebraran que nacimos como nación, como germen patrio en la suerte de un par de dados, jugándonos a Rosalinda, aunque luego vinieron los deseos de hacer república, entre los argumentos de Roscio, quien dicho sea de paso publicó su obra en Filadelfia y la voluntad de Miranda, quien peleó en Estados Unidos a favor de su independencia.

Celebraran otra vez con la sátira de Emparan y Madariaga, el uno recién nombrado capitán general representante de Napoleón en las colonias, que luego saltó la talanquera y se adhirió a Castilla y el otro un vernáculo y fiel representante de la iglesia católica, pero celebraran con espectáculo y ridículo desfile militar porque debemos ir desde “el infinito al más allá”. Ya de regalo en vísperas de celebración bicentenaria uno de los íconos revolucionarios, el boxeador Valero, entregó de sacrificio madrugador la noticia de asesinar a su esposa a puñaladas, previa crónica anunciada de maltratos, él que otrora mostraba su tatuaje tricolor con la cara del líder y la frase “Venezuela de verdad”, es un mensaje súbito de realidad bicentenaria, mientras Baduel, el ángel salvador de abril, el ángel bolivariano, estará un día más preso, seguro que continuará llorando a moco tendido, como cuando el Kaiser le nombró General en Jefe de los ejércitos bolivarianos, seguro llora entre otras por no estar ahí, presente, para mirar el desfile.

A la fecha el año lleva más días de asueto que laborales, mañana será un puente más, justificado para el ahorro energético que fuimos a disfrutar llenando playas, montañas, llanuras, ríos y sabanas, apretujados, amontonados, con la consigna: que gobierno tan bueno el que tenemos. En las actividades prebicentenarias murió un paracaidista, un accidente, un héroe de la patria en el cumplimiento de su misión (complacer al jefe), como los héroes caídos en las chatarras rusas que mantenemos para defendernos del agresor imperial, mañana nos recordarán, seguramente, el compromiso que tenemos con la patria para mantener su independencia, nos recordaran ese histórico 19 de abril, en donde por cierto no hubo ni un disparo, y nos harán creer que se lo debemos a los militares y mezclara la historia hasta hacernos llegar a la epopeya chavista, su revolución, como si ayer hubieran bajado del cerro el Bachiller, y nos harán saber de su batalla actual contra los imperios, mañana saldrá el discurso dicotomizado, conmigo ó sin mi, porque es año electoral, y la revolución no puede perder representantes en la AN y debe  mantenerse en el poder para llevarnos al “más allá” socialista sin contratiempos.

Solo que el viaje desde el infinito al más allá va por partes, primero se pone la cosa difícil, luego insoportable, luego insostenible y quizá y con algo de suerte veremos nuestro más allá, mientras celebramos puentes y fechas patrias, viejas y nuevas, a punta de alumbramos con velitas y bañándonos con totuma, todos vestiditos de rojo ó verde, según la ocasión, gritando consignas exaltados, sobre montones de basura, si la ceguera se opone lucharemos contra ella, lentes pa´todo el mundo y haremos que nos obedezca.

De seguir así, el futuro será la ayuda humanitaria, mientras entendemos ó  nos explican el significado de la palabra independencia, libertad, trabajo, país, sociedad, tolerancia, democracia, convivencia, y muchas otras más que necesitamos entender, para saber que los países deben reflexionar, aprender, educarse y no tolerar la improvisación. Los países independientes, no los que gritan independencia de la boca para fuera, viven de ella, tienen poderes independientes, sin subordinación partidista, militarista, dicotómica, los países independientes son regidos por civiles libres que los llevan a ese destino a través del respeto, sin más armas que la educación, la salud,  la seguridad, para hacerlos libres e independientes, momento en el cual habrá algo que celebrar, sin mucha euforia claro.

Como quisiera yo gritar INDEPENDENCIA y LIBERTAD, abajo la burocracia de Estado, mañana desde mi ventana, no en el paseo de los próceres para que me oiga el tirano, gritármela a mi mismo, a puertas abiertas, sin rejas ni calles trancadas, ya quisiera yo mañana celebrar algo, pero no podré, no habrá motivo algunos, por ahora, deseo ir desde nuestra historia y no desde la incertidumbre del infinito, hasta un prospero porvenir y no un incierto más allá.

Jesús Zurita Peralta. A propósito del 19 de abril.

Corresponsal acreditado en la RB de Venezuela, Corresponsal del blog de Julián López Pérez, corresponsal de ningún país pues hace tiempo me quedé sin patria, sin independencia ni libertad.


¿Que cosa eres venezolano? que no te reconozco, no te identifico con algo, se quema el Ávila como arden y se queman todos los cerros de la patria y nada haces, ni siquiera te indignas caraqueño, y me atrevo a decir que ser venezolano y caraqueño es casi lo mismo, son sinónimos, son lo mismo.
Ya te estas adaptado a tu régimen de racionamiento eléctrico, sin protestar, ya lo disfrutas, ya presumes de tus tretas para evadir el asunto, ahora llamas a tus parientes provincianos para conversar y saber como se vive con fallas de electricidad, ya les presumes de las bondades de vivir en la capital, ¿que injusticia verdad?, no! que sabroso se siente esta ventaja de ser caraqueño ó venezolano, porque la patria comienza y termina en Caracas, lo demás es monte y culebras como dice el refrán, monte, culebras y oscuridad digo yo, y te lo creíste, ¿cierto?, no te importa como vivan los demás.
Ya tienes tiempo sin agua, ahora más racionada y restringida por la sequía, por el niño como fenómeno climático ó por el niño carmático que elegiste de gobernante y nada haces, igual ocurre con la comida que escasea, igual presumes de tus tretas para conseguir, y cuando consigues comprar en exceso, de aquellas cosas que hacen falta, que son necesarias, así me cuentas como buscas y consigues por tu ingenio, aceite, harina, azúcar, café, papel “tualet” (higiénico), así lo pronuncias y así lo transcribo. Ya presumes de todo con orgullo, ya presumes de todo por cuanto te quejabas y ahora te adaptas, que singularidad, que peculiaridad, que simplicidad ó que complejidad esta de ser caraqueño, digo venezolano, que es casi lo mismo, que son sinónimos.
Ya eres parte de la cultura del hampa, te adaptas a tus listas de “desaparecidos” de fin de semana, las gozas, cuando no están los “tuyos” en ellas y crees que es puro ajuste de cuentas entre delincuentes de barrios ó que son los imperios ó los paramilitares infiltrados, última tesis aceptada como cierta, en todas partes ves un “malandro” y en todas partes te cuidas ó encuentras también uno, terminas entonces tratando a todos por igual, de hampones, y así, a justos y pecadores nos envías al mismo saco sin fondo, al saco de los “choros”, así lo expresas y así lo reproduzco. Te has ido mimetizando con las malas costumbres, te las vas calando todas, asumiste los malos valores, y ahora aceptas como normales la violencia de todos los habitantes de tus estratos sociales, lo único que hoy es común para todos, aceptaste por norma que todos sean violentos, y a los que no lo son los llamas pendejos, los llamas “chiguires” , así te expresas de ellos, digo, de nosotros y así dejo que nos llames, caraqueño, venezolano, ya dejo que me enredes en tu particular forma de llamar las cosas, nunca llamarlas por su nombre, es mejor inventarse otros nombres para los mismos actores.
Son tantas cosas que dices tener como rasgos, venezolano, digo caraqueño, que mientras más cualidades me nombras más cosas se que ya no tienes, no eres cordial, por ejemplo, tampoco eres atento, ni cabal, ni eres honesto, eres sí, un gritón, un especulador, un aprovechador, un picarón, un vivaron ó un bribón, aunque estas últimas palabras ya delatan mi edad, no muy adelantada, pero ya mayor para tu pisada, ya soy extraño en tu ciudad, en esta patria, es que confundo Caracas con Venezuela, como si se tratara de una sola nacionalidad, confundo esa cosa de ser caraqueño, aunque yo soy del interior, y ando también en mi interior, esa es otra de tus cualidades mirar fuera la causa de tus males, siempre otros son los culpables, nunca tú mismo caraqueño, digo venezolano, porque recuerdo que lo demás es monte, culebras y oscuridad, por eso los llamo igual.
Quien podría pensar lo resignado que te encuentras, lo distraído que andas, ¿o será confundido que estas?, dicen los que saben de psicología social que sufres de algo más crónico y complejo donde alcanza a ver tu estrecha mirada, no percibes casi nada, tú realidad, caraqueño-venezolano, es muy distorsionada, percibes todo desde tus extrañas formas de análisis, ya no quieres llamar a los pobres, pobres, ya no quieres llamar a los marginados, marginados, quieres llamarlos excluidos, ¿de que cosa los excluyes ó en cual estás tú incluido?, haces estos razonamientos como si cambiar el nombre resuelve tus compromisos pendientes, ineludibles además por ser rico como eres caraqueño-venezolano, rico de belleza, que exhibes, rico de lujo, con más de dos celulares por cabeza, y con tus dos tetas de silicona bien puestas, con tus dos tetas y otras dos más de repuesto, así te enseño Osmel Sousa tu maquillador, trágico hasta de maricón, y Joaquín Riviera, aunque cubanito expresión de tú folclor, así te enseñaron Gilberto y Maite, ese par de criollitos, tus símbolos ó íconos sociales que conservas de tradición, como la hallaca, el “guayoyo” ó tu bendito pan de jamón.
Quien podría pensar que vives de tus glorias, ya viejas por cierto, quien podría pensar que de aquí salieron gentes dispuestas a hacer otras patrias nuevas con las que siempre te peleas ó de quienes siempre te quejas, pues con hipocresía te resignas a ellas, aunque preferirías otras fronteras más norteñas y por envidia las apodas como quieras, pero a la primera y sin vergüenzas, seas del partido ó tendencia que seas, ayer, hoy y mañana son tus destinos predilectos, son los lugares a donde diriges tu mirada o tus alientos, donde gastas tus centavos ó tus cientos, porque tus referencias son siempre externas, nunca miras dentro.
Caraqueño-venezolano, voy a usar una frase tuya, estas jodio!
Jesús Zurita Peralta,
Corresponsal extranjero acreditado en la República Bolivariana de Venezuela, antes llamada Venezuela y ya y con bandera tricolor de siete estrellas que me gustaba más, aunque soportaba las mismas calamidades que solo han ido evolucionando, digo involucionando, corresponsal de ninguna parte pues hace rato me quedé sin patria, escribiendo desde una Caracas caótica y cubierta (“cubrida”, también dicen por aquí a manera de anecdótico chiste) de una densa “calina”, producto de sus tres días y sus tres noches que lleva ardiendo de arrecheras el majestuoso y seco cerro Ávila. (23-3-2010)

Tiros en la cara

Una lectura, casi obligatoria, al excepcional libro “tiros en la cara” de Alejandro Moreno, sacerdote salesiano, profesor jubilado de la UC, psicólogo doctorado en ciencias sociales y director del Centro de Investigaciones Populares (CIP) puede representar un ejercicio crudo, dramático y francamente revelador para entender el comportamiento social violento de un personaje cotidiano en la Venezuela de hoy y quizá de ayer, El Malandro. Personaje que Moreno y sus colaboradores estudian y conocen con agudeza y destreza analítica, que han disecado con la dedicación del más hábil anatomista, lo analizan desde un ayer muy próximo, no tan lejano, hasta un hoy muy caótico y cercano. No son advenedizos en el tema al cual han dedicado exquisitas horas de análisis desde la perspectiva del experto avezado y concienzudo. Logran hacer una disección minuciosa del malandro desde sus propias narrativas, la de los malandros y nos muestran una realidad que intentamos desconocer, una vez más, como hacemos con todo lo nuestro.

Ellos afirman que el título es amarillista porque la realidad venezolana es amarillista también, la conversación cotidiana, opinan, está cada vez más llena de lo que la prensa llama sucesos; accidentes, asaltos, robos, secuestros, asesinatos, entonces la intención del libro es hacer consideraciones que permitan participar con fundamento y responsabilidad en esa conversación tan frecuente entre nosotros, la del malandro y las variantes malandrotrájicas, la “malandranización” de la sociedad, diría yo.
Definen la violencia delicuencial desde la perspectiva de la OMS, como el uso intencional de la fuerza ó el poder físico, de hecho ó como amenaza contra uno mismo, otra persona ó grupo ó comunidad, que cause ó tenga probabilidades de causar lesión, daño, muerte, daño psicológico, trastorno del desarrollo ó privaciones.

El libro pasa por un análisis histórico del personaje, del malandro, desde sus distintas épocas hasta su más salvaje y voraz caracterización, su representación actual. El epilogo del citado libro es un compendio que habla por si sólo ó define en esencia a otro personaje que pude trascender la propia figura del malandro y convertirse en algo más real, más elocuente, más presente que el propio malandro, puede ir más allá de una condición socioeconómica y mimetizarse en cualquier estrato ó color de piel.
En el epilogo hay más comunes que infrecuentes rasgos de la venezolanidad, hay tanto que termina pareciéndose a un jefe de estado, por qué no decirlo sin vergüenzas, el epilogo del libro de Moreno me hizo pensar en muchos rasgos que me separan de mucha gente, quizá me separan de mi mismo ó me separan y seguro es así, de Chávez por ejemplo, a quien veo descrito ahí. En su epilogo define los rasgos del malandro de hoy. y yo sentí que en su mayoría esos rasgos lo definían a el, me refiero a Chávez claro.

Paso a citar parte del epilogo:

Ser malandro es una forma de vida, forma de vida delicuencial, por tener:
-Lenguaje centrado en el yo.

-El poder por encima de todo, poder como valor supremo.

-No acepta algo que pueda interpretarse como sometimiento.

-Narrar hechos de vida como hazañas.

-Regodearse en la narración de masacres, hechos sangrientos ó crueles.

-Presente continuo delicuencial.

-Extralimitarse y extremar en todo.

-Vivir en un mundo de violencia, que se va entretejiendo a su alrededor, los envuelve y los arrastra, lo imposibilita a salir de la violencia.

-Utilizar la relación convivial como instrumento manipulador para fines personales, la manipulación como mecanismo predominante de relación.

-Creerse y ponerse a si mismo por encima de otros.

-Buscar el dominio y protagonismo siempre y en todo.

-Ser incapaz de ponerse en el lugar de otros.

-Ser incapaz de aprovechar las oportunidades de recuperación.

-Ser incapaz de formar pareja.

-Carecer de plenitud de madre con presencia débil del padre, en relación muy conflictiva.

-No asumir responsabilidad alguna por sus propios actos.

-Jugar a estar vivo.

Ahora pregunto:

¿Tiene ó no el jefe del estado muchas de estas cualidades descritas en relación al malandro?

¿Tiene ó no esta sociedad muchas de estas cualidades, del malandro, como valores de vida diaria?

Para mi sí las posee, ó las poseemos, los adoptamos como valores, y aunque seguro estoy que generalizar es imprudente manía mía, como otras, la malandranización de la sociedad venezolana puede ser razón, causa, efecto ó circunstancia para explicar muchísimas cosas que parecemos no entender y que deseamos desconocer.

Creo como dice Liberman que nos hace falta psicoterapia del colectivo, psicología del colectivo, como alternativa inmediata a la locura, ansiedad y violencia que adoptamos ó copiamos del malandro como norma de vida en relación. Entender la circunstancia socio-política que se llama Chávez pasa por entender al malandro del barrio, sin que barrio sea sinónimo de la condición de pobreza, sino visto como fenómeno social violento generalmente armado, aunque el arma no sea necesariamente la pistola visible sino el símbolo, el significado, la resultante de ser malandro. Para definir el concepto actual de nacionalidad, tarea nada fácil, para definir la venezolanidad más allá del límite geográfico, más allá de lo cultural ó tradicional, más allá del pasado común, se hace necesario el entendimiento desde lo actual, quizá desde el malandro que acaricia su pistola y se persigna antes de salir a “trabajar”, viva en el barrio de Petare ó viva en el barrio de La Lagunita, entender al malandro que todos los domingos ó a cada rato atormenta a la nación entera con la violencia tal y como la define la OMS, es entender al país de todos los días.

No tengo dudas que vivimos en un estado de ansiedad colectiva, un estado tal que atenta desde el inconsciente contra los más vulnerables, casi todos, que nos pone en un estado de alerta constante, que nos mantiene atentos y resignados al desastre, que nos acostumbra a la calamidad porque es una variable presente siempre, la incertidumbre como modo de vida, con la inmediatez del malandro aceptamos sólo el hoy, aunque no tengamos electricidad, agua, comida, aunque no tengamos garantizada atención médica de emergencia desde hace mucho tiempo, aceptamos como acepta el malandro que la vida es sólo hoy, ser malandro es una forma de vida, ser venezolano, urbano ó rural, es una forma de vida particular.

Para mi no hay casualidades, hay consecuencias, para mi no hay proyectos, no los veo, todo pasa por la inmediatez, esa que el malandro define con sus propias palabras como tiros en la cara y pum!.

Jesús Zurita Peralta. (08 de marzo 2010)

Reflexiones imprudentes y fuera de contexto después de leer “Tiros en la Cara” (el delincuente violento de origen popular) de Alejandro Moreno.

UNOS COMENTARIOS A “PURAS INTENCIONES”

Muy apreciado “extranjero en tu propio país” :

Creo, para comenzar, que los dos estamos fuera de esta confusión en que ha devenido nuestro país nacional. Los dos estamos hasta fuera de nosotros mismos, tratando de leer desde lejos la realidad que nos agrede.
Tú y yo, en compañía de unos cuantos y creo que con razón, nos sentimos “extranjeros en nuestro propio país.” Y nos vemos obligados a vivir un exilio interior. Quizás por esa razón podamos entendernos, al poder usar el mismo lenguaje de angustiosa soledad que nos identifica.
Acepto con satisfacción tus “invasiones” del Rincon de Zurita. Estoy seguro que nuestro amigo Julián siente lo mismo, porque lo que dices, o escribes, lo dices o escribes sabiendo hacerlo con soltura, con estilo, con honestidad, con un saber llegar………..Por todo eso te pido, te exijo, que sigas “invadiendo Esas “invasiones” me identifican contigo en la lectura. A mi modo de ver no tienen nada de calamitosas.
Cómo me satisface que menciones a nuestro poeta Rafael Cadenas. A veces, en mi soledad, me encuentro con él y releo su DERROTA y especialmente algunas de ellas : YO……..que ante todo competidor me siento débil…que apenas llego a un sitio ya quiero irme (creyendo que mudarme es una solución)…que he sido abandonado por muchas personas porque casi no hablo…que todo el día topo mi rebelión…que no puedo salir de mi prisión…que me niego a reconocer los hechos… que ansío la inmovilidad perfecta y la prisa impecable……..” Y yo me permito agregar algunas de las mías : que lo que digo no es casi nunca oído….que lo que digo no se oye porque parece sin sentido…..que son muy pocas las veces que encuentro respuestas….y tantas otras DERROTAS que se repiten sin encontrarles el sentido… Y haces referencia al “tropezón” sufrido en la librería de Fernando Vega, al citar En torno al lenguaje”, escrito en 1985 y de reciente reimpresión (Otero ediciones 2009) y destacas lo que Cadenas señala “…si la educación está en baja; si la corrupción se instala en el Estado y la sociedad, sin que estos reaccionen vigorosamente; si dirigentes del país se dedican a robarlo; si la justicia es burlada con facilidad por los poderosos…si en el ambiente físico campean la fealdad, el descuido, la dejadez, el abandono, la polución, si la tecnología impone su dominio acosando ó desplazando la formación humanística; si los medios de comunicación están más al servicio de interese parciales que de la comunidad, y en general la atmosfera del país es de descomposición, ¿va el lenguaje a permanecer indemne?…”. Y yo estoy de acuerdo, pero con una observación muy respetuosa que someto a tu consideración : Esa ausencia de queja y de pronunciamiento que Cadenas atribuye a un lenguaje que “permanece indemne” la llevo yo al terreno de la ÉTICA Y DE LA MORAL CIUDADANA, porque “si la educación está en baja, la corrupción está instalada en el Estado y la sociedad y los dirigentes del país se dedican a robarlo y la justicia es burlada con facilidad por los poderosos, y si la formación humanística es desplazada por la tecnología y, si en general, la atmósfera del país es de descomposición”, pienso, con todo respeto, que , todas esas fallas sociales que señala Cadenas siguen vigentes pero que no es el lenguaje que no responde el culpable, sino una profunda falla en los valores éticos y morales que compartimos o que dejamos de compartir “

Sobre esto , lamentablemente, tengo que insistir : Anecdóticamente te cuento que anoche ( Hoy es ya Domingo, 9,00am)estuve en un velorio. Inevitablemente, el país que tenemos, “ese absurdo crónico que es nuestra patria” (AUP). surgió como tema central de conversación. Había de todos los pareceres, pero parecían imponerse los de dos de los contertulios, uno de ellos profesional del Derecho, y el otro “político” o luchador social activo, aparentemente muy identificados con el partidismo de la cuarta república.(yo los llamo “blancos sin sentido de culpa”). Señalaban ellos a “los medios” como responsables de la aparentemente ausente participación del estamento político partidista. Decían que Globovisión convocaba predominantemente la participación de voceros antipartidos. Al mismo tiempo, defendían las escasas participaciones de sus abanderados como muy bien logradas, como muy bien argumentadas. . Y yo no compartía ese enfoque. Y cuando les reclamaba el predominio o la preeminencia de los intereses grupales y personales que hacen difícil la unidad, los reconocían a duras penas, siempre pensando por dentro en los intereses de su tolda política. Se les notaba la imposibilidad de entenderse con otros factores de oposición en el sentido de privilegiar los intereses del país como un todo, sin mezquindades, sin egoísmos. Hasta llegaban a señalar el desprestigio y decadencia de otras toldas políticas con algo de satisfacción no bien escondida. Y lo peor es que, en otros rincones opositores se viven y practican iguales pareceres Yo no podía aceptar que a regañadientes reconocieran los errores de la dirigencia política “del pasado”. Me hacían recordar a los “generales” del antigomecismo, atrincherados en su exilio de Curazao o Saint Thomas, tan incapaces de sentir el país como el de todos, al que había que rescatar de la hecatombe que lo amenazaba, tal como sucede hoy día. Yo insistía quejándome del divorcio que se llegó a instalar entre la ideología y la práctica de gobierno, incluyendo el olvido de las reales necesidades populares y promoviendo la entronización de la corrupción y el sectarismo imperantes. Esos partidos vinieron a ser “agencias sectarias de empleos”, sin llegar a los niveles de este extremismo rojo y resentido que estamos sufriendo. Ese divorcio sigue existiendo ahora, en una proporción galopantemente creciente, apoyándose en la manipulación demagógica del populismo falsamente ideológico y la corrupción enriquecedora de los boliburgueses. En lo que estuve en un todo de acuerdo, lamentable para el país, es en eso de la corrupción generalizada que se ha instaurado en Venezuela, , no sólo en los estamentos oficiales, sino en todos los niveles de desenvolvimiento social : En muchos ámbitos como el de la Justicia (Cuanto hay pa’eso ¡), en los cuales ya no se practica el Derecho sino el Torcido de la comisión más descarada o en el de la Fuerza Pública encargada de perseguir el delito ( “La Policía”) y sus delitos “sembrados” y persecuciones amañadas, muchas de ellas con sesgos políticos.

Estas son cosas que me hicieron “levantarme con el pié izquierdo y torcer mis subsiguientes pasos” Cosas que me hicieron perder la fé en mis ingenuas visiones de una posible participación de todos. Navegando en esa ingenuidad, recordaba esa premisa bolivariana fundamental de MORAL Y LUCES SON NUESTRAS PRIMERAS NECESIDADES, expresada en el siglo XIX y todavía vigente. Ese era un Programa Educativo que se impartía en la Primaria de entonces con el título de MORAL Y CÍVICA. Todavía recuerdo el color verde del papel que servía de forro al ejemplar de mi uso y propiedad, cursando cuarto Grado de una educación y formación lasallista.

“También me tropecé , me dices, estos días de formal pausa con un mail del inquieto Pancho (Dr. Francisco Montoya Travieso), quien después de un saludo y de compartir conmigo, como siempre, sus angustias sociales, me soltó sin más unas interrogantes, casi exigiendo que les de respuesta sin evasión, casi condicionando nuestra nueva amistad a no salir por la tangente y tomarlo en cuenta, en su mail me pide, pienso yo, que no lo lea, sino que lo entienda. “.

Y me haces pensar que la vida es una sucesión de encuentros sorpresivos. Hubo encuentros históricos (el Descubrimiento de América, por ejemplo), hubo encuentros accidentales (el hallazgo fel[iz de la penicilina), hubo y los siguen habiendo, encuentros culturales ( como tu hallazgo del libro de Cadenas) y encuentros personales, como el que posibilita ésta constructiva amistad que hoy nos une.

“En su mail Pancho me dice, a manera de pregunta, ¿NOS ENTREGAMOS?, ¿ES ESO LO QUE TENEMOS QUE HACER?….. ¿NO SERÁ QUE TENEMOS QUE BUSCAR OTRAS ALTERNATIVAS DE LUCHA Y NO LO HEMOS HECHO? ¿NO SERÁ QUE NUESTRO COMPROMISO DE LUCHA ES DEMASIADO CÓMODO? HAY QUE PENSAR EN ESO, PORQUE AHORA ES CUANDO!” Y me devuelves mis dudas en esta interrogante : ¿no será que debemos luchar contra nosotros mismos?…..

Y más adelante citas a Alberto : “debemos buscar las soluciones en un nuevo paradigma, ni capital ni socialismo, algo más novedoso que respete el capital económico y respete el capital social, que respete al hombre,”Y sigues tú : “Hay que idear, hay que pensar, hay que parir una estrategia de lucha para nosotros, que somos minoría, que cautive sin más consignas, que cautive a este pueblo perdido, con una nueva filosofía y un nuevo ideario, así no importaran los nombres, no interesaran las individualidades, no buscaremos mesías, porque el fin será el bien colectivo desde una doctrina social nueva, que necesitamos y debemos inventar, así no seguiremos preñados con la ilusión que la salida del zambo será la solución a nuestras calamidades, así, con una nueva doctrina, entenderemos que nos conviene, así ya no gritaremos en los estadios de béisbol, un, dos, tres, Chávez tas´ponchao, no será necesario porque nos ocuparemos de usar lenguaje propio en cada espacio, así, disfrutaremos de cada cosa sin mezclar tanta política al mundo de vida nacional” Y en esto estoy totalmente de acuerdo. Es más, tengo ingenuidades elaboradas como alternativas posibles para nosotros, unos rebeldes con causa que no podemos darnos el lujo de ceder nuestros espacios de pensamiento crítico. Especialmente estoy de acuerdo con eso de “parir una estrategia de lucha”. Y creo tenerla. Lamentablemente es de largo plazo pero también del más efectivo alcance.

Y lo dejo hasta aquí para no cansarte. Queda pendiente el complemento sustancioso de esas ingenuidades que tienen un sentido a lo Simón Rodríguez , el auténtico.(O INVENTAMOS O ERRAMOS) Eso será materia para un intercambio de opiniones más personal, más directo.

Finalmente, recuerda algo :

LA VICTORIA ES PARA LOS QUE MÁS CREEN EN ELLA…POR MÁS TIEMPO. ¡Prohibido Entregarse !

Puras intenciones:
(para Francisco “Pancho” Montoya Travieso, desde el blog de Julián López Pérez y desde “mi “rincón de Zurita). 04 de febrero de 2010.

Me había hecho el firme propósito de tomar un descanso, reposar, poner en recreo el lápiz, desatendiendo un consejo del maestro Inaudy, estaba decidido a calmarme unos días, calmarme un tiempo porque con rabia no puede uno escribir nada y menos si uno pretende hacerlo medio bien, había decidido con firmeza dejar unos días en paz el blog de mi hermano Julián López porque entre otras cosas me da pena bombardearlo con tantos escritos, más que un colaborador en su página, me siento ó me miro, convertido, en calamitoso invasor de su espacio.

Me dije es tiempo de leer más que escribir, y así comencé pero tropecé, cuando no, con un libro en los mesones de la librería de otro pana, Fernando Vega, otro de los que tolera mis invasiones, éste las debe tolerar físicamente, y conseguí allí un ejemplar en reimpresión de Rafael Cadenas, del poeta Cadenas, un clásico que debes leer me dijo, “En torno al lenguaje”, escrito en 1985 y de reciente reimpresión (Otero ediciones 2009).

También me tropecé estos días de formal pausa con un mail del inquieto Pancho (Dr. Francisco Montoya Travieso), quien después de un saludo y de compartir conmigo, como siempre, sus angustias sociales, me soltó sin más unas interrogantes, casi exigiendo que les de respuesta sin evasión, casi condicionando nuestra nueva amistad a no salir por la tangente y tomarlo en cuenta, en su mail me pide, pienso yo, que no lo lea, sino que lo entienda.

Aun así ofrecí resistencia a escribir, porque me ando preguntando si de verdad escribo, me distraje releyendo el montón de disparates (escritos, cuentos y versos), como bien los califica Alberto Sosa Olavarría, escritos por mi en estos últimos dos años, pues necesito analizarme desde ahí, desde la terapia que significó para mi escribir como solución y escape concienzudo a la tentación de enloquecer, leerme para planificarme desde ahí un futuro. Pero todo mi receso fue perturbado al recordar que hoy es 4 de febrero, día patrio en la epopeya chavista que celebra las desgracias y transforma las derrotas en actos heroicos, por carecer de referentes, que transforma la manera más cruel de sublevarse en fecha patria, que celebra los golpes militares, nunca justificados para mi, por ser episodios históricos encubiertos de buenas ó malas intenciones, pero que ponen irónicamente a quienes monopolizan el poder militar a decidir por los demás, a usar las armas que odio, usarlas como elementos de fuerza para hacerse del poder pisoteando las leyes que hicieron los civiles y tumbando los gobiernos, buenos ó malos, que la mayoría en democracia, acertadamente ó no, eligió.

Entonces me quedé en “puras intenciones” y me senté a escribir, poner palabras y hacer malas frases, que no tengo como llamar sino escritura. Entonces reuní los compromisos pendientes, quebré el recreo y les cuento estas cosas: en la lectura de Cadenas, vigente después de 20 años conseguí estas frases que transcribo: “…De una manera general se puede decir que el venezolano de hoy conoce muy poco su propia lengua. No tiene conciencia del instrumento que utiliza para expresarse. En su lenguaje, admitámoslo sin muchas vueltas, se advierte una pobreza alarmante. El número de palabras que usa en escaso, está lejos de un nivel aceptable y en los casos extremos apenas rebasa los límites del español básico; por lo general, no lee ni redacta bien (agrego yo, para muestra de esta afirmación mis propios escritos). Infortunadamente, también ignora que la propia lengua puede y debe educarse a lo largo de la vida; para él, es solo tediosa materia de los programas de la escuela y el bachillerato…. Tampoco sabe que nunca ha recibido clases de lengua, aunque haya llegado a la universidad…no se hace mención a las academias militares y más adelante afirma, “…la sociedad ignora el problema, el Estado es pasivo; los institutos fallan escandalosamente en la tarea que con respecto a la lengua les corresponde: la de enseñarla…y el principal medio de comunicación, la televisión contribuye a difundir un español que cabe llamar standard, bastante insípido…contribuye, fomenta, impone y consolida deformaciones y vulgaridades, siendo este tal vez el lado más eficaz. No menciono la radio porque si bien se oye mucho, dudo de su existencia…”, en otro aparte señala Cadenas: “…si la educación está en baja; si la corrupción se instala en el Estado y la sociedad, sin que estos reaccionen vigorosamente; si dirigentes del país se dedican a robarlo; si la justicia es burlada con facilidad por los poderosos…si en el ambiente físico campean la fealdad, el descuido, la dejadez, el abandono, la polución, si la tecnología impone su dominio acosando ó desplazando la formación humanística; si los medios de comunicación están más al servicio de interese parciales que de la comunidad, y en general la atmosfera del país es de descomposición, ¿va el lenguaje a permanecer indemne?…”. Para mi son palabras para leerlas hoy, son palabras para el mismo país aunque sean frases escritas en 1985.

Entonces en las palabras de Cadenas, con plena vigencia, encontré explicación, como alguna vez lo hice leyendo a Uslar, del absurdo crónico de esta patria, de mi propio absurdo, conseguí explicación al por qué dudo yo saber escribir y encuentro el porque al mal uso de la palabra de quien ahora nos gobierna, ese que acertadamente llama Laureano, Esteban de Jesús ó Teodoro llama, Chacumbele y llamo yo, Zambo iletrado. Aquí desde hace mucho tiempo decimos: ¡al diablo con todo! parafraseando a Cadenas a quien le preocupa el lenguaje, e indirectamente, diría yo, la cultura y la venezolanidad.

En su mail Pancho me dice, a manera de pregunta, ¿NOS ENTREGAMOS?, ¿ES ESO LO QUE TENEMOS QUE HACER?, las palabras en mayúsculas las puso él, ahí voy respondiendo tu pregunta Pancho, este pueblo está entregado y perdió su reserva moral hace mucho tiempo, hemos ido cediendo espacios al absurdo y en sincretismo socio cultural nos estamos haciendo todos unos malandros, los pocos solo somos eso, minorías resistidas, pregúntate también Pancho, preguntémonos todos: ¿por qué Andrés Bello vivió siempre en Chile?

¿NO SERÁ QUE TENEMOS QUE BUSCAR OTRAS ALTERNATIVAS DE LUCHA Y NO LO HEMOS HECHO? ¿NO SERÁ QUE NUESTRO COMPROMISO DE LUCHA ES DEMASIADO CÓMODO? HAY QUE PENSAR EN ESO, PORQUE AHORA ES CUANDO!, aquí transcribo la otra pregunta que Pancho me pide contestar ó me deja para la reflexión, y digo yo, ¿luchar con quien Pancho?, ¿contra quien?, ¿no será que debemos luchar contra nosotros mismos?, y te devuelvo tus dudas en esta interrogante. Aquí además de economistas, sociólogos y el concurso amplio de otros profesionales, necesitamos psiquiatras, para salir de la crisis, necesitamos psicoterapeutas del colectivo para construir arquetipos a futuro, frase de Adrián Liberman. Sin embargo mientras escribo estas cosas me llama Alberto Sosa emocionado con la lectura del último libro de István Mézsáros, apellido con dos acentos, filósofo de la izquierda ahora en boga, que premió y cita el zambo iletrado y que no dudamos en creer que tampoco leyó, nos pone en la lectura de la comprensión filosófica, del entender, nos pone otra vez en las disyuntivas de viejas posturas, a elegir entre el capitalismo y el socialismo, cambiando nombres pero que le permite a Alberto afirmar que debemos buscar las soluciones en un nuevo paradigma, ni capital ni socialismo, algo más novedoso que respete el capital económico y respete el capital social, que respete al hombre, agregaría, que rescate la lengua, para honrar de nuevo a Cadenas. Hay que idear, hay que pensar, hay que parir una estrategia de lucha para nosotros, que somos minoría, que cautive sin más consignas, que cautive a este pueblo perdido, con una nueva filosofía y un nuevo ideario, así no importaran los nombres, no interesaran las individualidades, no buscaremos mesías, porque el fin será el bien colectivo desde una doctrina social nueva, que necesitamos y debemos inventar, así no seguiremos preñados con la ilusión que la salida del zambo será la solución a nuestras calamidades, así, con una nueva doctrina, entenderemos que nos conviene, así ya no gritaremos en los estadios de béisbol, un, dos, tres, Chávez tas´ponchao, no será necesario porque nos ocuparemos de usar lenguaje propio en cada espacio, así, disfrutaremos de cada cosa sin mezclar tanta política al mundo de vida nacional.

Entonces Pancho, para tus inquietudes, para tus ansiedades, quizá tenga yo poco que ofrecer para calmarlas, pero respondí con algo de lo que pienso, respondí usando a Cadenas, usando a Sosa, y esperando ansioso porque termine la lectura de Mézsáros y descifre otro geroglifo de la piedra Rosetta, esta vez no del Doppler, sino de la política. Tamaña tarea la que él mismo se impuso, él, hombre de retos seguro verá luz donde nosotros, tú y yo, vemos incertidumbre, quizá como él dice, entendiendo el demonio, se derrota el miedo y se vence el monstruo, que en esencia somos nosotros mismos.

Ojalá y logre con estas líneas contestar tus preguntas y rendir humilde homenaje al poeta Cadenas, que afirma: el hombre es hechura de su lenguaje, el lenguaje es inseparable del hombre, pertenece al hombre por su lado más hondo, al del espíritu y el alma, ojalá hagamos caso a Cadenas y abandonemos la costumbre en detenernos, en el qué, pero no en el cómo, en lo que se dice pero no en el modo, en el sentido pero no en la forma y busquemos en nuestro lenguaje, en nuestra nueva doctrina, una manera de encaminarnos todos juntos, sin distingos, sin rencores, sin falsedades, en un colectivo común que nos enderece.

Jesús Zurita Peralta. CI: 6.625.245

CV: venezolano por nacimiento, mayor de edad, de mayor edad que el año pasado, de profesión medico, aunque ya no acepto que me llamen “doctor” por aquello de que en este país los doctores sobran pero hacen falta ciudadanos, que no se quien lo dijo pero la hice frase mía. Con certificado de salud mental, vigente, expedido por los facultativos Inaudy y Sosa, que como Ortega y Gasset con siameses y no sabían, de estado civil temporalmente casado, seglar, padre de cuatro hijos, aunque solo me quieren dos, uno porque es mi gemelo y el último por solo tener dos años, con buenos amigos pero pocos. Confundido por culpa del afecto de esos amigos y por mi apaciguada desquicia recreada en la escritura. Extranjero en mi propio país.

Se acabo lo que quedaba y donde está Juan Bimba:

Otra nueva ocasión para rendir memoria y cuentas en la digna y subordinada Asamblea Nacional (AN), esta vez fue, como de costumbre, más memoria que cuentas, en esta ocasión hay ya más sinceridad, hay menos freno para el verbo y más rienda suelta para la pasión política que genera el ejercicio abyecto del poder, ya no interesa el auditorio, se habla a si mismo, y los demás que sólo oyen, son sólo eso, simples espectadores, cómplices eso sí, del ridículo que representa pagarse y entregarse el vuelto en publico y en cadena nacional.

Ayer fue un día interesantísimo para el análisis y la comprensión de nuestras realidades, que no puede ni debe pasar inadvertido, ayer fue día revelador del episteme actual venezolano, “mundo de vida” robando palabras que pertenecen a Miguel Martínez Miguélez, revelador de nuestro “mundo de vida” en su praxis técnica, simbólica, social, estética y ética.

Como siempre las apariciones públicas suyas, supongo que las privadas más aun, están cargadas de mensajes y signos que merecen la vigilancia debida, aunque lo extenso, tedioso e innecesario vence siempre a la capacidad de atención, es el triunfo del uso excesivo de la palabra fatua sobre la inteligente virtud de la sintaxis y la síntesis.

Estamos claros que aquí seguiremos definiendo términos, los hechos poco importan y carecen de relevancia, por ese camino que ahora vamos a transitar, seguros de no saber ni que es ni adonde nos lleva, vamos por el socialismos del siglo XXI y nos definimos como marxistas, seguidores de la doctrina de Marx sin haber leído su obra máxima, sin haber leído El Capital, (cita cuasi textual) es decir ahora ó “por ahora” somos marxistas, pero acabamos de recibir de regalo el libro que define el marxismo, impresionados desde la primera vista a la portada ó la carátula, vamos a adoptar algo porque lo quiero, no sé qué es pero lo quiero, que sabroso es el poder!, que chévere es tener iniciativas y ocurrencias, después veremos, y vamos que se escuchen los eufóricos aplausos para seguir hablando.

Según Popper “el criterio para afirmar el estatus científico de una teoría sería su refutabilidad” por lo cual el marxismo no sería una ciencia pues es irrefutable, aun después de 150 años, y ya vimos que es así, él está adoptando y definiéndose en una tendencia probadamente fracasada que ni conoce y tampoco, por su dinamismo, podría definirse como ciencia, una ciencia social además, que es transitoria, temporal y cambiante, pero siempre hay espacio para oír otra vez esos motivadores aplausos.

Entonces viene a mi memoria algo que buscaba definir hace algún tiempo, buscaba el significado y la metamorfosis que sufrió Juan Bimba, ahí estaba donde encajar el asunto sin sentido para mi, Juan Bimba sí, ese humilde ciudadano de pueblo, de pueblo de abajo, mentecato, que viste liqui-liqui, sombrero de cogollo y alpargatas, esa caricatura que el tiempo dibujo y dejó en nosotros, ese habitante de la clase pobre, que llevaba un bollo de pan en el bolsillo y llenaba su cerebro, su corazón y su panza de puras esperanzas, ese personaje ingenuo, presa fácil de políticos y demagogos, que sólo se “arrechaba” cuando lo llevaban al extremo, ese Juan Bimba que era la única cosa que me quedaba en la memoria para definir lo común del antes y el después, ese eslabón transicional de fe se me revelo ayer de traje y corbata, palabreando en la AN sus ocurrentes peroratas, Juan Bimba escuchando los aplausos y ovaciones al absurdo que es el mismo, definitivamente ayer también acabaste con Juan Bimba, se fundieron, se confundieron en un solo e ilógico ser y me robaste su estampa. Ya no vestirás más de liqui-liqui, sombrerito de cogollo y alpargatas, ya te fuiste, te trasmutaste y te creíste con derecho a gobernarme, te trajeaste con un flux y te develaste para mi con arrogancia, ya supe donde estabas.

Jesús Zurita Peralta. CI: 6.625.245
A propósito de la “a-locu-ción” presidencial de ayer en la AN, esta vez ayudado con la inspiración de dos maestros y buenos amigos.
16 de enero de 2010.
Adiós Caldera: (NE: Por algún error informático se publica muy posterior a la fecha, pido disculpas)

Se fue sin hacer mucha bulla, sin mucho alboroto, se fue la última pata del trípode puntufijista, aquel que se apoyó por mucho tiempo en el triunvirato adeco-copeyano-uerredista con Rómulo, Jóvito y él, ese pacto que por ceguera ignoró el fin de su tiempo, que ignoró tercamente los mensajes que la sociedad había enviado convertidos en descontentos, exigiendo la implementación de nuevas alianzas y nuevas estrategias que nos siguieran llevando más ó menos con coherencia histórica por el rumbo de la democracia, aquel pacto que sentó las bases lógicas para dar por terminada las épocas de asonadas militares, golpes, intentonas y acabó con la zozobra constante que significaba la latencia militar de insurgir cada vez que les venía en ganas hacerlo, cada vez que con el vil chantaje del monopolio de las armas presionaban para cambiar algo que casi siempre fue incertidumbre y deseos más que hechos concretos.

Ese pacto famoso, necesario y hasta histórico, donde él fue protagonista, nos devolvió de alguna manera a los civiles la posibilidad de trazar nuestros destinos a través del ejercicio pleno de la alternancia del poder sin traumas y sacudidas y llevados por la voluntad de un pueblo que lo decidía con la mayoría de los votos simples, “secretos” y directos, casi siempre eligiendo al menos capaz pero dando respuesta a la maquinaria partidista que los imponía con populismo por encima de otros y que generó la alternancia bipartidista blanco-verde que terminó aburriendo a muchos y cansando en la espera a otros tradicionalmente excluidos y subestimados como minorías.

Caldera era una figura ambigua para mi, por un lado se presentaba como un venezolano atípico, responsable, de hablar pausado, hombre de hogar, religioso, cauteloso, culto, bilingüe, parecía más un embajador ingles que un venezolano común, y por otra parte podía transformarse en un político común, insaciable de poder, queriendo siempre más y más oportunidades, tantas que ostenta el record de postulaciones y que a punta de insistencias convirtió en dos presidencias, llenando de complejas frustraciones a otros jóvenes que merecían chance y que estaban dispuestos para el momento preciso, pero que la terquedad del líder de voluntad inquebrantable convenció para seguir esperando un no se qué, terminando la espera siempre en nueva oportunidad para él. Caldera se me devela con un presidente intrascendente, hasta ineficiente, si recuerdo que siempre justificaba sus malos gobiernos con los argumentos del parlamento en contra, de la caída de los precios del petróleo, de la trágica herencia de las coyunturas en las que le correspondió gobernar, de la crisis bancaria, del selecto grupo de corruptos, de los astronómicas tasas de interés de sus gobiernos, suerte de sentencia de que gobernaba más para la inercia que para la acción, más para la calma que para el progreso, que pacificaba la guerrilla como bandera de triunfo y cerraba las universidades, que ganaba por estrecho margen y se mantenía gobernando con una peligrosa y frágil baja popularidad, toda una paradoja política, que en su segundo período ya más anciano y mucho más calmo de lo normal, gobernó para no gobernar, gobernó para disponer y sentenciar la muerte política de los partidos y aglutinar, como un primer ejercicio ilógico de caos, a los disímiles, disidentes y hasta opuestos en una vaina típicamente venezolana, que solo podía ser creada aquí, en un conglomerado de ideas desconectadas que llamaron con arrogancia el “chiripero”.

En ese instante agitado de oportunidades adversas encontró Caldera otra alternativa de gobierno y no la desperdició aunque fuera sin COPEI, tras el carachazo y los dos golpes militares fritos, aglutinó a su entorno un chiripero que ganaron elecciones para no hacer gobierno, él mismo acabó de la peor manera con su obra maestra de pacto puntofijismo, nos condujo de alguna forma y con responsabilidad ingenua a la época chavista en medio de las transiciones políticas de Octavio el breve y de Velazquez.

Con Caldera me enfrenté a una disyuntiva que ahora solo su desaparición física resuelve pues me generaba sensación de admiración y lastima, mientras que los otros políticos venezolanos generaban para mí casi siempre rabia y nada más. En ocasiones sentía que era un bueno para nada, que era solo pura intención, y en otras me parecía un tonto inútil, bueno para otros y no para la patria, será obviamente la historia y los historiadores desde el ángulo que deseen abordar el tema del personaje ó la intención con que deseen magnificarlo ó minimizarlo los que darán la dimensión exacta a su estampa, siempre bajo su óptica, serán ellos los responsables de analizar la figura de este político venezolano que tuvo influencia trascendental en nuestro sendero histórico desde el 28 y hasta nuestras días, pues nadie dejará de recordarle como responsable de sobreseer a la bestia y permitirle sin limitaciones imponer los modos autoritarios del golpe fracasado a través de los cautivos votos ilusionados y cansados de tanto fracaso.

Siendo sumamente crítico y sin respetar lo reciente de su partida emito algunos juicios que seguramente estarán fuera del contexto y el tiempo para hacerlo y que emanan de mi que soy simple ciudadano común de un país que me robaron muchos políticos y en un breve tiempo y en el rigor de mi propia angustia dirigí mis baterías ociosas con ligereza hacía el flanco más vulnerable buscando explicación y culpables.

La dimensión de un hombre, su grandeza, se mide en el contexto de toda su obra, seguro estoy que Rafael Caldera fue un buen padre, un buen ejemplo familiar en un país con pocos como él, seguro estoy que fue un buen docente, un académico brillante, un buen creyente católico, pero seguro estoy y convencido estoy también que fue un político oportunista, insaciable de poder, incompetente para gobernar y sobrado para frustrar jóvenes que se ilusionaron con su aura, con su imagen y se cansaron de su avaricia histórica tan venezolana de gobernar y vivir en el poder, ostentarlo para no ejercerlo, como muchos otros guardando pingues distancias, en lo meramente personal, con los políticos tradicionales de sus épocas que fueron muchos.

Merecido descanso para el guerrero de siempre, para el guerrero agazapado y oportuno ó para el guerrero entregado en una lucha en donde llevaba las de perder por ir contracorriente, por ser confiando, ingenuo y por ser hombre de fe, ¿Quién puede saberlo? dejemos que los años aclaren circunstancias, descarguen los pesos, ablanden las críticas y den la dimensión importante al hombre en todas sus facetas, dejemos al tiempo actuar en su justa mediada para ponderar de manera integral al hombre y no hacerlo de forma apresurada y sesgada como ahora lo hice, en premura antes de que mi frágil memoria venezolana olvide y pregunte mañana desprevenido, ¿Caldera?, ¿quién fue ese? ¿era deportista? ¿ah! del Magallanes verdad? Ó diga yo otra insólita barbaridad.
Para despedirme del rincón: (sic: Por este año)

En el país de los milagros todo puede pasar, sólo basta un poco de fe que todos tenemos para creer como siempre que un nuevo año traerá de forma mágica soluciones a montón para nuestras diarias calamidades, este diciembre venezolano es tan típico como nosotros mismos. Las calles son las de cualquier ciudad feliz, llenas de adornos navideños aunque las cifras de mortandad a manos de la delincuencia legitimada en la impunidad son alarmantes, trágicas y revelan una verdad que no se puede esconder en el decorado festivo, como lo son también la pobreza, la miseria, la indefensión, el abandono médico asistencial, y otras tantas calamidades de este espacio disfuncional que seduce y espanta. Diciembre convirtió de golpe a la ciudad en un gran centro comercial y todos salimos a gastar lo propio y lo ajeno pues las crisis bancarias espasmódicas y que lucen orgullosos los gobiernos de antes y de ahora aniquilan el ahorro y favorecen el consumo, todos se preparan a su manera para la retirada merecida, Laureano le hizo su carta al niño Jesús, creo que fue su forma de decir adiós, Alberto Barrera nos dio su última entrega dominical por este año y los espacios de la critica se apartan repentinamente para que todos, a la venezolana, nos hagamos los locos, los distraídos y olvidemos por unos días nuestras tragedias porque si algo sabe el venezolano es festejar y olvidar rápido.

La sinrazón se apodera como siempre de lo que somos y vamos a pasar unos días riendo, celebrando, disfrutando, gozando, ¿qué? no importa, es gozar y punto, porque lo merecemos vale! para decirlo con criollísima expresión. Pero hay efectivamente bastantes y suficientes cosas para estar más triste que en alborozo, este año pasó de todo, reinó el doble y conveniente discurso oficial, ese que genera tensión con Colombia, que estira la cuerda y la recoge antes de romperla, pero que la deja tensa, continuo la centralización que aniquila las regiones y agiganta el poder del estado representado en un solo ser, siguieron las invasiones, las expropiaciones, para convertir lo productivo en improductivo como doctrina socialista oficial, que casi grita, que viva el caos! y todos gritamos, que viva! este año se destaparon ó mejor decir, se asomaron, al límite las obscenas maneras “boliburguesas” del robo mostrando su parte menos fea con la crisis bancaria y ya el jefe del estado mandó, como suele hacerlo a su manera descarada y estilo cuartelera, arrestar al primer banquero que se atrevió afirmar públicamente que esta crisis se gesto con la complicidad de personajes relacionados al poder y al alto gobierno, la verdad es pesada y la falsedad ligera.

En este país de los milagros ya todo el mundo comenzó a elaborar su carta particular y egoísta al niño Jesús, al espíritu de la navidad, a Santa ó a quien corresponda, con sus propias intenciones de navidad, con pocos deseos para el bien del colectivo, vendrán los intercambios de hipocresía que al final dejan a todos inconformes con el regalo recibido, pues detrás del gesto en el obsequio está la manera con su carga constante de insatisfacción subliminal e inconsciente, nos desbordaremos en comprar y encender el mejor pirotécnico que jamás se haya visto en la cuadra, aunque para ello se gaste 40 mil, de los nuevos bolívares débiles, para alimentar el ego con uno ó dos minutos de escandalosos fuegos artificiales, otra vez no importa el ¿qué? no es necesario, solo pertenece a nuestro particular sinsentido. Seguramente habrá unas cartas que pidan que no se vaya el agua, la luz que pase al aseo recogiendo la basura, pero claro, con la aclaratoria que sea para “mí” casa, para “mis” cosas, algunas pedirán que una bala perdida de esas que matan niños inocentes en los barrios venezolanos no se lleve a “mí” hijo ó algún miembro de “mí” familia, habrá, seguro estoy, cartas con buenas y nobles intenciones colectivas, de paz, de tolerancia, de entendimiento, pero se quedarán ahí, como extrañas peticiones en un país de gente egoísta, ciegos, soberbios.

Se que resulta malo generalizar, pero ahora que ando tratando de darle cuerpo a mi idea ya gastada de entender que significa la venezolanidad y enseñar en eso, me tropiezo con tan malas cualidades y con pocos y cada vez menos nombres de gente valiosa, y ya no pasamos de Convit, para quien le recuerde aún, de Dudamel (no confundir con el futbolista, ese ya se retiró), el maestro Abreu, el sistema de orquestas, el poeta Cadenas porque está reciente su reconocimiento, y ahí se nos acaban los nombres, pues los otros se perdieron en la memoria frágil que tenemos ó nos han ido abandonando para que solo les recuerden unos pocos, yo no acostumbro recordar políticos contemporáneos y entonces se salen de “mí” lista los gloriosos chamos universitarios luchadores, que ahora están reposando de sus merecidas festividades decembrinas, y tampoco recuerdo a los otros que se me parecen a los mismos y por eso decidí que nos los quiero “yo” recordar.

Será un buen mes para el ejercicio y el entretenimiento que genera analizar a diario a este país y su gente, su mayoría, que intenta vestirse de distintos colores y tienen mucho más en común en las diferencias que se pretenden reprochar unos a otros, están en los extremos en donde mágicamente y de preferencia este mes, se tocarán al comportarse igual, regidos en el caos de la ansiedad desconocida, de la agresividad, del lenguaje violento y descortés, y del montón de calamidades compartidas que conseguirán ocasión para estrecharse como nunca en un abrazo tan venezolano, fuerte, corto y superficial.

Yo venezolano auténtico también hice carta navideña de buenos deseos, solo que al releerla quite todos los “mi”, “míos” y todas las frases que dijeran “yo quiero” y las sustituí por pocas cosas para todos, palabras desgastadas y frases repetidas, como unión, paz y felicidad y resultó que también fueron los deseos de quienes como lo hago solo desean pocas cosas, sencillas cosas que terminen por hacernos despertar, saber y entender que merecemos cosas mejores, que generen más satisfacciones de las pocas que ahora tenemos y que olvidamos en las explosiones llenas de ebriedad de navidad y año nuevo, requerimos con urgencia cosas mejores para dejarlas perecederas en nosotros todos por mucho más tiempo que un mes y unas fechas, necesitamos unión, paz y prosperidad para ser repartidas con equidad entre todos pero principalmente para que llegue a los enfermos, a los necesitados, a los marginados, a los indigentes, a los pobres, a los privados de todo por la avaricia de pocos, para que la riqueza que creemos tan venezolana nos permita educarnos y así exigir trabajo digno, libertad y estabilidad social, política y económica duraderas, necesitamos algo más que nos haga país y es lo que pedí en mi carta de navidad para todos y cada uno de los que aquí vivimos y compartimos, para todos los que hemos hecho de este patria nuestro plan A, B y C, pues no nos queda otra que tener fe y rogar cada día, cada mes, cada ocasión, por algo mejor.

Jesús Zurita Peralta.
¿Contradicciones ó más absurdos?:

Es inagotable el manantial de absurdos con los que vive y se alimenta a diario esta sociedad decadente, una verdadera sociedad involutiva, por donde asome usted la cara conseguirá un absurdo que comentar y no es realmente que uno desee comentar diariamente cosas malas, es que aquí lo absurdo se convirtió en cotidiano y lo “normal” se convirtió en rareza.
Así el principal representante de lo absurdo es como analiza ó aborda nuestras calamidades, si trata el tema de la energía eléctrica y el aparente mal uso que damos los venezolanos a este recurso, señala que es un problema que arrastramos desde la época adeco-copeyana y es culpa, obviamente, de ellos, que es un problema que generan los ricos y por supuesto necesita un cambio desde la realidad socialista bolivariana que equivale a aceptar los apagones y alumbrarnos usando velitas de cera, sin nombrar el olvido premeditado que da a las inservibles plantas eléctricas con tecnología de los años 50 que adquirimos de Cuba y que por supuesto no resolvieron nada.
Si trata de explicar el asunto de la escasez de agua ó si pretende recomendarnos un uso racional de la misma nos sugiere entonces bañarnos en tres minutos utilizando una totuma, para ahorra agua y usar poco jabón, lo cual recomienda con una dosis bárbara de cinismo.
De tal manera que nos estamos acostumbrando con rapidez a oír soluciones inverosímiles para problemas puntuales, serios, graves que ameritan más que simples propuestas y absurdas recomendaciones presidenciales, nos estamos acostumbrando que si no hay agua es culpa de los ricos cuando en realidad estamos olvidando que el asunto tiene que ver entre otros factores con la acentuada sequía, con las tomas clandestinas, con los botes de tuberías y otros más. El problema de la energía eléctrica es complejo y estamos de acuerdo que debemos implementar una política nacional de uso racional para esta energía, pero no debemos olvidar que es el Estado el principal consumidor de electricidad, por lo tanto también es el principal despilfarrador de electricidad en suntuosos pero necesarios equipos de aire acondicionado y cantidades ilimitadas de bombillas que permanecen encendidas bastante tiempo más allá de la jornada laboral, no debemos olvidar que en los barrios existen tomas clandestinas que profundizan y agravan la crisis. Estamos acostumbrándonos a discutir selectivamente los problemas sin juicio propio y sí con el juicio inducido desde Miraflores, lo de la luz y el agua si son problemas porque en Miraflores se les presta atención, pero el absurdo del despilfarro, mal uso y bajo precio de la gasolina no es un problema hasta que allá lo consideren así. Tampoco es un problema el elevadísimo presupuesto para los gastos del jefe de Estado, mientras los demás debemos racionar y ahorrar, debemos igualmente tolerar el desenfrenado gasto que financia el “nuevoriquismo” y la burguesa vida presidencial.
Peligrosamente estamos entendiendo que para cada problema complejo en el país existirá siempre una razón absurda y una solución básica e irracional, esta filosofía bolivariana que simplifica todo es peligrosamente dañina para el futuro.
Desde la óptica chavista del simplismo extremo si los trabajadores desean discutir reivindicaciones salariales justas entonces es porque son antipatriotas, apátridas, opositores, y cualquier otra cosa antes de pensar que son simplemente trabajadores discutiendo ó exigiendo la discusión de situaciones contractuales con su patrón para que se ajusten sus gastos a la inflación ó mejore su calidad de vida, razón fundamental por la cual los trabajadores exigen mejoras casi siempre.
De tal forma que llevamos más de 10 años bajo la óptica del absurdo como filosofía para explicarlo todo, así hemos vuelto a pensar en los conucos, la bodega y el trueque para solucionar la escasez y resolver la inflación ó el acaparamiento, hemos oído de la novedad del gallinero vertical ó los cultivos hidropónicos en plazas, aceras y avenidas, hemos oído discursos absurdos en contra del consumo de la carne cuando hay escasez, hemos oído sobre los beneficios de la soya cuando no hay leche, hemos oído mucho y falta quizá mucho por escuchar, hemos oído discursos que justifican el delito antes de reconocer la ineficacia del estado para combatirlo, hemos oído la apología del delito al fomentar esta opción como un sistema de vida, irracional y absurdo, de obtener bienes y servicios, la pregunta lógica sería pensar si todo esto se hace desde la razón y el conocimiento de causa, desde la convicción de principios, en ese caso de los antivalores, ó es en realidad un absurdo premeditado para fomentar el caos, ó quizá desde el simplismo chavista esta forma de pensamiento es en esencia nada.
Yo no salgo de un asombro cuando debo analizar otro y quizá este domingo y mientras decidí no mirar el aló presidente de hoy, púlpito itinerante semanal desde donde usualmente se promueve y razonan los absurdos, se esté promoviendo uno nuevo para entender con mediocridad ilimitada desde los más simples asuntos de disposición de basuras hasta los más complejos e intrincados vericuetos en materia de economía y política exterior.
Ojalá y el Dios de lo absurdo entienda que aquí se le rinde culto y tributo constante y entonces nos trate y comprenda de manera benevolente, claro esta última petición es también un absurdo, pero y ¿cómo le hacemos pues?, si aquí vivimos

Jesús Zurita Peralta. 01-11-2009

Los códigos sociales de la decadencia:

Esta sociedad que muestra su adolescencia extendida ó prolongada tiene unos códigos difíciles de entender, somos por así decirlo un país de adolescentes con más de 200 años haciendo lo mismo, verraqueras, pataletas, malcriadeces, llevamos tiempo adorando caudillos y pensando que las cosas mejorarán dando oportunidad a otro nuevo político populista confiando en que de seguro él lo logrará, llevamos tiempo pensando que todo mejorará sin hacer ningún esfuerzo personal, esperando que los demás cambien sin hacerlo nosotros, así hemos ido repitiendo la historia sin fin hasta que ahora estamos definitivamente en manos de un adolescente como nosotros, un adolescente pobre, muy pobre como ser humano que se hizo rico de un golpe, como nos gusta todo a nosotros, rápido, sin esfuerzo, por simple azar, y usa, claro, su riqueza irresponsablemente como lo haría cualquier adolescente. No desea además que le contradigan, no consigue limites a sus deseos y cada vez se siente más adulto pero se comporta en sintonía con su pobre adolescencia, un país así tiene códigos que no se basan precisamente en la lógica, la razón, la norma, un país así y su gente así se comportan en los extremos de todo lo normal, pero siempre pensando que están haciendo algo bien, vayamos por algunos ejemplos prácticos y cotidianos.
En la actualidad se depositan ó se trasladan todas las responsabilidad de oposición al grupo de estudiantes, claro en un país de adolescentes se debe creer en otros como nosotros, entonces se combate al régimen con otros muchachos, mientras los viejos muchachos se esconden detrás, por temor y porque su imagen gastada no gusta a otros adolescentes, a estos dignificados y admirados estudiantes se les convida ó estimula al sacrificio de las huelgas de hambre, se apoderan de una calle de la urbanización Las Mercedes, la misma urbanización donde bonchan en donde por suerte está la sede nacional de la OEA, para convertirla en la calle de las luchas de los adolescentes, la calle de la dignidad, los medios cubren la acción, la hacen noticia y se adquiere notoriedad, ahí nace ó crece la admiración por los valientes, pero, siempre pero, de noche, cuando todos se van y pasa la presión, surge el bochinche que tanto aborreció Miranda y los luchadores adolescentes pierden la razón y comen, beben, bonchan, rumbean, se comportan como adolescentes y nos obligan a unos pocos a volver a perder la fe.
Todos los adolescentes de este país se quejan de algo, se quejan de las modalidades y las dimensiones del delito que genera la impunidad, todos nos quejamos del poco respeto ó valor que se da aquí a la vida, del irrespeto, de la inseguridad y de los ya incontables muertos de fin de semana, entonces sale un adolescente a defender la sinrazón y habla de la ficticia inseguridad mediática y habla de la sensación de inseguridad, que ocurrencia caramba!. Pero nadie dice que somos un país de adolescentes armados, con porte legal de armas, algo así como monos con hojillas, con hipo, pero permisados, violentos adolescentes con permiso de matar, en defensa ó no, porque siempre los adolescentes se están defendiendo de algo y así podemos matar. Del negocio del hamponato participan todos, ladrones y policías adolescentes con unos códigos bastante simples, dividir el botín en proporciones cada vez más desequilibradas. El hurto de vehículos es un negocio apetecible del adolescente facilista, ahí también van juntos ladrones y policías y claro hay un mercado de adolescentes que consume por encargo, repuestos, partes y accesorios sin importar su origen y olvidando cuantos cayeron para lograr lo que quiere como adolescente, este adolescente por un lado se queja del robo pero por el otro lo tolera, difícil código del adolescente, pero siendo en esencia ambiguo, que podríamos esperar de él sino eso.
El adolescente es adicto a la novedad, a la tecnología y consume todo con voraz apetito de adolescente, insaciable, así los adolescentes de aquí consumen el 70% de los blackberry de Latinoamérica, se apoderan de la silicona que no consumen las panas brasileñas ó mexicanas, que son más pero tienen menos dinero y ya tienen prioridades de fastidiosos adultos, se hacen implantes, se operan todo para aparentar algo que no saben bien que es pero que está de moda, lucen todo lo suntuoso que puedan con arrogante frivolidad, compiten, pero no conocen ni el premio ni el destino, lo hacen por igual los de estratos altos ó bajos porque los adolescentes siempre se emparejan, ingieren bastante alcohol y consumen drogas con desenfreno, sin inhibiciones y en actitud siempre irresponsable, manejan a toda velocidad, chocan entre ellos, destruyen carros, vialidad y destruyen casi todo lo que tocan, cuando viajan fuera estafan, roban, gritan mucho y consumen mucho, poco les importan lo que otros van pensando de sus comportamientos adolescentes, la idea es andar como si estuvieran siempre de fiesta, reírse de todo, quejarse de todo y ser muy pero muy irresponsables siempre.
El adolescente debe rechazarlo todo, quejarse de todo, criticar todo, así también exige que no le apliquen normas, que no lo regulen, que no lo controlen y exige que le dejen hacer lo que le venga en gana, exige que lo respeten “pues”. Para él los problemas son de lunes a viernes en la mañana, porque la tarde-noche del viernes, los sábados, domingos y feriados son para gozaaaaar!, las leyes y normas son para otros, no para él, los semáforos que los respeten otros, las aceras son de él, de peatón ó de conductor da igual, son suyas, las marchas son de él, la oposición la hace él mejor que nadie ó si hay que defender al gobierno nadie mejor que él, porque el adolescente es uno solo, es oposición y es oficialismo, al adolescente no le molestan las expropiaciones y los actos autoritarios del gobierno, lo que le arrecha es no ser él quien los haga, y le da más arrechera ó le da más agrado según el extremo en donde temporalmente se ubica, así si pide algo al gobierno ó si vive ó come de él se disfraza de simpatizante y si le niegan el pedido ó deja de comer ó vivir de él se viste de militante opositor acérrimo, furibundo y es como el que más.
Así ha ido por la vida durante 200 años haciendo lo que le viene en gana, disfrutando hasta el extremo su adolescencia prolongada, ha ido inventando códigos difíciles de entender, ha ido por la vida sin el mayor interés de madurar, así ha ido por la vida mereciendo la vida que lleva, mereciendo los gobernantes que ha tenido, y si no se avispa, mereciendo los gobernantes que tendrá ó merecerá en su decadente destino sinvergüenza y altanero, así ha ido imponiendo su mediocridad aunque en ciertos periodos no ha sido mayoría, así se las ha ideado para subsistir, cuando aparecieron civiles capaces con ganas de borrarlos, como Vargas, salió Carujo, cuando vino Medina reformista y progresista salieron los adecos, cuando lo intentó Uslar también salieron más adecos adolescentes y lo acusaron de todo, y cuando apareció Chávez, el verdadero símbolo adolescente, todos gritaron aleluya!, viva! Urra! Yupi!, festejaron como lo hicieron con CAP y Lusinchi, así este adolescente impuso su código de irrespeto del cual se jacta en incomprensible arrogancia, ¿pero de qué se jacta carajo?.
Este adolescente te suelta a la cara cuando entras a su tienda, epa! deja tu bolso ahí, compra ticket antes de consumir, te mira con desprecio de arriba abajo acentuando el escaneo visual mientras más poder cree tener ó más superioridad de adolescente cree tener, porque cree que todos somos pillos como él, cree que todos somos irresponsables como él, ahora ese adolescente se reconoce mayoría, al fin, somos todos iguales, ya hay espacio para uno que otro adolescente distinto, así abrió un espacio para admirar al maestro Abreu, a Dudamel, a uno que otro pelotero ó deportista útil y raro, y así impuso en este país de adolescentes sus códigos del malandreo, del sandungueo, del tripeo, y poco a poco perpetuó en este país la doctrina irresponsable de su adolescencia prolongada.
Por eso digo: ¿de qué nos quejamos vale?, si todo está fiiiiiiino! Chamo…

Jesús Zurita Peralta. Crónica sin sentido de un país sin razón.

El diputado Tirso Silva, ahora ex presidente de la comisión de salud de la AN revela, tras su renuncia, el triste panorama por el que atraviesa el sector, lo califica como el peor momento de los últimos tiempos por el deterioro de la infraestructura hospitalaria, la corrupción, perdida de recursos y el abandono de las obras de remodelación y acondicionamiento, denuncia el estado de indefensión en el que se encuentra la población venezolana y dice apartarse de esa comisión para no ser cómplice de la tragedia, de sus palabras se evidencian el fracaso del sistema de atención barrio adentro y el fracaso de la intromisión cubana en el engranaje del sistema sanitario asistencial venezolano, a ellos se acudió como la tabla de salvación. Llama poderosamente la atención las revelaciones de Silva a quien prácticamente había comisionado el comandante para desarticular y defenestrar al sector privado de salud, hoy reconoce Silva que es este sector el que amilana la carga del ineficiente estado y participa sin ser el mejor y sin proponérselo en aliviar los males del venezolano común, contradicción nefasta de un gobierno que llamándose socialista funciona como el más injusto, ahí en los señalamientos que crudamente Silva denuncia están las debilidades y las faltas de está loca revolución, sin embargo en este país de las mises y los concursos de belleza esto pasa casi desapercibido y nadie presta importancia a la denuncia, el tema de salud, educación y seguridad son áreas primordiales para cualquier gobierno que desee complacer y mantener conformes a sus ciudadanos, aquí no.
Mientras esta realidad es revelada el presidente incapaz que gobierna a un país incapaz, lo que no le exime de responsabilidades, pasea de gira por África, Asia y Europa, gasta dinero, derrocha, buscando alianzas bélicas, alianzas bobas con débiles excluidos del mundo ó visita países con regímenes autoritarios, dictatoriales de opresores que mientras maltratan a sus semejantes acusan hipócritamente a los imperios de sus tragedias, derrocha conquistando ó coqueteando con los odios propios y ajenos en nombre de la paz, claro es más fácil y tentador acusar que reconocer, mientras el paseante Chávez pisa la alfombra roja de festival de cine en Venecia, firma autógrafos, se fotografía con Oliver Stone, lanza besos, estrecha la mano de los idolatras desconocidos y observa ó contempla la premier de su semblanza cinematográfica, las pobres parturientas de aquí hacen sus rondas de ruleta de hospital en hospital en donde reciben un no a su ingreso hasta que las sorprende el injusto frío de la calle para ofrecerles atención a los venezolanos del mañana, igual que lo hizo ayer e igual que lo hará mañana mientras sigamos en la manía de adorar presidentes, ser indiferentes y obviar la realidad, seguimos viviendo en la injusticia que nos ofreció la democracia de antes y el socialismo de ahora, qué igual se comportan y qué igual nos hablan de injusto los gobiernos hipócritas e insensibles de siempre.
Seguimos ignorando la realidad mientras se criminaliza la disidencia, mientras el hampa artificialmente desbocada mata directo a la cara, mientras la vida desde la visión del malandro ó desde el gobierno vale tan poco.
Algún día el caso venezolano será un buen ejemplo para analizar y para señalar a otros lo que una sociedad poco educada, enferma y que se creía rica logró en su proceso de autodestrucción, será un mal ejemplo como en su momento lo fueron otras como la Alemania Nazi, la Italia de Musolini ó la España de Franco, ò como lo son ahora tantas sociedades enfermas de África. Triste recuerdo ó vivo recuerdo, depende como resolvamos ó enderecemos nuestras dificultades.

Jesús Zurita Peralta, a propósito de la tristeza que sentí con el regreso de Chávez de su gira, su recibiendo y su eufórica alocución desde el balcón del pueblo.

Carta para Chávez ó misiva sin destino:
Cddno. Hugo Chávez Frías
Presidencia de la República
Ciudad.

En esta ocasión molesto sus ocupaciones con el impulso y el atrevimiento de un venezolano común que se deja llevar por la necesidad de hacerle saber con sinceridad algunas cosas que pienso sobre nuestra realidad actual, nuestro momento histórico y sobre su revolución, lo hago en el ejercicio de un derecho democrático dirigiendo mis palabras a un presidente sordo en sus propios monólogos y constantes soliloquios. Le aclaro que no tengo militancia política actual, ni la tuve en el pasado, no simpatizo con las revoluciones que nacen ó se origina en el seno militar con euforia de nacionalismo exaltado y tampoco simpatizo con los rumbos que han tomado las tendencias que le hacen oposición, tampoco pertenezco al sector calificado como “ni-ni”, soy sí, un venezolano auténtico que aspira una patria que en ocasiones se parece a la suya y a veces también a la de otros, pero que está muy lejos de ser la patria ó parecerse a la patria de mis anhelos.
En este marco referencial deseo enumerarle las siguientes opiniones de carácter personal:
1. Usted necesita un poco de pueblo sin los cinturones de seguridad ó anillos de aislamiento ó sin los filtros de su entorno, usted necesita refrescar su venezolanidad en las calamidades, tristezas y aspiraciones diarias de ese pueblo común que dice representar, usted necesita volver a escuchar.
2. Usted necesita sacudirse la ceguera del poder por unos días, hacer un retiro y alejarse de su entorno adulante y complaciente, usted necesita mirar con los ojos del pueblo, necesita mirar sin el trágico espejismo y aislamiento que produce el poder, necesita volver a lo esencial, a lo puro, necesita alejarse de la superficialidad, del lujo arrogante, de la nefasta tentación de los lujos del poder, haciendo eso quizá pueda combatir, más allá de la retórica, la corrupción que le rodea, la burocracia y el burocratismo, quizá pueda usted ver desde esa óptica esencial al estado ineficiente en que se ha convertido su gobierno, quizá pueda usted ver como se ha disfrazado de revolución el ancestral “cuanto hay pa´eso” que nos enseñaron en la IV y se perfecciona en la V, usted necesita, si me lo permite, desarroparse el lujo y vestirse de pueblo, no de un pueblo de soldados sino de un pueblo de ciudadanos.
3. Permítame usted decirle que no se hace revolución sin cambiar al hombre, objeto y beneficiario de ella, muchos lo han señalado así, entre otros el tan mencionado Comandante Che Guevara y su modelo de hombre nuevo, resultado de la utopía eufórica de un soñador como él. No existe revolución pura sin erradicar al pillo, el robo, la impunidad, la viveza, el tráfico de influencias, la matraca, la extorsión y el soborno, no hay revolución sin erradicar estos males, es necesario implantar un estado de entrega desinteresada por el bien de la patria. No se da cuenta usted como sus colaboradores inmediatos, los mismos de siempre, ya parecen más políticos de ayer que revolucionarios de hoy, aman el lujo y la suntuosidad, aman el lujo y la abundancia que usted dice combatir.
4. Presidente no hay revolución sin atender la salud del pueblo, sin velar por ella, esto además no se logra con modelos de ayuda foránea, se logrará con modelos de gestión propios, criollos, de compromiso, no hay revolución con hospitales inservibles y técnicamente cerrados, no hay revolución mientras noche tras noche se “ruletean” pacientes de un lado a otro buscando atención médica digna, no hay revolución mientras sea el sector privado de salud el que soluciona los problemas, no hay revolución sin soberanía alimentaria, sin depender de la carne argentina, los pollos brasileños, los granos centroamericanos solo por nombrar algo, no hay revolución con al hampa impune desbordada, mientras exista inseguridad solo habrá vandalismo revolucionario no revolución del hombre, hay complicidad con el delito, hay policías corruptas que participan del negocio del atraco y el secuestro y atentan contra su revolución, la hacen frágil y la desdibujan ó debilitan, no hay revolución sin resolver antes el problema judicial, carcelario, sin atender los derechos humanos, no habrá revolución si no se atienden problemas puntuales que ahora señalo. Ni hay ni habrá revolución si usted no ataca con firmeza estos viejos males de la sociedad venezolana, atrévase sin miedo a reducir el gasto militar inútil, destinando recursos a resolver las calamidades básicas de un país que merece cosas mejores que helicópteros rusos y fusiles “kalafnikof”, ni siquiera me importa si es así como se escribe correctamente, identifique y localice sus verdaderos enemigos en la pobreza, la miseria, la inseguridad, la falta de atención sanitaria, combátalos, olvídese de su condición militar y vaya a la esencia ciudadana, deje a Colombia en paz que resuelva sus asuntos que bien lo han hecho últimamente y comience a concentrar su mirada, a focalizarse dentro de nuestro territorio respetando a sus vecinos y desarrollando estrategias sanas de cooperación, respeto y convivencia.
5. Aproveche su popularidad y las riquezas de la patria para atender con firmeza sus compromisos verdaderos, destruya y castigue la corrupción, ejemplifique, corte cabezas a sus cercanos verdaderos enemigos, vístase de pueblo, si usted cumple seguro habrá nacido una revolución duradera y habrá un pueblo que la defenderá y velara por ella, habrá un pueblo que lo reconocerá y un mundo que lo evidenciará, si usted no lo hace a tiempo solo habrá más de lo mismo, más de lo que no merecemos y al final siempre tenemos de la oferta de nuestros incapaces políticos, haga lo que le corresponda ó váyase a dar clases en la academia militar, usted ha tenido suficiente tiempo para el cambio y ya no caben las justificaciones. Acabe con la propaganda y luzca las evidencias de las obras y del trabajo, use su popularidad para darle a este pueblo un nuevo tiempo merecido ya, una oportunidad para la transformación pura y duradera.
6. Por un tiempo deje el lujo, no viaje más, no use los aviones de cubana de aviación, no gaste más, ahorre, no regale, no despilfarre, dé usted el ejemplo, busque su viejo y útil VW y vaya a descubrir calamidades, vaya y resuelva los obstáculos, vaya y destruya los adecos de siempre y destruya a los bolivarianos corruptos de ahora, descubrirá que son la misma esencia, haga un viaje al revés y vaya a descubrir la realidad interior de un pueblo que sufre y aguanta, fije metas que pueda cumplir, deje los enroques ministeriales y busque en la sociedad civil buenos venezolanos y capaces que los hay, ponga a los ministros a hacer algo de verdad, prohíba en su entornos los escoltas y las fiestas, que presenten declaración jurada de patrimonio y vigile el enriquecimiento que impunes lucen ante su pueblo, deje de soñar y comience a materializarlos, no sueñe, viva, aun hay pueblo de uno y otro lado, de todas las tendencias que desean un país modelo ó que funcione y que consideran como yo que lo merecemos, no nos enfrente, únanos, no más leyes, no más retórica, exija cumplimiento de las existentes, transforme que es la mejor forma de legislar, deje que en las escuelas se imparta una educación integral y ciudadana que tanto necesitamos para aprender a respetarnos, gobierne para todos, delegue, de libertades, no tenga miedo, aglutine las energías para una misma causa, eso lo protege más que su anillo cubano de seguridad, no deje de reconocer que su verdadero enemigo es su ilimitado poder y dominio.
Cuando entienda todo esto habrá usted iniciado una verdadera revolución que será indetenible, cuando espante el ego y la vanidad que genera el poder habrá iniciado usted una sólida y efectiva revolución, contágiese de lo bello y hermoso de ser ciudadano, primero y ante todo ciudadano y no soldado, ser buen ciudadano es el máximo escalafón del hombre integral, soldado es cualquiera pero ciudadanos son pocos, cambié el paradigma, gánase el grado de ciudadano y que se lo otorgue el pueblo, no se imponga grados, gánelos, le queda mucho saldo social pendiente, aproveche la oportunidad que le brinda su impacto comunicacional, su carisma, usted cree, cambió una burocracia por otra, le corresponde ahora cambiar un país por otro, elimine, erradique del territorio al venezolano de las peores cualidades, al venezolano mediocre que tanto daño hace, reconozca que la paradoja sea quizá que por no erradicarlo usted se ha mantenido, no pase trascienda y haga patria ciudadana y no patria política.

Patria, democracia y vida.
Cddano: Jesús Zurita Peralta.
CI: 6.625.245

El diputado Tirso Silva, ahora expresidente de la comisión de salud de la AN revela, tras su renuncia, el triste panorama por el que atraviesa el sector, lo califica como el peor momento de los últimos tiempos por el deterioro de la infraestructura hospitalaria, la corrupción, perdida de recursos y el abandono de las obras de remodelación y acondicionamiento, denuncia el estado de indefensión en el que se encuentra la población venezolana y dice apartarse de esa comisión para no ser cómplice de la tragedia, de sus palabras se evidencian el fracaso del sistema de atención barrio adentro y el fracaso de la intromisión cubana en el engranaje del sistema sanitario asistencial venezolano, a ellos se acudió como la tabla de salvación. Llama poderosamente la atención las revelaciones de Silva a quien prácticamente había comisionado el comandante para desarticular y defenestrar al sector privado de salud, hoy reconoce Silva que es este sector el que amilana la carga del ineficiente estado y participa sin ser el mejor y sin proponérselo en aliviar los males del venezolano común, contradicción nefasta de un gobierno que llamándose socialista funciona como el más injusto, ahí en los señalamientos que crudamente Silva denuncia están las debilidades y las faltas de está loca revolución, sin embargo en este país de las mises y los concursos de belleza esto pasa casi desapercibido y nadie presta importancia a la denuncia, el tema de salud, educación y seguridad son áreas primordiales para cualquier gobierno que desee complacer y mantener conformes a sus ciudadanos, aquí no.
Mientras esta realidad es revelada el presidente incapaz que gobierna a un país incapaz, lo que no le exime de responsabilidades, pasea de gira por África, Asia y Europa, gasta dinero, derrocha, buscando alianzas bélicas, alianzas bobas con débiles excluidos del mundo ó visita países con regímenes autoritarios, dictatoriales de opresores que mientras maltratan a sus semejantes acusan hipócritamente a los imperios de sus tragedias, derrocha conquistando ó coqueteando con los odios propios y ajenos en nombre de la paz, claro es más fácil y tentador acusar que reconocer, mientras el paseante Chávez pisa la alfombra roja de festival de cine en Venecia, firma autógrafos, se fotografía con Oliver Stone, lanza besos, estrecha la mano de los idolatras desconocidos y observa ó contempla la premier de su semblanza cinematográfica, las pobres parturientas de aquí hacen sus rondas de ruleta de hospital en hospital en donde reciben un no a su ingreso hasta que las sorprende el injusto frío de la calle para ofrecerles atención a los venezolanos del mañana, igual que lo hizo ayer e igual que lo hará mañana mientras sigamos en la manía de adorar presidentes, ser indiferentes y obviar la realidad, seguimos viviendo en la injusticia que nos ofreció la democracia de antes y el socialismo de ahora, qué igual se comportan y qué igual nos hablan de injusto los gobiernos hipócritas e insensibles de siempre.
Seguimos ignorando la realidad mientras se criminaliza la disidencia, mientras el hampa artificialmente desbocada mata directo a la cara, mientras la vida desde la visión del malandro ó desde el gobierno vale tan poco.
Algún día el caso venezolano será un buen ejemplo para analizar y para señalar a otros lo que una sociedad poco educada, enferma y que se creía rica logró en su proceso de autodestrucción, será un mal ejemplo como en su momento lo fueron otras como la Alemania Nazi, la Italia de Musolini ó la España de Franco, ò como lo son ahora tantas sociedades enfermas de África. Triste recuerdo ó vivo recuerdo, depende como resolvamos ó enderecemos nuestras dificultades.

Jesús Zurita Peralta, a propósito de la tristeza que sentí con el regreso de Chávez de su gira, su recibiendo y su eufórica alocución desde el balcón del pueblo.

Otro día de marchas:

Otro día para inútiles marchas y absurdas contramarchas en un país que ya no inventa nada nuevo, que no tiene iniciativas verdaderas, para un país que alimenta su ansiedad en el disparate, que vive del espectáculo. Por un lado hoy fue nueva ocasión para conseguirse con los “amigos” y conocidos, para ponerse al día con las cosas que hacen, como visten y en que andan, un día para pasar revista a la vanidad y la moda opositora ocasional, un día para el chisme y la critica, un día para saber que hicieron en las vacaciones, para carear el estatus, para el “casting”, para la vanidad de siempre, del otro lado un día para dejar salir los resentimientos de siempre, para algo de licor tempranero y un poco de calentamiento ó calistenia a la violencia, un día también para que vean quienes están y quienes no, un día para pasar lista, en ambos sentidos un sábado de absurdos.

Quien dijo que los gobiernos aquí ó allá caen así ó quien dijo que a los gobiernos de corte totalitarios se les enfrenta con protestas bobas e hipócritas, el asunto no es ya marchar, el asunto ya es entender la razón para que un gobierno así permanezca durante 10 años, parezca consolidarse, cope todo y desate el atropello del poder, es necesario entender que los pueblos tienen los gobiernos que merecen y los gobernantes el pueblo que les corresponde, quizá cuando dediquemos más tiempo a la reflexión y menos a las marchas sin destino, entenderemos lo que nos pasa, claro entonces surgirán formas originales de protesta y formas más firmes de ejercer oposición.

Hoy recordé un episodio pintoresco de esos de la venezolanidad, recordé personas que asisten a la iglesia, a misa, rezan con pasión, golpean su pecho y se arrepienten, se imponen duras penitencias a sus confesos pecados y al terminar la misa, apenas salir de ahí, insultan y maltratan al primero que consigan, él se iba a jugar caballos y ella al casino, ambos a darle dura al alcohol y el cigarro, por decir algo, con las marchas pasa igual, aquí se reúnen los convidados, en la misma fe, y ahí están mezclados los pocos honestos que quedan con traficantes, especuladores, acaparadores, estafadores e irresponsables violadores diarios de cualquier señal de tránsito, juntos por el derecho de ser opositores, del otro lado están los falsos burócratas, están los socialistas de la boca pa´fuera que solo desean ser prontamente nuevos burgueses, están los más insanos resentidos de todo, los anarquistas y están los revolucionaros ineficaces que no saben hacer ni un intento de revolución. Un panorama así es triste, mientras no entendamos que la oposición se hace con el trabajo honesto diario y que la mejor revolución se genera desde el trabajo honesto diario, nada se logrará, nada cambiará, todo ira peor, evolucionando hasta un lugar sombrío y difícil de entender, la realidad muestra que estos polos que se creen distantes son en realidad lugares comunes, bastante próximos que muestran diferentes matices de una misma realidad social, matices de la descomposición de un país en crisis y con pocas opciones, en lo inmediato.

El colofón lo da una señora que consigo en el mercado, regresa antes de lo previsto de la marcha opositora en compañía de su hija, dice estar cansadas de llevar sol, y sentir calor, ¿pa´que? pregunta una a la otra, pa´que llevar tanto sol mientras el otro anda de gira, que va mija yo fui a la marcha creyendo que llovería, y de inmediato le dice: por cierto grabaste el miss universo es que quiero volver a ver ese momento de la coronación, es increíble, es lo único bueno que nos ha pasado en estos tiempos, la imagen era patética, las banderitas, el kit marchero y en el cerebro qué, ¿sabrían por qué protestaban?, unas cuadras más allá las latas, botellas (licor) y la basura de los marcheros oficialistas, ¿sabrían estos también la razón de su marcha?, que Dios nos agarre confesados…, ¿un día de marcha ó un día de realidades? Tenemos lo que nos merecemos y vivimos lo que nos hemos merecido siempre.

¿Tendrían las concentraciones derechazo que días atrás se organizaron contra Chávez en varias ciudades del mundo el mismo dinamismo de las protestas que se dan aquí? Y las organizadas por sus anfitriones de su reciente gira, a favor de Chávez, en Siria, Libia, etc, la misma dinámica de aquí? ¿Por qué este individuo polariza tanto?, serán las preguntas que me ocupen los próximos días.

Jesús Zurita Peralta, otro día de marchas ó una crónica de mis desdibujadas desesperanzas. (05 de septiembre)

Militares, UNASUR, Colombia y Venezuela:
Los militares, licenciados en ciencias y artes militares, como dice el título de su “licenciatura”, son individuos que en teoría son conocedores de la ancestral y nefasta manía humana de usar la fuerza y de hacer la guerra como alternativa insensata para resolver conflictos, hoy y a propósito de las declaraciones previas de Chávez sobre los vientos de guerra que corren por el continente y su vergonzosa intervención de hoy en la cumbre de UNASUR sentí la presencia cercana del fantasma que estimula, sentí la posibilidad para el paso de la retórica a la práctica, a la práctica de lo que en teoría todo militar dice que sabe hacer, hacer guerra en todas sus formas y variantes.
El lenguaje de odio y las amenazas constante que contra el presidente colombiano Álvaro Uribe usa Chávez, quien ofende cobarde y crónicamente, aderezando sus palabras con zalamerías y pendejadas como decir que es y se siente colombiano para luego volver en la ofensa, ahora extendidas al entorno gubernamental y la institucionalidad colombiana son seguramente para los militares de convicción como él, como los “rounds” de sombra del púgil en su entrenamiento, sesiones que tientan al demonio y alejan el miedo, son los espacios desde donde la estrategia se va convirtiendo en práctica y la práctica en verdad.
Hoy se hizo oportuno para mi recordar dos episodios importantes que en distintas ocasiones de mi vida me acercaron al mundo militar, el primero de esos recuerdos es en realidad un chiste que un ocurrente y oportuno amigo de mi casa puso de moda en referencia a los militares, en una ocasión él preguntó como se clasificaba la escala de la inteligencia humana, y el mismo respondió mirando al entorno, fácil dijo, el grado máximo de inteligencia, el mayor grado en la escala “tar” estaba dado por el “uno-tar”, si eras menos inteligente quizá tenías cien-tar ó doscientos-tar ó quinientos-tar y los menos capaces, los menos inteligentes, estaban ubicados en la puntuación de mili-i-tar, luego dejó salir su carcajada característica que acompañó las risas de unos pocos, este chiste particular lo oí por vez primera, siendo niño, en una unidad militar, un batallón de cazadores ubicada en la población de El Rastro, cercana a Calabozo, y contado por el difunto Ing. César Arias en presencia de muchos militares y unos pocos civiles, de ese sitio salimos por cierto de inmediato, con algunas risas nerviosas posteriores al susto, ahí conocí algo sobre la imprudencia y para mi aprendizaje fue también un encuentro con la valentía del humor. El otro episodio que recuerdo lo viví en ocasión de presenciar cuando un oficial superior, un tenientecoronel (Tcnel), por cierto, le daba un regaño a un subalterno, un joven subteniente, en una base de protección fronteriza al sur del país, uno regañaba y el otro parado firme parecía oír con miraba perdido en la distancia y quien sólo alcanzaba decir, entendido mico-mandante, acentuando el “mico”, al terminar la arenga y retirarse el comandante, el muchacho oficial esbozó una sonrisa mirándome y me dijo, tranquilo que mientras me hablaba le dije mico (mono) muchas veces mientras me ofendía y ni cuenta se dio, ahí reflexioné sobre la jerarquía militar, la obediencia, la línea de mando y el efímero significado de la palabra respeto en el mundo militar.
Esos dos eventos y las intervenciones de nuestro militar jefe de estado, en minúsculas, rescatan y evidencian mi posición y animadversión a lo militar y el militarismo, postura que a lo largo de muchos años he desarrollado, en definitiva estos individuos en su mayoría terminan haciendo siempre lo mismo, administrar con más ó menos fuerza el autoritarismo aprendido y demuestran sus habilidades para resolver las diferencias por la vía del conflicto armado, la guerra, las armas, los juguetes de guerra, consiguiendo siempre ó inventando siempre las justificaciones a sus actos, todos se comportan igual, con más ó menos contundencia según los recursos y la posición estratégica de sus países, pero todos, todos hacen lo mismo y se comportan igual.
Si ahora mismo me pidieran eliminar algo malo del mundo, no dudaría en eliminar de plano a los militares y desmontar su aparato de guerra y represión, estoy seguro y convencido que no sirven para nada útil.
Independientemente de la contundencia ó no de mis posturas lo que si es cierto es el afán conflictivo del militar de aquí, no hay día en que no se demuestren algunas de sus cualidades de militar y no hay día sin citas bélicas ó palabras de odio ó intentos de demostrar que en su poder se acumula la fuerza, aunque todavía algunos le recuerden crucifijo en mano pidiendo perdón, jurando rectificar y besando viejitas que dejen ver su tímida necesidad de pueblo, no se puede olvidar su fija y firme posición cuartelera cuando se dirige a sus pares militares ó se dirige a los civiles de su atolito sequito que en definitiva son militares frustrados, lo cual resulta peor.
La dinámica social, lo que se llama la realidad, nos está mostrando cada vez con más claridad imágenes en espejo, reflejos en donde resulta difícil saber cual figura es la que está derecha y cual al revés, cada vez la violenta sociedad venezolana tiene su reflejo presidencial y la violenta figura presidencial tiene su reflejo social, ¿imágenes en espejo?, ya pronto dejaremos de saber quien fue primero, si el huevo ó la gallina, parafraseando con el dilema eterno, no dudo que seremos llevado desde una mentira a otra y hacía una realidad inventada que justificará todo, hasta la guerra.
UNASUR, institución hipócrita e irrelevante en la que poco creo, sirve de vitrina para mirar el mundo al revés en el que creen los débiles, me río de la bemba tiesa y botóxica de la Cristina, me río de la ingenua postura, disfrazada a conveniencia de indígena, que asume Evo, me pregunto si será premeditado ó si le conviene a alguien, me río ahora de Correa de quien alguna vez no me reía, me río de Lula porque a veces el mismo parece burlarse de si, me río de quienes intervienen por necesidad, me río porque solo intervienen para usar el espacio y son insinceros, podrían decir paso como dice con firmeza en el juego de dominó quien no lleva “pintas”, me río de Chávez, quien cobardemente pasa días vociferando, insultando, tentando y luego dice que no caerá en provocaciones, ya veremos el próximo domingo en su aló presidente una verdad, no cae en diálogos, es todo, lo de él son los monólogos, me río de Chávez, siento vergüenza que sea el quien nos represente y siento vergüenza propia, siento pena de ser ahora eso que es él, siento admiración por Uribe aunque no comparto muchas de sus formas, pero admiro como debate y defiende con firmeza sus posiciones, solo le faltó decirlo abiertamente, la defensa es un derecho del vecino ante tantas amenazas de un país aliado de las narcoguerrillas, de los irregulares, de Cuba, Irán, Bielorrusia, Corea del Norte y cuanto extremista ó forajido ande por el mundo, yo haría lo mismo, ante el agobio de los conflictos internos colombianos y la amenaza venezolana constante recurría al poderoso para la protección y defensa, aunque esté disfrazada de cooperación, presencia, ayuda ó apoyo.
Los venezolanos tenemos que prepararnos para los acontecimientos por venir, para la radicalización de lo que las imágenes reflejan e intentan hacernos creer, mientras tanto queda la reflexión, la risa y la tristeza, la pena y poco, muy poco espacio para la alegría.

Jesús Zurita Peralta. Un día más en mi campamento de calamidades. 27 de Agosto.

Día del Gineco-Obstetra (GO):

En fecha reciente se conmemoró en el país el día del GO, para celebrarlo la sociedad de obstetricia y ginecología de Venezuela (SOGV) eligió la fecha de natalicio del insigne obstetra venezolano Oscar Agüero (12 de agosto), en él existen, nadie duda, suficientes méritos y cualidades para ser tomadas como ejemplo por esa sociedad y no sería yo capaz de oponerme a algo que le de tributo a su trayectoria, pero aparte de la admiración y el culto a la personalidad pregunto, ¿habrá algo para celebrar en realidad en un país que mantiene cifras elevadísimas de mortalidad materna y perinatal al amparo ó bajo la actitud cómplice de las sociedades científicas y de la ineficiencia del estado?, ¿no causa vergüenza en los postulantes de la celebración la terrible realidad de asistencia materno-infantil en el país? La ocasión sería propicia, para además del digno tributo, dirigirse al país, a la opinión pública nacional y señalar algunas verdades antes de llenarse de júbilo cegador y alegoría. Hay una verdad imposible de ocultar, la SOGV es una sociedad prestigiosa, rica, muy rica, sectaria, que no logra trascender más allá de las reuniones científicas anuales y que poco protagonismo logra fuera de sus autoimpuestas fronteras que sin ser quizá su fin originario son una obligación y constituyen una necesidad, es perentorio que ocupen un espacio para la denuncia y la vigilancia de manera más activa, es un saldo pendiente con sus ya abarrotadas arcas, paradoja de una sociedad “sin fines de lucro”, para dejar de ser lugar para la adoración de personalidades y transformarse en actores para la transformación seria y responsable de un país.
Un país que mantienen una morbosa tolerancia a la dualidad de dos sistemas médico asistenciales, público y privado, que demuestran diferencias abismales en sus indicadores, en su calidad, en su fin y sus modos, dos sistemas disparatados que funcionan con anarquía de aspecto organizado y con ínfulas de marco legal y contenido social, ambos sistemas con responsabilidades en los indicadores elevados de mortalidad materna, 60 x 100.000 NV y mortalidad perinatal de 60 x 1000 NV, cifras más, cifras menos, pues existe subregistro, crisis hospitalaria que precisamente tiene como epicentro la atención materno-infantil, casi 20% de embarazos en adolescentes, abortos clandestinos y criminales como causa de muerte materna, déficit en la cobertura de atención especializada ó de alta complejidad, déficit en educación médica, retardo en registro epidemiológico y complicidad de toda índole para aceptar el desastre y exaltarse en los elogios y festividades. Un país así grita para que sus sociedades científicas, sus gremios, sus academias, actúen, señalen, aporten y cambien la pasividad y el protocolo de los actos solemnes por la acción en procura de una sociedad mejor.
Ese día recibí algunas felicitaciones, oportunas y sinceras, mientras yo me cuestionaba con objetividad si había algo que celebrar en realidad, ¿celebrar por celebrar ó celebrar con orgullo?, es ese el dilema.

Jesús Zurita Peralta. Y el día del GO.

Crónica de un campamento improvisado de calamidades:

Quizá ya sea oportuno idear una forma distinta de protesta en Venezuela, las marchas sin destino, los cauchos quemados sin razón, las trancas de vías, maneras gastadas de reclamo típicas de los sesenta quizá ya no sean útiles, solo muestran una cara poderosa del monopolio de la represión organizada, mientras más se enfrenta al estado-gobierno con sus mismos argumentos más se fortalece este y más atropella, más maltrata, más agrade, más se victimizan en el absurdo, los malos se van vistiendo de buenos y se lo terminan creyendo, entonces vale la pena, más allá del repudio a leyes arbitrarias, leyes que aquí en definitiva nunca se cumplen, vale la pena hacer otra cosa, tomar otras alternativas, por ejemplo, agobiar al gobierno con su propia ineficacia, vale la pena solicitar al gobierno que trabaje, cumpla, agobiarlo con el trabajo pendiente, exigir que las misiones de corte social lleguen definitivamente al pueblo y que no se queden en las ganas, con recursos gastados en el aparato burocrático corrupto e ineficiente que no administra y que si despilfarra.
Es necesario cambiar al paradigma de protesta, convertir todas las energías y convertir el rechazo en una inmensa fuerza que exija al estado-gobierno que cumpla algo, que demuestre algo más allá de las vallas y propagandas gigantescas que constituyen una muestra irónica del fracaso celebrado. Es momento de inundar al poder judicial con demandas contra el estado-gobierno, demandar soluciones, llenar la contraloría y la fiscalia de denuncias y reclamos que los obligarían a trabajar ó a fastidiarse, exigir a los ministerios cumplir alguna meta, por ejemplo exigir atención al asunto penitenciario y carcelario, llevar un registro diario y recordarles que la inseguridad no es una sensación sino una tremenda realidad, hay que constituir comités sociales de vigilancia de la problemática verdadera y real, la de todos los días, la de los hospitales, ahora que los bolivarianos descubrieron que en Venezuela existe como en ningún país el ruleteo hospitalario, negación tácita del derecho a la salud y la atención médica, es prudente documentarle un expediente de sus propios fracasos.
Es necesario construirle al gobierno un estado paralelo que funcione, con modelos eficientes en donde todos debemos participar, aceptando que “casi” toda la sociedad funciona mal, que no solo desde el estado se trastocan los valores, que gran parte del comportamiento cotidiano está viciado y necesita rectificar, en esa tarea cada quien debe asumir un compromiso de patria, no desde una utopía de país, sino desde una realidad y comenzar a hacer las cosas bien, en ese sentido es digno el ejemplo del alcalde Ocariz, de Sucre y su equipo que con trabajo diario están generando cambios, algunos rápidos, que están mostrando alternativas validas para todos en un municipio por el que nadie apuesta y que sólo interesa para los votos, en esta manía venezolana de confundir democracia con elecciones. Es bueno recordar el ejemplo menospreciado del municipio Chacao y el de las orquestas juveniles y la obra de Abreu, como ejemplos de posibilidades ciertas, la oposición con sus máculas no da tampoco alternativas para creer, en este juego parece como el alcalde Ledezma juega a que lo dejen sin recursos, como se beneficia de su asfixia administrativa y política para no tener más pasado y aspirar a algo, que todos quieren, los de antes, los de ahora y los de siempre, aspirar sólo al poder paras servirse de él y no para beneficiar a otros sinceramente, es el afán venezolano de tener poder para tenerlo solamente, para ostentarlo, una verdad tan cierta como que la frivolidad venezolana no es culpa de Joaquín Riviera y Osmel Sousa, tan cierto como que la agresividad venezolana no es culpa de Chávez, ellos todos son actores que cubren una necesidad social bien específica y muy circunstancial
Este país, campamento improvisado de calamidades, tiene asuntos pendientes en materia de seguridad, limpieza y ornamento, disposición de basura, salud, educación, vialidad, por nombrar algunos y en donde se haría mucha oposición si se le hiciera seguimiento objetivo y vigilancia constante al estado-gobierno que desatiende estas cosas, la prensa, por ejemplo podría dedicarse a señalar y hacer investigación periodística para mostrar diariamente la infinita cantidad de calamidades acumuladas y arrinconadas en las prioridades políticas del estado y podría desatender definitivamente la contestadera y el toma y dame que mantiene a diario que los vociferias presidenciales y los cacareos de funcionarios de segunda, es hora de ignorarles.
El estado-gobierno se hace su propia oposición, solo hace falta poner esa fuerza a conspirar contra su propio generador, sería insensato aceptar que este estado-gobierno planifica el desastre y el caos, eso sería creer que sirven para algo, en realidad no pasan de la inmediatez del ahora ó por ahora y están agobiados con su ineficiencia de la cual se olvidan cada vez que se les adversa con marchas sin destinos y cauchos quemados sin razón, llegó la hora de hacer oposición con un nuevo paradigma, más responsable, más útil y seguramente más necesario.
Las leyes como decía Uslar se hicieron y se harán en Venezuela para ser desobedecidas, ignoradas, modificadas al antojo de quien las interprete y pisoteadas, la LOE será otra de esas leyes que dan miedo, que parecen demostrar que el estado-gobierno avanza al socialismo ó el comunismo, ojalá avanzaran para alguna parte, pero en realidad este estado-gobierno solo retrocede, apoyemos cualquier ley, exijamos que se cumpla a ver que pasa, demostremos voluntad de ser diferentes y no seguir siendo iguales.

Jesús Zurita Peralta, a propósito de las marchas y los atropellos de hoy 22 de Agosto.

Otro insólito capitulo del show venezolano ó más de lo mismo:

Podemos catalogar de insólitas las recientes declaraciones e intervenciones de altos representantes del gobierno central y afines, las mismas reflejan el mágico, abstracto, subrreal y trágico país que hoy habitamos juntos ciegos tontos como yo y audaces visionarios, capaces estos últimos de mirar a través de las brumas y ver la claridad donde otros pocos vemos un turbio panorama.
Las intervenciones insólitas vinieron juntas, en tropel, con atropello, esta semana que aun no termina oímos a la Fiscal General de la República afirmando que no existe inseguridad en el país sino alta sensación de inseguridad, claro que generada por los medios opositores, precedida esta excelsa opinión del recuerdo reciente, de apenas días atrás, de las imágenes que mostraron una plaza Caracas en donde el ministro del interior exhibió un montón, una buena cantidad, un variado arsenal de armas decomisadas en los operativos de seguridad, sin mostrar un solo rostro ó datos sobre detenidos, presos, juzgados ó sentenciados delincuentes que es lo que deseamos ver. Luego el súper ministro Ramírez, el mismo que patentó y popularizó el eslogan “rojo-rojito” quien declara abiertamente la lucha en la industria petrolera contra los oligarcas y opositores a quienes dice no tolera y desea combatir, acabarlos, aniquilarlos, mientras la diplomacia bocona venezolana, en asociación con Cuba y Nicaragua, aboga por la democracia en Honduras, por último nos llega la más cruel intervención de la diputada Santos Amaral en defensa de las leyes que penalizan, censuran, callan y regulan a los medios que todo lo tergiversan y transforman para hacer oposición oprobiosa a la noble revolución bonita, colocó la guinda a la semana inconclusa la defensora del pueblo cuando afirma en un foro internacional realizado en Caracas que Venezuela es modelo de respeto a los derechos humanos y no tiene parangón en el mundo, algo así tan descabellado como que el loco dictador de Corea del Norte afirmara ahora que es el mejor demócrata universal.
Hay que tener mucho descaro ó muchas ganas de congraciarse con el líder máximo en procura de algún favor para dar tales declaraciones, ¿ó sabrán ellos cosas que nosotros ocupados habitantes de este loco país no sabemos?, será que en la última reunión ó consejo de ministros notaron algo de preocupación ó rasgos de depresión en la cara del hijo de Sabaneta y salieron rápido a darle aliento con sus palabras ó a distraer la atención para dar chance a alguna estrategia ó aventura bolivariana en Centroamérica, ¿que podemos saber nosotros de esta revolución sui generis y sus arbitrarios modos de comportamiento? Lo que hacemos son simples y vacías conjeturas, pero con mucha admiración porque mientras estos hechos se suscitan la frívola sociedad sigue aceptándolo todo y algunos hasta con indiferencia muestran con arrogancia su frivolidad en el parquecito adonde voy con el hijo menor, blackberry subutilizado, morena niñera-cachifa en traje blanco, guardaespaldas, prótesis mamarias de última generación, ah! y un bebé en el supercoche Gracco, dejando la estela del más fino perfume comprado con dólares de mercado negro, ya creo yo que está bueno de Chávez, lo que merecemos, lo que nos hace falta de presidente es al mismo Darío Vivas, el bidente por aquello de los dos dientes centrales, sin plancha, por 10 años más, porque aquí cerraran Globovisión, nos quejaremos de todo, hablaremos pendejadas como hago yo, criticaremos todo, pero siempre por encima de todo la culpa de las calamidades siempre serán de otros y nunca, nunca jamás será la mía.
Mientras Juanbimba ya enriquecido se pueda poner boina blanca, verde, la del variopinto chiripero ó la roja boliburguesa, pa´lante que todo es exageración fatalista y puro pesimismo.
15 de Julio de 2009, mitad de año, y pensar que desde el año 98 un amigo con ínfulas de oráculo me dijo que Chávez tenía los días contados.
Jesús Zurita Peralta.

Aló presidente ó la parodia semanal de un país en crisis.

Llevamos diez años atentos a todo lo que se dice desde el púlpito dominical itinerante del aló presidente, desde ahí se interpreta el absurdo evangelio chavista al pulso y con el biorritmo que desde un oculto sitio de la corteza cerebral presidencial, ¿si es desde allí ciertamente?, que se activa todos los domingos para que en continente esfuerzo, sin orinar ni evacuar, Chávez se lance en la tarea de hablar mucho y decir poco, ahí está su propia esencia, para que el resto de los días de la semana todo el país se dedique y tenga materia para analizar e interpretar el evangelio a su justa manera.
Los humoristas toman nota atentos a cada frase y gesto, pues en ese programa maratónico, nunca breve, está la materia prima de sus presentaciones, es allí donde se actualiza el libreto de sus presentaciones, sino siguen ese libreto corren el riesgo de pasar a estar desactulizados en apenas una semana, también los economistas harán sus proyecciones, sus recomendaciones y establecerán prioridades desde la óptica suprema del evangelio dominical, los diarios podrán elaborar sus primeras páginas, artículos, manchetas y opiniones, el tal cual de Teodoro hará su semana y los curas tendrán el tema para analizar en la conferencia episcopal y sacar algún comunicado, los burócratas sabrán hacía donde dirigir sus alabanzas, en que cuestión van a enfatizar el discurso y el esfuerzo al interpretar ellos el camino ó rumbo del jefe supremo, desde allí, desde el aló presidente, saldrán las acciones y directrices de ministerios y organismos gubernamentales, desde ahí salió la moda de vestir que gusta al padre nuevo de la patria grande, guayaberas rojas que paga PDVSA a la vista de factura, de ahí salen los refranes, los cuentos, los proyectos de películas para Chalboud y Azpúrua, desde ahí se definen las estrategias antojosas del gobierno, desde ahí se cambian nombres a las cosas de siempre que con nuevo nombre seguirán funcionando mal, desde ahí se dan a conocer los nuevos amigos del gobierno ó conoceremos los nuevos enemigos, que son generalmente viejos amigos que entraron en desgracia por disentir, ahí aprendimos como filosofía bolivariana que para los amigos todo, que para los enemigos nada y para los otros la constitución, desde ahí conocimos que la bicha, la constitución perfecta, había que reformarla porque además de bicha era coja, desde ahí podemos ver como Chávez polifacético, canta, ríe, llora, declama, recita, lee, se enamora o desencanta, desde ahí supimos que cuando un intelectual alaba es un sabio y que cuando critica es un torpe, desde ahí aprendimos que ó estas conmigo ó estás contra mi, es decir entendimos como para los militares la población se distribuye y reduce en simple manera bimodal en amigos y enemigos, a favor y en contra, desde ahí el colectivo la piedrita y otros similares reciben el catecismo y las instrucciones de quienes son los enemigos del gobierno y hacía donde van dirigidas las agresiones pertinentes, justificadas y oportunas, desde ahí, desde aló presidente, sabemos de las prioridades en materia de invasiones y expropiaciones, las compras del estado, el presupuesto, el gasto público, las prioridades de los otros poderes, la forma como el TSJ, el CNE ó la fiscalía conducirán sus acciones con independencia bolivariana y tratarán los asuntos de interés, vemos como desde ahí salen los despidos, los ascensos militares, los nuevos cargos, los perdones y los reproches, los cuentos de su infancia y vida épica, la fábula militarista de la historia que le contaron en la academia militar, desde ahí se devela todo.
Quizá por eso deberíamos decir que la semana laborable en Venezuela comienza el domingo, desde el pulpito itinerante del aló presidente, porque todos tenemos que estar atentos a los tubazos so pena de empezar la semana a destiempo y fuera de contexto. Triste vida la de un país que debe conocer su futuro desde la carroza que se monta para el circo dominical improvisado, soez, vulgar y chabacano, de en país que como decía Cabrujas tienen mentalidad de campamento y se comporta, diría yo, como tal.
Aló presidente el alfa y el omega, el inicio y el fin, la religión misma, el culto, la alabanza, la iglesia que tiene y reconoce un solo pastor, un solo predicador, una sola palabra, un solo e indivisible todo único en él, no hay trinidad ni misterios, todo se revela en una persona, un Dios unipersonal que todo lo puede y a quien todo se le perdona, un Mesías, elegido y ungido, sacramentado con un juramento ramplón en un inexistente samán de Guere, fortalecido en la epopeya de un golpe fallido convertido en fecha patria, para un triste y trágico país que debe festejar una derrota y un fracaso, un país vacío que no tienen tampoco su propio libreto y que entonces depende de un único libretista, porque escribe en su propia lengua y en su propio lenguaje, el del insulto, la violencia, la arrogancia, la altanería, el atropello, el maltrato y que reconoce al poder como algo preciado para todos y lo ejerce con antojo, arbitrariedad y absurdo.
Aló presidente para un país y una sociedad que hizo del absurdo su propio estilo de vida y que del culto a la personalidad aun no ha salido después de casi 200 años de vida republicana, para un país que en esencia es trágico si tomamos en cuenta que es un país rico con gente pobre en el más amplio sentido, un país que no saldrá de la tragedia hasta que ya no preste atención al mensaje que desde el itinerante pulpito dominical del aló presidente rija nuestras vidas.

Jesús Zurita Peralta. Caracas 05 de Julio de 2009, celebración del aniversario de la declaración de independencia.

Del asunto hondureño:

Seguro ahora mismo se están dando en el mundo los espacios para serios debates sobre el asunto hondureño, quizá las plumas y mentes mas claras intentan plasmar en papel el resultado de complicadas reflexiones y profundos análisis, quizá, cantidad de esfuerzos intelectuales se dan para entender algo de lo ocurrido allá, sin embrago desde mi óptica simple y no calificada, el asunto no es tan complejo, simplemente en este lado del mundo, en este subcontinente americano cualquier cosa en política puede pasar y aquí se acepta cualquier postura, aquí en resumen todo es posible.
Sería yo un osado, un aventurero sinvergüenza si intentará analizar este particular acontecimiento hondureño sin poseer elementos firmes ó conocimientos firmes para analizarlo con objetividad, pero si puede uno comentar las paradojas, las cínicas posturas, la hipocresía y las posturas asumidas por los lideres que representan en distintos escenarios a la comunidad de naciones que aquí conviven, en ese sentido comento.
Cualquier hecho de facto, cualquier intento de contravenir ó distorsionar el hilo democrático y constitucional de un país que sea encabezado por los militares es deplorable, debe ser rechazado y debería desaparecer para siempre ó ser condenado para siempre, sin embargo estas republicas bananeras viven siempre con el temor de estos “golpes” de acción militar y sus consecuencias, las circunstancias que generaron este reciente hecho en Honduras son ahora contradictorias y están cargadas con pocos argumentos a favor y muchos en contra, a priori parece prudente señalar que si la constitución hondureña estaba siendo violentada en sus preceptos por su presidente constitucional y legitimo era prudente que la rectificación ó destitución viniera del seno de sus poderes constituidos y no a través de la acción militar, por ejemplo que el congreso de ese país ó la corte suprema corrigieran el desvío y no lo hicieran con la mano militar, parece prudente que si los lideres ó dirigentes habían detectado la insolente influencia ó intromisión extranjera en los asuntos internos hondureños, fueran sus poderes los encargados de actuar, eso sería más sano pues siempre la actuación militar genera de entrada rechazo inmediato.
Esta vez el rechazo al golpe vino al unísono, ALBA, SICA, OEA y hasta la ONU se pronunciaron de inmediato, las fuerzas verdaderas de estos pronunciamientos son débiles y poco parecen estar logrando por corregir las formas y las maneras, pues la solidaridad inmediata no tomó en consideración las propias circunstancias y tampoco ofreció espacio para oír, con la oportunidad del mediador, a las partes involucradas, la solidaridad inmediata podría generar problemas a futuro en la búsqueda de soluciones inmediatas y ya se oyen los gritos de quienes desean la fuerte intervención militar de terceros, así serán de débiles las posibles sanciones de los organismos multilaterales.
Los medios vuelven a ser protagonistas en la noticia y hasta cierto punto obligan a tomar posturas rápidas, de inmediato ofrecen dos visiones diferentes de una misma realidad, pues hoy día, pocas veces vemos a los medios actuar con imparcialidad, de entrada fijan posición y ocupan trincheras y desde ahí desarrollan la noticia con el vicio del sesgo, en esta ocasión abrieron espacios para que se juntaran los más disímiles personajes alrededor de la misma causa y así se sentaron todos juntos con un Chávez golpista y altanero que fue a exigir la restauración inmediata del orden en una nación violentada por gorilas militarse, y casi hago cita textual, y la comunidad de naciones olvida que hace unos pocos años, 17 años, él, de hecho aun militar, intento violentar el orden constitucional en Venezuela, por la razón que fuera, alzándose en armas contra un gobierno legitimo, como el de Zelaya, con una enorme carga y saldo de jóvenes soldados muertos y heridos, aceptan que Chávez pida en un mismo acto respetar la autodeterminación de los pueblos y pida la no intervención y de inmediato amenace con invadir y derrocar a los golpistas hondureños y nada ocurra ó nadie diga absolutamente nada, permiten que Chávez que hace pocos días llamó pendejo a Insulza, cosa que comparto, y que amenazó con retirarse de la OEA, ahora le pida al citado, actuar y fijar posición arrastrándole a opinar de entrada olvidando su papel de secretario general de la OEA que no es de juez universal, cómo se permite que para expresar solidaridad con el vaquero Zelaya, como le bautizó días antes del golpe, el pavoso de Chávez, sienten en la mesa de los “paladines” democráticos latinoamericanos al gris y nefasto Raúl Castro que a dedo es el sucesor del parapeto cubano de su hermano, Cuba que casualmente había logrado entrar otra vez al organismo multinacional del cual había sido injustamente expulsada y execrada es ahora cómplice del mismo castigo que se pide para la Honduras postgolpista, es que aquí pasa cualquier cosa. Cómo es posible que el sádico y cínico comandante Ortega, quien aún no hace frente ni desmiente las acusaciones de violación de su hijastra, se siente a hablar con hipocresía de bloqueo para Honduras cuando son los puertos hondureños por donde salen los productos nicaragüenses, se pueden seguir señalando otros como, Cómo la Cristina Kirchner desfavorecida en su país y representante de un clan político hable de democracia, como Evo con su país embochinchado en las banderas de la absurda lucha de reivindicación indígena, con el país dividido, hable de democracia, como es posible que Correa, que seguro sería mejor presidente si se apartara de la agenda Chávez, hable de democracia cuando está copiando recetas de reelección, acción contra los medios y los disidentes, que copia maneras de perpetuación en el poder auspiciadas ó justificadas en las banderas de la democracia social que aun no cambia nada en los pobres pueblos que representan y hablen de democracia.
Latinoamérica es un continente complicado, adolescente políticamente y la palabra es útil para señalar su comportamiento tanto por edad como por actuación política. Comedida y parca posición consona con la diplomacia moderna la sumida por Arias, quizá confiado en que estos asuntos en un país sin ejercito serán más difícil y no le inquietan, la de Brasil y Chile ocupados como están en otros asuntos, la oportuna ausencia de Uribe que ojalá no se vea tentado a seguir ostentando el poder, y la parca ó muda posición de otros presidentes.
Los hechos políticos actuales permiten decir que este continente que alguna vez fue definido como igual del río grande y hasta la patagonia, es en realidad un continente de igualdad en calamidades, en pobreza, en ejercicios de política retórica y pocas veces efectivos hechos, un continente que vive temblando al filo del surgimiento de golpes de derecha, los malos, y de izquierda, los buenos y justificados siempre, pero que a la larga no logran sacarnos del caos y la desigualdad social, que no logran encaminarnos por el desarrollo como única estrategia capaz de virar nuestro rumbo torcido en el tiempo de las luchas y confrontaciones internas.
El mundo está sin duda atravesando por momentos difíciles, difíciles en lo económico y lo social quizá por los desaciertos políticos de la mayoría de sus gobernantes y por la incapacidad de sus pueblos por conseguir los representantes dignos, Latinoamérica que tiene tiempo intentándolo y que tiene tiempo detenida en las diatribas y que no busca los caminos acertados ojalá no esté reflejando en este asunto hondureño algo más de su inmadurez y terquedad para andar, ojalá que no esté justificando sus temores y desaciertos y que no los vea reflejados en el monstruo ó el fantasma que inventará en Honduras para no echar adelante definitivamente, ojalá que el asunto hondureño no despierte el apetito militarista para volver otros a intentarlo por esa vía que solo termina generando corrupción, totalitarismo, intolerancia, disidencia, separatismo, segregación, represión, odio y terminan deteniendo la evolución y terminan haciendo retroceder a sus pueblos y generar más pobreza, ojalá que no, pero como aquí puede pasar todo y pasar varias veces, quizá estamos simplemente repitiendo un ciclo y yo me adelanté a analizarlo con la profundidad y el conocimiento que al principio reconocí no tener.
Falta mucho tiempo para establecer en este continente gobiernos democráticos que se alternen sin miedo y que no se llamen así sólo por hacer elecciones ó venir de ellas, que representen en todo el sentido y la responsabilidad lo que significa democracia, que logren execrar el fantasma de los golpes y los Mesías y que hagan verdaderamente prosperar a estos pueblos para que sus representantes de turno se sienten a hablar de ella, de democracia, sin el temor de ser cuestionado por sus propios actos y que se sienten a hacerlo para la verdadera integración económica, social y política con la intención de ayudarse sin que ello implique la imposición de modelos y el riesgo de alzamientos, asonadas, golpes y que permita minimizar a los ridículos ejércitos que solo han servido para reprimir pueblos y coartar libertades, que solo han servido para exhibir sus armas en contra de sus semejantes y compatriotas en triste sucesión de acciones similares a la hondureña. Paz para este continente convulsionado y hastiado de hipocresía disfrazada de democracia.

Jesús Zurita Peralta, una primera reflexión sobre el asunto hondureño que seguro debe andar ya en fase de complicación ó crisis mayor y a propósito de la celebración de nuestra independencia. Caracas 05 de Julio de 2009.

¿Reality Show?

El reality show venezolano continúa y los elementos de análisis aparecen con tanta rapidez que es necesario mantener actualizado el archivo de reflexiones para no dejarse sorprender con algún episodio nuevo y revelador.

El más reciente y notable fue el allanamiento “múlti-institucional” a la residencia de un rancio “oligarca” enemigo del régimen, presidente de la opositora emisora televisa Globovisión y empresario del mercado automotriz. ¿Cuales son los elementos de asombro?, pues son muchísimos, primeramente el inocente y hasta estúpido acaparamiento de 26 preciados y escasos vehículos Toyota en un país en donde los controles cambiarios, las restricciones y la escasez han generado un mercado de especulación y sobreprecios en los vehículos nuevos y han desatado un ilógico mercado paralelo de vehículos “usados” que valen más fuera del concesionario, algo verdaderamente trágico y en donde al parecer este empresario se movía con facilidad de especulador, cometiendo el descaro de “guardar” estos vehículos en su patio de residencia ante la mirada de los vecinos que terminaron denunciando lo que consideraban irregular, quizá pensando con rabia que los carros nuevos y escasos deben estar en las vitrinas del concesionario y no en el patio del dueño. Por otro lado está la forma arrogante y el atropello con el que los funcionarios convocados para el show por el estado, CICPC, INDEPABI, SENIAT, GNB, etc, efectuaron este allanamiento, en una ocasión del show transmitido en vivo y directo, vemos al comisario del CICPC como empuja y violenta la puerta de rejas y de forma abrupta se lleva por delante a una mujer (en un país que posee una novedosa ley para la protección de los derechos de la mujer a una vida sin violencia), esta mujer, abogada, impedía la entrada, cantidad de “periodistas” cubrían el suceso, la de Globovisión increpaba y el del canal del estado acusaba, la abogada defensora, todo un personaje, en rol protagónico, masticaba chicles con masculino modismo en su bocota agrandada por efecto del “botox”, fallaba ella en el discurso y los argumentos, el “gordo” Zuloaga con su parecido a Don Regalón solo sudaba y sudaba, casi nadie se comportaba de manera coherente y reinaba el desorden, parecían todos seguir un libreto recién aprendido, el show se hacía fastidioso pues no avanzaba en la trama y era domingo, concluyó cuando hubo necesidad de la inspección domiciliaria de rigor a puertas cerradas y nada había que cubrir con las imágenes.

Los días siguientes y la dinámica de las sorpresas diarias dejaron a un lado este episodio que parece terminar con una acusación por tener el empresario la ridícula manía de poseer animales disecados en su hogar por lo cual seguro será acusado. Mientras tanto sigue la escasez de vehículos, conseguirlos es una hazaña, mantenerlos una tarea paranoica pues en la calle son anaqueles ambulantes para le red de repuestos marca “Hurtado”, llueven las presiones para acallar al partido, digo al canal opositor Globovisión y aparece una multa que será pagada con la recolección de las limosnas de los que deben salvar al canal de la opresión del estado infractor ó no tendrán más canal de noticias, el estado sigue controlando, coartando y estrangulando empresas y empresarios, generando nefastos mercados paralelos especulativos y promoviendo la continuidad del desastre, mientras la sociedad mueven las influencias y el amiguismo para conseguir un carro nuevo.

Finalmente se reúnen los intelectuales de uno y otro bando, en ambos casos con más ó menos improvisación a defender sus trincheras (de socialismo del siglo XXI y de democracia social) y lanzarse acusaciones ó descréditos que al final señalan las ineficiencias e imperfecciones de unos y otros, en uno de esos eventos la notable Machado, también de boca “botóxica” hinchada, se lanza un discurso con más notoriedad que el del mismo Vargas Llosa y dice que la oposición en el país es mayoría y debe creer en sus éxitos, mientras DATAANLISIS sentencia que la gestión de Chávez sigue con niveles de aceptación mayores al 60%, yo sólo me pregunto: ¿Dónde carajo vivo yo?

Jesús Zurita Peralta.

Venezuela es un país de actualidad y no precisamente por estar a la vanguardia del mundo tecnológico, cultural ó encabezar algún movimiento de importancia trascendental, no! la frase de refiere simplemente a que solo vivimos lo actual, lo de hoy, sin recordar para nada el pasado y tener muy poca visión de futuro, es el hoy y punto, esta filosofía sería buena en lo particular como algún consejo oportuno para alguien encerrado en su pasado ó enfrascado en pensar e imaginar solo el futuro ó impedido de disfrutar el presente, pero para un país esta postura es perjudicial, contraproducente y hasta peligrosa.
De nuestro comportamiento diario como sociedad y país se desprende la terrible conclusión, a nosotros solo nos interesa lo actual, hablando de tiempo, solo hoy es importante y ejemplos sobran, el momento político por el que atravesamos, hoy, no es sino consecuencia de esa postura de siempre, ahora más acentuada, no es el resultado de alguna coyuntura política, no, seguimos siendo los mismos adecos de siempre viviendo el hoy, obviamente que ese hoy es peor que ayer, pero solo se alcanaza a ver si prestamos un instante de atención al pasado, cosa que aquí no ocurre, se comenten en esencia los mismos atropellos de siempre, abuso, represión, con una dosis de mayor proporción, pero la visión de “actualidad” nos hace creer que eso de hoy es inédito, nuevo, nunca visto y así lo difundimos, como algo nuevo, la historia, eso que en Venezuela sirve para muy pocos, esta llena de ejemplos, eventos muy similares a los actuales y hay múltiples referencias de atropellos al amparo del estado, como siempre. Chávez es otro Mesías como lo fueron Pérez y Páez, por citar dos apellidos que se escriben con P, uno más que subordina los poderes a su mandato arbitrario, otro que ignora la voluntad popular cuando es contraria y que se refiere al “pueblo” venezolano para señalar aquellos que considera sus pares ó semejantes, para los contrarios la historia tiene diferentes nombres, el de “actualidad” es llamarlos oligarcas, golpistas ó capitalistas.
Mirar nuestro comportamiento de hoy nos señala realidades y nos afirma posiciones ó puntos de vista de “actualidad”, en el tráfico vamos en zigzag, nunca mantenemos un canal, todo es cambio actual, la corneta es una progresión de la voz y los gestos del momento, la luz de cruce un instrumento propio para señalar a otros que se detengan, se aparten, se quinten pues ahora me cambio de carril ó necesito moverme yo, el actual, tan actual somos que la crisis se enfrentan con una posición de actualidad, el país está en crisis educativa, de salud, de vivienda, en crisis de valores pero no importa, hoy copamos los restaurantes, compramos hoy de todo en los mercados, agotamos los carros disponibles, nuevos ó usados, compramos de todo, hoy, en la tiendas, simplemente porque no hay ayer ni mañana, solo hoy importa, toleramos los abusos de hoy pues de manera inconsciente sabemos que no hubo ayer ni habrá mañana.
Definitivamente la manera como analicemos este proceso cultural de Venezuela es valida desde la óptica del hoy como referencia, cualquier análisis es prudente, cualquier explicación sirve pues este proceso es inédito, nuevo, actual, ¿ó ustedes conocen algo similar que nos haya ocurrido antes? ¿Creen ustedes que nos pueda pasar algo peor mañana? No!, verdad, es que estoy de hoy si es arrecho vale!

Jesús Zurita Peralta. A propósito de hoy.

CHAVEZ PRODUCTO ORIGINAL

Chávez es un producto original, una marca registrada, un concepto difícil de copiar ó imitar, claro que se conoce parcialmente de qué está hecho, cuál es su esencia, cuál es la materia prima del producto, esa no es más que la venezolanidad ó lo que de ella evolucionó y una base de militarismo puro, casi en su estado más bruto, sin referirme a falta de inteligencia sino a la materia misma, es un producto mediático, poco activo pero muy presente a través de los medios, sería algo así como un juguete digital, aunque existen versiones de todo tipo, pero es sin temor a equivocaciones un producto de efectividad en las ventas.
Cada vez se nos revela una cualidad nueva del muñeco que evoluciona desde la presidencia de este país tropical y ahora se consolida otra manera de hacer política, ya sabemos que no fue casual cuando ignoró al mismo Rey de España, descendiente de Fernando VII, enemigo de la revolución, cuando este lo convido de muy mala manera a callar, ya sabemos que no lo escucho, ya sabemos que es capaz de gritar improperios al vacío frente a una multitud que aun no sabe ó no se cree que es mayoría y le escucha decir los peores adjetivos contra el pobre Uribe, los Curas, Cardenales y Obispos ó contra cualquier adversario político a la distancia ó los que llama opositores, ya sabemos que sucumbe con los adulantes de turno y luego cuando caen en desgracia arremeter contra ellos usando los poderes que le sirven con incondicionalidad, ya sabemos que puede vociferar del imperio y quien lo represente en la tierra, llamarlo negro racista y luego, ya sabemos que al tenerlos enfrente, a los señalados, les entrega un apretón juvenil de manos, un abrazo cariñoso, una sonrisa, un chiste cursi, un libro ó un gentil regalo que intenta disimular la grosera postura solapada en la cobardía, pues no hay otra palabra para señalar esta cualidad de nuestro juguete mediático.
¿Será que solo él es así ó todos nos parecemos a él sin percibirlo, sin aceptarlo?, algo de cobardía, algo de hipocresía, algo de arrogancia que se desbarata al enfrentar al “enemigo” y algo de servilismo ante aliados disparatados de África, Corea del Norte, Cuba, Bielorrusia ó Irán, se nos olvidó su encuentro con el difunto Husein, los ruegos y perdones crucifijo en mano, se nos olvidó que todo es posible… es que van 10 años de presencia del muñeco en la escena, cambiando, retrocediendo y nunca adelantando, es como si quisiéramos conformarnos siempre con la versión original, aquella que tan solo alcanzó a decir “por ahora” y la pego de jonrón, pero cautela amigos que estos muñecos, como lo hacían aquellos chinos llamados pokemon, evolucionan hacía formas perversas ó pueden convertirse en verdaderos transformers.
La versión no es casual, es un producto que necesitaba el país, por eso permanece en el “top” de las ventas, porque es producto para una necesidad cultural de consumo, es producto del marketing, porque es tan mediático que nos hace falta verlo, oírlo, sentirlo, probarlo y alabarlo ó criticarlo. Es en esencia el rey de las ventas.

Jesús Zurita Peralta. A propósito de los mismo.

La Venezuela de los contrastes tiene nuevos elementos de análisis, mientras en el país ocurren hechos insólitos, graves y de extrema preocupación lo cotidiano revela que nada pasa, se reprimen marchas opositoras con violencia a la altura de regímenes totalitarios y nada ocurre, se vulnera la voluntad de la mayoría expresada a través del voto y se nombran autoridades extraordinarias para Caracas y enfrentar la oposición de alcaldes ó la influencia del Gobernador opositor de Miranda y nada pasa, se nombran asesores educativos cubanos en cada escuela y distrito educativo y nada pasa, se ejecutan de facto las reformas propuestas por el ejecutivo y rechazadas en referéndum y nada pasa, se militariza el país con la carga de ineficiencia que caracteriza el proceso y nada pasa, se cambian nombres a las mismas iniciativas de siempre, se colocan los mismos nombres gastados en nuevas funciones en las viejas instituciones y nada pasa, se señala corrupción en calificados funcionarios del gobierno y nada pasa, se persiguen opositores sin juicio justo y sin estado de derecho, impedidos para demostrar su inocencia y ser juzgados en libertad y nada pasa, se impide la entrada de periodistas a la AN y nada pasa, mientras Globovisión asume las funciones de partido político de oposición y nada pasa, crece la anarquía de grupos extremistas afectos al gobierno y nada pasa, crece la inseguridad y nada pasa, los hospitales no funcionan como tampoco sirve el sistema de atención y seguridad social y nada pasa, el sistema educativo está en su peor momento, incluido el sector privado y nada pasa, continua el control cambiario con las injustas diferencias entre este y el dólar paralelo y nada pasa, las tarjetas de crédito ya no funcionan en el extranjero por incumplimiento del pago de CADIVI y nada pasa, el presidente continua su lenguaje agresivo, cargado de odio mediático, irrespetando un sector del país que le adversa y no comparte su política socialista inentendible y nada pasa, las instituciones sucumben sin autonomía y nada pasa, PDVSA se arruina, endeuda y crece desproporcionadamente ocupando áreas que no le corresponden y descuidando su fin natural y nada pasa, se expropian tierras ociosas para signarlas al estado ocioso y nada pasa, los Maduro-Flores van a Cuba a celebrar la comparsa que organizó Raúl para el 1 de Mayo y nada pasa, la oposición no logra un lenguaje común y coherente y nada pasa, el gobierno lleva 10 años hablando y hablando y ejecutando poco y nada pasa, y así se puede ir hablando y señalando mientras nada pasa.
La pregunta, ¿por qué nada pasa? Porque los regímenes de corte como este se mantienen precisamente bajo la influencia de la inercia, porque un sector mayoritario ó minoritario pero que ejerce su poder ó se manifiesta acepta estas posturas, las disfrutan, se benefician de ellas, las utilizan, las usan para sus fines y la justifican.
El estado venezolano actual es una estructura de partido absoluto, de corte militarista totalitario, de permanencia justificada en régimen pseudo-democrático que confunde democracia con elecciones, de corte socialista en el discurso y neoliberal en sus funciones, de economía monoproductora dependiente, segregacionista, irrespetuoso de los tratados, sin estado de derecho, sin respeto a los derechos humanos, sin garantías jurídicas, en donde impera la corrupción, la falsedad, el oportunismo, el amiguismo, el tráfico de influencias, es un país bárbaro en pleno siglo XXI que se dirige al ayer, al oscurantismo cultural al amparo de la improvisación, la conflictividad y la postura indiferente de la sociedad, es un país ciego que no busca futuro, que desperdicia recursos y espera por otro Mesías. Triste país este nuestro.

Jesús Zurita Peralta. A propósito de una simple reflexión suelta.

Descargas

Poco siento ya afinidad por está sociedad, lo que me hace en ocasiones sentirme forastero en mi propio país, sin entrar en detalles de si son peores y nosotros mejores hay una realidad verdadera, yo ó nosotros nos comportamos distinto al colectivo, al común, somos distintos, somos minoría, esta actitud podría ser chocante y lucir arrogante, pero lejos de molestarme el posible comentario me hace sentir muy bien ser distinto, me alegra respetar señales de tránsito, no arrojar basura en la vía y mantener una conducta más sensata en materia de conservación, me alegra oír música con bajo volumen y sin intentar molestar a otros con “mi” ruido, me alegra ir a la playa y no jugar paletas en la arena perjudicando el normal flujo de gente en la orilla del mar, de hecho no soy afecto a este juego de arbitrariedades que no tiene reglas, no tiene principio ó fin y solo persigue irritar a las personas a los lados de los arbitrarios jugadores, me gusta no tener preferencias por salir en temporadas a ocupar copados espacios a empujones luchando por pedazos de tierra, aire, ó agua, me alegra no hacer parrilladas en la playa y tirarle “mi” humo en la cara a los casuales vecinos y me alegra no mirar con morbo los estadísticas de los asuetos para comentar si hubo más ó menos accidentes, si hubo más ó menos muertos y si hubo más ó mejor vigilancia.

Lo cierto es que por unos días en esta “semana santa” no leí prensa, no miré televisión, no ví opositores y oficialista analizando ó justificando la locura de unos y otros, aunque a ratos sentía ganas de volver al juego ó la rutina diaria, esa que me enfrenta a una sociedad a la que no me parezco y en la que me siento forastero, una sociedad que tolera el abuso por ser simplemente una sociedad de abusadores, que tolera el atropello porque lo practican diariamente, que improvisa todo por ser muy improvisada, que vive sometida a la paranoia de la inseguridad, sometida al estrés constante y no hace nada, ni advertirlo, una sociedad que permite que el gobierno atropello a todos porque en el fondo me parece que les produce envidia no ser ellos quienes atropellen, una sociedad que permite que el voto reciente de una mayoría que eligió una autoridad metropolitana sea vulnerada y el gobierno central atropella esa voluntad nombrando a la carrera una autoridad nueva, dependiente del gobierno central, pisoteando la voluntad de muchos cuando esa voluntad no le favorece, a esa sociedad definitivamente no me parezco.

Desde hoy seré extranjero en mi propia tierra ó patria, me declaro sin nacionalidad en ejercicio, sin espacios propios, sin pares ó similares frecuentes, me declaro en pacífica rebeldía pues mi grito, aislado ó colectivo, no le llega a nadie ni entusiasma a nadie más que a mi mismo, que a diario me estimulo, me empujo y sólo consigo diferir un tanto el momento de mi propia y merecida depresión, me declaro civil, antimilitarista, antianarquico, me declaro diferente al común de venezolanos y paso a ser activista de una reducida y escasa minoría que solo desearían el bien colectivo, respeto, tolerancia y democrática convivencia, me declaro enemigo de la corrupción y el facilismo, de las egoísta y falsas posturas sobre los pobres y la pobreza y me declaro desamparado y excluido en una sociedad que salvo contadas excepciones dejo de funcionar y se entregó al disfrute de los placeres de las desquicia y la locura social, me declaro inútil ó bueno para nada sin representantes naturales y extraviado en el tiempo que vivo y el espacio que ahora ocupo.

Me declaro un ocioso, un casual escritor a destajo, como fui calificado por una periodista de El Nacional a donde enviaba escritos, entusiasmado por hacer algo, para un buen día ser catalogado así con injusticia e ilógicos calificativos sin derecho a replica, me declaro pesimista de la salida ó alternativas que esta sociedad pueda ofrecer sin partir desde la esencia misma del problema, los cambios culturales más que políticos, más civil que militar, más justa y racional. Me declaro a favor de un gran encuentro psicoanalítico y terapéutico para detener la locura colectiva antes de males mayores y perores sufrimientos, me declaro intolerante al “por ahora” como consigna de la locura del todo y me declaro incrédulo y termino declarándome desorientado, sin brújula social, sin destinos, sin referencia y con mucha rabia acumulada viendo tantos desaciertos juntos, revueltos y mezclados, sin conciencia, sin rumbo de futuro y una tremenda carga de pasado, anacronismo, desaguisados, ceguera y sordera.

¿Adecos, chavista ó nosotros?:

En el siglo pasado, así cómo lo oyen, a finales del siglo pasado, cuando necesitábamos referirnos a las malas cualidades del venezolano común, solíamos decir que eran culpa del adeco que todos llevábamos dentro, en esa oportunidad se trataba casi siempre de referencias a la bendita “viveza” y el facilismo, había algo de corrupción en el adeco referido, corrupción y tráfico de influencias, el adeco lucia el producto del “guiso” con cierta impunidad y mofeaba con los símbolos de la Venezuela del “ta´barato dame dos”, se forjaba una nueva clase media muy heterogénea, crecía una industria nacional que vivía del estado y en el adeco de entonces existía una indiferencia por la pobreza y los pobres que cada cinco años se olvidaba para llenar de promesas electorales la nación, convencidos todos que luego se olvidarían, retando constantemente a la tolerancia del colectivo, así pasó ese fin de siglo, precedido como estuvo de caudillos, dictaduras militares y alternatividad democrática con algunas amenazas, que en teoría nos habían enseñado a valorar lo que significaba vivir en democracia aun con sus imperfecciones. Hubo intentos de reformar el estado y hubo intentos de ampliar la cobertura social y repartir la riqueza de forma equitativa, pero nada de eso pasó de buenas intenciones que se diluyeron y se olvidaron, aun con la advertencia que muchos hicieron sobre los peligros que significaba gobernar a espaldas de los pobres y del pueblo. Ese sistema se desgasto con sordera y ceguera, negándose a mirar la realidad de frente y creyendo que nada peor ocurriría, la culpa hasta ahí era del adeco de siempre.
Entonces la historia y su vector nos señaló más temprano que tarde los desaciertos, y surgieron a finales del siglo pasado, los sacudones sociales, las intentonas golpistas militares y algunos absurdos políticos más como la vuelta de decrépitos caudillos inútiles, hasta llegar a las elecciones en las que había que escoger entre una reina de bellezas, el golpista redimido, el decadente adeco y el risueño empresario prepotente, con otros más que no eran otra cosa que otros adecos disidentes, en el discurso vacío de entonces y otra vez cargado de promesas se ofrecía de todo, desde freírle la cabeza al pobre adeco de siempre, transformar la clase media, generar nuevos empresarios, nuevos burócratas y gobernar para los pobres, había detrás del mensaje un nuevo Mesías temporalmente vestido de civil demócrata y había mucha ilusión y el adeco de siempre se transformo, se subió al tren de los cambios, se quito la boina blanca y se lo colocó roja y todos creímos que el nuevo adeco cambiaría sin sacrificio alguno, que ya no sería corrupto, ni facilista, ni traficante de influencias, ni flojo dependiente del estado y que ya no se llenarían las calles de símbolos bobos de nuevoriquismo.
Ahora en pleno siglo nuevo el panorama se pinta casi igual ó al decir de muchos, se pinta peor, ahora cuando necesitamos hablar de las malas cualidades del venezolano ya no decimos que es culpa del adeco, algo genérico a punto de olvidarse, ahora decimos que es culpa del Chávez que todos llevamos dentro, ¿qué significa eso? que nada es casual, que él (y su entorno servil) concentra la esencia de nuestras malas cualidades, concentra mucha anarquía, autoritarismo, prepotencia, abuso, sobretodo del poder, nepotismo, promesas de más facilismo con dependencia directa del petróleo, poder centralizado, arrogancia, vocifería, amenazas y una locura por perpetuarse propia de reyes y dictadores, ahora se nos olvida el adeco de nuestras calamidades con el Chávez que tenemos dentro y que tanto negamos, él nos distrae haciéndonos creer que está ocupado de la pobreza, ¿combatiéndola ó instituyéndola?, ese es el dilema.
Poco probable es que mejoremos sin valorar las oportunidades y poco probable es que salgamos de este espiral que nos impulsa al pasado sin alguna solución radical y algún plan colectivo de mejoramiento. Quizá sea necesario prepararnos para episodios sorprendentes, que no son inéditos, sino que estaban olvidados, en donde los poderes se subordinan al poder central y absoluto del caudillo, donde se criminaliza la disidencia y las posturas opositoras, donde florece una nueva clase media y una nueva estirpe empresarial dependiente del estado que lucirá los símbolos de la riqueza fácil, impune y corrupta, bajo la mirada cómplice de una sociedad egoísta e indiferente. Las generalidades resultan incómodas, pero son más incómodas por decir la verdad que por ignorarla, simplemente volveremos del pasado, el asunto es como asumiremos el futuro cuando por cualquiera de las vías que nos aguardan en la encrucijada de la historia tengamos que volver hacía adelante, nada de lo que ahora ocurre es casual y ya pasó, siempre culpando al adeco de siempre ó al Chávez de ahora y nunca mirando al propio culpable, nunca mirándonos a nosotros mismos con crudeza crítica, ¿adecos, Chávez ó nosotros verdaderos culpables?

Jesús Zurita Peralta. CI: 6.625.245.
Ensayo al rompe, con la necesidad de opinar ante la realidad que nos abruma, la sentencia política con retraso procesal absurdo de los comisarios y policías de la PM por los sucesos de Abril de 2002, que sin querer tomar partido ó sacar conclusiones, solo demuestran la desquiciada psique nacional en un país lleno de delincuentes sueltos y ahora de perseguidos disidentes sentenciados a priori por el jefe supremo…

A PEDRO GOLINDANO…
Se fue de este mundo sin tiempo para despedirnos mi compadre Dr. Pedro Golindano Callet, buena persona, amigo sincero y excelente profesional, se fue antes de tiempo, si es que existe un verdadero tiempo ú ocasión para partir. Lo cierto sí, es que su partida fue anticipada pues le quedaban muchas buenas acciones por hacer aún, se fue como una víctima más de la delincuencia desatada que ya se apoderó de pueblos y ciudades enteras imponiendo un estado de terror y miedo a simples habitantes como nosotros.
Hampa beneficiada con la complicidad de órganos policiales y de la propia comunidad que se resigna, calla, asienta, no reacciona y permite que el delito se profesionalice, se perfeccione y casi se esté convirtiendo en modo de vida y “trabajo” para unos cuantos que invirtieron los valores a su favor.
Deja viuda y dos hijas que aún no entienden ni entenderán nunca este trágico hecho, deja una familia adolorida que solo se conformará con recordarle eternamente y llorar sus ausencias, deja en nosotros el bochorno que significa la brutal manera como fue asesinado cuando yacía en el piso de su propia residencia, cuando cayó tratando de frustrar un nocturno robo y fue ajusticiado por un malandro desalmado con un impacto que aún siento como en mi propio cuerpo, aun me sobresalto oyendo el disparo y aun me asombro por tanta violencia.
Mientras, estado y gobierno se ocupan de fomentar la violencia con su apología al delito…
Habrá un día compadre para encontrarnos, un día que de seguir esto así será adelantado como tu propia partida.

Jesús Zurita Peralta. CI: 6.625.245
A propósito de la trágica muerte de Pedro José Golindano Callet ocurrida en Valle de la Pascua el 20 de Febrero del 2009.
14 de Marzo de 2009

INSEGURIDAD
¿Por qué razón el gobierno no aborda el tema de la inseguridad? Las opciones son múltiples pero podría uno aventurarse a señalar que lo complicado del asunto desviaría la atención de lo meramente político y nos pondría, si la intención es combatirlo de verdad, por primera vez a trabajar todos los sectores en un proyecto común que no interesa ahora. La inseguridad actual en el país es desastrosamente cruda y reveladora de una condición alarmante por donde atravesamos como sociedad, no es exclusiva de sectores populares aunque en ellos la criminalidad adquiere dimensiones catastróficas, ya es en realidad un problema de salud pública, conlleva violencia desmedida y denota complicidad policial e ineficiencia del poder judicial, denota corrupción y mucha tolerancia social y adquiere las dimensiones que da la profesionalización del delito en Venezuela.
Aquí es posible observar todas las formas de delito juntas, coexistiendo y evolucionado hacía formas más perversas.
Entre las causas está el deterioro progresivo de una sociedad que olvidó como hacer prevención del delito y que se encuentra armada, hay un desbalance social crónico e influencias negativas de procesos migratorias que colombianizaron a la población, hay altos índices de desocupación real, inversión de valores, irrespeto por la vida y la condición humana fomentado desde distintos sectores, consumo y distribución de drogas, mercado para la distribución y venta de productos ilícitos, consumo desproporcionado de bebidas alcohólicas, facilismo cultural y quizá el más destacado de todos los factores, hay impunidad; la creencia cierta que pocos serán castigados por sus acciones.
El gobierno nunca mostró interés en el tema y hasta cierto punto, algo solapado, le conviene por los momentos una sociedad con la dinámica planteada entre el delito, la inseguridad, la paranoia y la conflictividad, generadores todos de estrés, que nos mantiene en alerta y permiten la constancia del lenguaje de conflicto permanente, con referencias frecuentes a los enemigos, sin entender ciertamente quien es él en realidad.
El gobierno ha jugado al caos aunque no de forma directa, ese caos es útil para un proceso que dice llamarse revolucionario, que intenta cambiar la estructura aunque no señala rumbo cierto y que es producto de un acto originario violento que aun no concluye y que siempre depende de un “por ahora”, como todo en el país. Tampoco nos ocuparemos de este asunto ú otro que sea parecido a un proyecto de país común y mientras tanto, sálvese quien pueda; escoltas para los ciegos funcionarios y para quienes pueden pagar protección, encierro para los que como yo temen y suerte para todos, incluidos los que continúan sin querer ver ni entender.

Jesús Zurita Peralta. CI: 6.625.245
Caracas 15 de Marzo de 2009

A propósito del cierre de “Bodies” una exposición del cuerpo Humano…

BODIES
La irracionalidad de la dinámica social venezolana nos lleva de asombro en asombro con pasmosa pasividad, es como quien se aparta ó se pone a un lado evitando que le caiga encima algo sin importar si ese algo golpea a un semejante.
Chávez el centro de la atención del país, el niño malcriado que va de pataleta en pataleta decide en su programa dominical calificar de inmoral la exposición Bodies que muestra piezas ó modelos anatómicos en exhibición, da orden a sus aduladores subalternos y sin perder tiempo se activa el “eficiente” aparato del estado para cumplir ciegamente la orden y la exposición es clausurada.
No se alarma el “jefe” con la inmoralidad que significa para sus compatriotas, los calvarios necesarios para lograr atención adecuada en hospitales. No se asombra del salvajismo inmoral de la maldad desbordada, con los delincuentes que asesinan a sus congéneres para arrebatarles objetos ó modelos como relojes, autos, celulares, etc, mostrando verdadero desprecio por la vida, quizá impulsado desde el alto gobierno con el lenguaje inmoral, excluyente, segregacionista que motiva las más bajas y miserables cualidades humanas.
Sin espanto estamos dejando que los antimensajes se adueñen de la realidad transformando todo en ilógica actitud, como quien se aparta del obstáculo, esquivándolo, sin importar si este golpea a otro semejante.

Jesús Zurita Peralta. CI: 6.625.245
A puposito de la clausura de la exposición “Bodies” en el CC Sambil en Caracas.
14 de Marzo de 2009.

EJEMPLOS
Cada mañana observo el testimonio diario de una sociedad que involuciona, muestra sus signos y nadie atiende, los padres llevan a sus niños al colegio quizá retrasados en la oportuna salida a tiempo y entonces muestran su prisa, su rabia, su corneteo, sus insultos y sus infracciones a unos cuantos niños adormecidos, que sin embargo van atentos a la conducta que muestran ejemplares padres y madres y que seguro en el futuro superarán con más violencia de la aprendida.
Ya no basta la violencia con la que van creciendo los ciudadanos del mañana, los que llaman el futuro de la patria, los que van creciendo entre dos mundos, entre Chávez y Ravell, los que van creciendo en el maniqueísmo de estas conmigo ó contra mi, entre VTV y Globovisión, entre el mal y violencia de los video juegos y el de la propia cotidianidad y el escaso bien colectivo, los que van creciendo con el mensaje de la impunidad, el facilismo y la corrupción como formas de vida, los que crecen con el mensaje paternal de la violencia diaria desde el simple y caótico tráfico; ese futuro también está en juego ahora con nuestro comportamiento diario, con nuestro ejemplo, mucho podríamos hacer por brindarles algo mejor de lo que les espera, cada quien contribuyendo desde su núcleo sumaríamos esfuerzos positivos para ellos, victimas inconcientes de la locura colectiva de esta sociedad urbana y de este país de contrasentidos.
Seguro hay también muchas buenas referencias en que ocupar su atención, desde salir a tiempo del hogar en las mañanas por nombrar algo, hasta esforzarnos en disminuir la reactividad violenta con la que nos estamos interrelacionando.

Jesús Zurita Peralta. CI: 6.625.245
13 de Marzo de 2009

CHAVEZ Y RAVELL
¿Qué hace diferentes a Chávez y Ravell?, uno vocifera a diario con pasmosa franqueza e impropia conducta de jefe de estado y el otro “mienta madres” a jóvenes periodistas que sin esfuerzo lo sacan de quicio al descubrirle ingenuas maneras de hacer oposición, también inapropiadas en quien representa un medio, en ambos está presente una cualidad muy propia de la venezolanidad que nos tiene transitando el camino actual, la arrogancia y la prepotencia altanera que usamos para comportarnos sin los límites que nuestros roles marcan, esos límites que están desdibujados en los caprichos del propio ego y de la forma arrogante de ejercer el poder, señalando un comportamiento poco ético y hasta vergonzoso.
Para uno y para otro la subordinación es indispensable y ambos obligan a posturas subalternas, obedientes con el poder que intentan representar, coartando las voluntades y la disidencia objetiva en la subjetividad y la incondicionalidad mal entendida, a todos y cada uno de los venezolanos nos encanta ancestralmente ejercer el poder así, abyecto e irracional, desmedido y castrante desde la primera y hasta la quinta república, pero siempre sale alguien a señalar el abuso con históricas frases, sea Miranda ó sea Carujo las frases son iguales y las respuestas exaltan la ignorancia. El camino logrará despejarse en la medida en que las posturas arrogantes desaparezcan de nuestros códigos y comencemos a sentirnos más democráticos demostrándolo en la tolerancia a la sana disidencia y respeto al contrario, hay que concluir que Chávez y Ravell son muestras del mismo espectro.

Jesús Zurita Peralta. CI: 6.625.245
A propósito de los insultos presidenciales diarios y el episodio pre-electoral llamado por el oficialismo pacto de Puerto Rico.

13 thoughts on “El rincón de Zurita…

  1. Estos días:

    Chávez calienta el país y la calle tentando demonios y lanzando carnadas de odio a ver quien pica, ya despojado de cualquier mascara seudodemocrática y ya trajeado de militar totalitario ó autoritario el día entero, sigue mesurando la tolerancia venezolana y subiendo el dintel de los asombros a los extremos más elevados de la locura, su propia locura y la de todos sin saberlo, la pregunta es simple, ¿qué pretende?, la respuesta también puede ser simple, sin tantos razonamientos, sin tanto análisis, Chávez no persigue nada, quizá la nada del propio poder sea su objetivo, la costumbre del ser el centro de la atención de un país en crisis, un país que venía y sigue sin rumbo, tanteando a ciegas en una noche prolongada y que espera todo de alguien que no estaba ni estará capacitado para guiar un país como Venezuela que necesita del concurso de todos y de un proyecto común para ponernos en el rumbo adecuado y generar el mayor confort y bienestar para todos a través de la distribución justa de recursos. Ante la ineficiencia y el despilfarro, ante la inevitable repercusión de la crisis mundial y la posibilidad cierta de dejar de llamar la atención, se juega las cartas finales, las del llamado al caos, la de estirar la cuerda al máximo buscando la ruptura, esa ruptura histórica a la que tantas veces alude, con la que amenaza constantemente y que él espera con frenético delirio militar para vernos enfrentados en la más injusta de las pugnas, las internas, ya están dadas las condiciones y el escenario está propicio, la AN celebra con cantos y danzas el triunfo de la izquierda salvadoreña, mientras una joven fiscal solicita cárcel para Rosales hiriendo el gentilicio marabino y los liderazgos regionales, los estamentos del estado están a sus pies, listos para justificar y cumplir cualquier orden, lo rodean ciegos subalternos con limitantes intelectuales difíciles de concebir y se carburan huelgas de obreros y maestros que no se conciben en la patria obediente muda y centralizada, para mañana anuncios ya adelantados que quizá contemplen aumento de la gasolina, detonante de la locura social en el 89, impuestos, amenazas, expropiaciones y mediadas restrictivas que se anunciaran con el justificativo de combatir y limitar a los ricos y que siempre pagaran los pobres de siempre. Los días siguientes serán duros para distraer ó justificar, serán días para separar ó unir, serán días para escribir, que Dios nos tenga consideración y que los hombres de esta patria se decidan a actuar para bien.

    Jesús Zurita Peralta. CI: 6.625.245

  2. Chávez y Ravell una controversia inútil en un país que se hunde y donde los Pedro Golindano, cadáveres de una violencia mas alla de la sinrazón, son echados al olvido por una sociedad que no sabe a donde ir. Sañudos Zurita sigue adelante que a lo mejor los “perros comienzan a ladrar”

  3. Miserable revolución, débil y frágil que depende de las mentiras diarias para sostenerse un tiempo más, como si ese tiempo adicional fuera ganancia; miserable revolución que no puede ni anunciar un aumento de la gasolina, un aumento necesario por todas las razones, entre otras para generar cultura de consumo racional y conciencia colectiva y ciudadana sobre uso adecuado de la energía. Miserable y débil revolución que aunque quiere no puede y con las palabras en la boca debe ignorar la realidad y postergar el anuncio que luego será grito.
    Miserable revolución que tiene que vivir del recuerdo del estallido social que generó en el 89 un anuncio del combustible, detonante de la vorágine “sacudona” de aquella época, miserable revolución en la que no se pueden decir las verdades que todos sabemos, en donde no se puede decir que la industria petrolera está en peligro y que seguro nos comeremos los ahorros comprando gasolina y comida mientras el sueño estatista expropiador prolifera como política de estado.
    Miserable revolución débil en donde el jefe interroga a los adulantes sobre sus sueldos y estos con voz baja, frente a él, dicen un disparate sin sentido y aguantan el regaño para luego seguir cobrando con irrespeto el sueldo cinco veces mayor al revelado, miserable revolución de tontos idealistas enloquecidos que dirigen tontos conformistas y resignados, miserable revolución que sigue despilfarrando, que sigue regalando, que sigue enseñando a depender de ella sin esfuerzo.
    Miserable revolución que centraliza, amenaza, atropella a médicos, educadores, obreros y nada pasa, absolutamente nadie hace nada, esperando que surja otro Mesías que haga lo que yo pienso se debe hacer pero no quiero, para no arriesgar, para no perder lo mío, para no comprometerme en nada que no sea seguir hablando, seguir rodando con mi tanque de gasolina lleno con 2 Bsf (menos de un dólar) para ir a beberme un “guisquisto” en las mercedes que ya cuesta 30 Bsf y decir a mis amigos: “coño compadre vamos a tener que hacer algo con esta inflación y la caña subiendo tanto”, ¡Miserable Revolución!.

    Jesús Zurita Peralta. CI: 6.625.245.
    A propósito de los anuncios presidenciales tan anunciados y que quedaron "chucutos", en un consejo de ministros cómplices y hasta asombrados…

  4. No podria estar mas de acuerdo hermano, sabes que siempre he pensado que la realidad política es expresión de la realidad social, un abrazo…

  5. Dr. Zurita, muchas gracias por esas palabras que le dedico a mi tio Pedro, yo soy su sobrina y una vez estuve en su consultorio haciendome un eco con mi esposo, mi tio siempre se expresaba de ud, de una manera muy bella y sé que el cariño y amistad eran muy fuerte. Su pérdida ha sido irreparable nos dejó un vacio muy inmenso. Gracias por haberle brindado su amistad incondicional!

  6. Ciertamente Jesús, excelente crítica en “desde el púlpito”. el de Reed, que tiene una entrada en el blog, es de obligatoria lectura para el que quiera tener un punto de vista diferente, y bien fundamentado de lo que es la realidad latinoamerica, con las diferencias locales.Y al menos , sin que yo tome partido con lo que predica, establece una serie de axiomas, logicos que tratan de esplicar muchas de las cosas que nos parecen sin razón.

  7. RE A TIROS EN LA CARA 10 DE MARZO DE 2010
    Un nuevo Hola Jesús :
    Es con gran satisfacción que leo y comento hoy (Miércoles 10 de Marzo, Día del Médico), tu reseña de TIROS EN LA CARA. No sólo porque el haberla recibido me permite disfrutar de tus “reflexiones imprudentes”, como tú las llamas, sino porque me hacen pensar que sigues en la pelea, dando la cara, a pesar de todo. Es que tus últimos contactos escritos reflejaban una actitud como de entrega, un exilio interior que casi concluía en el abandono de las armas, en el fin de la pelea más por vencimiento que por convencimiento. Me permito observar que esa es la actitud de los derrotados, de los que se entregan sin seguir peleando. Y ni tú ni yo estamos en ese grupo. No podemos darnos el lujo del fracaso. Podría decirse que se perdió el futuro si tantos otros, con muchos más merecimientos que los nuestros, hubieran tomado ese camino. Si se hubiera dado esa pérdida de la fé en los valores que estimularon la lucha sin cuartel por un país deseable por parte de nuestra intelectualidad democrática y que siguieron dando la pelea en su momento , tendríamos que concluir que esta vuelta al pasado que sufrimos como país es el triste fin de una derrota anunciada. Y no es ni será así. No podemos darnos el lujo de creer en los fracasos anunciados. Para nosotros, no pueden existir. A lo mejor lo que procede es revisar nuestra conducta y preguntarnos si estamos siguiendo el camino más adecuado para vencer las adversidades. No será, acaso, que no estamos haciendo lo que debemos hacer?
    TE COMPRENDO CUANDO DICES QUE “HAY QUE ESTAR “BUSCANDO SALIR DE MIS EXILIOS Y SALIRSE DE LOS ADENTROS ESCONDIDOS PARA BUSCAR NUEVAS ESTRELLAS”. PERO PIENSO QUE A ESA IMAGÉN TAN POÉTICA HAY QUE DARLE UN SENTIDO DE REALIDAD CERCANA…Y HACERLA “VIDA VIVA” . EL ADENTRO SOMOS NOSOTROS. Y LAS ESTRELLAS, LO QUE MIRAMOS DE LEJOS QUERIENDO ALCANZARLAS SIN PERDER LA FÉ, PODRÍAN SER LAS ACTITUDES DISTINTAS DE TANTOS INDIFERENTES. LO ESTIMULANTE SERÍA SABER GENERAR EN ELLOS ACTITUDES DISTINTAS QUE SE PAREZCAN A LAS NUESTRAS Y QUE, SUMADAS UNA A UNA, LLEGUEN A CONSTITUIR UNA PODEROSA POSIBILIDAD DE UNA SALIDA LOGRADA ENTRE TODOS…..No será, acaso, que no estamos haciendo lo que debemos hacer?
    Estoy de acuerdo en eso de la ansiedad colectiva. Y tambén me resulta interesante tratar de ver nuestra realidad social desde la [óptica del malandro de todos los domingos. Ese epílogo que comentas lo retrata de cuerpo entero. Pero a esa mala foto de la “ansiedad colectiva” que señalas es necesario hacerle unos cuantos retoques que comiencen con la repetida pregunta : No será, acaso, que no estamos haciendo lo que debemos hacer?
    Y me pregunto si será cierto eso de “para mí no hay proyectos, no los veo, todo pasa por la inmediatez, esa que el malandro define con sus propias palabras como tiros en la cara y pum!. “ No será que sí hay proyectos, que sí podemos elaborar nuestros propios aunque pequeños proyectos, esos que dependan de nuestra actitud y de nuestra actuación ciudadana, que vayan más allá de pensar en una realidad agobiadora y frustrante que nos arropa a todos y que nos hace quejarnos entre nosotros mismos sin hacer más nada.. Para hablar de esos proyectos me gustaría una conversación contigo, entre poetas angustiados que se ayuden a ver mejor la luz de las estrellas.
    Porque poetas somos…..creo que sabemos ver lo que los demás no ven o no quieren ver. Piensa en la posibilidad de ese contacto personal que creo necesario.
    En correo de mañana te daré detalles de dos circunstancias que me hicieron dar curso tardío a este comentario.
    Un abrazo, Francisco

  8. epale hermano! estás con actitud postvacacional? colgáste un escrito de junio en el rincón, ibamos por Marx y marxismo de agosto 2011, ya ese lo habías puesto! jeje!…te hice algnunos otros envíos sin la intención de perturbar tus merecidas vacaciones, y consciente que a tu regreso organizas con tiempo todo el material..tranquilo! sigue disfrutando…saludos a la familia! a Teresa que extraño su poesía y un abrazo a Juliancito que supongo ya crecidito, con acento catalán y lleno de experiencias submarinas…

    • Sorry, es que suelo agrupar los correos que voy publicando y ese me aparecía como no publicado, luego caí en cuenta, pero no tuve conexión a intermnet hasta hoy que es cuando regreso Espero me disculpes esta y otra que te haga, como dice mi mamá, o No volverá a pasar Número 1 !, un abrazo y estaré maás pendiente !

  9. Pingback: Homepage

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s